#Medios

Posnatal: ¿diálogo con el SERNAM?

10 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Este lunes 06 de septiembre, y tras la solicitud que el Movimiento por un Posnatal de 6 meses hizo al Sernam, un grupo de mujeres de distintas agrupaciones que conformamos dicho movimiento nos reunimos con la Ministra Carolina Schmidt para plantearle nuestras inquietudes y demandas relativas a la extensión del posnatal y saber en qué estado se encuentra el proyecto de ley que debe ser presentado al Congreso próximamente para votación.

Tras un recibimiento muy afectuoso, como si fuésemos todas amigas desde siempre, luchando por “objetivos comunes”, la Ministra se tomó literalmente la reunión, con lo cual poco de lo que habíamos acordado previamente logramos exponer.
Partió inquiriendo acerca de cómo se había formado la agrupación y cómo era “esto” de los movimientos a través de redes sociales, “que nos tiene bien intrigados” y, tras permitir una breve respuesta a la pregunta introductoria, continuó su exposición diciendo lo mucho que lamentaban que nos hubiésemos marginado de las audiencias públicas que se habían coordinado en el marco del trabajo de la Comisión Mujer, Trabajo y Maternidad (CMTM) y la mesa de diálogo a la que fuimos invitadas posteriormente (aquí, los argumentos de nuestra declinación a participar en dichas instancias). Luego, nos manifestó lo difícil que era legislar respecto de este tema porque había posturas contrapuestas, de distintos sectores y también al interior de los mismos sectores, y no era fácil dejar a todos contentos, pero que estaban trabajando por “dejar a la mujer con una legislación mejor a la que tenemos hoy respecto del permiso maternal”, lo cual, al parecer, significa lisa y llanamente aplicar las propuestas planteadas por la CMTM que ya hemos criticado.
Algunos temas planteados por la Ministra que me quedaron dando vueltas:
“No todas las mujeres pueden amamantar”
Es preocupante ver que la persona a cargo de la cartera destinada a ver temas de la mujer en Chile esté tan desinformada a este respecto y crea, positivamente, que sólo algunas mujeres están capacitadas para dar pecho, como si la lactancia fuera un tema de “suerte genética”. Ministra, intenté decírselo apenas lanzó la frase pero, lamentablemente, no me dejó siquiera introducir la idea.  Si hay un grupo importante de mujeres que no dan pecho a sus hijos en Chile es porque las condiciones no están dadas, porque no hay POLÍTICAS DE PROMOCIÓN DE LA LACTANCIA, ya que por si no lo sabe Ministra, TODAS las mujeres estamos capacitadas para amamantar (salvo que exista una patología fisiológica que lo impida). A pesar de los esfuerzos desplegados a partir de la década del 90’ para promover la lactancia en Chile, este año, por primera vez en 17 años, disminuyó la tasa de lactancia en nuestro país, que ya era baja.
La lactancia no sólo tiene incontables y profundos beneficios para los niños, y para la relación del hijo/hija con la madre, sino que también tiene una serie de GRANDES beneficios exclusivos para la mujer. Además, tiene otra serie de beneficios para el grupo familiar, tanto sociales, afectivos, como económicos… y suma y sigue. Como Ministra del Servicio Nacional de la “MUJER”, ¡estos deberían ser datos que usted manejara y temas a difundir y promover!
El permiso parental… o corresponsabilidad: “¡la idea era dar una señal!”
Este es el “aditivo top” de la propuesta de la CMTM al tema del posnatal y así lo manifestó reiteradamente en la reunión. Sin embargo, la propuesta de la CMTM a este respecto no incluía ciertos aspectos para promover o facilitar el cumplimiento de este objetivo, como dotar también a los hombres de un año de fuero paternal, para protegerlos de despidos luego de hacer uso de sus permisos paternales o establecer montos tope de cobertura del subsidio. En las pocas intervenciones que logramos hacer durante la reunión le manifestamos que, del modo como lo ha planteado la CMTM, el objetivo de incluir al padre en la crianza no se cumplirá y, sorpresivamente, ¡usted concordó plenamente con este planteamiento! “¡Sí!!!! ¡Lo tenemos súper claro! ¡Sabemos que mayoritariamente van a ser las mujeres la que se tomarán el posnatal, pero queríamos dar una señal de que la corresponsabilidad es importante!”. ¿De qué sirve una señal si el objetivo central no se cumple? Ya lo había manifestado acertadamente Francisco Aguayo, Director de EME – Masculinidades y Equidad de Género, respecto de que las propuestas de la CMTM en cuanto a corresponsabilidad, no constituyen una verdadera política de equidad de género
Ministra, se lo repetimos tanto como nos lo permitió pero de todos modos, lo reitero nuevamente en esta columna para que quede bien claro: como movimiento, sí estamos a favor de la corresponsabilidad… ¡pero de la corresponsabilidad EN SERIO!!! Es decir, los primeros 6 meses para la madre y OTROS 6 meses para el padre (en fórmulas que se pueden estudiar, con cantidad de meses exclusivos que se toman o se pierden, y otra cantidad de meses a elección de los padres). Seguramente, un año de posnatal no sea posible ahora, pero debe ser el norte al cual debemos apuntar en esta materia, y no será posible de alcanzar si se mezquina ahora, en donde ni siquiera los 6 meses íntegros se estarían cumpliendo.
“Las propuestas de la Comisión no modifican los derechos adquiridos”
Nuevamente, ¡se equivocó con esta frase Ministra! Las propuestas de la CMTM sí tocan el derecho adquirido del prenatal, al hacerlo flexible. Y, como clara y firmemente pude expresarle, la posibilidad de traspasar 15 días del pre al posnatal generará una situación de inequidad entre aquellas mujeres y niños que puedan acceder a ese “beneficio” v/s las y los que no podrán hacerlo… Eso, sin considerar que el prenatal tiene consideraciones médicas claras que buscan proteger al recién nacido y, de modificarse, de seguro tendrá efectos en la salud de este grupo de la población.
“¿Por qué dices que el posnatal de media jornada se puede transformar en jornada completa?”
NINGUNA de las opciones de posnatal propuestas por la CMTM consideran la extensión a 6 meses íntegros, como fue la promesa de campaña de Sebastián Piñera. Usted insistió en lo “súper buena” que es la propuesta de extensión a media jornada. Aún resuena en mi cabeza su respuesta ante mi planteamiento de que, por ejemplo, para una mujer que debe recorrer grandes distancias casa-trabajo, la media jornada puede transformarse fácilmente en una jornada completa… “A ver, pero… ¿por qué dices que el posnatal de media jornada se puede transformar en jornada completa? … ¿Por el tema de los traslados? Ah! Bueno, ¡pero eso le pasa a todos los trabajadores!”. Le doy otro dato Ministra: las hormonas del estrés provocan una baja en la liberación de oxitocina, lo cual incide negativamente en la producción de leche. ¡No existen “madres con poca leche”, sino que “madres con mucho estrés”!!! ¿Cuánto estrés le augura a las madres que se verán enfrentadas a rendir 100% por media jornada en el trabajo y 100% con sus hijos por otra media jornada (en casa y durante los trayectos casa-sala cuna-trabajo-sala cuna-casa)? ¿Se podrá mantener una lactancia y apego seguro bajo esas condiciones?
Sabor amargo
La reunión terminó abruptamente porque la Ministra tenía otro compromiso, sin que pudiéramos plantearle ni la mitad de nuestras inquietudes y con la sensación de que lo poco que logramos decirle no fue ni remotamente tomado en cuenta.
La Ministra se ha estado reuniendo con miembros de las distintas bancadas para elaborar el proyecto de ley a ser presentado a mediados de Octubre. Necesitamos que todos aquellas/os que entienden la importancia de esta ley se sumen para que se de cumplimiento a la promesa de campaña. Puedes firmar la petición online aquí.
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

10 de septiembre

Amparo, tu cara en la foto lo dice todo… que verguenza que la Ministra del SERNAM no represente realmente los intereses de la mujer, ni se centre en promocionar la igualdad de genero o los derechos humanos dentro de las politicas economicas del pais.
Ella es un agente mas del cambio… pero de la moneda de cambio. Cuando hay que llegar a consesos, siempre, lo primero que se sacrifica politicamente son a las mujeres y a las minorias. Este gobierno elegido por “todos” los chilenos traera la ruina social y solidaria de Chile, nos convertira aun mas en el suenho de privatizacion total de la dictadura. Seguiremos siendo un experimento de Chicago?

10 de septiembre

Sandrita querida! Muchas gracias por tu comentario… Sí, fue bastante desesperante, aunque nos da ánimo para luchar con aún más fuerza! Habrá que gritar aún más alto!!! Sólo una corrección a tus palabras… Piñera no fue elegido por “todos” los chilenos… sólo por la mayoría de los electores… que son un porcerntaje reducido de la población. Pero sí, es lamentable lo que se está haciendo en distintos ámbitos… Hay que ver nada más lo que está pasando en salud!!! Es horroroso como se están pavimentando todas las condiciones para la privatización total del sistema de salud del fondo nacional… sólo por mencionar un tema. ¡Chile se ha puesto en venta!

10 de septiembre

Lamentable constatar que una vez más en la toma de decisiones priman los intereses económicos y las medidas cortoplacistas, dejando de lado lo realmente importante. Llama la atención la falta de conoimiento de la ministra en temas tan relevantes para el diseño de una política de apoyo a la maternidad como son la lactancia y la salud (física y emocional) infantil. Solo queda esperar que al momento de votar la reforma legislativa senadores y diputados no se dejen intimidar con los mitos que se han hecho circular en torno a la extensión de este derecho. “Que afectará la ocntratación femenina”, “que beneficia a los quintiles más ricos”, “que favorece la discriminación contra la mujer”, solo pretextos de una sociedad individualista que no quiere hacerse cargo de sus responsabilidades y proteger a los más vulnerables, los niños.

10 de septiembre

Vuelvo a la sensación de desesperanza.
Es como dices, tremendamente preocupante que la Ministra del Sernam no tenga conocimientos en relación a la lactancia.
Soy psicóloga clínica de pacientes adultos y paralelamente me he ido formando en patología perinatal, lactancia, apego, crianza afectuosa. Desde mis estudios, es rarísimo observar patología mamaria que impida la lactancia, incluso muchas hemos amamantado más de un año por un solo pecho. Las mujeres nacemos dotadas genéticamente para el cuidado de la cría y este cuidado incluye lactancia. Entonces el instinto materno, de cuidado, existe. El problema es que para algunas mujeres este instinto ha sido “cortado”. Cortado por el sistema que no genera redes de apoyo suficientes que acompañen y sostengan a las madres con un recién nacido.
En los tiempos que corren y ¡claro que corren!, carecemos de instituciones y dirigentes que eduquen y compartan libremente las informaciones que han entregado todos los avances en neurociencias, Unicef, OMS, Sociedad de pediatría, etc. que claramente dicen que la lactancia materna exclusiva por 6 meses, es absolutamente beneficiosa para la salud mental y física de los niños. A partir de los 6 meses se recomienda la incorporación paulatina de alimentos más sólidos y que la lactancia debiera durar 2 años. Tanto se ha cortado el instinto materno que se ha necesitado gastar millones en investigaciones que digan aquello obvio y natural: estar al menos 6 meses cerca del cuerpo y los cuidados de la madre es la mejor reserva natural para nuestros hijos. Se ha cortado el instinto y de ahí la frase comúnmente emitida por las mujeres: “se me cortó la leche” ¡NO, te la cortaron!
Espero que la Ministra esté haciendo oídos sordos a estas obviedades y que no sea ignorancia. O quizás, ahora que escribo, a ella también le cortaron el instinto en esta lucha ferviente por trabajar, trabajar y trabajar. Incluso la puedo comprender desde la necesidad de defender la idea de que las mujeres somos tan competentes como los hombres en el trabajo, idea que nos costó mucho conseguir y que lamentablemente se le suma la discriminación laboral que sufren algunas mujeres sobre todo al devenir madres, momento cuando se complica el tema con la existencia de empresarios y políticos (no todos) que no quieren atender a la necesidad de extender el post natal a 6 meses , que como ya dije y todo el mundo sabe, es lo ideal para el desarrollo cognitivo, emocional y físico de los niños.
Por otro la lado las m(p)adres desinformadas, asustadas y/o desconectadas de nuestros instintos bombardeadas por tanta publicidad (mujeres preciosas, trabajando y niños cuidados por otros y con leche de fórmula), solas y sin apoyo en temas de crianza, renuncian a la lactancia y se entregan a la mamadera, fácil, sin grietas, ni mastitis (patologías que existen más ahora que nunca antes en la historia).
La bonita palabra “corresponsabilidad”, que lejos de ironía la encuentro muy atingente, ya que el padre es fundamental en la crianza de un hijo, está muy bien, pero permítannos a las mujeres que queremos cuidar a nuestros hijos, poder hacerlo, por lo menos 6 meses para amantar ya que, por el momento no conozco hombres con pechos que puedan dar leche a un recién nacido de 3 meses. Somos distintos y complementarios.
Apoyar la lactancia a través de la extensión del postnatal es una política ecológica que claramente atenta contra algunos políticos y económicos. Apoyar la lactancia de verdad, implicaría adoptar políticas sociales que termina de una vez con todo tipo de discriminación por parte de las empresas hacia las madres trabajadoras. Implica un cambio social: pasar de una sociedad enfocada en la productividad, la plata, el consumo, a una sociedad enfocada en la salud emocional, la familia, el afecto, el bienestar interior, que se reflejará, de seguro, en gran productividad, porque estaremos más sanos.
Existimos mujeres informadas que hemos conseguido conocimientos justamente para dar una vuelta de tuerca a lo que está funcionando mal: hijos recién nacidos desamparados sin recibir lo que por derecho deben recibir: 6 meses al lado de su mamá nutridos con leche materna que ya sabemos es mucho más que alimento físico, ¡es amor! ¿Ya se nos olvidó?
Leslie Power
http://www.espaciocrianza.cl
@powerlesliecl
Rcp.:3660

14 de septiembre

Leo este Post y pienso en que las mujeres reales de carne y hueso que van por la vida en Chile, viven muchos mas problemas que los denunciados.
En efecto la maternidad esta muy poco apoyada por las leyes laborales y muchos de los derechos adquiridos han generado formulas alternativas para zafar, perjudicando ciertamente a quienes se pretende favorecer.
Pienso entonces en que cada mujer de Chile, madre puede “educar” a sus propios hijos en el respeto y valoración de este ROL.
¿Somos los hombres los que generamos esta condición?
No es a punta de leyes o decretos que se genera cambio profundo y definitivo.
Por ello es que al escuchar a Carolina Schmidt proponer un cambio en la cultura masculina y machista, veo que se pone el tema en el lugar adecuado.
Este asunto del respeto por el genero no tiene énfasis político aunque algunos partidos pretendan usarlo como bandera de batalla.
Hace poco contraté en mi oficina a una mujer joven que por tener un hijo de menos de un año no había quedado en ninguna parte. En mi oficina el 60% de las personas son mujeres y valoramos cada una de sus competencias.
Quizás pase así porque somos hijos de madres trabajadoras que nos educaron en el respeto a ellas.

14 de septiembre

Hola Jorge.
La verdad es que no me queda muy clara tu postura con eso de que “las mujeres de carne y hueso que van por la vida en Chile viven muchos más problemas que los denunciados”. Te invitaría a leer los comentarios en diversos artículos que han salido relativos a este tema en distintos medios en donde mujeres “de carne y hueso” relatan los problemas que han debido enfrentar al momento de convertirse en madres. Sinceramente Jorge, no es un tema menor el del posnatal.
Me parece que en este debate se ha dado lugar a argumentos parciales y hasta mentirosos (porque los medios sólo informan lo que los dueños de dichos medios quieren informar, como en tantos otros temas), como por ej. decir que este es un subsidio que beneficia mayoritariamente a las mujeres de mayores ingresos (según un estudio bastante discutible de Libertad y Desarrollo), pero resulta que, al analizar las cifras de la Superintendecia de Salud se observa un hehco contrapuesto a estos indicadores: un mayor número de mujeres que se benefició del posnatal, y un mayor número de quienes hicieron uso de licencias por enfermedad grave del hijo menor de un año son mujeres con ingresos entre menos de 300.000 y 599.000 pesos (estoy preparando una nueva entrada para analizar este tema). Te aseguro que todas estas muejres son “de carne y hueso” y que, al momento de tener que volver a sus trabajos, teniendo sus bebés apenas 84 días, se vieron enfrentadas a uno de los mayores y más dolorosos problemas de sus vidas (te lo digo por experiencia propia, que también soy mujer de “carne y hueso”, que no pertenezco a los “quintiles de mayor ingreso”, que trabajo por necesidad más que por gusto, con un ingreso que es absolutamente crítico para mi grupo familiar y que dos veces ya me he visto enfretada a ese perverso dilema). Los medios han colaborado para instalar en la opinión pública la percepción de que este es un tema en el que las mujeres no están particularmente interesadas e, incluso, estarían en contra (divulgando hasta el cansancio unas cifras, nuevamente, bastante discutibles, de una encuesta de opinión que habría arrojado una cifra impresionante de mujeres en contra del posnatal. En otra entrada critiqué el uso que se ha hecho de dicha encuesta, que te invito a leer en http://bit.ly/dgjIte. Resulta que hace un par de semanas, se publicó otra encuesta http://bit.ly/9lnHLh (muy poco difundida por los medios, por cierto) en donde un 90% de mujeres dice estar a favor del posnatal y un 80% lo recuerda como promesa de campaña. Te aseguro que todas estas mujeres son de carne y hueso.
Respecto de la corresponsabilidad, tenemos súper claro que pasa por un cambio cultural profundo y, por lo mismo, se necesita más que “señales”. Se requiere de políticas tendientes a la inclusión del padre pero que puedan, efectivamente ser aplicadas y no se queden meramente en la buena intención. Te invito a leer el artículo de Francisco Aguayo que cito en la entrada.
Me alegra saber que en tu empresa tienen una buena valoración del trabajo femenino… Creo que muchos empleadores tienen una percepción similar. Me parece perverso instalar la idea de que alargar el psnatal en tres meses significará el fin de la empleabilidad femenina. Creo que el tema pasa también por un sentido de responsabilidad social empresarial, en definitiva, del tipo de sociedad que TODOS queremos crear, en la cual acogeremos (o no) a nuestros niños.

Saludos,

Amparo

15 de septiembre

Amparo no quisiera formar una discusión en donde no es necesario.
Nada de lo que escribo es contrario a la maternidad, el post natal o el empleo de las mujeres.
El asunto es que considero importante que se entienda que los cambios sociales se activan por pequeños detalles mas que por leyes. De ahí a que intente decir que son las madres y las mujeres en general las que tienen la herramienta de cambio duradero y de mediano plazo.
Por otro lado en relación a la Ministra, la he escuchado y la conozco personalmente. Es pro familia, pro lactancia y pro mujer.
Es posible que no les llene el gusto, pero esta lejos de ser un agente desmotivador de los derechos de las mujeres.
Ha puesto el foco en lograr mejoras reales. Si las mamás trabajadoras de Chile logran pasar un mes mas junto a sus hijos considero que avanzamos un 30% en favor de los niños.
Si es mas mejor pero al final de este gobierno te aseguro que el Post Natal será mas largo del que había hasta el 11 de marzo de 2010.
Puedo ofrecerte un almuerzo entretenido si se logra. ¿Te parece?

15 de septiembre

Interesante opinión de Jorge. Se agradecen HOMBRES que opinen en debates, que sin duda son de todos como sociedad, pero que por algún motivo se reducen a lo femenino. Es real que somos las mujeres, las que tenemos un tremendo poder para llevar a cabo cambios sociales, es real, que hemos conquistado universidades y conocimientos, bien! y para eso estamos las mujeres informadas y sin miedo: para hablar de lo poco hablado, para hablar de los miedos de otros, para decir, que todo cambio es difícil y complejo, pero que finalmente todos nos adaptamos. Estamos para luchar por el bienestar de nuestros hijos y de los hijos de las que cuidan a nuestros hijos.
Tenemos como sociedad un problema y una gran responsabilidad: lamentablemente, la salida de la mujer al mundo externo no dio paso a que el hombre entrara a al mundo interno, quedando los niños desamparados, reproduciéndose círculos de abandonos. Los niños no hablan, de hecho su sistema neurológico se demora varios años para poder tener un discurso complejo y abstracto. Como no hablan, debemos los p(m)adres hablar por ellos, por sus necesidades y satisfacerlas. Esas necesidades de apego que durante la historia de la humanidad fueron obvias, hoy las neurociencias deben explicarlas científicamente: Los niños pequeños requieren de padres atingente, presentes y constantes para satisfacer las necesidades de cuidado físico y emocional. Para realizar estas funciones se requiere de TIEMPO.
Pienso que el tema del postnatal, estuvo mal planteado desde su origen:
La motivación principal de un postnatal de 6 meses, son los futuros niños, es decir, el bienestar físico, cognitivo y emocional. Por lo tanto, eran las instituciones de salud, Sename y educación en primera instancia, las que debieron acoger este tema. Fue trabajado por el Sernam, a través de una comisión llamada: MUJER, TRABAJO Y MATERNIDAD, maternidad en tercer lugar. Es decir, hubo un error, ya que el objetivo son los niños. De ahí que el prenatal es una cuestión médica y por ende el postnatal también debiera serlo. Si la extensión del postnatal, se topa con la empleabilidad de la mujer, entonces, existen las instancias que pueden hacerse cargo de ese otro problema. Se han mezclado peras con manzanas. Si lo que se quiere es conseguir el bienestar de los niños, lo que significará ahorros para el estado en términos de salud, salas cunas, etc. lo que corresponde es la extensión del postnatal a 6 meses para la mujeres y proveer de espacios para apoyo en la crianza. El padre, pieza fundamental en este puzle es crucial, pero (lo que también está demostrado) idealmente los primeros meses como sostén de la díada madre-hijo. Este punto es extenso y lo podemos discutir en otra ocasión. Pero quisiera agregar que también es necesario más días de los que el padre actualmente tiene para cuidar de su hij(@). Es más, para que la empleabilidad de la mujer no se vea perjudicada, las licencias por enfermedad grave de hijo menor de un año, debieran ser compartidas por ambos padres. En resumen, si la extensión es en beneficio de los niños y por ende del vínculo, y esta medida afecta la empleabilidad de las mujeres, entonces, todas las instancias sociales nos tendremos que hacer cargo de eso.
Agradezco las buenas intenciones de la Ministra, pero es importante que tengan información adecuada, ya que al ser una mujer políticamente influyente, sus palabras tienen poder y ya suficiente hemos tenido las mujeres, con información del tipo: “a no, no tienes leche”, “tu leche es mala” “hay mujeres que no pueden dar pecho” esta última idea escuchada en dos momentos (emol tv y en la reunión de la que Amparo habla) por la Ministra. Es clave la información adecuada y que esta sea pública. Estamos hablando de salud. Niños con mejor salud, serán adultos satisfechos y este país va a crecer mucho más.
Pero, detengámonos, pensemos, cambiemos…y cambiemos en grande!, nada de pasitos chiquititos, esos los dan los niños, nosotros los adultos : pasos grandes y fuertes. En eso estamos, Jorge, existimos mujeres informadas, sin miedo a hablar por los que no hablan, qué pena, nuestros hijos.
Un abrazo y una última cosa, el almuerzo corre para mí también? ¿Es sólo si se alarga el postnatal a 6 meses o sólo un poquito?
Leslie Power
Psicóloga Clínica
@powerlesliecl
http://www.espaciocrianza.cl

21 de octubre

Estimados:
Ya un poco tarde comento sobre el post natal de 6 meses y la reticencia de implementarlo como se prometía en la campaña presidencial. El postnatal fijo de 6 meses tiene (y está comprobado en el mundo) tremendos beneficios familiares que son explicados a través del apego y la nutrición por la extensión de la lactancia. Sin embargo, se deben considerar las consecuencia económicas de esta ley. No hablo de la consecuencia del gasto fiscal que tendría implementar esta legislación para el gobierno, si no de las consecuencias que tendrían en los salarios de largo plazo de las mujeres ya que el riesgo de contratación aumentaría y por ende la competitividad real de las mujeres en edad de reproducción disminuiría. En una familia “convencional” la disminución del salario de uno de sus integrantes podría ser compensada por el marido, sin embargo, un 35% de los hogares en Chile son financiados por mujeres (de ahí sale la necesidad del Programa Jefas de Hogar del SERNAM). Por lo tanto, implementar un postnatal de 6 meses fijo afectaría económicamente a un 35% de hogares que tienden a ser los más pobres de Chile.
¿Porqué no pensar en un postnatal flexible que se adecúe a la realidad chilena?

23 de octubre

Hola Magdalena.
Tu comentario no viene para nada tarde- Este tema, por lo visto, tiene para largo. Si bien fue promesa de campaña y debía presentarse el proyecto de ley para votación a mediados de octubre, ni siquiera se ha llegado a acuerdo con el diseño de la propuesta de ley. Prueba de ello es que el item para extensión del posnatal ni siquiera fue incluido en el presupuesto fiscal para el próximo año. O sea, una vez más, nos quedamos en puras promesas. (ver http://www.humanas.cl/?p=2366).
Magdalena, estamos hablando de tres meses adicionales a lo que actualmente se tiene y las mujeres en Chile hoy estamos teniendo un promedio de menos de dos hijos… O sea, en el “peor” de los casos, 6 meses adicionales de ausentismo en la vida laboral de una mujer! ¿Eso aumentaría el “riesgo de contratación”??? Lo mismo se dijo cuando se discutió la ley de acoso sexual en el trabajo. ¿Bajó la contratación de mujeres por la aprobación de dicha ley?
Creo que quien mejor ha explicado el fondo de este debate, con una claridad pocas veces “leída”, ha sido Dante Contreras (http://www.quepasa.cl/articulo/20_3855_9.shtml). Como él dice, si como consecuencia de la aplicación del posnatal de 6 meses se afecta la contratación femenina, entonces deberán diseñarse leyes para atacar dicho mal (“castigo al discriminador no al discriminado!!!!!!!!!”), pero no se puede pretender beneficiar objetivos contradictorios (mantener o aumentar el nivel de contratación de las mueres v/s favorecer el desarrollo infantil), mediante un mismo instrumento (ley). Eso es poco eficiente.
En todo caso, sinceramente, creo que el posnatal de 6 meses, lejos de perjudicar al empleador, lo beneficia: le permite planificar de mejor forma el reemplazo de la trabajadora (actualmente existe una verdadera incertidumbre respecto del regreso de la trabajadora a sus labores, por extensión de licencias que no estaban planificadas ni consideradas por el empleador); el nivel de productividad de una mujer que regresa a los 6 meses de posnatal es muchísimo más alto que una mujer que regresa a los 85 días de nacido su bebé; el empleador se habría ahorrado 3 meses de pago de sala cuna; durante todo el período de reemplazo se habría “ahorrado” en sueldo de la trabajadora porque, obviamente, al reemplazante le pagaría mucho menos que a la trabajadora (ya sea por concepto de años de servicio o items relacionados a contrato a largo plazo, etc.); tendría una trabajadora muchísimo más comprometida con la empresa, al ver que “respetan” su maternidad… Y, un dato adicional (por lo menos eso me pasó a mí y así se vio “beneficiado” mi empleador), la maternidad desarrolla una serie de nuevas habilidades en la mujer: mayor capacidad para enfrentar situaciones de estrés, mayor desarrollo de la creatividad y proactividad, aumento del liderazgo y la capacidad de estar atenta a una serie de factores a la vez… etc. Sí, todo ello afloró a borbotones tras haber sido madre y créeme que fue muy evidente para mi empleador, lo cual se tradujo en promoción laboral y mayores responsabilidades. Y… un dato adicional, yo volví a los 6 meses de posnatal… Esos tres meses adicionales no fueron una pérdida para mi empleador sino que una ganancia. Si los empresarios conocieran este “efecto” de la maternidad, se “arriesgarían” a contratar muchísimas más mujeres y a respetar la maternidad y sus tiempos! Bueno, tenemos en Chile algunos empresarios “iluminados”, lamentablemente pocos, que han entendido esto y funcionan en base a eso. Una de ellas es Empresas Tuxpan, que ha sido reiteradamente premiada por buenas prácticas laborales.
Por otro lado, una forma de equiparar el efecto “discriminador” que pudiera tener el posnatal de 6 meses para la mujer sería instaurar un tiempo equivalente para el hombre, como se hace en otros países. Tenemos claro que tal vez esto no sea posible en Chile hoy, pero debe ser el objetivo al cual apuntar si realmente se piensa en alcanzar la categoría de “país desarrollado” algún día.
Mientras tanto, créeme que ni la misma Ministra piensa que la corresponsabilidad se va a dar de hecho con la propuesta que hicieron, así es que, una vez más estamos ante una solución “parche” que sólo busca dar una “imagen de”.
Pongámonos serios de una vez por todas con un tema tan importante! Es de nuestros niños de quienes estamos hablando!!!!!!! Generaciones futuras completas!!!! Somos TODOS responsables por ellos y debemos hacer un esfuerzo como sociedad en general.
Por último Magdalena… la flexibilidad… ¿Sabes qué es lo que más me molesta? La “flexibilidad” que se ha propuesto deja fuera la OPCIÓN de tomarse 6 meses íntegros para las mujeres que así quieran hacerlo. OK, si quieren un modelo flexible, que lo hagan (aunque soy una convencida que los “modelos flexibles”, en lo laboral, devienen en abusos), pero que sea un modelo con todas las opciones posibles, o sea, tanto para las que no quieren tomarse ni un día más de posnatal, como para las que quieren volver a media jornada, como para las que quieren tomarse los 6 meses INTEGROS! Esta última opción Magdalena, no está siendo considerada ni propuesta por quienes están diseñando esta ley, y fue justamente esa opción la que se propuso como OFERTÓN de campaña.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?