#Educación

PSU – NEM y ranking de notas: inclusión mediante la exclusión

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Soy un ex alumno de IV° medio generación 2015 y, al igual que muchos, rendí la tan temida PSU el presente año. No fui de promedios brillantes durante mi educación media; de hecho, pude remontar mis resultados sólo en III° y IV° medio debido a que me encontraba con dificultades físicas y de salud y que me impedían desarrollarme con normalidad en el estudio. A medida que fui recuperando mi salud y mis facultades psicológicas, también mis promedios mejoraron, llegando a obtener 6.5 de promedio en IV° medio. Pero no fue suficiente, pues salí con NEM 57,8. A aquel 57,8 le asignarían un puntaje, el cual sería una condena de por vida, al menos en el sistema actual de admisión para la educación universitaria.


El ranking fue un parche para la herida de la desigualdad en el ingreso de los sectores más vulnerables a la educación pública. De ninguna forma fue una solución y siguieron existiendo las brechas en el ingreso a la universidad.

Saber que el sistema de admisión actual provee un puntaje según el NEM y ranking de cada alumno sólo incita más a la competencia, y es indudable que no reflejará la capacidad de cada alumno; pues sólo es eso, un promedio, y no refleja lo que has sido al final de la educación media o si pudiste mejorar con el pasar del tiempo. No, el sistema no olvida, y aquellos errores que pudiste tener o las dificultades que incluso pudiste haber atravesado en tu juventud, punto de tu vida donde la inestabilidad emocional es generalmente la más grande y las decisiones no son las mejores, tampoco les incumben. No importan tu historia, tus problemas, tus dificultades, pues sólo eres un número, un puntaje.

Es innegable que la PSU crea sólo desigualdad, pues no todos tuvimos las mismas oportunidades de aprender; nuestros profesores fueron distintos, y nuestras realidades también. La mayoría sabe que los establecimientos educacionales difícilmente logran pasar todo el contenido que abarca la PSU -y en algunos casos ni siquiera lo enseña-, por lo que muchos alumnos optan por entrar a un pre-universitario para poder rendir la PSU más preparados, asumiendo así un gasto de dinero muy grande para las familias de estos alumnos. ¿Pero por qué se deben asumir este gasto?

Los establecimientos educacionales deberían entregar todas las herramientas necesarias, en este caso conocimientos, para poder ejercer la PSU de una forma óptima. Pero no es el caso, y cuando sucede es generalmente en establecimientos particulares privados, en los cuales se ven siempre reflejados los mejores resultados, pues la educación media tiene especial énfasis en el ensayo para la PSU y los contenidos que esta abarca. Aun existiendo toda esta desigualdad, se nos aplica una prueba estandarizada, asumiendo que todos sabemos lo mismo y vamos en igualdad de condiciones a rendir la prueba, lo cual es totalmente incorrecto.

Y si el Demre conocía esta desigualdad, y es algo de lo que estoy seguro, pues por ello implementó el ranking de notas desde el 2012, pensando que aquello equipararía las cosas. Si bien muchos alumnos de liceos municipales pudieron entrar a la educación superior gracias al ranking, también muchos vieron su ponderación ahora con un factor más en contra, pues ya no solo importaba el NEM, ahora también el ranking tendría un gran peso.

El ranking fue un parche para la herida de la desigualdad en el ingreso de los sectores más vulnerables a la educación pública. De ninguna forma fue una solución y siguieron existiendo las brechas en el ingreso a la universidad. Me preguntó yo: ¿acaso es justo que aquellos que tengan notas deficientes para este sistema estén condenados a no poder estudiar algunas carreras independiente del puntaje que obtengan en la PSU? Incluso sacando 800 puntos en cada prueba algunos alumnos ven truncados sus sueños de estudiar Ingeniería o Medicina, entre algunas de las carreras que piden más puntaje. No es justo que esté condenado de por vida a no poder estudiar lo que quiero en mi país debido a que tuve malas notas.

El ranking de notas ayuda a algunos, pero también perjudica a otros, hoy miles somos perjudicados por esto. El NEM también excluye a miles de jovenes; en algunas carreras las ponderaciones entre NEM y Ranking alcanzan el 50% del puntaje total. No es justo que tengamos que sacar 800 puntos (aproximadamente 3 respuestas malas de un total de 75) o más para quedar en carreras que otros quedarían con 650-700 puntos. Pero no es un tema de puntajes, cada uno debería poder entrar a la carrera que desea, y luego de dar la pelea dentro podrá decirse si fue capaz o no. Lógicamente todos debemos tener la oportunidad de estudiar, es un derecho. No nos pueden cerrar las puertas solo porque creen que no seremos lo suficientemente buenos como para desempeñarnos en el estudio de algo en lo que ni siquiera nos hemos probado, nos cortan las alas antes de haber empezado, porque creen que no seremos capaces.

Por todo lo anterior, llamo a todos a la unidad, a luchar por un ingreso equitativo a la educación superior, a que todos tengamos las mismas oportunidades de realizar nuestros sueños y no dejemos que nos digan que no somos capaces, pues cada uno sabe lo que vale y debe luchar por ello. No seamos sordos ante esta realidad que nos afecta a nosotros, que afectó a los de antes y que podría afectar a tus hijos. Que tus sueños no sean cortados por este sistema desigual. No más PSU, no más desigualdad, sí a la educación de calidad.

TAGS: Educación Superior Prueba PSU

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

07 de diciembre

Interesante articulo. Ignacio las falencias del sistema de acceso a la universidad no van por ahí. La PSU no crea ninguna desigualdad, a lo mas refleja algo de eso. Y creo que tampoco tanto.

Hay una contradicción en lo que dices: Si asumes que desde la infancia tenemos distintas capacidades, condiciones e intereses. entonces tu lucha no debe ser por un ingreso equitativo a la educación superior, todo lo contrario, debe ser por un ingreso diferenciado. Este absurdo complejo nacional que hay ahora por la desigualdad va en contra de que las personas se realicen., porque para eso el camino debe ser inverso a lo que propones: hay que discriminar a los alumnos incluso mucho antes de entrar a la educación superior.

Por ejemplo mira en este link como lo hace uno de los sistema educativos de mejor resultado: el sistema educación alemán que discrimina desde la educación secundaria:

https://www.justlanded.com/espanol/Alemania/Guia-Alemania/Educacion/El-sistema-escolar-aleman

Saludos

Juan Pedro

08 de diciembre

Hay un error base: no existe el derecho a estudiar en la universidad, y menos a estudiar la carrera de tu preferencia. Te imaginas que no hubiera pruebas de acceso?? 4000 tipos entrando a derecho en la Chile?? 8000 tipos a ingeniería en la Católica??? Ridículo, cierto??

Sebastien

09 de diciembre

Hola, solo queria informarte de tus derechos y cerrar algunos mitos al respecto;

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS

Artículo 26
Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.

al menos cuando estudie con un 5.7 podias entrar a Ingenieria en la PUC (tal como yo lo hice con un 5.7 y un buen puntaje en la PAA) asi que quizas hay algunos otros detalles que pudieras aclararnos para entender de como es “injusto” que tengas que compensar

No es que te digan que “no eres capaz”. En la educacion superior, al no haber ni necesitarse cupos para todos, se debe hacer seleccion y esta debe ser por merito tal como dice la declaracion de DDHH. Si quedas fuera, hay entradas particulares por otros meritos (artisticos, deportivos) pero si ninguna de esas te sirve porque tienes un NEM bajo, no veo en que parte sea “injusto” como planteas. No todos pueden entrar, hay que priorizar y un 5.7 no es un bloqueo, es algo que lamentablemente cuesta remontar pero si tu solucion es llorar y pedir eliminar la seleccion, estoy completamente en contra de ello.

Claudio Valdivia E.

30 de diciembre

Total mente de acuerdo, Ranking y NEM no son la solución.
Todos somos diferentes, con vidas y problemas diferentes. Cometer errores es una parte del aprendizaje, por lo tanto, quedar marcado por los errores del colegio es absurdo.
También es cierto que no todos pueden entrar a la carrera que desean en la Universidad de mayor prestigio.
El sistema actual está pensado en premiar el esfuerzo, lo cual es excelente, pero la ponderación de este factor es muy complicada…. ¿quién se esforzó más… el chico de un colegio municipal con alto índice de vulnerabilidad que sacó 600 pts… o el que estudió en un colegio emblemático (generalmente con bajo ranking) que además tuvo que pagar y asistir a un PreU para sacar 800 pts?
Cualquiera de los dos, en caso de no alcanzar el puntaje necesario, puede estudiar por su cuenta al año o años siguientes, ir a un preU municipal gratuito y trabajar, etc., pero el NEM o Ranking siempre perjudicará a uno de ellos.

Si alguien de 70 años quiere estudiar en la Universidad…. ¿se le debe castigar por las notas que obtuvo en 2º de humanidades?

Me parece que no.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad