#Justicia

Un amigo en el camino

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Me rehuso a alterar mi discurso frente a mis amigos argentinos, peruanos, bolivianos y mexicanos, acostumbrados a temer más a sus respectivos cuerpos policiales que a los criminales mismos. Me niego a que en mis esquemas mentales, el “amigo en el camino” corra la misma suerte que el “viejito pascuero”. Quiero seguir creyendo con inocencia de niño en la probidad de los hombres de verde. O al menos en la de su gran mayoría.

Tortura, cohecho, fraude. Abuso de poder.

Cada día me esfuerzo más por creer que los casos de corrupción en Carabineros en el último tiempo -al menos los que han visto la luz de las cámaras- son situaciones aisladas, puntos negros en la epidermis de una institución seria y confiable cuya imagen impoluta se convirtió en un lugar común a la hora de discurrir, en compañía de otros latinoamericanos, sobre los pros y los contras de la vida entre el río Grande y el Cabo de Hornos.

Y es que me rehuso a alterar mi discurso frente a mis amigos argentinos, peruanos, bolivianos y mexicanos, acostumbrados a temer más a sus respectivos cuerpos policiales que a los criminales mismos. Me niego a que en mis esquemas mentales, el “amigo en el camino” corra la misma suerte que el “viejito pascuero”, cuya inexistencia acusé como un duro golpe del que todavía no me logro recuperar. Quiero seguir creyendo con inocencia de niño en la probidad de los hombres de verde. O al menos en la de su gran mayoría.

Todavía me aflige un dolor de bolsillo cada vez que recuerdo la noche en que, a bordo de un bus rumbo a Dallas procedente de Monterrey, fui arrancado bruscamente del sopor de una película de dudosa calidad por dos funcionarios, también de verde, que entraron exigiendo identificaciones y pasaportes a los adormecidos pasajeros. Bastó el brillo dorado del escudo flanqueado por el cóndor y el huemul en mi pasaporte para que los ojos de uno de los uniformados tomaran el color de su uniforme.

-Acompáñeme, por favor- dijo el oficial, dirigiéndose a la puerta.

Una vez abajo, el frío de la madrugada terminó por despertarme. Sentados detrás de un escritorio, el policía hizo la mímica de buscar entre documentos y consultar en su ordenador.

-Señor, ud. no tiene visa para entrar a México.

-¿Perdón?- Creí seguir dormido, el sueño pintando para pesadilla.

-Que no tiene visa para entrar a México.

-Creo que hay un error. Soy chileno. No necesito visa para entrar a México.

-Se equivoca. Sí la necesita.

-Entonces avísele al funcionario que timbró mi pasaporte al entrar, hace menos de dos meses.

-Mire, no me hable así. Podemos arreglar esto por las buenas o por las malas.

Tras un discurso que imaginé repetido hasta la memorización, el hombre detrás del escritorio me dio a entender que mi caso era perdido, pero que él, en un gesto de buena voluntad, me ayudaría. A cambio de la módica suma de doscientos dólares, claro está.

-O si quiere, esperamos a que llegue mi jefe…por la mañana.

Entre perder dos benjamines, ganados con el sudor de cada una de mis glándulas sudoríparas, y mi vuelo Dallas-Santiago sumado a buena parte de mi dignidad, no había dónde perderse.

Crucé la frontera con sentimientos encontrados. Me había enamorado de México, sus tradiciones, su comida, sus mujeres, su gente, sus…mujeres. Hice un esfuerzo por no dejar que la infamia de aquel “enemigo en el camino” contaminara la felicidad de aquellos recuerdos.

-En Chile jamás pasaría una cosa así-, le comenté al taxista mexicano, de camino al aeropuerto internacional Dallas-Forth Worth, tras contarle mi historia, con la esperanza de que se apiadara de mi convaleciente billetera a la hora de pegar el palo.

-¡A su madre! ¡Pinches cabrones! ¿No hay derecho, verdad?- lo escuché decir, mientras maniobraba en un enjambre de autopistas en altura.

Ignoro si los 50 dólares que me cobró este solidario chofer con vocación de psicoanalista correspondían a la tarifa real. Lo que si sé, o creo saber, es que, de seguir la tendencia, los puntos negros terminarán transformándose en espinillas purulentas que harán imposible reconocer la cara de nuestro fiel “amigo en el camino”.

—–

Foto: Cooperativa.cl

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

ChileCompra ha exigido que, para seguir operando en su plataforma, las corporaciones falseen las declaraciones juradas, poniendo a los miembros del directorio como dueños, y adjudicándose arbitrariamente ...
+VER MÁS
#Sociedad

ChileCompra pide a sus usuarios cometer perjurio

Queda demostrado que la mano dura sólo trae réditos político electorales a quien la propone, pero no tiene ningún impacto efectivo en los niveles de delincuencia
+VER MÁS
#Justicia

El verdadero efecto de aumentar penas y la cárcel efectiva

Ante el mundo y ante Chile, la estrategia de China ya es visible y futuramente previsible, sin embargo, ¿Tiene Chile una estrategia? En una decisión como esta, ¿podrá Chile comprender, una geopolítica ...
+VER MÁS
#Sociedad

China; comprender su filosofía, para tomar decisiones políticas

Podrán inventarse distintos modelos participativos y punitivos, pero lo principal que tiene que estar presente es el aspecto ético, tan bien definido en el interés común por el buen vivir o “Sumak Kaw ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Derechos y deberes para el Buen Vivir

Popular

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

El pluralismo y la horizontalidad en el ejercicio del poder, es más recomendable que el achique y es lo que mejor se corresponde con los distintos tipos de redes y articulaciones que hoy existen en nuestra ...
+VER MÁS
#Política

Anillos y otros agregados