Estamos haciendo un balance de los 12 años de  nuestra comunidad.

Para eso, la voz de quienes forman parte de ella es una pieza esencial.
¡Ayúdanos contestando esta breve encuesta!

Quiero responder

#Política

Cambiamos el rumbo o cerramos por fuera

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Pensar que la crisis de la clase política inicia el 18 octubre de 2019, es estar demasiado alejado de la realidad. La debacle comenzó cuando quienes llegaron al poder se apernaron en sus cargos, cuando se prestaron para ser financiados por los poderes económicos, cuando dejaron el territorio y a su gente en manos del narcotráfico, la delincuencia, el negocio de las AFP y las isapres. Todo lo vieron venir desde la comodidad del escritorio, dando declaraciones a los medios llamando a la unidad, pero peleándose por debajo de la mesa por tener más poder, tanto dentro de los partidos como frente a los poderes del Estado, incluso no dudando algunos en pelearse frente a las cámaras de televisión. Y todo esto, lo hicieron dejando de lado a quienes les dieron la oportunidad de volverse sus representantes.


La disyuntiva ahora es cerrar la puerta definitivamente, o iniciar un nuevo ciclo con recambio real, volviendo a las bases, llegando a la ciudadanía donde se nos necesita y aportando en la construcción del país que nos merecemos.

El Partido por la Democracia no ha estado ajeno para nada a todo lo acontecido. Pero en el caso partidista debemos considerar además que se dejó de escuchar a la militancia de base, a aquellos compañeros y compañeras que sí están donde las papas queman, en el territorio, en poblaciones, ferias, sindicatos, ollas comunes y todo tipo de espacio de comunidad. A ellos los dejaron de lado, mientras son éstos mismos quienes siguen luchando y trabajando por un bienestar común y son lo que día a día palpan y entienden lo que en verdad pasa en la territorialidad nacional.

Nuestro partido fue instrumento válido para recuperar la democracia en los 80´, pero luego pasó a ser un ente instrumentalista para que algunos permanecieran por años en el poder, en la interna y en los diversos gobiernos de los que fuimos parte.

Las últimas elecciones nos volvieron a pegar donde duele, si bien comparativamente no nos fue tan mal como a otros, seguimos a la baja respecto de los escaños ganados a nivel nacional. Perdimos gobiernos comunales, lugares en los concejos municipales, y no logramos una mayor representación en la Convención Constituyente. A muchos, el desgaste de la marca PPD les jugo en contra, se tomaron malas decisiones, se llevaron adelante campañas impuestas en lo relativo a la candidatura presidencial sin consultar a cada candidato que cedió sus derechos. Otra vez los mismos de siempre haciendo lo mismo de siempre.

La gente se volcó a las calles a mostrarnos a gritos que requerían cambios, con candidatos surgidos desde las mismas comunidades. Se nos brindaba entonces una oportunidad única para demostrar que se había aprendido la lección, pero el partido una vez más defraudó y demostró todo lo contrario.

Y ahora, volveremos a la discusión interna ad portas de elegir a la nueva directiva. Y esto puede marcar, nada más y nada menos, el fin definitivo de nuestro conglomerado. La disyuntiva ahora es cerrar la puerta definitivamente, o iniciar un nuevo ciclo con recambio real, volviendo a las bases, llegando a la ciudadanía donde se nos necesita y aportando en la construcción del país que nos merecemos.

Tenemos bases claras para esto, después de un congreso ideológico que buscó volver a dar una línea clara de cómo somos, qué queremos ser y qué queremos para nuestro Chile. Pero en los últimos años nos volvimos un partido de defensas presidenciales, que busca sobrevivir con los mismos de siempre, donde las decisiones internas se siguen tomando entre algunos pocos, en la casa de alguien.

Como joven militante, espero ver competencia en la interna, pero una competencia que le haga honor a su palabra, que sea limpia y justa, aunque a muchos les pueda costar entender esta forma de hacer buena política. Espero ver a esos, que llevan años en comunales, regionales y en la nacional, dar un paso al costado para dar la oportunidad a aquellos que pueden ser mejores representantes de un nuevo proceso interno con miras a lo que Chile y su ciudadanía quiere y anhela.

No estoy pidiendo que desaparezcan, si no que sigan siendo un aporte a la discusión y a la toma de decisiones, pero no a la antigua. Ahora, de cara a la militancia, sin acotar el partido a unos pocos.

Es hora de volver a construir, de volver a ese partido que preparaba a sus bases, que lideraba y levantaba las causas de la gente desde la calle hasta levarlas a oídos del parlamento. Urge renovar a nuestro partido de cara a un futuro prometedor, resulta imperioso volver a la lucha, pero esta vez por una sociedad de bienestar para todos y todas.

Espero no solo ver nombres en esta elección interna, sino también ideas, un programa de trabajo desde lo nacional hasta lo comunal, para así poder volver, a posicionar de buena manera la tan golpeada marca PPD y sentirnos orgullosos del partido del cual somos parte.

 

TAGS: #ParticipaciónCiudadana #PartidosPolíticos Partido por la Democracia renovación política

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Rodrigo Antonio Argüellez Vernal

27 de junio

El PPD fue y será un partido instrumental, no tiene ideología definida ni principios valóricos asociados a la Izquierda ni al pueblo trabajador… Debió haber desaparecido hace tiempo para así haber evitado habernos hecho tanto daño a los trabajadores como lo ha hecho desde que transaron con la derecha y profundizaron el modelo neoliberal junto a los traidores del PS…

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Resulta inconducente hacer recaer la responsabilidad de la derrota en el plebiscito de salida a las clases subalternas, porque eso es desconocer que en nuestra sociedad el ethos que organiza la vida, las ex ...
+VER MÁS
#Política

De la economía al ethos y vuelta: la tiranía de los modos de vida

Resulta inconducente hacer recaer la responsabilidad de la derrota en el plebiscito de salida a las clases subalternas, porque eso es desconocer que en nuestra sociedad el ethos que organiza la vida, las expectativas y las necesidades populares, esta moldeado por el neoliberalismo imperante.

En la reparación, comparece y se reconoce en primera instancia, lo destruido, desgastado y obsoleto, y se trabaja en determinar si lo que se tiene en estudio es pertinente recuperar
+VER MÁS
#Política

El concepto de reparación en el debate público

En la reparación, comparece y se reconoce en primera instancia, lo destruido, desgastado y obsoleto, y se trabaja en determinar si lo que se tiene en estudio es pertinente recuperar

Para muchos, esta no solo fue una derrota del texto constitucional presentado por la <desgastada> Convención. También fue una dura derrota para el Gobierno de Gabriel Boric. Todo indica que los ciud ...
+VER MÁS
#Política

La gran derrota de un débil gobierno

Para muchos, esta no solo fue una derrota del texto constitucional presentado por la <desgastada> Convención. También fue una dura derrota para el Gobierno de Gabriel Boric. Todo indica que los ciudadanos no dejaron de disociar al proyecto con la actual administración.

Una nueva convención, la cual por supuesto puede estar acompañada de expertos, que cumplan un rol consultivo, de apoyo técnico indirecto y de armonización durante todo el proceso, es el mejor camino par ...
+VER MÁS
#Política

Vamos por una mejor Convención

Una nueva convención, la cual por supuesto puede estar acompañada de expertos, que cumplan un rol consultivo, de apoyo técnico indirecto y de armonización durante todo el proceso, es el mejor camino para resolver el vicio de ilegitimidad de la Constitución

Nuevos

Resulta inconducente hacer recaer la responsabilidad de la derrota en el plebiscito de salida a las clases subalternas, porque eso es desconocer que en nuestra sociedad el ethos que organiza la vida, las ex ...
+VER MÁS
#Política

De la economía al ethos y vuelta: la tiranía de los modos de vida

Continuamos entregando una reflexión que se quiere actual  del posible sentido de la conexión de lo humano y el sol. O sea, de la historia humana y la Naturaleza en los confines contemporáneos de la ave ...
+VER MÁS
#Cultura

Prosa segunda del sol

La realización IV Seminario Internacional sobre Educación en Derechos Humanos y el Premio Óscar Arnulfo Romero, de esta versión en Chile, nos pone en relieve los desafíos y metas a desarrollar en esta ...
+VER MÁS
#Educación

Derechos Humanos: Universal, Diverso e Inclusivo

En la reparación, comparece y se reconoce en primera instancia, lo destruido, desgastado y obsoleto, y se trabaja en determinar si lo que se tiene en estudio es pertinente recuperar
+VER MÁS
#Política

El concepto de reparación en el debate público

Popular

Como dice Wendy Brown ¿quién no es hoy un neoliberal? Una racionalidad gobernante como el neoliberalismo organiza y construye mucha conducta y muchos valores sin parecerlo. Produce «principios de realida ...
+VER MÁS
#Política

La derrota

Más que nunca tenemos que tener la convicción, para promover instancias de participación, vinculante y activa, desde los niños, niñas y jóvenes y, principalmente quebrar con nuestro discurso adultocen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Celebramos y rememoramos una democracia sostenible e integral

El sistema, encabezado por los descendientes de la Primera Junta de Gobierno quieren que tu vivas un eterno "18", los 365 días del año y no te des cuenta, o no te importe, que mientras te embriagas, te joden
+VER MÁS
#Sociedad

Patria, embriaguez y miseria

Para muchos, esta no solo fue una derrota del texto constitucional presentado por la <desgastada> Convención. También fue una dura derrota para el Gobierno de Gabriel Boric. Todo indica que los ciud ...
+VER MÁS
#Política

La gran derrota de un débil gobierno