#Internacional

La ilegalidad de la intervención en Siria

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Los argumentos que se han dado en el debate de intervención en Siria, así como se dieron en Kosovo y Libia, han llevado a que la comunidad internacional siga el respeto de la soberanía nacional y entregue la decisión de una solución armada al Consejo de Seguridad o la Asamblea General (ICISS y Cumbre Internacional). Por lo que, el no respeto de la ley y la falta de exploración de opciones por parte de un grupo de Estados, puede tener un objetivo que va más allá de la simple “intervención humanitaria”.

Señala el Derecho Internacional Público que los estados deben abstenerse de recurrir a amenaza o al uso de fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado (Carta de las Naciones Unidas Artículo 2 número 4). Dicha prohibición tiene dos excepciones: a. cuando el Consejo de Seguridad de la ONU permite una intervención armada, basado en la seguridad colectiva (Capítulo VII de la Carta de UN); o b. La Autodefensa (Artículo 51). En el primer caso y por el ejercicio del derecho a veto, no se ha llegado a acuerdo; el segundo no aplica al caso de Siria. Es por ello que resulta importante observar si una intervención humanitaria sería legal en estas circunstancias.

Luego de la catástrofe producida ante la resolución del Consejo de Seguridad en el caso de Ruanda, en que se decidió retirar a las tropas y continuar el monitoreo de dicho país, la comunidad internacional devino en un claro debate acerca de cuál es la línea que se debe traspasar para entender que existen violaciones al derecho internacional que ameritan una intervención humanitaria y en la decisión de cuál es la autoridad competente para aprobar esta intervención. En la práctica, estas preguntas resultaron en la intervención en Kosovo (1999), que promovió un debate que hizo que en 2001 se aprobara el ICISS y en 2005 se produjera la Cumbre Internacional que terminan por aprobar el Derecho a Proteger (R2P por sus siglas en inglés).

Mediante dichos acuerdos, se ratifica la competencia del Consejo de Seguridad, pero se deja la posibilidad de acudir a la Asamblea General cuando el Consejo no logra llegar a acuerdo. Para que exista una intervención humanitaria en el caso de Siria, el profesor Grieves señala que se deben cumplir tres condiciones: que exista evidencia convincente y aprobada por la comunidad internacional de la existencia de una catástrofe humanitaria; que quede claro que no existe otra opción que la intervención militar para salvar vidas inocentes; y que el uso de la fuerza sea proporcional al objetivo de dar una solución al conflicto humanitario.

El debate de estos últimos días en el caso de Siria, se ha basado en la debilidad del segundo argumento, pues existirían opciones que EE.UU. y el Reino Unido no han explorado aún, como la posibilidad de asistir a la Asamblea General para tener una aprobación “legal” de intervención humanitaria; o la opción de referir el caso a la Corte Penal Internacional, como se hiciere para contrarrestar la situación en Libia en 2011 (resoluciones 1970 y 1973).

Otra posibilidad para que la intervención sea legal, es cambiar la legislación internacional. Ello se produce –dentro de otras opciones- cambiando el derecho consuetudinario internacional, que requiere de práctica estatal y de opinio iuris (convicción de que se está actuando jurídicamente). Por lo que, una opción para cambiar la ley internacional, es simplemente vulnerar sus disposiciones, tal como se hizo con la intervención en Irak el 2003 en búsqueda de armas de destrucción masiva.

Los argumentos que se han dado en el debate de intervención en Siria, así como se dieron en Kosovo y Libia, han llevado a que la comunidad internacional siga el respeto de la soberanía nacional y entregue la decisión de una solución armada al Consejo de Seguridad o la Asamblea General (ICISS y Cumbre Internacional). Por lo que, el no respeto de la ley y la falta de exploración de opciones por parte de un grupo de estados, puede tener un objetivo que va más allá de la simple “intervención humanitaria”.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Cristián Silva

01 de Septiembre

Muy interesante la columna y muy bien explicada.

Ver todos
Ocultar

Popular

Soy una de los miles de personas a las que el gobierno de Estados Unidos separó de sus seres queridos y posteriormente dejó olvidadas, y a las que los tribunales no han reunido con sus hijos
+VER MÁS
#Internacional

Hace un año, Estados Unidos me robó a mi hijo de siete años. Lo quiero de regreso

Hoy el 57% de los emprendedores chilenos tiene entre 25 y 34 años, según un reciente estudio de Corfo que abordó el período 2001-2016.
+VER MÁS
#Economía

El nuevo perfil del emprendedor chileno

Este asunto es mucho más oscuro. Esta es la historia de un hombre que era famoso, multimillonario, pedófilo, y de la gente que buscó sacar provecho de todo eso.
+VER MÁS
#Justicia

¿Por qué trabajar si puedes demandar a Michael Jackson?

Utilizan de sesgo, la inoperancia y corrupción de la izquierda, pero en sus filas y acciones caen también en lo mismo.
+VER MÁS
#Política

Y la derecha fue...

Popular

¿Qué van a hacer si hay una fuga masiva de cliente? La independencia energética es el verdadero camino al desarrollo, portarnos a paneles solares es la mejor opción.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Chao medidor inteligente, bienvenidos paneles solares

Es de culto el manejo o manipulación emocional de los medios, pero nunca se preguntan por las causas que indujeron a esa persona a tomar esa dramática decisión, su contexto sico-económico-social
+VER MÁS
#Ciudadanía

Chile, sociedad del desdén: Estrés, depresión y suicidio

La rebelión por el clima contagió a nuestros estudiantes y en ciudades como Valdivia, Temuco, Santiago, Talca, Arica, Rancagua, Osorno y Valparaíso, desde hace algunos viernes, aparecen pequeños grupos ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Para qué estudiar, por un futuro que no va a existir #FridayForFuture

Un millón 400 mil mujeres de Chile quieren trabajar, pero no pueden hacerlo por ser las principales responsables del cuidado de sus hijos o de sus padres
+VER MÁS
#Uncategorized

¿Soy o no soy feminista?