#Educación

Una mirada a la Fech, en el delicado momento del movimiento estudiantil

12 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Es curioso, pero a medida que más se ha radicalizado el discurso y supuestamente también la militancia de los presidentes Fech, vemos cada vez menos correlato de esta expresión en las calles.

A fines del 2013, mientras resultaba electa en la presidencia de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile una militante anarquista del -cada vez más vaciado anarquismo- Frente de Estudiantes Libertarios (FEL), nadie se hubiera esperado que este sería aquel en que las movilizaciones caerían a mínimos históricos, por lo menos desde el retorno a la democracia.

El tema ya se reconoce medio en serio medio en broma y es un secreto a voces entre los círculos de la política estudiantil, tanto es así, que hasta la propia presidenta de la Fech en un programa radial reconocía con un dejo de nerviosismo culpable que hace años que los estudiantes no cumplían con el calendario académico con la rigurosidad que se ha cumplido este año.

En efecto, este año en las universidades prácticamente no han habido paros y de haberlos no han pasado de ser producto de coyunturas locales específicas, como el único paro que tenemos registrado en la Universidad de Chile: Odontología.

Ni hablar de tomas. Es probable que este sea el único año del que se tenga memoria desde el retorno a la democracia en el que en la Universidad de Chile ninguna carrera y ninguna facultad se encuentre en toma ¡esto no sucedió ni siquiera en la gestión del derechista Felipe San Martín! Ni la derecha logró conseguir lo que hoy amenaza con convertirse en una pesadilla para el anarquismo.

Por ser lo más notorio y estar a la vista de cualquiera, no es necesario extendernos en lo que a marchas se refiere, de todas maneras, de esta expresión tan sólo han habido dos en el año, preparándose el movimiento para una tercera y siendo absolutamente incierto si habrá una cuarta.

La promesa de las izquierdas que se auto autodenominan más “radicales” o a la “izquierda” del PC no se han cumplido: Han cambiado la estrategia de la movilización social por la de “exigencia de garantías”.

Los estudiantes parecen apostar todos sus huevos en esta canasta (la de la “confianza y las garantías”) lo cual es un contrasentido político, no solo si consideramos que son los mismos estudiantes quienes se han encargado de recordarnos una y otra vez que no le tienen ninguna confianza ni al ministro ni al gobierno, si no también porque la confianza y las garantías responden a una lógica de lo “estático” todo lo contrario a la actual coyuntura política -que dicho sea de paso- a propósito de la Reforma Tributaria nos recuerda su dinamismo.

No parece plausible por tanto, esperar que las garantías lleguen desde el gobierno, y esto no tiene que ver con creerle más o menos a un ministro o que pensemos que el gobierno no va a cumplir, esto dice relación con que las únicas garantías que requiere un movimiento que busca profundas transformaciones en el país se encuentran ¡en el movimiento mismo! en su permanencia en la calle y movilizado, reafirmando la necesidad de que estos cambios ocurran.

Esto nos trae a la memoria la vieja frase noventera bajo la cual muchos militantes de izquierda nos formamos y que aún resuena fuerte en nuestras cabezas: Solo la lucha decidida del pueblo empujará las transformaciones sociales que Chile necesita.

Es curioso, pero a medida que más se ha radicalizado el discurso y supuestamente también la militancia de los presidentes Fech, vemos cada vez menos correlato de esta expresión en las calles.

Por ahora, para los militantes comprometidos con las transformaciones sociales, sólo nos queda apoyar con fuerza y de la manera más resuelta las dos jornadas de movilización que se encuentran convocadas tanto desde la Confech para el 21 de agosto, como desde la CUT el 4 de Septiembre. Son oportunidades importantes -dentro de las pocas de este año- en que podremos mostrar la voluntad de un pueblo para que Chile sea de una buena vez distinto.

TAGS: Fech Movimiento por la Educación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
La pura y santa verdad

10 de agosto

La cagaste para ser barza Juan Urra.
Si hay algo que desmoviliza al movimiento estudiantil es tener a las dirigencias del 2011, el año mas importante que ha tenido el movimiento hasta ahora, pantalones abajo y defendiendo con un fervor fanatista digno de su escencia estalinista a una vieja concerta que despues de dejarla fuera del juego ahora la hace entrar como su perrito de pelea y las gloriosas juventudes comunistas reventando todos los espacios desde donde se intenta reconstruir al movimiento en fuerza y claridades.

Ignacio

11 de agosto

Y es que esa actitud mierda está matando al movimiento estudiantil siendo la JJ.CC. una fuerza innegable para el movimiento social, algunos se esmeran en tratar de actor ilegítimo por tomar el único camino que parece estar dando algún resultado. La lucha no es PC-El resto, la lucha de da unidos, pues objetivos en común tenemos (?), pero ha sido la llegada de la ultra y de la ultra cada vez “más dura” la que ha causado todo esto.

eduardo

11 de agosto

Demasiado acertado tu comentario compa

Silvia Valdivia

10 de agosto

Muy de acuerdo con este comentario, claramente no sólo la Fech no se ha movilizado, tampoco lo han hecho otras federaciones muy distinto a 2011 en que la Fech, Feusach y Peda eran conducidos por las JJCC

Alejandro Molina

10 de agosto

menos mal que la gente esta conociendo a los fundamentalistas anarkistas, pone bombas, los chilenos queremos justicia pero tambien estar lejos de locos “cabeza de pistola”. Son ignorantes y no saben que dia a dia los protegen las leyes de la democracia (ley laboral, ley de transito, etc) No es lo mejor pero los anarkistas quieren la ley de la selva, no quieren leyes. Asi se cometeran los mas grandes abusos propiciados por los anarkistas fanaticos.

Christopher Shak

13 de agosto

Bien estupido tu argumento amigo ¿Que libros sobre Anaquismo se ha leido? Para que sintetise mejor su respuesta.

Cristian Rivera Cortez

11 de agosto

una cosa es la consigna y otra muy diferente la capacidad de movilizar, pero no solo eso es un hecho preocupante, sino también que las elecciones de las diferentes federaciones está participando mucho menos estudiantes y se llevan años movilizados. es decir detrás de la movilización no hay desarrollo de la organización y menos mayor participación.

Juan Pedro

11 de agosto

Que comentario más pelotudo. Y a los que somos padres, nos llenas de ganas de que nuestros hijos vayan a la U pública, cierto?? Donde tu gran aporte es que te enojas por que se está cumpliendo el calendario académico y no ha habido tomas.

Imbécil.

Ex Compañero

12 de agosto

Dos años en los que la jota se ha encargado de posicionar la “Democracia Interna” por sobre la discusión nacional. Dos años pasando máquina en las asambleas para defender a la NM luego de pasarle el culo a la Bachelé

Pd: El FeL no existe, pero se pasan de barsas para críticar la conducción siendo que ahora que entre paréntesis conducen el gobierno no son capaces de conducir una reforma tributaria decente. Están validando por omisión las políticas de los concensos.
En lugar de desbalijar en contra de la izquierda guarden sus energías para pelear contra la derecha.

PD2: Movilicen a sus militantes para ponerle mano abajo a esta publicación, cada uno de ellos reafirma mi comentario.

Amanda

13 de agosto

¿Ex compañero? O sea que usted pasó por la Jota sin aprender una de las lecciones básicas: hacerse cargo de lo que decimos y dar la cara. La cobardía de un anónimo refugiándose bajo el membrete de “ex compañero” da cuenta de una grandeza de los comunistas: No somos un partido para cobardes, he ahí el porque de “ex-compañero” aunque a decir verdad, lo más probable es que nunca lo hayamos sido.

12 de agosto

No creo en las verdades absolutas. En lo personal pienso que estas son la base de la intolerancia, de la soberbia y del autoritarismo. Sin embargo, si hay algo que nos ha enseñado la historia de nuestro país es que cada derecho en favor del pueblo se ha conseguido con esfuerzo, con lucha y movilización, desde la calle y a través de nuestras propias organizaciones de clase. Por eso la represión es ejercida desde el poder dominante y por ello también las víctimas siempre somos los sectores populares. De hecho, prácticamente no hay Presidente que no tenga las manos manchadas con sangre de trabajadores, de estudiantes y demás.

Por ingenuidad son muchos los que creen que este gobierno (que se dice nuevo y mayoría pero que al final no es ni lo uno ni lo otro) hará las reformas que el movimiento estudiantil exige desde el 2006. Otros confían en esta segunda administración de Bachelet por oportunismo, porque pretenden que la situación siga igual debido a que esta realidad los favorece. En definitiva, se trata de mostrar de que lado está cada uno porque incluso la ingenuidad a estas alturas no es posible, de hecho pienso que ésta acaba por convertirse en complicidad con el poder, con un gobierno que no está capacitado para entender que la educación es un servicio público e incluso un derecho humano fundamental. Bachelet no tiene la capacidad para hacerlo porque está comprometida ideológicamente con el neoliberalismo.

Luis Santibañez

13 de agosto

Muy sugerente el artículo de Juan Urra. Me parece bien pegarle a los delirios de grandeza del progresismo (porque anarquistas no son ni tampoco “ultra”) pero de ahí a suponer que cuando dirigía la Jota había más organización y participación es igual de delirante. Hay quienes piensan que la historia empezó el año 2011 y todo lo anterior no cuenta. Es cosa de remontarse al periodo previo en que las Universidades estaban muertas salvo uno que otro episodio que alimentaba los subjetivismos de las propias dirigencias. No hay que pasar por alto que ambas estrategias puestas en curso sobre el movimiento estudiantil (reformismo y progresismo) han hecho uso de la movilización como masa de maniobra para objetivos institucionales, no aportando en nada a recomponer la subjetividad descompuesta y rearticular la organización de base. Un dato de la causa es el propio Colegio de Profesores, que bajo la dirección del PC escasamente ha puesto “un pie en la calle” ¿ahí quien se hace reponsable? Eso yo le preguntaría al concejal.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Chile debe aceptar el desafió de ir por sus ventajas comparativas y tomar como propio el ser considerado como el país con más proyección en Energías Renovables (Solar, Eólica, GeoTérmica, Mareomotriz ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

La leña, el cambio climático y la industria forestal

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

No podemos dejar de recordar el caos que se viví­a no hace mucho tiempo en las calles de Santiago, permanentemente en pugna y con olor a bomba lacrimógena, no bien se hubo disipado el polvo el terremoto.
+VER MÁS
#Política

Cómo ganarle a Piñera