#Todos somos ciudadanos

Gritos del silencio

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Sorprende los resultados de la elección de este domingo. Habiendo sido emitidos 7.027.248 de votos con un padrón electoral de 14.347.288, según cifras de Servel.

En editoriales publicadas el presente año, se afirmaba que en nuestro país serian en total 13.531.553 los electores para las primarias de Chile Vamos y el Frente Amplio. Después de las elecciones, surge un porcentaje importante de no votantes: 7.314.703 para ser exacto, equivalente al 58% de la población habilitada para votar.

Preocupa el nacimiento de un síntoma que lleva años sumando fuerza en lo profundo de la sociedad, a punto de volverse una enfermedad, como un cáncer que se esparce: Hablo de la carencia en participación vinculante en estas elecciones.


Preocupa el nacimiento de un síntoma que lleva años sumando fuerza en lo profundo de la sociedad, a punto de volverse una enfermedad, como un cáncer que se esparce: Hablo de la carencia en participación vinculante en estas elecciones.

El porcentaje de no participantes genera una gran interrogante a nivel nacional. Esta interrogante y el mar infinito de preguntas que deberían surgir desde nuestra sociedad en relación a lo acontecido este domingo: el bajo nivel de participación y la dualidad marcada de la política, deberían marcar el futuro próximo para unas elecciones realmente representativas y eliminar la falsa creencia de la existencia de una mayoría, que no alcanzó a ser más de un tercio a favor del candidato electo.

Se han generado fuerzas de repulsión tan potentes que lograron sacar del juego a un 58% de personas habilitadas para votar. Lo más preocupante es la carencia de peso e influencia perdida e ignorada por Servel, el Estado y la sociedad, de los votos nulos, votos en blanco, votos figurativos de no participación. Gritan en silencio, sus palabras ¿dónde están? la sociedad se quedó sin voz, sin grito, aguarda en silencio mejores tiempos, dejando en manos la tarea a un grupo atrapado entre una de las fuerzas de repulsión.

Admiro la frase publicada por este medio en la edición del día de hoy y me parece atingente volver a citar a Davir Berliner que escribió una frase que hoy parece universal y pertinente para Chile en su publicación Educational reform in an era of disinformation “[…] deberíamos ser el número uno en el mundo en porcentaje de jóvenes de 18 años que están política y socialmente implicados. Mucho más importante que nuestras puntuaciones en matemáticas y nuestras puntuaciones en ciencia es la implicación de la generación siguiente en el mantenimiento de nuestra democracia y en ayudar a los que en ella la necesitan”.

TAGS: #AbstenciónElectoral #Elecciones2017

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La rabia de los otros es también –o debería ser- nuestra rabia. Las políticas de violencia racista en el país del norte no son más que un espejo de las nuestras. Los estallidos contra las prácticas ...
+VER MÁS
#Sociedad

La rabia de los otros

La gran pérdida se manifiesta en el poder suave de la imagen y la capacidad de atracción hacia el país norteamericano, como una superpotencia eficiente en el combate de la pandemia
+VER MÁS
#Internacional

La pérdida de soft power estadounidense en el contexto de la pandemia

La DOM de Peñalolén, en fecha 1º de junio de 2020, debido a que las ilegalidades eran muchas, sí procedió a invalidar, tanto el permiso de edificación como la resolución exenta de loteo con construcc ...
+VER MÁS
#Ciudad

El filósofo buscó plusvalía para su terreno pero le fue mal

Bolsonaro no tiene un proyecto ni ideas de peso, salvo armar a toda la población para defender una nación imaginaria que está en campaña contra el marxismo cultural, la ideología de género y la global ...
+VER MÁS
#Internacional

Brasil: Un pacto democrático para detener al fascismo

Nuevos

La rabia de los otros es también –o debería ser- nuestra rabia. Las políticas de violencia racista en el país del norte no son más que un espejo de las nuestras. Los estallidos contra las prácticas ...
+VER MÁS
#Sociedad

La rabia de los otros

La gran pérdida se manifiesta en el poder suave de la imagen y la capacidad de atracción hacia el país norteamericano, como una superpotencia eficiente en el combate de la pandemia
+VER MÁS
#Internacional

La pérdida de soft power estadounidense en el contexto de la pandemia

La DOM de Peñalolén, en fecha 1º de junio de 2020, debido a que las ilegalidades eran muchas, sí procedió a invalidar, tanto el permiso de edificación como la resolución exenta de loteo con construcc ...
+VER MÁS
#Ciudad

El filósofo buscó plusvalía para su terreno pero le fue mal

Bolsonaro no tiene un proyecto ni ideas de peso, salvo armar a toda la población para defender una nación imaginaria que está en campaña contra el marxismo cultural, la ideología de género y la global ...
+VER MÁS
#Internacional

Brasil: Un pacto democrático para detener al fascismo

Popular

En el contexto de la actual pandemia por Covid-19, las redes educativas con foco en la colaboración cobran mayor relevancia frente a los obstáculos que dificultan los procesos cotidianos del desarrollo ed ...
+VER MÁS
#Educación

El poder de las redes colaborativas en el contexto educativo actual

La verdadera preocupación debiera centrarse en saber si el hambre actual tiene su origen en la pandemia y las dificultades de abastecimiento, o es que ella incluso es anterior al estallido social de octubre
+VER MÁS
#Política

¿Podrá una cajita de mercadería resolver un problema estructural?

No podemos ser un país donde la gente come según la voluntad del otro. No podemos ser un país que depende de la solidaridad.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Pueblo de Chile

Por la pandemia tiene que aparecer diariamente haciendo reportes sobre los avances del COVID-19 en la población, por lo tanto sus declaraciones siguen dando material para los conflictos.
+VER MÁS
#Política

El Ministro Jaime Mañalich suma y sigue