#Sociedad

Con el agua hasta el cuello

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En menos de una semana, unas lluvias que no tienen nada de espectaculares, que se repiten de tiempo en tiempo, desnudaron una vez más, nuestra realidad: nuestra fragilidad, nuestra desigualdad, nuestro estado de indefensión.

A menos de una semana del discurso presidencial ante el Congreso Nacional con motivo de las glorias navales, a raíz de una persistente lluvia, el país quedó con el agua hasta el cuello.

En una entrevista televisiva, Piñera nos mostró un país que avanza, que progresa gracias a un gobierno que construye sobre roca, no sobre arena; un país que crece, mientras el mundo se estanca. En menos de una semana, unas lluvias que no tienen nada de espectaculares, que se repiten de tiempo en tiempo, desnudaron una vez más, nuestra realidad: nuestra fragilidad, nuestra desigualdad, nuestro estado de indefensión. Y los que más sufren frente a adversidades naturales y de las otras, las no naturales, como son los abusos, la libertad para elegir, son los más pobres, los que tienen menos, quienes tienen los trabajos más precarios.

Estas lluvias nos retratan de cuerpo entero, en especial delatan las debilidades del modelo político, económico y social que tenemos, de libre mercado que pregona la libre competencia, pero no la practica, como el padre Gatica, porque lo que tenemos no son mercados competitivos ni transparentes, sino mercados oligopólicos, oscuros.

Las inundaciones que estamos viendo esta semana, son consecuencia de políticas cortoplacistas, del dominio sin contrapeso de inmobiliarias cuyas construcciones generan externalidades negativas que afloran en estas circunstancias.
Todo esto, ante un Estado indefenso, con atribuciones cercenadas, y en caso de tenerlas, que no las ejerce, porque muchos de quienes hoy están a cargo de las instituciones públicas, son propietarios de las inmobiliarias y/o empresas constructoras. El ladrón detrás del juez, el gato cuidando la carnicería.

Todo esto da cuenta de los resultados de un modelo privatizador y depredador que lleva ya más de 30 años, manejado tanto por quienes lo instalaron –la dictadura-, luego por sus opositores –la Concertación-, y ahora, por los partidarios de la dictadura –la derecha actual en el gobierno.

El resultado es lo que tenemos. Con luces y sombras. Entre las luces destaca un sostenido crecimiento y una significativa reducción de la pobreza, y entre las sombras, la discriminación y una desigualdad que limita severamente nuestras posibilidades de desarrollo sustentable, real.

————–

Foto: gizwok6969

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Mario Galle

30 de Mayo

Totalmente de acuerdo con lo expresado por Don Rodolfo. Sólo agregaría: No hay peor ciego que el que no quiere ver. Saludos.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
El teletrabajo surge como una práctica común para la mayoría de los hogares donde hay mujeres que trabajan y que tienen responsabilidades domésticas, que hacen difícil la posibilidad de conciliar los r ...
+VER MÁS
#Género

Para que el teletrabajo no sea una ilusión óptica

La normalidad migrante es una realidad muchas veces marginada, ligada a los estándares de la vulnerabilidad y no reconocida institucionalmente
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La ´nueva normalidad`que vive la población migrante en Chile

No podemos ser un país donde la gente come según la voluntad del otro. No podemos ser un país que depende de la solidaridad.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Pueblo de Chile

No estamos ante la típica reforma administrativa y ni siquiera constitucional, sino frente a la necesidad de una reconceptualización, “un reseteo”, de los conceptos y categorías que la política ha u ...
+VER MÁS
#Política

La política es incapaz de gestionar la creciente complejidad

Popular

El teletrabajo surge como una práctica común para la mayoría de los hogares donde hay mujeres que trabajan y que tienen responsabilidades domésticas, que hacen difícil la posibilidad de conciliar los r ...
+VER MÁS
#Género

Para que el teletrabajo no sea una ilusión óptica

La normalidad migrante es una realidad muchas veces marginada, ligada a los estándares de la vulnerabilidad y no reconocida institucionalmente
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La ´nueva normalidad`que vive la población migrante en Chile

No podemos ser un país donde la gente come según la voluntad del otro. No podemos ser un país que depende de la solidaridad.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Pueblo de Chile

No estamos ante la típica reforma administrativa y ni siquiera constitucional, sino frente a la necesidad de una reconceptualización, “un reseteo”, de los conceptos y categorías que la política ha u ...
+VER MÁS
#Política

La política es incapaz de gestionar la creciente complejidad

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

Pese a esta supuesta normalidad y actuación conforme a la ley, es del todo preciso señalar que no existe norma alguna que faculte a carabineros a decomisar ni mucho menos a la destrucción de los bienes e ...
+VER MÁS
#Justicia

Decomiso y destrucción de mercadería ambulante: Doble ilegalidad

Es necesario avanzar en nuevas dinámicas que favorezcan la colaboración y la corresponsabilidad de las labores domésticas, de crianza y educativas, propiciando mecanismos que vayan entendiendo estas labo ...
+VER MÁS
#Género

Mujer, educación y conciliación en tiempos de Covid-19

Debemos sacar de nuestras cabezas que nosotros, por el simple hecho de ser nosotros, tenemos menos probabilidades de contraer la enfermedad y si nos llegamos a contagiar no será tan grave.
+VER MÁS
#Salud

COVID-19: Cambiar comportamientos es hoy nuestra única y mejor arma