#Sociedad

Recordando a Monseñor Valech: entre palabras y hechos

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

“Hasta siempre Monseñor Valech, lo recordaré siempre, además, tengo una beca que lleva su nombre”. Fueron las palabras de despedida que escribió ayer en su twitter un joven estudiante de tan sólo 17 años, @PabloRebolledo, a un hombre que desde la Vicaría de la Solidaridad durante la dictadura tuvo la nobleza de cobijar y defender con fuerza a los perseguidos y víctimas de violaciones a los DDHH. Pablo no había nacido aún, pero es probable que la experiencia vivida por alguno de sus seres queridos y el permanente recuerdo de su entorno más cercano, hagan que en su memoria esté presente su agradecimiento y respeto hacia Monseñor Sergio Valech, tanto por los principios como por las convicciones que marcaron su paso por la vida.

No percibo lo mismo en quienes, siendo adultos y con la responsabilidad de guiar los destinos de Chile, me confunden con acciones erráticas y ambivalentes. Como si desearan borrar de nuestra memoria una etapa de la historia a partir del mismo 11 de marzo. Lo digo porque si bien es cierto que hoy tras un par de clics podemos llegar a un subdominio donde encontramos el Informe Valech en la página Oficial del Gobierno,  siento que la prioridad cambió.

Hasta antes de esa fecha, cualquier usuario y recién estrenado en Internet podía encontrarlo sin inconvenientes, pues en la página de inicio estaba debida y explícitamente indicado como “Informe Valech”. Hoy no. Hoy dice vagamente “Informes” y uno debe clickear, buscar y llegar. Algo similar sucedió con todos los registros fotográficos de lo que fueron los mandatos de los ex Presidentes Lagos y Bachelet. No los encuentro. No hay registro. Su paso por La Moneda y sus actividades públicas no están (y si están indíquenme dónde).

Son esas señales –y tantas otras más-  las que me confunden día a día. Si los DDHH fueron y son una prioridad para la primera autoridad del país, el Informe Valech debe estar en un lugar privilegiado, destacado y de fácil acceso para todos, muchísimo más de lo que hoy está, especialmente para las nuevas generaciones como Pablo.

Es por eso que se me hacen incomprensibles las palabras del Presidente de la República, quien al enterarse de la partida de Monseñor Valech, lamentó su muerte y tuvo sentidas palabras hacia este gran hombre. Anécdota aparte fue llamarlo Manuel Valech, por cierto. No percibo coherencia entre palabras y hechos, entre memoria histórica y acciones. Ojalá me equivoque.

El mejor homenaje que nuestras autoridades pueden hacer hoy a Monseñor Valech y a las víctimas de violaciones de DDHH, es hacer todo lo posible para que el legado de este hombre que buscó la justicia y luego la reconciliación, permanezca siempre vivo en la memoria de todos los chilenos, especialmente en jóvenes como Pablo o @solinfierno, otra usuaria de Twitter que ayer quería leer el Informe y no sabía cómo llegar a éste. 
 
Que el Informe Valech esté en un lugar destacado y sea de fácil acceso para todos los chilenos, más que un gesto debe ser una obligación de parte de quienes nos gobiernan, independiente de las ideas que profesen. También puede constituirse en documento de libre acceso, consulta y  estudio obligatorio en todas las escuelas y liceos del país. Es cuestión de voluntad, de principios. Chile es de todos, lo construimos entre todos y la historia también nos pertenece a todos. Tal vez sólo así algún día podremos repetir con propiedad “para nunca más vivirlo, nunca más negarlo”.
——————–
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Una Estrategia País es una declaración que determina la esencia de lo que hay que hacer sostenidamente en el tiempo para conseguir un objetivo principal que debe impulsar el desarrollo de otros objetivos ...
+VER MÁS
#Chile 2030

¿Es posible que Chile logre su desarrollo sin Estrategia País? Parte 2

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Popular

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)