#Sociedad

Crónica de un aborto voluntario

13 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El dinero que le presté en cambio –y que ella me devolvió– era una ayuda concreta para que ella pudiese elegir con la libertad que la ley chilena le negaba. Yo por mi parte, continué mi vida como hombre libre, sin que las leyes del Estado de Chile se metieran con ninguno de mis órganos ni funciones vitales.

Hace algunos años, estando yo en mis veintes, una gran amiga a la que voy a llamar Ana, me llamó por teléfono para pedirme ayuda: necesitaba dinero para hacerse un aborto. No, no era yo el padre ni había tenido nada que ver con ella románticamente como para sospecharlo; era simplemente un favor como cualquiera, y aunque yo no estaba en condiciones de prestarle todo el dinero, entre aportes propios y de varios amigos, ella podía costearse un aborto que creía seguro.

En aquel entonces mi postura sobre el aborto era que con correcta educación sexual y las debidas medidas previas, no había ninguna necesidad de llegar a tales extremos –aún no existía píldora del día después.  Sin embargo Ana era estudiante universitaria, como yo, había tenido un desempeño sobresaliente y, sin embargo, decía que para ella era imposible tener a ese hijo que venía en camino.

Lo primero que hice fue pedirle tiempo, no mucho, obviamente, solo un par de días para considerar moralmente mi decisión. Como hombre nunca me había puesto en el caso y era de los que siempre –casi siempre– había tomado medidas para evitar accidentes.

Pensé mucho en aquel “casi”, porque en momentos en que la pasión era grande y había que actuar en beneficio del romance, yo siempre había decidido jugármela como un Sabina cualquiera. No habían sido demasiadas veces las que había corrido y sobre todo había hecho correr riesgos, claro, pero también sabía que con una sola vez bastaba. Como había visto la célebre película pro vida “El Grito Silencioso”, que la dictadura había pasado en su franja cultural, pensé un poco también en cuestiones metafísicas tales como el origen de la vida, pero la verdad es que aquello me tuvo finalmente sin cuidado, porque, después de todo, o no éramos nada más que materia o si había alguna clase de espíritu o algo parecido, dicha entidad no podría sufrir, ya que ni los órganos sensoriales ni el sistema nervioso estarían completamente formados, por tanto, no creía que un embrión fuera todavía una persona. Me preocupaba más la salud de mi amiga, su salud mental y cuestiones mucho más mundanas como la ilegalidad del procedimiento: en un procedimiento ilegal no se puede pedir garantías.

Finalmente me reuní con Ana y le expuse todas mis aprehensiones, temores y problemáticas morales. Le sugerí que por último diera al niño en adopción, aunque, claro, eso en la pequeña burguesía no se estila, sino más bien las abuelas asumen en todo o en parte los cuidados de la criatura hasta que la madre por fin sienta cabeza… o no, además de machacarles a sus hijas la culpa en el mejor estilo pasivo agresivo. El caso es que mi amiga no quiso escuchar ninguno de mis consejos, luego de lo cual, le entregué el dinero y ella se sometió a un procedimiento del cual salió perfectamente sana.

Ana no corría ningún riesgo físico vital y era mayor de edad (apenas, en aquellos años la mayoría de edad era a los 21), sin embargo, tener aquel hijo hubiera significado para ella no terminar su carrera, complicar aún más su relación con su familia de origen y atarse a un hombre que después desapareció para siempre de su vida, sin dejar mayores huellas en su recuerdo. Tal vez estas consecuencias puedan parecer a muchos anodinas y me pondrán muchos ejemplos de mujeres que salieron adelante en peores condiciones, sin embargo ¿con qué autoridad obligamos a las mujeres a tener que luchar contra tales condiciones?

Ana tomó una decisión fría y calculada, es cierto. Contaba con alternativas, pero lo importante es que ella y solo ella tomó la decisión sobre su vida y sobre su cuerpo. Claramente rompió la ley y seguro que yo fui cómplice –en todo caso, esto pasó hace más de diez años por lo que el delito está prescrito, de ahí que lo confiese tan suelto de cuerpo. Yo tuve muchas dudas acerca de qué hacer y la verdad es que no estuve de acuerdo con su decisión, pero me di cuenta de que a mí no me correspondía tomarla. Ella estaba pidiendo mi ayuda, no mi consejo.

En caso de que ella hubiera decidido tener a su hijo o hija, yo ni me hubiera hecho cargo ni de la crianza, ni de su manutención, ni nada. Mis opiniones no eran más que buenas intenciones, acaso todavía un resto del prejuicio conservador con el me criaron y nada más. El dinero que le presté en cambio –y que ella me devolvió– era una ayuda concreta para que ella pudiese elegir con la libertad que la ley chilena le negaba. Yo por mi parte, continué mi vida como hombre libre, sin que las leyes del Estado de Chile se metieran con ninguno de mis órganos ni funciones vitales.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

12 de julio

Y al final cuando puedan ponerse en nuestros zapatos, con los tacos más altos, recién opinen…

12 de julio

Bien dejarla en libertad…

indignado

12 de julio

Realmente quieres debatir o simplemente poner tus deseos encima de la mesa?

12 de julio

Es muy comprensible la situación. Porque es mirar la vida desde el prisma personal; bajo esa lógica, es obvio cuidarse uno y su futuro.
Pero, bajo el mismo argumento, es lógico robar algo que necesito, es lógico colarse en una fila para no perder el tiempo, etc.
El gran dilema, en el caso del aborto, y en variados temas de discusión tiene que ver con el YO versus el resto. En el caso del aborto, el YO se esgrime como primario, y manejando la realidad, se trata de hacer ver al individuo abortado como un quiste; para reforzar la decisión tomada y que no hayan culpas.
Cuando se pasa al lado de alguien que solicita ayuda desesperadamente, se siente una angustia tremenda, pero una vez que nos alejamos de este, vamos generando mecanismos de defensa justificando nuestra decisión de no ayudarl@ (no me refiero al caso explicado). Finalmente, es una lógica en la que lo mas importante es mi individualidad.
Esa misma lógica, cuando la aplica otro por razones que no nos gustan, son rechazadas: el que el nazismo matara a miles de judíos porque les eran molestos, o Mao en China a los contrarios. Siempre hay una razón, incluso a veces comprensible, pero precisamente para evitar que las razones acomodaticias primen sobre la vida, se estructuraron los DERECHOS HUMANOS; los cuales, finalmente, han terminado siendo solo un panfleto manejado por los grupos que son violentados, pero que, lamentablemente, no tienen representantes que los defiendan para los no nacidos.

12 de julio

¿Una mujer que aborta es igual a Hitler matando judíos? ¡Gracias a Satán por no tener marido ni partido!

12 de julio

Aja…

¿Y que estas haciendo al respecto, Arturo? Ah, si, le estas exigiendo a una mujer que tenga el hijo, estas señalando a la mujer como asesina. ¿Y que pasa contigo? ¿Que pasa con los otros hombres? ¿Porque no señalas a los hombres?

Tu no defiendes a los no nacidos, tu estas exigiendo a la mujer que tenga toda la carga del asunto, que sea el tubo como decia Ena von Baer. Pero el problema es que la mujer no es la piensa en su individualidad, es el hombre, el que no usa condon o no sabe usarlo, el que tiene sexo pero no tiene idea ni quiere saber de las consecuencias, el que si una mujer le dice que esta embarazada sale arrancando…

La opinion de un hombre en este tema, en la actual situacion de nula educacion sexual y menos hacia el hombre, vale menos que un grano de arena. Porque los hombres no estan haciendo nada para revertir una de las causas del aborto: la irresponsabilidad masculina en materia reproductiva.

Ya basta de que le tiren todo a la mujer en este tema: que no provoque a los hombres, que no use ropa que atraiga a los hombres, que use metodos anticonceptivos porque el hombre no quiere usarlos, que se aguante con el feto incluso cuando ha sido violada o cuando esta muerto…. Ya basta de escurrir el bulto, caballeros

13 de julio

Dentro de lo que puedo, bastante. De hecho a dos personas las apoye economicamente durante en embarazo, y posteriormente a entregar a la guagua a una institucion ad-hoc.
Pero el punto es lo que dice Mistika: que no se puede comparar a Hitler con el aborto. Si no se puede, es porque dentro del imaginario , ella determino que una guagua no es persona. Y esa es la idea siempre de quien apoya el aborto: al no verle la cara a quien matas, no duele matarlo…igual que Hitler.
Y, a proposito del tema, siempre argumento lo mismo: si hubiera aborto legal, ¿estarian de acuerdo con acabar con la ley de filiacion? Porque un padre podria siempre decir que el queria abortar la guagua, asi que si la mujer quiso seguir, no se le puede exigir a el que lo reconozca y mantenga. ¿Estarian de acuerdo tambien con eso?

Sara

12 de julio

Entiendo el aborto en el caso de la niña de 11 años violada, tal vez en el caso de cualquier mujer violada, o en cualquier caso extremo…pero no en una mujer adulta, universitaria, que pudo haber tomado las precauciones necesarias y no lo hizo, y después quiso abortar para no cagar su carrera, es muestra de una irresponsabilidad absoluta de su parte, no puedes andar haciendo guaguas y luego haciéndote abortos como si nada. Estoy de acuerdo con que exista la posibilidad de abortar legalmente, principalmente porque el riesgo sanitario que conllevan los abortos caseros o clandestinos es muy alto, y no es justo que una mujer que realmente lo necesita se arriesgue de esta manera o incluso pueda ser llevada a prisión…pero que no se le reste importancia a la existencia del embrión, o del feto en desarrollo, que no se llegue a tomar una decisión así con tanta liviandad, que no se aprovechen las personas de esta salida, que solo debiera ser en el caso más extremo…aunque difícilmente se podría regular eso, solo quedaría a su conciencia.
PD: No crean que esta es una opinión entregada cómodamente, desde la vereda contraria, soy mujer, mi familia es pobre, estoy en la mitad de mi carrera universitaria, en estos momentos estoy embarazada de 3 meses y días. Fue un embarazo no deseado, el padre es un sacoweas, pero no me echaré al feto por culpa de mi irresponsabilidad, no es un tumor, no es un quiste, he visto su corazón latir desde que tenía un par de semanas, ya he visto como formó su cabeza, brazos, piernas…he visto cómo se mueve…eso me parece más valioso que cualquier problema personal, económico o académico que esta situación pueda acarrearme.

12 de julio

Lo de “una mujer adulta, universitaria, que pudo haber tomado las precauciones necesarias….” no me gusta.

¿Por que le pides a la mujer que tome las precauciones?

Aqui el problema es que le exigimos mucho a la mujer. ¿Donde queda el hombre? ¿Donde esta en tu critica el hombre, aparte de lo de “sacoweas”?

Estoy totalmente de acuerdo que no podemos restarle importancia al feto en desarrollo, y comparto plenamente que no podemos tomar este asunto con tanta liviandad. Pero creo que si vamos a hacerlo, vamos a tener que hablar del papel del hombre en este asunto mucho mas que el papel de la mujer.

Porque no es responsabilidad de la mujer el tomar precauciones, es de los dos. Hablamos mucho de los derechos reproductivos de la mujer, pero epa! una mujer normalmente no se embaraza por el Espiritu Santo, hay un hombre, al que nunca se le ha enseñado mas que a meter su pene donde le de la gana. Por eso es que tu ahora tienes un problema, no porque tu hayas sido irresponsable, es porque tambien el otro fue irresponsable.

Creo que es enormemente admirable lo que estas haciendo. Porque estas embarcada en un proyecto que sera absolutamente para toda tu vida y que fue no deseado. Pero creo que no podemos pedirle a todas las mujeres que tengan tu misma valentia, no podemos porque no estamos pidiendole lo mismo al hombre. Para un hombre, el feto no es nada, ni siquiera un quiste.

Estamos mal, muy mal, cuando una mujer en tu situacion no le da al hombre la responsabilidad que tiene. Porque si los hombres tuvieran mas claro que sí tienen responsabilidad, tu no estarias en este momento sola y asumiendo los problemas que tendras. Y no tendriamos que hablar ni de niños abandonados ni de aborto. Pero como hasta chicas como tu no se dan cuenta de ello, que de un embarazo la mitad es responsabilidad del hombre, y no les exigen a los hombres que la asuman, por desgracia tendremos familias monoparentales, niños abandonados y vamos a tener aborto, porque no podemos ordenarle, por ley, a una mujer, que asuma la mayor responsabilidad que puede tener un ser humano, y que ademas lo haga sola, con el estigma de que “como se le ocurrio embarazarse” y el blablabla añadido que nunca es muy cortés para las chicas en tu situación.

marisol barrasa muñoz,

13 de julio

yo jamas optaria x un aborto y no lo hice soy madre soltera mi hijo ya cumplira 18 años y soy muy feliz no fue facil pero lo logre hoy en dia hay mas ayuda no como antes que te echaban a la calle y tenias que arreglartelas sola estoy de acuerdo en un aborto x violacion de la niña de 11 años pero aun asi ella quiere tener su hijo pero aquellas que x pasrla bien sin cuidarse piense antes de la calentura un bb no pide venir al mundo y si llega x una calentura ha UNA MUJER NO LA PARIERON CON UN HOMBRE ERTRE SUS PIERNAS podemos luchar y salir adelante mejor que un hombre piensen antes de,,,,,

SARA

13 de julio

Marcela Castro: obviamente la responsabilidad de tomar las precauciones necesarias para evitar un embarazo pasa por hombre y mujer. Es tan estúpidamente evidente que me pareció de perogrullo mencionarlo. Si al hombre no se le enseña nada más que meter el pene donde se le de la gana (cosa que realmente dudo, porque hasta el más orco ignorante sabe que puede provocar un embarazo), bueno, si así fuera; si el weon, debido a su “desconocimiento”, no toma ninguna precaución, llega y lo mete, por eso vas dejar de preocuparte tu también, como mujer? vas a abrirte de piernas y bueno, que pase cualquier cosa total después abortas, total el tampoco se cuidó y eso me exime de todo lo que pudiese ocurrir? Obviamente es distinto el caso de una violación, ya que en esa situación, por más reparos que puedas tener, te van a violar igual y ninguna mujer tiene la culpa de ser violada. Por tanto no me parece ninguna justificación válida para un aborto el que ambos personajes, que voluntariamente tuvieron relaciones sin protegerse adecuadamente, tengan la culpa. Y me parece fuera de todo sentido, enfocarse en las críticas y el quien tuvo las culpas, cuando ya ha se ha producido la gestación, cuando la consecuencia latente y viviente de tus actos ya está creciendo en el útero.

Además, Marcela Castro, asumes, sin tener la más puta idea de lo que sucede en mi vida, que “no le doy” al padre de mi hijo la responsabilidad que tiene. Primero que nada, asumes que él no asumirá la responsabilidad sobre su hijo voluntariamente, y segundo, asumes que en caso de no hacerlo yo no le exigiré que lo haga. Lo cual está muy errado y habla de que usted hace juicios a priori sobre mi vida personal, sólo en base a una opinión emitida por mi persona, sólo porque manifesté asumir la responsabilidad que tengo sobre mi hijo y mi propio embarazo, lo cual no significa que esté eximiendo al padre de la misma, por más “sacoweas” que éste pueda ser.

Saludos

13 de julio

Sara:

¿De verdad crees que es tan “estúpidamente evidente” que la responsabilidad de tomar las precauciones necesarias para evitar un embarazo pasa por hombre y mujer? Porque si fuera asi ¿por que tenemos 10.000 demandas de paternidad al año?

Si un hombre realmente considerase que es “estúpidamente evidente” que tiene que tomar precauciones, no tendriamos esa cantidad exorbitante de demandas. ¿O si?

La realidad es que el orco ignorante y el gran universitario NO saben que pueden provocar un embarazo. De hecho, es abrumadora la ignorancia que hay sobre sexo en los hombres.

La unica y absoluta forma segura de no embarazarte es no tener sexo. eso es 100% seguro. Las pastillas y DIU no son efectivas, ni aun cuando las uses bajo prescripcion medica, de hecho muchas mujeres han quedado embarazadas aun cuando se han hecho union de trompas. Asi que ¿por que crees que las que quieren abortar lo haran per se porque no se cuidaron? Muchas sí lo hicieron, el problema no fueron ellas, fue su metodo anticonceptivo.

La que ha hecho juicios a priori sobre las mujeres que sí quieren abortar has sido tu. Las has tratado de irresponsables, egoistas, y yo solo he dicho que estas siendo demasiado dura con las mujeres cuando aqui la cuestion es de dos, y que me parece injusto tirarle todo el carro encima a la mujer, que es lo que has hecho en tu comentario inicial.

Y como la comprension de lectura no es tu fuerte: YO NO DIJE NADA DE TU SITUACION MAS QUE ADMIRO QUE SEAS CAPAZ DE ASUMIR TU MATERNIDAD. Lo que dije es que es terrible que una mujer que esta en tu situacion se tire tan duro contra otras mujeres y no diga nada de la responsabilidad de los hombres. NO HICE NINGUN JUICIO A TU SITUACION PERSONAL, porque no es asunto mio, salvo que sí, estas sola, porque estas sola en esto, seras madre y estaras sola criando a tu hijo, y el “padre” no tendra ni la quinta parte del peso de esa crianza, y esa es ahora tu realidad.

Por eso respeto mucho a las mujeres que son capaces de tener hijos y salir adelante estando solas, porque es muy dificil. Pero no condeno a las que, por los motivos que sean, no se creen capaz y abortan. Y menos creo que todas andan abriendose de piernas a cualquiera, y no toman precauciones. Muchas son mujeres que tenian una relacion estable hasta que por un fallo en su metodo anticonceptivo quedan embarazadas y su pareja las abandona por eso. Muchas simplemente cometieron el error de sentirse solas, o recurren al sexo para tener algo de afecto porque tienen graves problemas familiares, o ya son madres y no pueden mantener otro hijo o quieren postergar un nuevo hijo… ¿Por que las condenas tu a que tengan un hijo que no quieren simplemente porque crees que todas las que pretenden abortar son irresponsables y no tomaron precauciones? ¿Y luego que quieres que hagan con su hijo nacido, que los abandonen en una casa del SENAME, y que los hagan pasar el drama de la pobre chiquita del carabinero o que sean violados o maltratados en esos lugares? ¿O quieres que los crien a la fuerza? ¿Quieres que estas mujeres arruinen su vida y arrastren con ella a un hijo? ¿Crees que todas las mujeres deben tener el mismo llamado de la maternidad como lo tuviste tu? No, no es asi, de hecho hay mujeres que jamas deberian tener hijos.

Creo que la decision de abortar es tremenda, creo que una mujer que la toma no lo hace por irresponsabilidad, es un hecho que ninguna mujer se embaraza para luego abortar, una mujer que aborta no anda abortando cada seis meses (de hecho, la mayoria solo una vez se someten al aborto inducido, sin considerar claro las que sufren abortos espontaneos, que son tremendamente comunes), muchas deciden abortar tras considerar cientos de alternativas posibles, y creo que la forma como te has expresado sobre otras mujeres es deplorable porque lo unico que te falto fue usar la palabra “puta” para referirte a las mujeres. Y creo que te dieron ganas de hacerlo. Y no me gusta, porque me parece inaceptable que una mujer, sobre todo en tu situacion, escriba cosas como las que has puesto en tus dos comentarios, porque es como si apoyaras a quienes creen eso de ti, que fuiste una puta que se abrio de piernas sin tomar precauciones, porque es lo que se piensa en este pais de las mujeres embarazadas solteras. Eso sí que es un juicio a priori, y uno detestable ¿por que lo usas tu para referirte a otras mujeres?

No tienes que ser pro-aborto por ser mujer, pero por favor, usa otras razones para tu postura, porque las que has usado son indignas de una persona educada.

SARA

13 de julio

Marcela Castro: yo diría que a usted le falta comprensión de lectura, ya que manifesté en mi primer post que sí comprendo un aborto en un caso extremo, y no estoy “juzgando” a todas y cada una de las mujeres que quieran abortar. Por ej. comprendo a una mujer que quiera abortar cuando las condiciones de vida que se pueden ofrecer al bebé son deplorables, el que un niño sea destinado al SENAME, a hogares con condiciones de vida inhumanos y llenos de abusos, me parece peor que abortar. Lo comprendo en un embarazo adolescente, una joven con poca o nula educación sexual, mujeres que no pueden mantener nuevos hijos, y en fin, tantos otros casos que sería eterno enumerar.

Solo no comprendo y me parece irresponsable el aborto para aquellas personas que tuvieron en sus manos (y en las de su pareja, agreguemos para no desatar nuevamente la perorata feminista), las herramientas para evitarlo, como la niña de la historia. Una persona, mayor de 21 años, estudiante de nivel universitario y “sobresaliente” como asegura el autor, que difícilmente podría ignorar que no hay ningún método anticonceptivo que pueda utilizar que sea 100% seguro, ya sean pastillas, DIU, incluso ligadura de trompas, así que no puede omitir el hecho de que al tener relaciones sin condón, están arriesgándose voluntariamente a ese 1% o 0,01% o variable porcentaje de fallas. Y eso en el caso de que el embarazo se haya producido por falla del método anticonceptivo. Y que se haya producido realmente por esta causa, ya que muchas mujeres dicen que les falló el método, por miedo a ser juzgadas socialmente.

Y sí, la mujer que aborta probablemente lo hace una sola vez, por lo traumático de la situación, y para ella los motivos son muy válidos, que “arruinará mi vida”, que la carrera, que fue una calentura del momento, o que la pareja la abandonó, que la familia, o el que dirán, que quien lo va a cuidar, que la plata y mil cosas más. Incluso puede que no tenga ningún motivo para hacerlo mas que el no querer tener a ese hijo, y con eso le baste y le sobre. A veces incluso sucumben a la presión de la familia o la pareja para abortar.

En fin, yo estoy de acuerdo -y lo menciono en mi primer post- con que exista la posibilidad de abortar legalmente, que exista la “posibilidad” para toda mujer, incluso para estos casos en los que personalmente no estoy de acuerdo, no pretendo imponer mis ideas por sobre lo que considero sería un bien común para toda la sociedad, ya que me guste o no, ya que sea permitido o no, los abortos se realizarán igual. En la actualidad en Chile las mujeres con más plata se arriesgan en clínicas clandestinas, muchas veces en condiciones insalubres, las con menos recursos consumiendo pastillas sin saber exactamente que son, cómo usarlas ni qué efecto producirán, causando en muchos casos intoxicaciones, hemorragias y/o infecciones. Y las que no tienen ningún recurso recurren realmente a cualquier cosa para terminar el embarazo. Solo quería dar mi apreciación personal, basado en mi experiencia, hacer un llamado a la responsabilidad, a volver a darle la importancia que merece el que está por ser abortado o por nacer, que nada sabe ni puede saber sobre lo que otras personas deciden sobre su futuro allí afuera del vientre materno. Estoy de acuerdo con una ley que permita el aborto, pero nunca si no va acompañada de un reforzamiento de la educación sexual a todo nivel.

Volviendo a Usted, Marcela Castro, le agradezco que admire que haya optado por tener al bebé, sin embargo me parece curioso y también detestable que en medio de su último post insinuara algo así como “mi intención” o mis “ganas” de llamar a todas estas mujeres “putas” por “abrirse de piernas”, cosa que también me incluiría por ser una mamá soltera y etc. Finalmente, termina convirtiendo lo que usted misma comienza reconociendo como una proyección suya, una suposición suya respecto a lo que a mí me “faltó decir”, en un hecho, como si realmente yo lo hubiere manifestado, llegando a cuestionarme “¿por qué te refieres así a otras mujeres?”. En fin, curioso, y detestable. Quizás indigno de una “persona educada”.

PD: Muy desagradables también sus frases en mayúscula, no por usar las letras más grandes su punto va a quedar más claro.

Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

<em>Aquellos que piensan que no tienen tiempo para el ejercicio, tarde o temprano tendrán tiempo para la enfermedad.-Edward Stanley.</em>
+VER MÁS
#Salud

Las fibras que tu organismo necesita

Mientras en la franja televisiva expresaban: “Si crees que la política se tiene que seguir haciendo en la cocina a espalda de todos. No entiendes nada”.  Hoy la frase desborda al FA y no  existe una ...
+VER MÁS
#Política

El desborde que amenaza al Frente Amplio

La propuesta de un mecanismo de justicia transicional es la genuina alternativa a la propuesta de "Paz para la Araucanía" que recoge el Plan Araucanía del gobierno, la cual reitera las propuest ...
+VER MÁS
#Política

Justicia transicional sin mano dura en Araucanía: la solución política

"Es claro que un candidato a las primarias presidenciales pudiera en segunda instancia, solicitar una prioridad con razones y argumentos válidos sobre un territorio."
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: una crisis, una prueba

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson