#Política

Presidenciales: ¿proyectos o programas?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La derecha ha transformado el pesimismo electoral inicial en optimismo al instalar en el debate presidencial el eje ideológico del proyecto político y social, fundado en la convicción de las ideas y en la defensa de la obra. No olvidemos –insiste Melero- que “nuestras ideas dominan el mundo… no tenemos por qué mimetizarnos y parecernos a ellos”.

La derrota municipal para el oficialismo se convirtió rápidamente en una oportunidad. En rigor, dicha debacle le hizo bien al sector al transitar del pesimismo al optimismo. Desde ese momento ocurren tres hechos relevantes: se da inicio formal a la competencia presidencial en el contexto de una primaria; se produce un cambio de gabinete que abre una nueva fase y se realiza un encuentro programático –el cónclave- que pone énfasis en las ideas fundacionales del sector y su proyección.

En el cónclave programático estaban todos. Todos hablaron y concordaron en las ideas fundamentales del proyecto. De todos los discursos que se escucharon en el cónclave el más político y el más estratégico fue el de Patricio Melero. De hecho, su intervención identifica y define el futuro escenario de competencia presidencial. Es más, su discurso puede interpretarse como un manual de lo que hay que hacer para ganar la próxima presidencial. ¿Qué dijo?

Que los resultados municipales “condicionan la acción política del país” al entregar señales y lecciones de lo que está sucediendo hoy. De hecho, el principal diagnóstico tiene que ver con la abstención. En esa dirección destaca tres situaciones que hacen posible y dan optimismo para el resultado presidencial del sector el próximo año: a) que en las municipales del 2012, la participación –los que fueron a votar- fue inferior a la del 2008 en “más de un millón de electores”, b) la mayor abstención ocurre en las “comunas con más habitantes” y c) hubo mayor participación en “las comunas con resultados más estrechos en el 2008”.

De este modo, la derrota municipal no es tan grave ni compleja para el sector; sobre todo, si la insertamos en el contexto de la abstención y del “nuevo Chile” que ha emergido. Por tanto, revertir la baja participación y entender el nuevo elector es la clave para enfrentar con éxito los futuros escenarios electorales.

Para aumentar la participación y volver a re-encantar a los electores del sector–que no fueron a votar en las municipales- hay que generar “incentivos” y entender que al nuevo tipo de elector hay que movilizarlo con ideas y cercanía. En efecto, afirma que los candidatos que tuvieron éxito y logran ganar fueron los que “captaron que había que movilizar y comunicar ideas, generar lazos de participación y cercanía y un clima de incertidumbre que estimulará la participación… al ver que su voto es decisivo”.

En definitiva, tienen que generar –en primer lugar- un clima de incertidumbre. En efecto, por ello se ha escuchado insistentemente que la “elección presidencial está abierta” y que la supuesta ventaja de Bachelet no es más que un error de la encuestas o una ilusión pasajera de sus escuderos.

En segundo lugar, este hecho debe estar conectado con la comunicación de las ideas del sector. En efecto, los electores del “nuevo Chile” deben ser “convocados a participar por ideas”. En consecuencia, el oficialismo, sus partidos y sus centros de estudios no sólo deben poner en el debate político-presidencial sus ideas fundacionales, sino también comunicarlas a sus electores “para movilizar este Chile nuevo”; para que, de ese modo, exista “una razón profunda para participar” y derrotar a la oposición.

Finalmente, el éxito de articular ideas con incertidumbre electoral “implica entender el estilo y la forma de cómo nos aproximamos al trabajo político”. Hay, por tanto, que “convocar y conquistar”. Hay dos caminos para el éxito de este objetivo; por un lado, “la popularidad, el populismo y la demagogia”, y por otro, la “consistencia, la convicción y la coherencia de las ideas”. El sector opta por el segundo camino: “Aquí esta nuestra oportunidad” afirma Melero. De este modo, las ideas del oficialismo son el “motor para movilizar y comunicar… comunicar y convocar… informar y movilizar” y para “seguir triunfando en nuestra sociedad”.

Esta es la ventaja competitiva que el sector tiene con la Concertación-oposición; y debe, por tanto, convertirse en uno de los ejes de la próxima presidencial. “¿Qué pasa al frente?” se pregunta Melero.

Destaca y reconoce que “han logrado un potente acuerdo electoral”. Sin embargo, “sólo los une un afán de poder” ya que no tienen unidad ideológica; y se pregunta: “¿qué tiene en común el PC con la DC?”. Por tanto, van a ofrecerle al país –en la próxima presidencial- “un proyecto de sociedad ambiguo y gelatinoso”.

Es más, la Concertación ya no existe; “hablar hoy de Concertación es un engaño al país. Dejó de existir cuando perdió el gobierno”. De hecho, hoy “cada uno defiende su propio proyecto”. Para Bachelet esto es un problema; “los partidos políticos que la acompañan son un enorme lastre. ¿Quién va estar en la escalinata del avión en Marzo: Teillier,Walker, Girardi, Escalona?”

Para ganarle a este pacto electoral “potente” hay que llevarlo al terreno de las ideas. Por tanto, el escenario presidencial debe tener –como elemento de ventaja competitiva- un eje ideológico.  Por ello, hay que instalar en el debate “la defensa de proyectos, más que de programas”.

“Estoy seguro –dice Melero– que las próximas elecciones están completamente abiertas… hay que tener la capacidad de convocar a los ciudadanos en la defensa de nuestro proyecto… ideas… y en este camino surge la oportunidad en la medida en que seamos claros y explícitos en la defensa de nuestro modelo”. Es más, no sólo hay que poner énfasis en un “gobierno de centro-derecha no sólo tiene las mejores ideas… sino también conciencia social profunda”.

Finalmente, siguiendo a un prestigioso publicista de la política afirma que a) “se vota más por una persona que por un partido”b) “se vota más por el futuro que por el pasado” y c) “se vota más por un proyecto que por un programa”.

La derecha ha transformado el pesimismo electoral inicial en optimismo al instalar en el debate presidencial el eje ideológico del proyecto político y social, fundado en la convicción de las ideas y en la defensa de la obra. No olvidemos –insiste Melero- que “nuestras ideas dominan el mundo… no tenemos por qué mimetizarnos y parecernos a ellos”.

Y ¿si su diagnóstico es errado? La competencia ya está instalada.

—-

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Donde las prácticas a las que se apunta con fiereza (incluso con cierto espíritu de superioridad moral) como responsables de la deslegitimación de la institucionalidad, del ejercicio de lo público, no s ...
+VER MÁS
#Política

Tropiezos del Frente Amplio: ¿Crónica de un fracaso o de aprendizaje?

Medio siglo después exorcicé aquellos fantasmas de Life que me producían tanto espanto y escribí un novelón de 400 páginas sobre el infierno del Somme entre 1916 y 1918 que algún día estará en los ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un verano en el Somme

Proteger la identidad cada día se hace más urgente y necesaria. Aysén no puede ni debe cerrarse a ninguna actividad productiva o de servicio; pero debe exigir que las actividades se desarrollen con una b ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Los proyectos ZOIT en Aysén, deben incluir estudios de carga

El boxeador que privilegia el espectáculo, lo hace en desmedro de su propia salud, más en una época en que incluso el uso del bucal era escaso, con guantes que apenas cumplían las medidas de seguridad m ...
+VER MÁS
#Deporte

Manuel Castillo: el estilista contra el público

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Debemos replantear la participación del Estado, replantear el modelo de Licitaciones y prestaciones de servicios públicos por parte de las empresas privadas. Que no se confundan los Liberales, no estoy ne ...
+VER MÁS
#Política

La funcion Pública no es concesionable ni licitable