#Política

¿Allamand o Golborne?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Este hecho, da cuenta, gráfica y evidencia de modo contundente una de las mayores debilidades del gobierno y de la coalición que lo sustenta. En efecto, se trata de una gestión que al estar desprovista de política se convierte en defensiva y reactiva. Es un gobierno que no anticipa ni lee bien las coyunturas. Para que vamos a insistir en la improvisación que hay frente a cada evento conflictivo. Han llegado tarde a todos los acontecimientos; el listado es largo. Por tanto, lo que ocurre a partir de la derrota municipal es otra muestra del carácter reactivo de la gestión del gobierno.

La dinámica presidencial del oficialismo ha entrado a una nueva fase con la salida de los presidenciables del  gabinete. La carrera por La Moneda no ha empezado a partir de este hecho –como ha circulado en algunos sectores-; al contrario, lleva mucho tiempo disputándose. Lentamente  se fueron manifestando coyunturas que generaron las condiciones para llegar a la actual situación en la que hay dos pre-candidatos.

En marzo del 2012, hay tres ministros posicionados como presidenciables: Allamand, Golborne y Longueira. A fines de ese mes, el estratega de la UDI lanza la tesis de que los tres deben ir a una primera vuelta. La táctica presidencial de Longueira es rápidamente derrotada. Es más, días después el Consejo de la UDI le da un voto político a Golborne en el que lo reconocen como un independiente que puede representar al partido en materia presidencial. Desde entonces, Longueira comienza lentamente a salir del escenario presidencial.

La tesis Longueira, por tanto, abre una nueva fase en la que no sólo aumenta la intensidad de la carrera, sino también las confusiones que en materia presidencial al interior del sector. A la fecha, existían varias situaciones que debían resolver: mecanismo para elegir el abanderado, quiénes serían los pre-candidatos, la carta Gantt presidencial, el relato que se iba a instalar y los equipos que se iban a conformar para la competencia interna.

Hasta las municipales –octubre 2012- las confusiones seguían dominando la carrera presidencial; sobre todo, en lo referente al momento en que debían los presidenciables salir del gabinete y dar inicio formal a la lucha por ser el abanderado de la derecha. En efecto, estaba relativamente claro que la primaria sería el mecanismo y que los que iban a competir eran dos –Allamand /Golborne. Es más, ya se había empezado a trabajar en los lineamientos programáticos.

Sin embargo, la derrota municipal del gobierno modificó de modo radical el cronograma presidencial del oficialismo. Del mismo modo, las municipales –a pesar de la debacle electoral- no sólo convirtieron el pesimismo que reinaba en el oficialismo en optimismo, sino también motivaron un cambio de gabinete que va en la dirección correcta, que conjuga política y comunicación. El diseño tecnocrático inicial ha sido enterrado de manera definitiva.

El cambio de planes no sólo implicó la salida inmediata de los presidenciables para empezar a “recorrer Chile con humildad”, sino también modificar su mayor convicción: que saldrían del gabinete entre enero y marzo. Salieron antes y de urgencia con el fin de transformar la derrota en victoria. En ese escenario, se vieron obligados a proclamar a sus abanderados de urgencia en las respectivas comisiones políticas.

Este hecho evidencia de modo contundente una de las mayores debilidades del Gobierno y de la coalición que lo sustenta. Se trata de una gestión que, al estar desprovista de política, se convierte en defensiva y reactiva. Es un gobierno que no anticipa ni lee bien las coyunturas. Para qué vamos a insistir en la improvisación que hay frente a cada evento conflictivo. Han llegado tarde a todos los acontecimientos; el listado es largo. Por tanto, lo que ocurre a partir de la derrota municipal es otra muestra del carácter reactivo de la gestión del gobierno. Incluso, el anunciado cambio de gabinete para mediados de noviembre –por efecto, de que sus ministros y otros irán a competir por un cupo parlamentario- terminó siendo un fracaso.

Se abre, por tanto, una nueva fase en la lucha presidencial en el oficialismo. ¿Qué escenarios  surgen potencialmente en esta nueva coyuntura?

Hay dos derechas en competencia; una política y liberal y otra técnica y conservadora. Un Allamand  con experiencia y trayectoria política y un Golborne sin experiencia ni trayectoria política. Un Allamand centrado en la gestión política y un Golborne en la gestión técnica. Un hombre de partido y un hombre de empresa. Un estadista y un gerente. Un Allamand que se vincula con los ciudadanos y un Golborne que lo hace con los consumidores. Un candidato racional y uno emotivo.

Este hecho no había ocurrido nunca desde la re-democratización. En este escenario, fue la UDI la que siempre impuso sus términos; sólo la ambición de Piñera le pone atajo a este hecho cuando se lanza a la carrera presidencial en el 2005 y se convierte en Presidente cuatro años después. Cuando estas derechas compiten en el escenario de los votos, es la corriente liberal y política la que ha salido vencedora. ¿Se repetirá la historia?

En segundo lugar, se abre un escenario en el que el enfrentamiento entre ambos pre-candidatos irá en aumento a medida que nos acerquemos a la fecha de la primaria -30 de junio-. No olvidemos que quedan ocho meses de competencia. ¿En qué término se dará la competencia? ¿Será de guante blanco? En fin, ¿quién dará el primer golpe?

Un tercer escenario que se abre es la distancia que cada uno tome con el gobierno, y es otra dimensión que se irá resolviendo en la campaña. Más distancia o menos distancia serán tácticas que se pondrán en marcha en función de las necesidades de cada coyuntura. Este hecho es suma importancia para el futuro político del sector. Una de las razones para mantener a los presidenciables en el Gabinete era no dejar en la orfandad al gobierno ni menos comenzar a recibir críticas políticas desde el propio sector. Por algo, el gobierno los quería adentro el mayor tiempo posible. El problema es que “lo posible” nunca se pudo conciliar con “lo deseable y necesario”. Hay lealtades y compromisos en juego. ¿Quién le dará el primer golpe al gobierno o al Presidente?

El cuarto escenario que se abre se relaciona con las diferencias que cada pre-candidato marque. No sólo es una cuestión de estilos y vínculos con los ciudadanos, sino también en el plano de las ideas. De hecho, no sólo debatirán entre ellos, sino también con la ciudadanía y con la oposición. En este aspecto se juegan –en gran medida- el resultado de la primaria y de la batalla final en noviembre del próximo año. ¿Qué tienen para ofrecerle al país?

En quinto lugar, surge el hecho –evidente- que la competencia no sólo será entre ellos, sino también abrirá fuego cruzado con los candidatos opositores y sus coaliciones, sobre todo, con el “factor Bachelet”; la principal amenaza para sus aspiraciones de seguir en La Moneda. Este hecho, sin duda, va a tensionar la competencia interna del oficialismo al enfrentarse a una competencia doble entre ellos y con la oposición.

La competencia será larga, muy larga; a pesar de todo, quizás no era mala idea seguir en el gabinete. Es lo que hay; más que mal, la política de la no política siempre será reactiva.

——

Fuente de foto

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
llaguno

08 de noviembre

EN LA PARTIDA GOLBORNE VA GANANDO EN LOS PRIMEROS METROS… LO QUE SE FORTALECE, AÚN MÁS, CON SUS RENDIMIENTOS ELECTORAL EN INTENCIÓN DE VOTO

Marco Canepa

10 de noviembre

La clave de la definición presidencial de la alianza está en la frase “Un candidato racional y uno emotivo”.

La gente “de a pie”, esa que no vive pendiente de la política -la mayoría, vamos- vota por el candidato que les cae mejor, el que parece más “gente”, que inspira menos desconfianza. Lo que viene a demostrar lo mal que eligió a su candidato la concertación la elección pasada, para que alguien como Piñera pudiera ganar.

Si esa lógica se mantiene, Golborne terminará dando paliza a Allamand. Golborne saltó a la fama por los mineros, pero se mantuvo en primera línea y su ángel no ha decaído. Allamand saltó a la fama por Juan Fernandez, pero sólo el haberse mantenido lejos de los micrófonos lo ha mantenido popular.

Ahora que empiecen a tener que hablar, sospecho que la vaguedad simpaticona de Golborne va a empalmar mucho mejor con la ciudadanía que el duro lenguaje político de Allamand.

Sólo el voto voluntario podría cambiar el resultado de esa contienda -sea que lleguen ambos a una primera vuelta o una primaria que es de por sí voluntaria- dado que quienes salen a votar probablemente son los más interesados en política, los que menos asco le hacen, los votantes de Allamand, mientras que los de Golborne tienden a quedarse en la casa.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La industria 4.0 se apoya esencialmente en el análisis de grandes volúmenes de datos, la computación en la nube, la ciberseguridad, la robótica y la integración de los procesos. Se aspira a que toda em ...
+VER MÁS
#Tecnología

Hacia una empresa inteligente

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Entonces les enseñamos a los niños que si quieren ganar un partido deben dar directo al hueso para dejar deshabilitado al contrincante. Ese directo al hueso se refleja en las famosas planchas, (cuando ent ...
+VER MÁS
#Internacional

En el fútbol, como en la vida misma

Popular

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Para algunos, en lugar de la resignación, la única alternativa podría ser la violencia, lo que supondría un retroceso en el desarrollo de la humanidad y un nuevo golpe contra la paz mundial.
+VER MÁS
#Internacional

España, capital Bagdad

Esperaríamos que este y futuros gobiernos anuncien con la misma fuerza que anuncian una operación policial claramente discriminatoria, un programa social destinado a enfrentar definitivamente la condició ...
+VER MÁS
#Política

Huracán y las vacaciones de Aleuy