#Política

Zalaquett versus Kramer

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

De no tomar cartas en el asunto, el panorama electoral de Zalaquett se ve complejo y se aleja cada vez más la posibilidad de mantener su sillón edilicio, a diferencia de Kramer, que, si bien no lucha por la alcaldía de una comuna, va a por la consolidación como uno de los grandes del humor nacional.

La película del imitador ya es todo un record. Supera el millón de espectadores, transformándose en la cinta más vista del cine nacional. Detrás de este éxito resulta posible identificar una estrategia sólida y bien elaborada por parte de Kramer y su equipo de colaboradores. Una buena campaña de marketing, sumada a importantes acuerdos comerciales, termina por dar resultados ostentosos tanto en lo económico (con una recaudación cercana a los US$ 6,1 millones, en detrimento de una inversión por US$ 1,4 millones) como también un avance importante en lo proyecta la marca Stefan Kramer, dando pasos agigantados en la consolidación de un producto determinado.

A diferencia de Kramer, Zalaquett está muy lejos de alcanzar records o consolidarse en  la arena política criolla. El movimiento social por la educación no augura señales de apagarse y durante los últimos días hemos visto que, como el ave milenaria, renace de las cenizas. Nuevos rostros afloran y las acciones se canalizan a través de vías ya probadas y, probablemente, también efectivas. No obstante, aquella discusión casi silenciosa del año pasado, en la que pocos se atrevían a cuestionar la forma en la que se actuaba, hoy ya no es inhibida. Muy por el contrario: se ha tomado parte importante del debate público. Al parecer, el miedo de perder otro año o de, lisa y llanamente, naufragar en las marejadas y entramados de lo político ha cobrado un valor importante, que muchos ya no están de acuerdo en obviar.

Es en este contexto donde las autoridades y políticos de la derecha chilena, pero principalmente el edil de Santiago, Pablo Zalaquett, tienen mucho que decir. Aunque para variar, poco cuidado al decirlo.

El alcalde en cuestión se enfrenta a una de las disputas municipales más atractivas y reñidas de las próximas elecciones. Sobre sus hombros descansa la responsabilidad de mantener en las arcas del oficialismo una de las “comunas emblemáticas” y de las que aquellos que gustan de análisis pseudo clarividentes apuntan como eje vinculante para las próximas elecciones presidenciales.

Por un momento Zalaquett estuvo bien encaminado comunicacionalmente y esto se ve reflejado de forma particular en dos factores principales. En primer lugar, decide alejarse de la hostilidad que representaba la relación de su persona con la del personaje interpretado por el imitador. Así fue como participó de la apoteósica avant premiere del filme, casi aceptando la naturaleza de un personaje mucho más cercano a la gente de lo que era él mismo. Un movimiento interesante y realmente inteligente, puesto que con la popularidad del imitador, irse en su contra podría resultar en una serie de hechos desafortunados. Y en segundo lugar, ya avizorándose la arremetida estudiantil, el edil decide traspasar las críticas hacia el gobierno, lo que se ve reflejado en la frase: “el gobierno está al debe”, dejando entrever un mal manejo del conflicto estudiantil por parte de la administración de Sebastián Piñera. Bien por Zalaquett, mal por La Moneda.

Sin embargo, las críticas del oficialismo no se dejaron esperar y lo que era una casi segura maniobra comunicacional termina por el piso, doblegando la voluntad del edil e iniciando lo que sería una ola de declaraciones inquietantes y poco útiles para el alcalde: que las becas se iban a acabar, que el desalojo aquí, que el diálogo allá. Todo sin un fin concreto, sin objetivos aparentes, sin una estrategia definida. Un meollo poco elaborado. Salió el lado más caricaturesco del personaje interpretado por Kramer. Ese ser inseguro de sí mismo que, a falta de voluntad, termina por doblegarse frente a quienes, en teoría, tiene la sartén por el mango.

A lo anterior se suma el Factor Vallejo. Una figura sensata y que aún goza de buena salud. Bastó con un sólido: “Esperamos que usted asuma la responsabilidad con los estudiantes y que no se lave las manos diciendo que el tema se escapa de sus manos” para que la poca identidad e imagen de cercanía popular construida por el edil se desmembrara por los suelos.

Claro está que tras los desalojos, o mejor dicho, tras el intento de apagar el incendio con bencina, el oficialismo salió en defensa del Alcalde, entregando su total respaldo y apoyo. Sin embargo, no resulta oportuno comparar la desgastada figura del Gobierno con la de una rebosante dirigente estudiantil como lo es Camila Vallejo.

¿Pero cómo es que se escapa todo tan rápidamente de las manos? Bueno, el edil de Santiago, al igual que un sinnúmero de políticos, aún desconoce el potencial de las estrategias y el valor de las herramientas comunicacionales. La omisión de lo anterior deriva necesariamente en el acrecentamiento de una crisis, cuyo manejo se transforma rápidamente en una ebullición difícil de controlar.

De no tomar cartas en el asunto, el panorama electoral de Zalaquett se ve complejo y se aleja cada vez más la posibilidad de mantener su sillón edilicio, a diferencia de Kramer, que, si bien no lucha por la alcaldía de una comuna, va a por la consolidación como uno de los grandes del género nacional.

En este versus hay un claro vencedor, y no es precisamente el Alcalde de Santiago. Quizás sea el momento de aprender un poco más de las habilidades de quien lo imita y no de las inquietantes destrezas de quienes lo limitan.

—–

Foto: 24 horas.cl

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Chile debe aceptar el desafió de ir por sus ventajas comparativas y tomar como propio el ser considerado como el país con más proyección en Energías Renovables (Solar, Eólica, GeoTérmica, Mareomotriz ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

La leña, el cambio climático y la industria forestal

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Porqué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Popular

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

El trabajador, aparte de no leer ni siquiera Condorito en su somnolencia transantiaguina, constata como día a día su patrón ingresa desde paltas del supermercado a autos 0kms.
+VER MÁS
#Política

Saber hacerla

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

No podemos dejar de recordar el caos que se viví­a no hace mucho tiempo en las calles de Santiago, permanentemente en pugna y con olor a bomba lacrimógena, no bien se hubo disipado el polvo el terremoto.
+VER MÁS
#Política

Cómo ganarle a Piñera