#Internacional

¿Qué es ser traidor a la Patria?

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Todo el escándalo que se ha armado con Jang Song-thaek en el fondo parece una charada para mostrar el asunto desde el consabido "ejemplo de lo malvado que es el comunismo". Pero no nos dejemos engañar: nuestros muy democráticos países (y sobre todo los que se autocalifican de "desarrollados") actúan de igual o peor forma contra cualquier persona que cuestione el status quo

Ha sido ejecutado Jang Song-thaek, tío del líder norcoreano Kim Jong-un y considerado hasta hace poco la segunda persona más influyente del país. Así han estado hoy titulando muchos periódicos online del mundo y de Chile lo que pasó en Norcorea esta semana.  ¿La razón de su ejecución? Bueno, es que fue un traidor. “El acusado Jang unió a fuerzas indeseables y formó una facción de la que fue jefe por largo tiempo con la que cometió crímenes tan horribles como intentar derrocar al Estado”, dijo la agencia oficial de noticias de Corea del Norte KCNA. Y, hasta donde se sabe, Song-thaek reconoció los cargos, además de que esta pena no sería realmente desproporcionada, porque no era la primera vez que estaba bajo la lupa de su gobierno bajo los mismos cargos por lo que ya en el año 2004 estuvo en reeducación. O sea, habría reincidido en su crimen.

Tomemos la información que se ha publicado, y que un traidor haya recibido la pena máxima para ese delito fijada en su país no debería importarnos. Todo traidor a la Patria merece la muerte. El problema es ¿sabemos realmente qué significa ser “traidor a la Patria”?

No voy a entrar en el pasado, porque podría remontarme hasta Alcibíades pasando por Brutus, Judas (quintaesencia del traidor), Benedict Arnold y un largo etc. Lo que me preocupa es el panorama actual internacional sobre el tema.

 ¿Qué país encabeza la condena y la preocupación por lo ocurrido a Jang Song-thaek? Estados Unidos, que ha calificado los hechos de “extrema brutalidad” como declaro el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Patrick Ventrell. Curioso, es el mismo país que quiere la cabeza de otro “traidor”, Edward Snowden, que ha tenido que huir y pedir asilo en Rusia porque por lo que hizo corría el riesgo de recibir condena de pena de muerte. ¿Qué hizo tan terrible Snowden? ¿Fue corrupto, depravado, tiránico? No, simplemente era un joven con ciertos escrúpulos a que su gobierno realizara espionaje masivo a nivel mundial, incluyendo gobernantes, empresarios, gente común, etc. Estados Unidos, apenas supo que Snowden había tenido el atrevimiento de denunciar esta masiva violación del derecho humano a la privacidad y a la integridad de las personas, exigió que nadie le diera asilo y que fuera devuelto a Estados Unidos para juzgarlo (y condenarlo), y amenazó a cada líder mundial con tomar represalias con cualquiera que desafiara su orden. Pero no se ha detenido ahí, porque la documentalista que trabajó con Snowden, Laura Poitras, tuvo que emigrar a Alemania porque en Estados Unidos le hacían la vida imposible no solo por este caso, sino también por sus investigaciones sobre la guerra de Irak. Poitras, como ha denunciado Glenn Greenwald, su pareja sentimental y además quien publicara las revelaciones de Snowden en Gran Bretaña, ha sufrido constante acoso en aeropuertos, los mismos que él, ciudadano británico, ha padecido por orden de Estados Unidos, y por haber dejado en evidencia al gobierno de David Cameron, que ha perdido totalmente el control en materia de violaciones a la privacidad.

El mundo tiene los ojos en Norcorea, alegando que lo ocurrido pone una nota de incertidumbre en las relaciones de ese país y en la zona. Sin embargo, ¿no es más peligroso que un país que se dice democrático nos espíe a todos incluso violando nuestro correo electrónico? ¿No genera más incertidumbre que por ley una persona no pueda criticar a su país? En España, el gobierno de Rajoy impulsa la aprobación de una Ley de Protección de Seguridad Ciudadana. Si creíamos que no había algo peor que el proyecto “Ley Hinzpeter” pues ¡sorpresa, sí lo hay. Mientras la “Ley Hinzpeter” sólo se concentra en  estudiantes encapuchados y mapuches, la Ley de Protección española va contra cualquiera que se manifieste. El Ministro del Interior Jorge Fernández, ante la Cámara de Diputados el 8 de diciembre, justificó este proyecto señalando que en el 2012 hubo 14.721 manifestaciones y hasta el 31 de octubre del 2013 más de 7.300, por lo que hay que defender a la ciudadanía de actos vandálicos y desmanes… siempre y cuando estos no los cometa la policía, porque si los ciudadanos graban, fotografían y publican abusos policiales es que están dañando el derecho al honor del cuerpo y por ende se multará a esa persona con montos entre 100 y 1.000€. Y pobre de aquel que se le ocurra impedir un desahucio, porque el monto de la multa irá de los 1.000 € a los 30.000 € por simplemente proponer paralizar un desahucio inmobiliario, el mismo monto por el cual se sancionara a quienes interrumpan mítines políticos, votaciones y actos políticos. Y cualquiera que se atreva a criticar la Marca España (insultar a policías u ofender la imagen de España, así como sus símbolos, instituciones o el propio himno), ya sea de manera pública, por red social, en comentarios de prensa, etc, recibirá la misma multa de 30.000 €, lo que equivale a poco menos que decirle a alguien “traidor”. Y no digamos a participar en un “escrache”, o sea una “funa”, que podría ser multado con entre 30.001 y 600.000 euros, porque eso no es una manifestación, es un “acoso” y es legalmente un delito. Por ejemplo, si los ciudadanos españoles, furiosos por las megaestafas en el gobierno de Ana Botella en Madrid, van a manifestarse al ayuntamiento ¡escrache! y 600.000 euros de multa por persona, porque esas personas, no Ana Botella, están cometiendo un delito.

 ¿Quién es un traidor a la Patria? Con Jang Song-thaek pareciera que la respuesta es sencilla: el que intenta derrocar al gobierno o que vende información a países enemigos. Pero ¿es así?, porque Snowden es un traidor por denunciar los actos ilegales de su país, y los españoles y extranjeros en España que se les ocurra denunciar las brutales agresiones policiacas y publicarlas son vistos también como traidores. En Francia cualquiera que defienda a un supuesto “ilegal” o cuestione la ley migratoria comete delito y arriesga pena de cárcel (como les ocurrió a los filósofos Sophie Foch-Rémusat, Yves Cusset y Pierre Laurenten el 2008). Ser periodista en muchos países no comunistas es estar en la lista de “traidores”, como ocurre con los periodistas dominicanos Huchi Lora y Juan Bolívar Díaz,  que están sufriendo un acoso de parte del gobierno por cuestionar la sentencia del Tribunal Constitucional que declara no son dominicanos los hijos de extranjeros ilegales en el país.

La respuesta que se están dando desde nuestros gobiernos y desde nuestros Estados no comunistas, pro-derechos humanos, democráticos y pluralistas, es que cualquiera que cuestione lo que dice la autoridad es un traidor, porque esa persona no piensa en que la autoridad solo quiere nuestro bien cuando nos protege de los encapuchados y los mapuches (aunque no de los efectos tóxicos de la bomba lacrimógena o de quienes agreden a niños solo por ser mapuches); cuando espía nuestros correos para buscar actividades terroristas (aunque se haga sin una orden judicial y se analice morbosamente la intimidad de millones de personas); cuando se detiene a personas que critican a quienes les han perjudicado (sobre todo si son políticos corruptos o banqueros estafadores); cuando se procesa a periodistas por probar que un presidente miente (porque que terrible es que un presidente mentiroso quede en evidencia).

Todo el escándalo que se ha armado con Jang Song-thaek en el fondo parece una charada para mostrar el asunto desde el consabido “ejemplo de lo malvado que es el comunismo”. Pero no nos dejemos engañar: nuestros muy democráticos países (y sobre todo los que se autocalifican de “desarrollados”) actúan de igual o peor forma contra cualquier persona que cuestione el status quo. No estamos más protegidos por vivir en el mundo occidental, solo estamos más ciegos de los grados en que se violan nuestros derechos.  Todos los ciudadanos que estamos preocupados por las masivas violaciones a los derechos humanos que sufrimos de parte de nuestros Estados, y que nos atrevemos a decirlo públicamente o a investigarlas y denunciarlas, estamos calificados como traidores. Cualquiera que ataque los intereses de empresas que financian a políticos es un traidor. Manifestarse contra el mal gobierno es traición. Y si impunemente nuestros gobiernos pudieran darnos la misma pena que a Jang Song-thaek cuando funamos a nuestros políticos en el Congreso lo harían, sin dudarlo un segundo.

Nuestros derechos cívicos y políticos están siendo violados en muchos países no comunistas y supuestamente democráticos bajo el alero de la figura del “traidor”, y todo lo que se quiere que pensemos es que “al menos no somos Norcorea”. No caigamos en esa trampa, porque en nuestro lado del mundo las cosas en esta materia cada vez dan peores señales.

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Alfredo R.

14 de diciembre

O sea que el dictador de Corea del Norte, al mandar a asesinar a su tío, actúa igual o mejor que nuestros muy democráticos países

15 de diciembre

No. Nuestros muy democraticos dirigentes occidentales se han escandalizado por algo que ellos mismos hacen, y eso los hace peores que el lider norcoreano. Porque Kim Jong-un es un dictador y no anda ocultando que los derechos humanos no son su preocupacion. En cambio nuestros dirigentes occidentales se llenan la boca con los derechos humanos, pero a la hora de violarlos actuan igual que Kim Jong-un.

La idea es que veamos lo ocurrido en Norcorea como lo mas perverso que ha ocurrido porque el malvado dictador mato a su pobrecito tio. Pero ¿por que no condenamos a Sarkozy por matar a Gadafi? Ah, porque Sarkozy era presidente de Francia, una democracia, y aunque Sarkozy es un corrupto peor que el lider norcoreano hay que aceptar que lo que hizo fue correcto porque era un presidente democratico.

Que en Norcorea no hay libertad de prensa…. y tampoco en occidente desde que se han monopolizado. Que en Norcorea no hay libertad de internet… y tampoco en occidente donde Obama, Cameron, Merkel y etc se dedican a espiarnos y a espiarse. Asi podria estar un buen rato. Asi que ¿a que viene tanto escandalo con lo ocurrido en Norcorea cuando nuestros dirigentes occidentales, con tal de tener y conservar su poder, son capaces de esas mismas bajezas? ¿Que los hace mejores para señalar a Kim Jong-un, cuando tienen un tejado de vidrio tan delgado?

Garf

21 de septiembre

Wna mentirosa, acá puedes tirarle una jarra de agua a un ministro y no te hacen nada. En EEUU puedes arrojar zapatos a los políticos durante una conferencia y no les hacen nada… Quiero ver que un pobre wn haga eso en Corea.

Toda la mierda que dices no se traduce en hechos. Más encima hablas de proyectos de ley que jamás llegan a instalarse, porque es obvio, para el que posee neocorteza, que su aparición obedece a algún plan para manipular la opinión pública y continuar debilitado la autoridad intelectual y el liderazgo. Así en un mundo donde los pobres simios, confundidos, ya no saben qué hacer ni a quién seguir ni qué es ético… En ese mundo los mafiosos se mueven con toda libertad, aun con su propia imagen por el suelo, la reacción del pueblo condicionado para pensar estupidece no puede llevarlos mas allá de un estado que será siempre facil de reconquistar y subyugar.

Sigue defendiendo tus queridos estados comunistas, solo espero que un día te de vergüenza ver que son los mismos ladrones que solo desean el poder sin meritos, tal cual los loberales capitalistas, porque son los mismos: los usurpadores del poder de la nobleza, del poder meritorio de la virtud y sus seguidores, democratas y ovejas de estados absolutitas, son solo ganado de una organización de ladrones que juegan a los dueños del mundo sin competir, sino que quitando del camino a cualquiera que muestre virtud.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

"Para quienes son de izquierda o de derecha su visión del mundo es tan sólo una entre tantas otras".
+VER MÁS
#Política

La intensidad de la política

Pero en la sociedad hay una fisura, hay monopolios y hay resistencia al cambio. Hay demasiada desigualdad. No hay suficiente meritocracia. Demasiados apitutados e hijos de papá sin talento. También la lib ...
+VER MÁS
#Cultura

Teatro: Entrevista a Omar Pérez Santiago por su obra 'Te Rogamus. Papa Francisco escúchanos'

Motivados por ideales de izquierda, pero con los pies incrustados en el suelo -determinante diferencia con el socialismo o comunismo-, este grupo da ejemplo de política moderna bien entendida.
+VER MÁS
#Política

Afírmense dinosaurios

Nuestro cometido es denunciar los "errores involuntarios", usando el término de aquellos acostumbrados a sacar ventajas en sus negocios, reconociendo que la Contraloría, conforme al mandato de s ...
+VER MÁS
#Ciudad

Los 'errores involuntarios' son recurrentes

Popular

Mi conclusión es que Sebastián Piñera en materia de educación defenderá los intereses de los nodos principales de su red: sostenedores privados y Ues privadas.
+VER MÁS
#Educación

Red de Piñera en educación: sostenedores privados, Elige Educar y Ues privadas

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Imagínese no sólo no ser reconocido como trabajador por su empleador, sino que, además, se le obliga a usted a cumplir con obligaciones que le corresponden a él. Así, usted se enfrenta a la posibilidad ...
+VER MÁS
#Política

La última oportunidad de ser consecuentes