#Educación

El desafío de la diversidad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen


La inclusión sirve como puente para cruzar el umbral desde una sociedad caracterizada por la discriminación y la segregación a una sociedad que fomente la participación, el respeto, la solidad y la cooperación

La diversidad como tema central de la educación ha ganado terreno desde hace varios años. Numerosos libros y artículos dan testimonio de este creciente interés por la diversidad como problemática asociada al quehacer educativo. En un mundo cada vez más globalizado y en donde la cobertura educacional avanza cada día más, se hace necesario reflexionar acerca de la práctica de la diversidad en la sala de clases y sus consecuencias e impacto dentro de la sociedad.

Como dijimos, la diversidad surge en la medida en que se amplía la cobertura en educación. Pues bien ¿Cómo gestionar dicha diversidad? Para responder esta pregunta, surgen dos perspectivas. Un primer enfoque que dice relación con el concepto de integración y un segundo enfoque que está relacionado con el concepto de inclusión.

Se puede definir la integración como la adaptación de la o el estudiante “diferente” al contexto escolar “normal”, para lo cual se requiere ofrecer condiciones específicas a su favor (Matus, Rojas 2015). En cambio, la inclusión se fundamenta en el “proceso de fortalecimiento de la capacidad del sistema educativo para llegar a todos los estudiantes” (UNESCO, 2017). Por consiguiente, se puede notar una diferencia bastante considerable entre estas dos posturas a la hora de abordar la diversidad dentro del aula.

Mientras la integración busca la “asimilación” del excluido al sistema formal de enseñanza, es decir, busca homogeneizar al sujeto que quedó fuera del modelo normativo de educación, la inclusión lo que propone, es transformar la lógica y las prácticas educativas para generar mayores espacios de democracia y tolerancia dentro de las salas de clases.

Mientras en la integración es el sujeto aislado quien cambia, en la inclusión son las instituciones, y, por lo tanto, la cultura y la sociedad en donde dichas instituciones funcionan. Lo anterior pone en cuestionamiento toda la estructura educativa y social. En efecto, se pueden apreciar algunas ventajas de la integración, tales como el avance que supone en la aceptación de la sociedad en su conjunto, de aquellos que están siendo excluidos del sistema educativo formal.

La integración ayuda a fomentar una escuela, y, por consiguiente, una sociedad más tolerante en diversos aspectos. A su vez, la inclusión permite trabajar aspectos tales como nuevas metodologías, nuevos currículos, nuevas herramientas pedagógicas en donde las diferencias culturales, raciales, físicas, estén puestas como valor y al servicio de un PEI integral y democrático. No obstante, uno de los aspectos problemáticos del enfoque integrador dice relación con la mirada reduccionista de la capacidad de los sujetos. Es decir, la integración considera que existen sujetos “discapacitados”, a los que hay que integrar.

La noción de “normalidad” subyace a esta idea, lo que imposibilita la apertura real y efectiva a la educación en general, más allá de las “necesidades especiales”. Por su parte, la inclusión corre el riesgo de quedarse en el mero discurso institucional sin políticas públicas efectivas que consoliden una visión distinta de educación, acorde a los nuevos desafíos que la diversidad implica.

Más allá de sus diferencias, propuestas, matices y alcances, consideramos que el enfoque que propicia la inclusión, es aquel enfoque que permite efectivamente acercarnos a una sociedad más tolerante y democrática.

La diversidad es inevitable, pero constituye una verdadera oportunidad para avanzar en una sociedad más solidaria y en vistas a generar verdaderos cambios en aras del bien común. Y ante ese panorama, la inclusión sirve como puente para cruzar el umbral desde una sociedad caracterizada por la discriminación y la segregación a una sociedad que fomente la participación, el respeto, la solidad y la cooperación.

Más allá de las diferencias, más allá de las capacidades. A diferencia de la visión integradora, la inclusión pone el foco en el aula, en las instituciones, no en el alumno ni en sus “discapacidades” o diferencias culturales. Enriquece la práctica educativa con las diferencias, no intenta aunarlas bajo un criterio universalmente valido. La inclusión es el camino para crear una ciudadanía respetuosa de la diversidad social, cultural y racial. De ahí que, “La educación se puede constituir como bien común cuando atiende pedagógicamente a la diversidad de los ciudadanos que la desean, considerando sus necesidades e intereses (Mena, Muñoz, Cortese, 2013).

Lo cierto es la complejidad existente al llevar prácticas inclusivas en los centros educativos, no obstante, avanzan en el proceso de internalización de estas.

TAGS: #Inclusión Integración Ley de Inclusión

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Urge establecer en Chile una política migratoria acorde a las necesidades y realidades sociales actuales, teniendo siempre por delante datos objetivos que permitan tomar decisiones a nivel de Estado y no a ...
+VER MÁS
#Política

Migración en Chile, un aporte al debate actual

En las tres constituciones de más larga duración no se ha contemplado en ningún momento dicha posibilidad, al contrario, han exacerbado los poderes del Presidente de la República.
+VER MÁS
#Política

¿Cabe otra posibilidad que no sea el presidencialismo?

Los alcances de la visibilidad que adquirió el ajedrez vinculado a la lucha política desarrollada en la guerra fría fueron insospechados
+VER MÁS
#Política

La Política y el Ajedrez

Las desigualdades no terminarán mágicamente con la nueva Constitución, pero sí da una oportunidad para tener un marco general que permita efectivamente combatir las desigualdades
+VER MÁS
#Justicia

Tenemos la oportunidad de abrir una vía para encontrar soluciones

Nuevos

Urge establecer en Chile una política migratoria acorde a las necesidades y realidades sociales actuales, teniendo siempre por delante datos objetivos que permitan tomar decisiones a nivel de Estado y no a ...
+VER MÁS
#Política

Migración en Chile, un aporte al debate actual

En las tres constituciones de más larga duración no se ha contemplado en ningún momento dicha posibilidad, al contrario, han exacerbado los poderes del Presidente de la República.
+VER MÁS
#Política

¿Cabe otra posibilidad que no sea el presidencialismo?

Los alcances de la visibilidad que adquirió el ajedrez vinculado a la lucha política desarrollada en la guerra fría fueron insospechados
+VER MÁS
#Política

La Política y el Ajedrez

Las desigualdades no terminarán mágicamente con la nueva Constitución, pero sí da una oportunidad para tener un marco general que permita efectivamente combatir las desigualdades
+VER MÁS
#Justicia

Tenemos la oportunidad de abrir una vía para encontrar soluciones

Popular

Así como los médicos de la época de Freud desmentían a las pacientes histéricas clasificándolas de “simuladoras”, la clase política y la elite chilena rechazan constantemente las demandas del pue ...
+VER MÁS
#Sociedad

Psicoanálisis y estallido social: La pregunta por la dignidad

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público