#Política

Entre las primarias siniestras de la derecha y el maquillaje concertacionista

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La política no tiene pausas. Es un continuo que no se detiene, básicamente, porque no puede. La ubicuidad de la política, como escribió Dahl, implica la presencia de ésta en cada rincón de la actividad humana y, por lo tanto, no hay tiempo para treguas, ni siquiera en momentos tan sensibles como el que vive nuestro país a causa de la tragedia de Juan Fernández. Tanto es así, que muchos copartidarios del ministro Allamand han esbozado una eventual carrera presidencial, dado su buen desempeño como vocero informante y contenedor en el accidente aéreo.

Probablemente sea cruel utilizar una tragedia de esta magnitud como trampolín político, pero lo mismo ocurrió con Laurence Golborne y el rescate de los mineros. Diferencias aparte – Golborne tuvo la suerte de anunciar un rescate exitoso, mientras que Allamand debió frustrar las expectativas de todo un país –, se han instalado dos opciones presidenciales a partir de eventos azarosos, inesperados e indeseables. Estas “primarias siniestras” muestran, tal vez, la incapacidad que afecta transversalmente a nuestra clase política de levantar candidatos presidenciales con trabajo de largo plazo y cimientos “políticos” de peso. Al mirar las elecciones presidenciales pasadas podemos confirmar esta hipótesis. Eduardo Frei fue escogido entre cuatro paredes y su mérito fue su experiencia anterior, no entregó una visión de país reformada ni propuestas convincentes. Sebastián Piñera, por otra parte, si bien ganó las elecciones con un programa y discurso bien elaborados – en el papel, al menos – y con trabajo de años, su victoria se debió, en gran parte, a un voto de castigo.

Desde un punto de vista, esta forma de escoger presidenciables no sería del todo negativa, ya que un candidato que sepa reaccionar ante situaciones críticas es altamente deseable, pero hace falta más que eso para llevar adelante un gobierno de cuatro años. Además, los niveles de adhesión popular son muy variables y, al pasar el tiempo, tienden a disminuir si es que el “candidato” no demuestra liderazgo en otras áreas. Así como Golborne creció y se levantó como un posible aspirante para la continuidad de la derecha, la última encuesta Adimark mostró que ese crecimiento no es autosustentable, indicando una baja de 5 puntos en su respaldo.

Por eso, esperar a que ocurran tragedias para evaluar qué miembro de una coalición podría ser presidenciable es arriesgado y cortoplacista, ya que nada asegura que el apoyo popular se mantenga en el tiempo y basar una candidatura en una situación de éxito puntual, dado, además, por azar, resulta poco serio.

En la otra vereda, sin embargo, el escenario no es más esperanzador. El único atisbo de cambio, proveniente del PPD, ha sido fuertemente criticado, tanto al interior de la Concertación, como por el grueso de la ciudadanía. Empieza mal por el nombre, ya que denominar “Convergencia Opositora” a un movimiento que busca limpiarse y desligarse de ataduras pasadas NO convoca. La bandera de lucha no puede ser opositora, sino propositiva. Pero es temprano para criticar. Si este movimiento busca trabajar candidaturas y liderazgos distintos, en base a primarias abiertas y transparentes, la situación podría cambiar. Pero si vamos a ver a los mismos de siempre bajo un nombre distinto, hecho que Carolina Tohá dejó entrever al presentar este proyecto, entonces es mejor que ni siquiera se molesten.

Así las cosas, sean primarias siniestras o cambios estéticos a lo ya conocido, la gente se encuentra inusitadamente informada y no caerá fácilmente en marketing electoral barato. Más aún, estamos en una época en que la fiscalización ciudadana juega un rol cada vez más preponderante, por lo que el margen de error de la clase política tenderá a reducirse, ya sea por iniciativa propia o por la fuerte presión popular, que de un tiempo a esta parte, aprendió que también puede exigir.

————–

Foto: Radio Cooperativa

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

No queremos decir que no debes tener una relación sino, que si bien una buena relación protege nuestra salud mental; el mantener una mala relación nos puede enfermar y dificultarnos el mejorar
+VER MÁS
#Salud

Y vivieron felices... por un tiempo

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

En días de crisis climática, con sus efectos en materia de incertidumbre de todo tipo, es un buen llamado volver al origen.  No a todo evento ni en toda circunstancia, pero sí como una de las variables ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La revancha de la mermelada

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?