#Desarrollo Regional

Quemarse a lo bonzo o la urgencia de descentralizar Chile

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Si usted espera leer en este post un contenido lleno de datos y sustancia estadística, va a defraudarse. No me interesa realizar ese ejercicio, fundamentalmente porque ya muchos lo han hecho aquí y en otros medios y porque, seamos sensatos, es ya una cuestión bastante obvia la necesidad de descentralizar el país.


Las regiones no debieran tener a un Intendente representante del Presidente de la República, sino a uno elegido por los ciudadanos, lo mismo con el Gobernador Provincial, también una figura desconcentrada y, por lo demás, con bastante poco relevancia en la actualidad.

Lo que quiero hacer, más bien, es invitarlo a una reflexión a la luz de lo que ocurre en el norte de nuestro país, pero a partir de la información surgida respecto de un vecino que amenazó con auto inmolarse a raíz de la falta de ayuda. Esta persona, alguien como usted o yo, padre de familia, con un hijo de tres años, su mujer esperando al siguiente miembro de la familia, y todos viviendo en los terrenos de una Toma.

Este señor, como usted o yo, deseando darle a su familia el mejor pasar posible. No obstante, ni como usted ni como yo, este señor vive en lo que a esta altura del partido es una llaga para el espíritu de esta nación, los campamentos, las tomas de terreno en la que personas sin más que su dignidad, escupen a la cara los esfuerzos focalizadores de políticas públicas mezquinas, y por mano propia se hacen de un terreno ajeno para poder construir un lugar donde proteger a los suyos de la lluvia y el frío, así, con los escasísimos recursos con que cuentan, pero con la dignidad del espíritu humano que no se inclina ante la esclavitud que promueve este sistema u orden de cosas.

Pero cuando surgen, elocuentes, las fuerzas de una naturaleza tan indomable como la dignidad de los más desposeídos entre nosotros, somos testigos avergonzados de cómo dicha dignidad lleva a estas personas, compatriotas, a poner en la mesa lo último de lo que pueden echar mano para no entregar su más valioso, y último, reducto: su vida. Lea bien esto y digiéralo, lentamente. En el país de PENTA y CAVAL, en el país de las utilidades de varias docenas de miles de millones de pesos de los bancos en un año equis; en el mismo país del mayor productor de cobre del mundo y que también posee de las mayores reservas de litio del planeta; sí, en este mismo país, hay personas que, producto del estado de cosas en nuestra sociedad, del carácter unitario y centralista de la organización política y administrativa de Chile, ofrecen quemarse y atentar contra su vida para presionar por recibir la ayuda que, por el sólo hecho de ser ciudadano, el aparataje público debiera proveerle en situaciones como la que ocurre en estos días en la segunda y tercera regiones y en el sur del país.

Qué vergüenza me provoca todo esto. No hablo del gobierno ni de su color. Hablo del orden imperante, hablo de cómo pudiendo ser un país que decida y ejecute en toda la gama de la vida nacional como una liebre, lo hace como una tortuga, si se me permite la analogía.

¿Por qué las regiones deben esperar la decisión del ámbito central para ejecutar las acciones necesarias y resolver, con oportunidad, sus imperativos locales? No me conteste lo obvio. Es más bien un pregunta retórica.

No es lo mismo atender una emergencia en Arica que en Punta Arenas, en Temuco que en Chañaral o Copiapó. ¡No es lo mismo!

¿Por qué, entonces, la población de cada región ha de estar sujeta al tino y disponibilidad de personeros del gobierno central, insisto cualquiera sea el color político de éste, cuando en cada región hay también autoridades, que podrían en otro orden de cosas ajustar sus decisiones a la vocación territorial respectiva? Es que las regiones no debieran tener a un Intendente representante del Presidente de la República, sino a uno elegido por los ciudadanos, lo mismo con el Gobernador Provincial, también una figura desconcentrada y, por lo demás, con bastante poco relevancia en la actualidad.

Las regiones también debieran escoger al jefe de la policía y a los magistrados. Todo el tinglado público, todo el aparato administrativo sometido al arbitrio del pueblo soberano. También deben contar con un presupuesto propio que pueda ser abultado en ocasiones en que lo ameriten por el gobierno central, pero siendo éste gobierno central ya no el depositario de la iniciativa en ellas. Es sofocante que cada necesidad regional sea resuelta por Santiago, sea en el ámbito público, sea en el mundo privado. Piense, por ejemplo, en los repuestos de un vehículo, en la autorización de un crédito, en fin, tantos ejemplos en los que puede usted corroborar y coincidir conmigo.

Pero cuando se trata de evitar que araucarias milenarias sean destruidas por el fuego, prevenir los efectos de una erupción en ciudades y poblados aledaños, atender la urgencia provocada por un maremoto, acudir en ayuda de ciudadanos afectados por un sismo o, en el desastre del norte que hoy estamos viviendo, resolver los devastadores efectos de aludes de material de toda índole, las personas no pueden estar al vaivén de una mayor o menor reacción, activación de recursos y disposición operativa o administrativa de un poder central que, por muy ágil, nunca estará a la altura, en cuanto velocidad de reacción, de un verdadero gobierno regional, autónomo, con libertad de acción y potestad adecuadas para ejercer la autoridad y movilizar aquello que sea menester para absorber estas emergencias. Es evidente que un gobierno central sólo puede, y hasta por ahí, actuar con cierto grado de eficacia cuando situaciones puntuales, aisladas. Pero con emergencias simultáneas la cosa resulta bastante deficitaria.

Deficitaria, lenta, ineficaz. Y mientras, las personas sin agua, sin comunicación, sin acceso a salud, cuando no sin techo, cuando no desparecidas. Cuando no auto inmoladas.

¡¡¡Descentralización!!!

TAGS: Descentralización

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

30 de marzo

La lógica del libertinaje del mercado es el causante de las inundaciones e incendios: los ríos en Atacama se secan por la minería que contamina las napas subterráneas, tal como en Arauco los bosques nativos son arrasados para instalar plantaciones de pino y eucaliptus. Es decir, el responsable del cambio climático, de la caída real de nuestra calidad de vida y de la violencia ejercida contra el medioambiente, es el modo capitalista de producir.

De ahí surge la necesidad de cambios estructurales, de definir otro modelo de desarrollo, uno que vaya más allá de la estrategia primario- exportadora que nos transforma en un país pobre, carenciado, desigual, injusto y gobernado por una casta política corrupta, soberbia y que se piensa impune. Es prioritaria la lucha de los trabajadores bajo la consigna de la Asamblea Constituyente libre, soberana y democrática, conducida y protagonizada por el movimiento popular.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Una Estrategia País es una declaración que determina la esencia de lo que hay que hacer sostenidamente en el tiempo para conseguir un objetivo principal que debe impulsar el desarrollo de otros objetivos ...
+VER MÁS
#Chile 2030

¿Es posible que Chile logre su desarrollo sin Estrategia País? Parte 2

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Popular

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)