#Política

Postnatal: instalando de refilón e inmoralmente la flexibilidad laboral

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Cuando se creó la Comisión Mujer, Trabajo y Maternidad a fines de abril de 2010, para definir el diseño del “postnatal de 6 meses”, promesa de campaña presidencial de Sebastián Piñera, escribí un artículo advirtiendo acerca de la ambigüedad de la promesa versus la propuesta de implementación, que ya en ese momento se proponía de manera evidente: instalar la flexibilidad laboral.

Se justificaba dicha necesidad de flexibilidad, más que dar cumplimiento a la promesa de campaña de manera simple y plena, en los “temores de las mujeres” respecto de la extensión del postnatal, indicando que un 69% opinaba que una medida así afectaría su empleabilidad, según cifras de una encuesta de opinión parcial y sesgada, por decir lo menos (lea la crítica que hice de esto en “El uso e interpretación inadecuada de las encuestas de opinión”).

Ante las primeras críticas que se fueron instalando frente a las propuestas de postnatal flexible más que extendido, el “discurso” (sólo a nivel de discurso) se fue orientando hacia las “necesidades de los niños”, y la mezquindad de quienes criticábamos el proyecto que “beneficiaría a miles de madres e hijos”.

Pero, al igual que con el conflicto estudiantil, nunca se dieron propuestas para atacar la raíz del problema ni aportar el financiamiento que realmente necesitaba un proyecto como este. Desde un comienzo se habló acerca de la “regresividad” del subsidio, lo cual justificaba el establecimiento de un tope distinto al que tiene cualquier otra licencia por incapacidad laboral temporal (tope imponible). Pero, al igual que con el sistema de educación, que también es regresivo, no se propuso lo obvio: llevar a cabo una reforma tributaria, no tan sólo para recaudar más impuestos sino para hacerlo de manera más justa y solidaria, donde las empresas tengan un mayor aporte y el de los particulares vaya acorde a sus niveles de ingresos –en que los que tienen más aporten un porcentaje mayor-; ni acabar con el lucro, en este caso, de las Isapres, que castigan a las mujeres en edad fértil con planes 5 veces más caros que los de un hombre, todo a causa de la maternidad.

Por el contrario, hace unas semanas, el Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, dijo tajantemente que en Chile no era necesario una reforma tributaria porque había dinero suficiente para la educación y proyectos sociales. ¿Por qué entonces se ha planteado un postnatal, ¡oh! ¡perdón! un “permiso parental” (la diferenciación no es arbitraria sino que se hace para poder aplicar criterios distintos a los del actual postnatal) de cobertura incompleta al sueldo de la trabajadora?

No se engañe, la cobertura incompleta no sólo afectará a las mujeres sobre el tope de cobertura que, tras el “acuerdo” entre Gobierno y “representantes” de la Concertación se estableció en 54 UF, ¡oh! ¡perdón nuevamente! en “un millón de pesos líquido”, sino que también a las trabajadoras con contrato a plazo fijo, por obra o faena, a quienes, siempre y cuando logren cumplir con la serie de requisitos de elegibilidad para acceder a este “beneficio” (no “derecho”), se les aplicará una base de cálculo para su subsidio en donde siempre se dividirá la suma de sus cotizaciones por 24 (mínimo 8 cotizaciones en los 24 meses previos al embarazo).

Como esta “fórmula” en muchos casos dará una cifra ridículamente pequeña (ejemplo: Si una trabajadora tiene sólo 8 cotizaciones en los 24 meses previos por el sueldo mínimo, la suma de las cotizaciones dividida por 24 arrojaría un subsidio de $60.000), se establece que el mínimo a otorgar será un “medio sueldo mínimo”, o sea, $90.000. Ahora bien, este “beneficio” (¡recuerde, no “derecho”!) comenzará a regir para ellas, en caso de aprobarse la ley, sólo a partir del 1º de enero de 2013.

Los dichos del Ministro Larraín se contradicen con esta cobertura incompleta. Creemos sin lugar a dudas que el financiamiento está, pero el objetivo del proyecto de permiso parental estaba lejos de garantizar el mejor cuidado del recién nacido (prueba de ello es también la instrucción de la Circular 2727 de la Ministra Evelyn Matthei, que desde marzo de este año ha significado el rechazo de la gran mayoría de las licencias por enfermedad del hijo menor de un año y el “ahorro”, según las orgullosas palabras de la Ministra Carolina Schmidt en entrevista, de $2.000 millones de pesos mensuales), sino que instalar la flexibilidad laboral, en beneficio de empresas y cierto tipo de trabajadoras.  

Los y las defensoras de la flexibilidad respecto del permiso parental, argumentan majaderamente que las mujeres deben tener “libertad” de “elegir” si quieren volver a trabajar o cuidar a sus bebés, en un evidente desconocimiento o descuido del supuesto objetivo de esta ley: garantizar el mejor cuidado del recién nacido. Y, si el argumento es la “libertad”, ¿qué hay de la “libertad” de aquellas mujeres que desean optar por el cuidado de sus hijos? El tope de 45, 54 ó 66 UF o la cobertura incompleta del sueldo en caso de trabajadoras con contrato a plazo fijo, por obra o faena, derechamente coarta esa “libertad”.

El plantear el permiso parental con cobertura incompleta se hace no por falta de financiamiento sino que para justificar la introducción de la flexibilidad laboral, y se vuelve a fundamentar la popularidad de esta opción a través de encuestas sesgadas. A principios de agosto vuelve a “promocionarse” en los medios el supuesto masivo apoyo de las mujeres a la flexibilidad laboral respecto del permiso parental, indicando que un 70% está a favor de volver a jornada parcial“si el subsidio no les cubre completamente su sueldo habitual”. ¿Qué hay de la pregunta: “si el subsidio sí le cubre completamente su sueldo habitual, le interesaría renunciar a parte de éste para volver al trabajo en jornada parcial a fin de beneficiar su desarrollo laboral”? Muy distinta sería la cifra de respuesta ante esa pregunta que no se hace.

Del modo como se ha planteado, la flexibilidad laboral de este proyecto va en beneficio del empleador y de cierto tipo de trabajadora.

En todo el mundo, cuando se habla de flexibilidad laboral es justamente para facilitar la conciliación trabajo-familia, permitiendo, por ejemplo, que los padres puedan trabajar media jornada o en modalidades de teletrabajo para poder estar “más tiempo con sus hijos”, en los períodos en que la jornada escolar no los puede cubrir. Este proyecto de permiso parental instala la flexibilidad en la dirección exactamente contraria, facilitando el que los padres estén “menos tiempo con sus hijos recién nacidos”.

El proyecto que está demasiado pronto a votarse luego de la urgencia que le aplicó el Gobierno tras el “acuerdo” (a cuatro paredes) con “representantes” (¿”representativos”?) de la Concertación, instala una flexibilidad que permitirá y en la mayoría de los casos obligará a las madres y padres a desligarse del cuidado de sus hijos de manera escandalosa, a través de dos modalidades:

1. Permitiendo la vuelta al trabajo durante el período de permiso parental a jornada parcial (el proyecto no indica límite en este sentido, por lo cual se podría volver incluso por ¾ jornada a fin de completar el sueldo no cubierto).

2. Permitiendo el “acortamiento” del permiso parental a través del “Banco de horas” (idea propuesta al Gobierno por la Confederación de la Producción y del Comercio), mediante el cual las madres podrán “concentrar” las horas que les correspondería trabajar en jornada parcial a lo largo de las 12 semanas de permiso parental en un período equivalente en jornada completa, las cuales debería realizar, según correspondiera, ANTES DE finalizadas las 12 semanas de permiso parental.

Insistimos, esta “flexibilidad” no aplicará sólo a las mujeres que se verán afectadas por el tope de cobertura sino que también a las mujeres con contrato a plazo fijo, por obra o faena que no recibirán el promedio “real” de sus cotizaciones previas.

Si el objetivo del proyecto de permiso parental es garantizar el mejor cuidado del recién nacido, como grandilocuentemente inicia declarándolo el proyecto, claramente la “flexibilidad” incluida en el mismo va en la dirección exactamente contraria a este objetivo, flexibilidad que se justifica sobre la cobertura incompleta del subsidio.

La discusión acerca de la flexibilidad laboral es totalmente legítima, pero debe hacerse en un contexto INDEPENDIENTE, instalando las debidas regulaciones que impidan abusos hacia los trabajadores o paupericen los empleos y sueldos, y con la finalidad de permitir al trabajador dedicar más y mejor tiempo a su familia, no lo contrario como con este proyecto ocurre. La flexibilidad laboral, si se quiere discutir, es materia que debe ser abordada y regulada mediante el diseño de una ley independiente antes que aplicarla experimentalmente con el permiso parental.

Instalar la flexibilidad laboral a costa de la salud y derechos de los recién nacidos es inmoral.

Llama la atención que los mismos que rasgan vestiduras por los derechos del niño por nacer, por sobre cualquier otro derecho, una vez nacidos, priorizan cualquier otro derecho (de la madre a desarrollar su carrera, de la empresa a contar con su empleada de vuelta lo antes posible), antes que los del recién nacido. ¿Paradojas de la sociedad de consumo?

Twitter: @Amparo_Bravo

—————–

Foto: fikirbaz / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

22 de agosto

Interesante punto Amparo. Muy distinto al enfoque del Gobierno, que presenta la flexibilidad como la capacidad de elegir el sistema que mejor le acomode a la madre trabajadora. Tú presentas una mirada distinta, desde el punto de vista del recién nacido. Pienso que la flexibilidad no es mala en sí (de hecho, muchos padres y madres de niños mayores, que ya están en el colegio, agradecerían tener flexibilidad para participar más de la crianza de sus hijos). Pero al parecer, lo que resulta muy adecuado e incluso necesario en etapas posteriores, resulta impracticable antes de los 6 meses del bebé o no? O podría ser practicable, a costa de la salud y bienestar del niño.

Sin duda un debate que aún no finaliza, y en el que aparecen más y más aristas.

Saludos

22 de agosto

muy clara tu reflexión.Después de los desafortunados comentarios de la Ministra del trabajo se hacen muy necesarios artículos como este.
Yo no quiero que mi país me discrimine ni como trabajadora ni como madre.
Tampoco quiero que más niños se críen en el desamparo y con falta de apego y para lograr ser escuchadas en este debate que aún no termina debemos explicar con peras y manzanas a quienes no se han informado o de plano no se interesan en el tema.
Felicitaciones!!

23 de agosto

Al parecer, no estoy para nada equivocada con mis apreciaciones. En esta entrevista http://t.co/p57nyg0 el dirigente de la la CUT Artura Martínez, indica que la Ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, los ha contactado para plantearles el banco de horas y flexibilidad laboral, ambos temas que, como digo en esta columna, se intenta introducir sin regulación alguna y a costa de la salud y derechos de los niños. La CUT no está interesada en introducir flexibilidad a la legislación laboral… ¿Será ese el motivo de introducirlo a la mala con esta ley de permiso parental? Total, como son pocos los que velan por los derechos de mujeres y niños, pasará colado!
Esto puede traer consecuencias serias al mercado laboral. Insisto, si se quiere discutir la flexibilidad laboral, el cual es un tema válido, debe hacerse de manera independiente y con todas las regulaciones para evitar la precarización de empleos y sueldos, precarización que ya existe y que afecta principalmente a mujeres. Una vez que se demuestre que la flexibilización aumenta la cifra de empleos (con seuldos bajos y quién sabe en qué condiciones) se puede tomar como argmumento válido para extenderlo al resto del mercado laboral. Esto, junto con la problemática del multi rut, pone a los trabajadores en una posición muy complicada y vulnerable. A poner ojo y atajo HOY! Esto se debe frenar antes de aprobarse el permiso parental.

23 de agosto

Bueno, sin ir más lejos la cricular 2727 se promulgó entre gallos y medianoche, (mucho antes de que ni squiera estuviera a medias terminado el proyecto postnatal) sin que virtualmente NADIE saliera a discutir ni visibilizar este hecho. Este tipo de hechos y situaciones reflejan los verdaderso intereses del Gobierno, cuando de verdad quieren hacer algo llegan y lo hacen, cuando no hay verdadera voluntad se dan vueeeeeltas.

23 de agosto

Es cierto Francisca. Y, en el caso de la Circular 2727 creo que se hizo también como medida de presión a las madres, para ponerlas en una situación en la cual no le queden alternativas y la única opción sea demandar la resolución pronta del proyecto de permiso parental y aceptarlo venga como venga!
El aplicar la circular 2727 ahora es impedir la demanda de un derecho en LIBERTAD. ¡Dejan a las madres de manos atadas!!! Más que Herodes (como se le ha llamado a esta Circular), me recordó a Salomón ante las dos madres que reclamaban que un mismo bebé era su hijo y él les ofrece la solución de cortar al bebé a la mitad y dar una mitad a cada una. La verdadera madre prefiere renunciar a su bebé y decir que ha mentido y que la otra es la verdadera madre, con tal de salvar a su hijo… EL MAL MENOR! El problema es que aquí no tenemos a Salomón del otro lado para hacer justicia (reconoció en eso un acto de amor de madre y mandó a encarcelar a la otra mujer), sino que tenemos a un Gobierno que busca justamente ESA respuesta. Que, velando por SUS PROPIOS HIJOS (no por el bien de todos los hijos), las mujeres que se están viendo afectadas o ven a otras que están siendo afectadas por la Circular 2727, acepten el MAL MENOR de un postnatal a medias!!! Todo con tal de zafar de algún modo de la Circular 2727. ¡ES COMPLETAMENTE PERVERSO!!!!!
No había NINGUNA justificación para aplicar la fiscalización de licencias antes de la extensión del postnatal pues se había acordado de que eso se haría para regular que tras los 6 meses no se siguiera “abusando”. Si se aplicó antes fue para dejar en “conflicto de interés” a las madres a las que HOY les están rechazando las licencias que, por los criterios que considera, implica el casi seguro rechazo de la mayoría de las licencias por enfermedad grave de hijo menor de un año.

25 de agosto

Excelente artículo Amparo, muy esclarecedor ante tanta información que confunde. Aclarar conceptos, aclarar ideas, permite mirar el problema desde una perspectiva más transparente.
Mariana

25 de agosto

Muchas gracias Mariana!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Todos debemos estar convencidos de que la Contraloría tiene que disponer de más poderío para que su importante tarea, que busca la probidad en todos los ámbitos del quehacer nacional, sea una realidad e ...
+VER MÁS
#Política

El gobierno no desea que la Contraloría ejerza bien su trabajo

Yo en lo personal siempre he pensado que el más poderoso es quien puede hacer lo que quiera, quien simplemente sus actos no le conlleven consecuencias alguna, puesto le da lo mismo lo que piensen de él.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Quién es el más débil?

Por favor, ayudemos a salvar vidas, compartamos esta información y hagamos consciencia de que el cáncer de mama detectado a tiempo se puede curar.
+VER MÁS
#Salud

Cáncer de mama: detectarlo a tiempo

Desde sus detractores neoliberales acusan la reforma al Código de Aguas de ser profundamente ideológica. Y por cierto que lo es. Lo es señalar que el agua debe contar con una priorización que permita en ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Reforma al Código de Aguas en el congelador: ¿Una nueva claudicación?

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena