#Política

Expectativas ¿carga o motivación?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Un par de lectores apresurados, concluyeron erróneamente, de mi columna anterior, que anticipaba el advenimiento del estado de bienestar a Chile. Como si yo estuviera replicando a esos cientos de miles de “Boric lovers”, que poco menos, lo ven levitar sobre los auditores. Una lectura incompleta, podría conducir a un error como ese, el cual excuso. Por lo anterior, es menester, que, en esta, me refiera a las expectativas generadas por el triunfo del joven político de Magallanes.


El liderazgo del Presidente electo, será fundamental, ya ha demostrado su vocación de dialogo y deberá generar una propuesta lo suficientemente amplia, y atractiva, para aunar voluntades, y sumar apoyos parlamentarios.

Para no redundar en lo que todos sabemos, diremos que, frente al pésimo gobierno de la derecha, y a la insípida performance electoral de la centro izquierda, el surgimiento de una alternativa nueva, en forma y fondo, deslumbró y encantó a los electores. Boric, supo interpretar el anhelo de cambio, el hastío, la indignación, pero también la esperanza. De ahí que existe un caudal de reivindicaciones históricas que se empiezan a presentar al Presidente electo por todo Chile. Un cúmulo de peticiones, de demandas, de la más variada índole, y que es por todos sabido, resulta imposible de cumplir en el lapso de la vida natural.  Eso resulta evidente. Por eso, hay que distinguir con claridad los objetivos políticos, que el Presidente ha comprometido en su programa de gobierno, de aquellos otros objetivos de largo plazo, que deberán alcanzarse al cabo de varios períodos de gobierno.

Significa lo anterior, ¿Que el Presidente electo, no escucha a quienes claman por él?, nada más lejano a la realidad. Nuevamente hay que distinguir, la cercanía natural que genera el Presidente Boric con la gente. De un modo muy similar, al magnetismo de la presidenta Bachelet, las personas se acercan a Gabriel Boric, como si fuera un rock star. Suerte para nosotros, que él mismo se ha apresurado a pedir que no se inicie un culto a su figura. Chile no requiere liderazgos mesiánicos, requiere un liderazgo serio y responsable. Eso hasta ahora, el Presidente electo lo ha demostrado.

El fenómeno de masas que se produce en torno a su figura será con seguridad tema de estudio para cientistas políticos, para sociólogos o psicólogos. Hay que reconocer, eso sí, que es emocionante, aunque impacta un poco, ver a las madres llevarles a sus niños y niñas, ancianas llevando el producto creado por sus manos. Un amigo bromeaba de que la próxima semana se esperaba verlo correr a chicotazos a los mercaderes.

Que los desafíos del nuevo gobierno sean titánicos, no implica que no pueda cumplirlos. Me parece de cierto cinismo moral el anticipar los males y penurias que tendrá que sobrellevar la nueva administración. Como si el destino, y el camino, hubiese sido distinto si la elección la hubiese ganado la derecha o la centro izquierda. Amigos y amigas, la elección ya pasó. Hubo un resultado claro y macizo, y ahora toca ponerse todos a trabajar por Chile. Ni mirar desde el palco, ni atornillar al revés, en el Congreso si no son llamados al gabinete.  Piensen que incluso el sector que más reticencias tenía con el nuevo gobierno, el gran empresariado, hoy ve con una mirada distinta lo que se viene. Esto, porque el progreso social no se puede lograr, ni por decreto, ni por un acuerdo de cúpulas económicas. Se requiere un amplio consenso social y político que trasciende las fronteras de las tradicionales izquierdas y derechas.

Dicho sea de paso, las categorías del siglo XX, que resistieron entre nosotros, mucho más allá del fin de la guerra fría, empiezan a disiparse. Se diluyen los grandes referentes históricos de izquierdas y derechas, y surgen una multiplicidad de fuerzas, que no se pueden encasillar en los viejos moldes. El Chile que gobernará el Presidente Boric es más complejo que el que gobernó el 2006 la presidenta Michelle Bachelet. Con un viejo compañero, discutiré si la “contradicción fundamental”, ha cambiado o es la misma. Pero más allá de disquisiciones ideológicas que hoy parecen traídas de otro tiempo, lo esencial es aprender de lo ya vivido, sacar lecciones del pasado. En eso, Boric, ha mostrado meridiana claridad, y se ha expresado con humildad y respeto. “Soy consciente de que estoy parado sobre hombros de gigantes”. Ósea, no sólo es consciente de que llegamos a este estadio de desarrollo, por el devenir de muchos años de luchas sociales, sino también de los avances logrados en los sucesivos gobiernos del período democrático. No es una frase baladí. No es un comentario lanzado al azar para contentar a unos o a otros. Es una verdadera declaración de principios. Una declaración de reconocimiento y valoración de nuestra democracia, y del avance institucional que hemos tenido desde el año 1990 en adelante. No es una frase inocua. Todos sabemos, que, en las filas de su coalición, no coinciden con eso.  Esta constatación, es lo que le da mayor valor al planteamiento del Presidente electo, está ejerciendo su liderazgo, mirando más allá de una coalición determinada.

Es lo que se requiere. En el Congreso, la correlación de fuerzas impide llevar adelante una agenda legislativa sin el apoyo de otras tendencias políticas. El liderazgo del Presidente electo, será fundamental, ya ha demostrado su vocación de dialogo y deberá generar una propuesta lo suficientemente amplia, y atractiva, para aunar voluntades, y sumar apoyos parlamentarios.

Plantearle al país una propuesta de mediano a largo plazo, como lo es, por ejemplo, la de construir un estado de bienestar en Chile, es una oportunidad de conseguir un objetivo país, que logre aunar voluntades. Seguir pensando dentro de las estrechas fronteras de los partidos y las alianzas tradicionales, es la receta para el inmovilismo. El camino del desarrollo social y económico de Chile, exige una actitud de generosidad, una actitud patriótica, de los actores sociales y políticos. Nadie puede restarse.

Vivimos tiempos desafiantes, tiempos de esperanzas y expectativas galopantes. Que no nos gane el pesimismo antes de comenzar. En Chile existe el talento, las capacidades, y la fuerza.

TAGS: #Cambios #GabrielBoric

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?