#Cultura

Arte, educación y cultura no son lo mismo, se trata de 3 cosas diferentes

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

No podría definir qué es el arte, es algo que se ha intentado definir de muchas formas, pero siempre existen apreciaciones personales al respecto. Por la misma razón, muchas veces se nos impone una visión sobre el mismo que no tenemos por qué compartir. Sucede entonces que la mejor forma de definir algo que no se conoce con certeza es, por el contrario, definirlo por lo que no es o no podría ser.

El arte no es educación. Y no es cultura (y podemos agregar que la cultura no es educación).


El arte puede elevar el nivel cultural. Pero no es “cultura” de por sí, y como equivalencia. El arte sólo se vuelve cultura cuando pasa a ser parte del patrimonio y la memoria de una sociedad.

La educación es bien diferente del arte. Actualmente se cree que la música, la pintura, la literatura o el teatro sólo tienen fines educativos, “culturales”, o políticos incluso. Pero el arte, realmente, sólo puede tener un fin artístico (a saber cómo lo definimos, aunque por lógica no es un fin educativo ni tampoco uno cultural).

La cultura es gratuita, porque es propia de todo grupo humano. Las personas pueden absorber una cultura por el sólo hecho de estar inmersas en ella. Alguien se puede convertir en pescador por haber vivido con pescadores, por lo que aprende sus destrezas y técnicas. No hay forma de cobrar por ello, porque la cultura siempre es gratis y está disponible en el intercambio social.

La educación en cambio es una actividad intencionada, tiene el fin de educar a las personas. La cultura no tiene una finalidad manifiesta, siendo parecida a una biblioteca. un archivo o un almacén. Pero la educación sí tiene esa finalidad y busca generar unos valores y destrezas. Trata de formar a una persona y es esencial para todo grupo humano (también lo es esencial la cultura, pero la cultura, a diferencia de la educación, siempre existe, buena o mala, no necesita una intención).

Por tanto la educación puede ser asumida como rol del Estado, no necesariamente de forma excluyente, pero sí de forma preferente y amplia. La educación puede ser pública y gratuita, porque de los tres conceptos es el que más fácilmente puede ser legalizado, formalizado o asumido como actividad sujeta a normas, a límites y a necesidades de financiamiento, por ser la actividad más material y tradicional, y también la más fácilmente comprensible y concreta.

El arte no es ni educación ni cultura. El arte tiene mucho más que ver con la libertad y posición de un individuo (o de varios individuos) en el mundo que con el Estado. El Estado a cargo del arte es la negación de la libertad creativa, porque significa que el Estado asume el mismo papel que cumplían antiguamente las cortes en las monarquías, donde componer música, pintar o escribir sólo podía hacerse con auspicio real.

La educación a cargo del Estado es una necesidad, porque es importante formar personas, entregarles valores y destrezas. La educación puede ser pública, gratuita y universal, puede ser muy amplia, y además puede elevar el nivel cultural y además servirse de las artes para su fin educativo.

La cultura no podría estar a cargo del Estado aunque quisiera, porque es propia de todo grupo humano. El Estado puede influir en el nivel cultural mediante la educación y otras acciones, pero no puede hacerse cargo de “la cultura”. La cultura adquiere la forma que la sociedad le da, y sólo la que la sociedad, el colectivo, quiera o pueda darle.

El arte puede elevar el nivel cultural. Pero no es “cultura” de por sí, y como equivalencia. El arte sólo se vuelve cultura cuando pasa a ser parte del patrimonio y la memoria de una sociedad. Esto ocurre cuando la sociedad recuerda una obra de arte, y no cuando la obra de arte está recién hecha, porque ser artista no te vuelve automáticamente parte de “la cultura”. Es algo que define el paso del tiempo.

El arte puede tener un fin educativo. El Estado puede educar a través del arte. Esto lo logra a través de museos, bibliotecas, orquestas, teatros. Y puede lograrse a través de instituciones culturales.

Pero el arte no es ni educación ni cultura. Como actividad es una cosa diferente, y no está a cargo de universidades, ni del Estado, ni de empresarios que no se dedican a actividades artísticas (nada tiene que hacer un fabricante de fideos o un empresario del retail en la promoción de la actividad artística, a diferencia del dueño de un teatro, un cine, o una sala de música).

El arte es libre, es principalmente individual (del individuo hacia el mundo), nace de la expresión personal (o colectiva, pero nunca estatal), y es una actividad profesional o un oficio. Y la libertad de trabajar en el arte es un derecho humano, el derecho al trabajo, el cual no puede ser relativizado.

Arte, educación y cultura son tres cosas diferentes. Este pesado y aburrido texto explicativo me parece necesario, dado que hemos olvidado el uso de diccionarios y enciclopedias, libros colectivos y bastante modestos, cuyos autores permanecen muchas veces anónimos.

TAGS: #Artes #Cultura Educación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
any

12 de noviembre

Discrepo en su argumentacion, hay artes en todos los aspectos de la existencia, tiene relacion con la percepcion, interpretacion y apreciacion de la belleza en todo…No toda la cultura es gratuita, me encantaria tener acceso a mucha informacion ,mas no tengo el poder adquisitivo para hacerme conocedora. Como decia un profesor cada oficio tiene su arte.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?