#Política

La falacia de la alta participación en las primarias

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Ya asistimos a un golpe de baja participación en la elección pasada. Pareciera que el fantasma aún está rondando y quisiera levantarse una suerte de consenso en cuanto a definir el estado de ánimo que va más allá de una elección: la disconformidad con el sistema político y su pecado original.

Estamos asistiendo al reforzamiento diario del discurso de la alta participación en primarias. Como mantra, se nos ha bombardeado un resultado sin igual, que vencimos todos los pronósticos, que otros países nunca llegan a nuestra cifra, en fin, que nuevamente hemos asistido a un acto democrático que se desarrolló sin contratiempos en aquella república al sur del mundo.

Queridos compatriotas, estamos participando de la falacia medial de la alta participación en primarias.

Que un resultado exceda una meta, no implica necesariamente éxito. Desde luego depende de la meta. Por ejemplo, un indicador clave con el que se juega de forma falaz, es el per capita, en donde ostentamos números que bordean el desarrollo mientras un promedio burdo esconde tras de si una realidad de precaria distribución del ingreso. En efecto, se ostenta un guarismo impactante, pero en base a supuestos discutibles. Superar una meta feble del 10% de participación, asumiendo que en países con condiciones de base tanto social como política distintas no se supera este número, no indica comparabilidad.

Según Servel, votaron 3.007.687 personas. La cifra de los 17.000.000 que tenemos en mente desde luego incluye niños, extranjeros, etc., por lo que el padrón con votantes voluntarios asciende a 13.404.084. De partida más de 10.000.000 de votantes no asistieron a las urnas. Por cierto, tampoco se habla de los más de 60.000 votos nulos y blancos que, aún votando, mostraron su descontento a pesar de que se habrían necesitado sólo 22.000 para cambiar el resultado de la Alianza. Nota: desagregar resultados a nivel regional aún no es posible para el “usuario común” ya que la información oficial no está disponible en Servel (desagregaciones por partido, tablas en PDF (¿?), etc.). Qué decir de las desagregaciones a nivel etáreo.

Ya asistimos a un golpe de baja participación en la elección pasada. Pareciera que el fantasma aún está rondando y quisiera levantarse una suerte de consenso en cuanto a definir el estado de ánimo que va más allá de una elección: la disconformidad con el sistema político y su pecado original. El lenguaje crea realidades dicen, pareciera ser que necesitamos imperiosamente hacer carne el “levántate papito” para llevar a los votantes a emitir sufragio y, de esta forma, validar el pecado.

¿Veremos la elección presidencial con participación más baja de la historia? ¿Será real la disociación entre “el voto” versus “la calle”? ¿Quiénes necesitan que creamos que la participación fue alta? ¿Teniendo congreso pleno que también se vería afectado, tendremos que esperar a que caiga el cielo a pedazos?

Saque las cuentas, no se quede con el burdo porcentaje y salga de la caja.

———–

Foto: Michelle Bachelet / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

08 de julio

No importa si fueron cien, mil o un millón lo votantes, en resumidas cuentas… Lo importante es que el show continúa, porque ha sido una vez más avalado el circo de la partitocracia por quienes fueron a votar, posiblemente convencidos, de que esta vez si tendrá sentido manifestar la preferencia por un candidato…

La difícil condición del país, en la que se demandan una serie de cosas, y ante la baja votación popular en las primarias, me parece que dice que para mucha gente era innecesario votar; otras piensan que era inútil y seguramente otras votarán cuando llegue el momento más apropiado para hacerlo.

Curiosamente yo he votado desde que tal cosa dejó de ser una obligación, pero, tal vez otras personas obligadas por décadas a hacerlo, han preferido no votar para celebrar el fin de ese abuso…

Ya sé que hay gente que cree que el voto debe ser obligatorio, pero, de entre a quiénes le he escuchado semejante clase de cosa, también los he visto regalando el cobre a las transnacionales y parafraseando cosas inútiles que no han pasado de ser un eslogan de campaña de cuya realidad el país no puede estar más alejado…

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si el debate electoral pasado se había centrado en el cuestionamiento al modelo económico y político, en éste no apareció como principal temática durante la campaña. Sin embargo, con la votación con ...
+VER MÁS
#Política

Elecciones 2017: de vuelta a la política

Las izquierdas, en general, debieran poner todo el peso de su voluntad para escapar de la permanente exaltación de los elementos contradictorios y abocarse, a la vez, a la formulación de la síntesis que ...
+VER MÁS
#Política

Atomización de la política (o como naufragar eternamente)

Movilizarse hoy en este paro de advertencia, será preferentemente una acción que llevará agua a los molinos de la campaña de engaños y argumentos oportunistas de una derecha neoliberal que lucha por to ...
+VER MÁS
#Política

El paro del sector público y el sentido común

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno