#Economía

Las fisuras del modelo de sociedad de mercado

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Lo que hace HidroAysén en la práctica, es pagar por vulnerar derechos. Pero más de fondo: esto demuestra las fisuras del modelo del crecimiento a todo evento. Es decir: la economía no es el fin último de una sociedad.Lo productivo no puede ser la medida de todas las cosas. Porque aunque hay ámbitos en los cuales algunos ven factible la vía de la “compensación económica”, hay otros donde no hay posibilidad alguna.

Un concepto insistentemente usado por los promotores de la sociedad de mercado (distinta de la que, dentro de sus componentes, incorpora la economía de mercado) es considerar que uno de los principales motores de las personas es la generación de valor monetario. Que el crecimiento económico no sólo es necesario sino positivo en sí mismo. Y que en este, las inversiones productivas tienen un papel vital.

Este planteamiento alude a que las iniciativas privadas económicas de todo tipo (restringiendo para ello al máximo la acción del Estado) generan empleo y, por extensión, mayores recursos económicos para las personas, con los cuales pueden adquirir bienes y servicios que mejoran su calidad de vida.

Entre estos “bienes y servicios” no sólo incluyen los accesorios, sino algunos esenciales como la salud, la vivienda, la educación, el agua potable o la electricidad. Caso extremo es la “previsión social”, en Chile, planteada desde una mirada no solidaria, como lo establece el concepto puntal de las AFP, que es el de la “capitalización individual”.

Bajo esta premisa, cualquier inversión que cumpla con la legalidad, debiera materializarse. Así lo han dicho insistentemente los principales dirigentes del mundo empresarial, la mayoría de los representantes del gobierno y el oficialismo, más escapados actores de la oposición que se sienten bastante cómodos con el modelo de sociedad de mercado heredado de Pinochet.

Pero en esta tesis algo no cuaja.

Es lo de las “compensaciones” a las comunidades tan en boga en los últimos años, a raíz de las movilizaciones territoriales. Deber dar “algo extra” a las personas que viven en el ámbito de influencia un proyecto que cumple con la legislación vigente, suena extraño. Es dar más allá de los “beneficios” propios de cualquier inversión.

A nadie lo compensan por darle algo positivo. No me imagino a Putaendo pidiendo “compensaciones” e “indemnizaciones” porque alguien quisiera ampliar su escuela. O a Iquique por la idea de mejorar su hospital.

Esto lleva a reconocer que hay iniciativas productivas, que muy legales serán, pero que por el sólo hecho de implementarse son negativas para los territorios. Para su gente y sus ecosistemas.

En el caso de HidroAysén, por ejemplo, quienes se han pronunciado en la región a favor del proyecto lo hacen esencialmente por la esperanza de que se rebaje el costo de la electricidad. Algo que la propia empresa ha reconocido no puede asegurar, ya que no está en sus facultades hacerlo sino que depende de cambios legales, que pasan por acuerdos parlamentarios. Parlamento donde hay 120 diputados y 38 senadores (nunca está de más recordarlo) con sus respectivas comunidades con termoeléctricas, represas, mineras y todo tipo de iniciativas que nadie quiere cerca.

No conozco en la zona austral muchas personas que digan “” a las represas en la Patagonia (y a los miles de trabajadores externos que arribarían, con sus consecuentes impactos sociales y culturales) porque su sola materialización vaya a ser beneficiosa para nuestra zona.

La empresa ha tenido que recurrir a becas, aportes a emprendimientos productivos, financiamiento de campeonatos deportivos, culturales, de truco y un largo etcétera que debiera alertar al Servicio de Impuestos Internos para exigir a la sociedad de Endesa y Colbún que amplíe su giro actual, que es exclusivamente el de “generación de energía”.

Lo que hace HidroAysén en la práctica, es pagar por vulnerar derechos. Pero más de fondo: esto demuestra las fisuras del modelo del crecimiento a todo evento. Es decir: la economía no es el fin último de una sociedad.

Lo productivo no puede ser la medida de todas las cosas. Porque aunque hay ámbitos en los cuales algunos ven factible la vía de la “compensación económica”, hay otros donde no hay posibilidad alguna. Arraigo, identidad, derecho a la participación y a vivir en un medio ambiente no contaminado, por nombrar algunos pocos ejemplos, también forman parte de los objetivos vitales de muchas personas.

Y ahí es donde aparece una incómoda realidad. Porque estos “insólitos” fines en una sociedad de mercado, no son posibles de compensar con una bolsa de dinero.

——

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

26 de marzo

Err sentido comúnme dice que:
desde la clase dominante no se impone un sentido común, sino que una realidad compuesta de:
procedimientos
legislaciones
mucha información
gran experiencia
amplia solvencia, etc…

En cambio, de la parte «explotada», los ciudadanos comunes y rayantes de votos, los endeudados hasta las masitas, etc., lo que exhiben es:

Desorden …
Escasísimo poder relativo en comparación con su contra partida,

que es precisamente la que crea este estereotipo: dominante-dominados, realidad-imposibles, «endeudados-votantes», descontentos-imposibilitados.

Ahora, para no redundar en el tema:
pasar del estado A (esta realidad) a
un estado B, en la que se «cambie el sentido común»:

necesita:

procedimientos, de la parte que hoy tiene los menos para su cometido (social);

Necesita herramientas de organización, debate y acuerdos…

Necesita poder económico que lo puede lograr con, precisamente, organización, debates y acuerdos.

Necesita planes políticos valorados «al centavo de dóllar»…

Necesita puntos de partida, con los que la sociedad civil se pueda poner en el camino correcto para lograr esa organización…

Necesita un sitio en internet para reunir a la gente; «la res de todos» podría ser su nombre; «res» y no precisamente «red»…

Necesita que quien maneje ese sitio, permita recibir las sugerencias y decisiones de usuarios vía votaciones, acerca de los servicios o bondades que debe poseer esa página.

La pregunta es:

¿Dónde esta la página donde se reune el pueblo chileno, o la parte de el interesada en hacerlo para conversar acerca de estas cosas?…

Esa es la pregunta:

¿Dónde está la página que organiza la resistencia social al sistema político-económico?…

Si sabes de la dirección de esa página, por favor informa acerca de ello…

Si no sabes de esa página: ¿La puedes crear y difundir en las redes sociales, de forma que nos podamos reunir en ese lugar digital?…

Si no conoce la página, si no la puede contruir, conversemos acerca de ello con nuestros amigos, y busquemos la página o a quién la habrá de construir.

Si no existe la página, y nadie la crea, o nadie difunde su necesidad, «cambiar el sentido común en la sociedad» es algo que puede tomar mucho tiempo…

Crear la página o encontrarla, en cambio, se asemeja a encontrar árboles plantados junto a los arroyos en los que la gente alguna vez decidió asentarse en ellos para vivir allí…

Utilizar la página, en términos simbólicos, tendría logros similares a los que tienen las saetas en manos de los valientes, es decir, tendría por destino la conquista (la conquista de lo social, o lo que «lo social» quiera conquistar)…

Y todo aquello con apenas un poco de organización

en la página señalada..

PD: Si la nadie se come la página, no hay postre…

Si nadie la construye y mantiene, no hay premio social…

26 de marzo

Patricio. Disculpa, este comentario no debiera existir, pero, intenta explicar que el comentario anterior en tú artículo, tampoco debiera existir… Si Equipo lo lee, se le agradecería que los eliminase.

kgjfd

27 de marzo

Rolando, les avisaré. Pero de todas formas, leí tu comentario (antes de llegar a este que estoy respondiendo) y me parece interesante lo que planteas. Ahora, no creo que exista «una» página, porque el sentido común se crea a través de la «gran página» que es el momento de intercambio que se produce día a día. Esta, con el tema que he planteado en este artículo, es una más de las páginas que se requieren para orientar el sentido común hacia la visión que personalmente tengo como ciudadano.

Mis saludos

Patricio

27 de marzo

A mi criterio, Patricio, ya que he leído tu artículo a raíz de mis comentarios desencajados, me gustaría comentarte que:

Tal vez sería distinto si la comunidad nacional de personas comunes y corrientes fuera la que invierte en energía, porque además de recibir retornos económicos, recibiría bajas en los precios de la electricidad. Tal vez el impacto sobre el medio ambiente se vería con una mirada distinta. Quizá se podría pensar también en formas de hacer menos invasivo para el ecosistema las formas en las que se genera y/o explota la energía.

Con la misma organización que señala mi primer comentario se podría hacer todo esto. Sin ella, en cambio, no creo que cambie alguna vez la realidad en la que siempre son grandes corporaciones o similares las que hacen estas clases de inversiones en energía, para especial aprovechamiento de otras grandes corporaciones, tales como las mineras, en este caso, que requieren energía para explotar la cordillera de los Andes y,

a las personas, que se las coma el crédito y los altos costos de bienes o servicios de consumo básico…

He visto mucho este similar análisis, Patricio, de distintas formas, acerca de nuestra realidad, pero, por más que lo vea repetirse, no veo surgir la solución, motivo por el que en este punto se vuelve completamente válido lo dicho en mi primer comentario, señalando que se requiere una página donde se reúna el pueblo chileno a organzar sus formas de proceder en el futuro…

Tenemos una patria inmensa por conquistar y apenas pagando el 19% al valor agregado… Una oportunidad imperdible, que quedaría en los anaqueles de la historia chilena y del mundo para siempre… Por eso el llamado es tan importante, porque, con la toma de consciencia de la oportunidad que tenemos, es posible que en algún lado nazca la página que comento. que bien si fuera el Quintopoder, pero, no estoy seguro de cuáles son sus verdaderos objetivos, porque, una cosa en hablar acerca de algo y buscar firmas para conseguir un fin específico, pero, distinto es crear un mecanismo organizado de «resistencia social» o de conquista a nivel económico, administrativo y político de la nación, por parte de sus propios ciudadanos, dada la realidad, debo decir, en la que la gente no tiene poder para más cosa que rayar un voto…

Esa es nuestra tarea, Patricio… Compartir esta idea para crear esa organización social…

Saludos

28 de marzo

Rolando, en realidad lo que dices ya está hecho. Es la ley de Net Metering, a la cual le falta el reglamento que lo operativice. Acá, crónica de 2011 sobre el particular: http://elquintopoder.cl/economia/net-metering-para-que-las-electricas-paguen-a-los-chilenos-por-la-energia/

Ahora, hay mucha gente que está organizada en torno a cambios sustantivos. Los estudiantes, Patagonia sin Represas, en Aysén, Freirina, el pueblo mapuche, dan su lucha. Y todos los aportes que se puedan hacer, son bienvenidos. Creo que una página web aportaría bastante a una organización que ya se viene dando, pero tengo mis dudas que sea «la» iniciativa que nos permitirá lograr los cambios. Más que buscar la piedra de David contra Goliat, estimo que hay que actuar como los liliputienses contra Guliver, como alguna vez me dijo un amigo. Liliputienses coordinados, por cierto.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Para Arendt, Eichmann no era el «monstruo», los actos no eran disculpables, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócr ...
+VER MÁS
#Justicia

Osvaldo Romo Mena: la banalidad del pasado en el presente

Se dice de Oyarzún que fue tan ingenuo como filósofo. Tan niño como angustiado. Tan poeta como burócrata
+VER MÁS
#Cultura

Poesía y filosofía en un olvidado Luis Oyarzún

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Popular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Con la predictibilidad lo propio de lo humano, la creatividad, el asombro, la resiliencia, se dañan o atrofian, o son subyugadas al autodeterminismo de  las profecías autocumplidas
+VER MÁS
#Educación

El exceso de predictibilidad está 'matando' a nuestros estudiantes