#Política

Democracia del ping-pong

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
“No nos dejaremos amedrentar por una minoría no representativa”. “No se puede convocar a un plebiscito vinculante porque no es la oportunidad”. “Se quiere derrocar a este gobierno”. Etc., etc. 
 
Hasta el día de hoy me pregunto ingenuamente,  ¿por qué si en alguna oportunidad reciente la mayoría de los chilenos según todas las encuestas existentes, más lo que todos percibían querían participar de un plebiscito vinculante, éste no se realizó? La actitud del gobierno y del afamado bloque izquierda-derecha era contraria a la voluntad de la mayoría, diciendo que esa no era la forma, que había que respetar a la autoridad, que había que llegar a consensos en el sistema “democrático” existente y cosas por el estilo. 
 
Al día de hoy no veo ningún cambio respecto de las demandas del movimiento estudiantil, sigo endeudado hasta el cuello, recibo una educación que encuentro buena pero por la que deberé pagar mucho y creo que mi país si la puede subvencionar, Siguen habiendo miles de jóvenes que por su situación económica deben definir su futuro y no por sus aptitudes o meritos académicos. Cuando pienso en lo anterior y hago un recuento mental de todas las cosas que dijeron las autoridades, de toda esa porquería que al final tenía como propósito debilitar hasta el quiebre el movimiento estudiantil; de todo lo que mostraban en la televisión, en la prensa, en la radio e internet para que la gente se horrorizara, de la campaña del terror impuesta por un ministro del Interior con aires de Mussolini; al final no veo cambio alguno.
 
Puedo seguir enumerando un sinfín de acontecimientos que sucedieron a lo largo de los meses de movilización y quedarme sin palabras por la rabia que posiblemente me dé al acordarme de tantas cosas, sin embargo lo que más me indigna es que la ciudadanía no es escuchada por sus representantes, sólo existe lo que denomino “la democracia del ping-pong”. 
 
Imagínense que todos somos espectadores de un partido de ping-pong por obligación, el cuál a ratos puede ser interesante (cada cuatro años aproximadamente) pero que en realidad los rivales pasan mucho tiempo (o casi todo el tiempo) sin marcarse puntos. Ahora imaginen que esos rivales son la llamada “izquierda”, que en Chile aglomera a la Concertación más todos los partidos “a la izquierda de la Concertación”, y la “derecha” que es representada por la Alianza más quizás los que se identifican con ideales “más a la derecha de la Alianza”. Si suponemos además que ver el partido de ping-pong es pagado, la mayoría de la gente tendrá que estar en galería, mientras los que poseen más dinero podrán ponerse más cerca de los jugadores y así sucesivamente. Por supuesto, el estar más cerca de los jugadores implica que puedes ser escuchado o imponer tu opinión respecto a cómo se está jugando. Así los que están en galería pueden reclamar pero no serán escuchados pues están muy lejos de donde se lleva a cabo el juego, tan lejos que ni siquiera los ven. Entre la gente, hay quienes apoyan a la derecha y otros quienes apoyan a la izquierda, sin embargo, un grupo muy considerable no está a favor ni de uno ni de otro, y está obligado a ver ese partido de ping-pong pues son la única forma de representación que tiene.
 
Al ser esta la situación, ¿qué podría esperar el común de la gente de este partido de ping-pong, si los que juegan en verdad no los representan, sino que fueron la única elección que tuvieron al momento de votar? Ahora imaginemos también que de acuerdo a la lógica de como suceden las cosas en Chile, los que están más cerca de los jugadores son los organizadores del partido, es decir, el dinero de la entrada que usted obligadamente tuvo que pagar para ver ese juego irá a los bolsillos de los organizadores que se encuentran al lado de los jugadores. Con ese dinero la gente que está cerca pone rejas y dispone de toda la seguridad para que los de galería no puedan tocarlos. Aparte, como los de galería están tan lejos, los que están cerca disponen “amablemente” de medios que “informan” acerca del partido, pero estos medios, que por cierto también son de ellos, sólo muestran cosas ajenas al partido y publicidad de muchas tiendas, que llaman a que la gente de galería se parezca a los que están cerca del juego solo si consumen sus productos.
 
Respecto a los jugadores, no se cansan y se van rotando de acuerdo a los que están cerca del partido. A menudo, y sin que la galería lo note, izquierdos y derechos juegan del mismo lado cuando aparece un contrincante “diferente”, para asegurar que los que juegan siempre son “izquierda” y “derecha”. 
 
La analogía anterior puede ser ridícula y absurda, pero nadie puede negar que en este país, las autoridades son campeonas indiscutibles del ping-pong.
————-
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

21 de marzo

Excelente analogía!
sólo agregar que el problema de la galería es que muchas veces no se organizan para tratar de llegar a jugar el partido de ping pong, en otras oportunidades simplemente no les interesa jugar ese partido, o lo que es peor, no saben cómo se juega.

Por último, El Estado debería tener un rol importante en enseñar nociones de ping pong a cada miembro de la galería… explicándoles desde pequeños las reglas y las estrategias para jugar bien.. Si no se les enseña a jugar.. solo tendremos espectadores sin ganas de jugar el partido… tendremos una galería dormida.

Saludos!

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Nuevos

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

En días de crisis climática, con sus efectos en materia de incertidumbre de todo tipo, es un buen llamado volver al origen.  No a todo evento ni en toda circunstancia, pero sí como una de las variables ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La revancha de la mermelada

Aquì, precisamente, el sol pasa por la Violeta cantando al sol.  Se hace una pregunta por el singular William Turner --adelantando ciertas conversaciones. Finalmente, sorprendentemente, parece que entramo ...
+VER MÁS
#Cultura

Sol, Violeta, William, acompañándome en una ferretería

El petitorio expresado por los dirigentes de la zona norte, apuntan básicamente hacia obtener mayores recursos para congelar el precio del petróleo por más tiempo
+VER MÁS
#Economía

Respeto al diálogo

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?