#Salud

El ruido de Santiago

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El uso indebido de las bocinas está regulado por el Artículo 139 de la Ley de Tránsito como una contravención leve, sin embargo a estas alturas parece ser una conducta idiosincrática de las calles santiaguinas para hacerse respetar, como parte de la sobrevivencia del conductor, un anexo de las imprecaciones vocales y señales manuales que adivinamos detrás del parabrisas.

Es una presión que irrumpe violentamente. El espejo retrovisor le dibuja una escena clásica de algún conductor golpeteando el volante del auto a un ritmo de alguna canción misteriosa. Delante los peatones atraviesan grisáceos el paso de cebra en una versión poco glamorosa de Abbey Road. El semáforo da verde. Es entonces cuando la presión lo empuja en un acto incontenible. Puede estar motivado por cualquier cosa: un peatón que atraviesa muy lento la calle, el saludo a un conocido parado en la acera, la necesidad imperiosa de hacerse respetar frente a la intención de otro vehículo de cortar su paso, la congestión, el tránsito más lento del auto que va delante, el piropo motorizado, o simplemente por si acaso. Todo desemboca en la misma rutinaria y compulsiva acción, la puesta en marcha del mismo mecanismo eléctrico de la bocina.

Probablemente el conductor ha perdido completamente la noción de la violencia fáctica y simbólica del hecho, pero para el peatón que sufre el impacto de los 120 decibeles  el asunto no pasa desapercibido. El conductor se contagia fácilmente, basta con que uno de ellos use el claxon para que se multipliquen exponencialmente. Si el peatón tiene la mala suerte de caminar en una calle congestionada, podrá percibir fácilmente esta propagación irrefrenable amplificada por el encierro acústico de los edificios.

El pasado 24 de abril el Departamento de Ruido del Ministerio del Medio Ambiente ha señalado que más de un tercio de los habitantes de la comuna de Santiago estamos expuestos a más de 65 decibeles durante el día, que es el límite que establece la regulación de la Organización Mundial de la Salud. Cabe señalar que el estar sólo 10 minutos en una situación de ruido mayor a 100 decibeles – que está clasificado como un nivel de daño auditivo- implican la necesidad de 30 minutos para recuperarse, tiempo que aumenta a 36 horas si estamos 90 minutos sufriendo la invasión de las bocinas.

Tal vez la peor de las situaciones se da cuando la polifonía automotriz se une a las sirenas de los vehículos de emergencia. Ahí se desata un concierto insoportable. Creo que somos muchos los padres que hemos debido entrenar el oído para percibir la cercanía de las sirenas, entonces nos preparamos con lo que tenemos para proteger los oídos de nuestros pequeños hijos e hijas. Tapamos con nuestras manos los pequeños oídos, mientras ellos y ellas abren sus ojitos desmesuradamente cuando el vehículo pasa por nuestro lado.

Hay que decir que el ruido no afecta físicamente sólo nuestros oídos, sino también la vista y la concentración, lo cual implica una disminución en nuestro rendimiento general. En los niños y niñas se dificulta el aprendizaje y la motivación.

El uso indebido de las bocinas está regulado por el Artículo 139 de la Ley de Tránsito como una contravención leve, sin embargo a estas alturas parece ser una conducta idiosincrática de las calles santiaguinas para hacerse respetar, como parte de la sobrevivencia del conductor, un anexo de las imprecaciones vocales  y señales manuales que adivinamos detrás del parabrisas.  Las sirenas por su parte transitan con inmunidad, ya que se trata del bien superior de salvar vidas. Las perspectivas no son muy halagüeñas si pensamos que el parque automotriz de la ciudad sigue aumentando.

El punto que quiero relevar es que necesitamos silencio para disfrutar, producir y calmarnos, es parte del derecho a vivir en una ciudad saludable. Estas líneas no son un simple llamado a un minuto de silencio. Debemos intentar tener mayor conciencia de nuestras conductas viales y ser empáticos con quienes se ven afectados por ellas. Esto es definitivamente un asunto cultural, y por lo tanto, de lenta resolución, sin embargo sería bueno empezar y contar hasta diez antes de ceder a la presión compulsiva.

Espero que estas líneas hayan podido ser leídas lejos de las bocinas.

——-

Foto: Cristián Santana / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
adriana muñoz

02 de mayo

Mi hija vive en un edificio ubicado la esquina de monjitas y mac-iver, décimo piso, la he ido a ver varias veces y es imposible entablar una conversación. Cerramos ventanales ,ponemos música y aún así se siente el ruido de las bocinas. Ahora por fin se cambia a un sector más tranquilo.Aguantó 8 meses.

Edwin knust

17 de marzo

Me parece muy interesante y expuesto el tema de una forma muy agradable de leer, lo que me falto es encontrar una ayuda real a la dificultad y no solo el exponer un tema
Imagino que ese no es su fin

Saludos

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo s ...
+VER MÁS
#Política

Estado Social Democrático de Derecho o Salmón Tipo Jurel

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo sentido al hegemónico hasta el 18-O de 2018

Nuevos

Aquì, precisamente, el sol pasa por la Violeta cantando al sol.  Se hace una pregunta por el singular William Turner --adelantando ciertas conversaciones. Finalmente, sorprendentemente, parece que entramo ...
+VER MÁS
#Cultura

Sol, Violeta, William, acompañándome en una ferretería

El petitorio expresado por los dirigentes de la zona norte, apuntan básicamente hacia obtener mayores recursos para congelar el precio del petróleo por más tiempo
+VER MÁS
#Economía

Respeto al diálogo

El Estado y el mercado deben tener una importancia relevante equitativa en el sistema democrático; ninguno de estas dos esferas, debe hacerse con todo el poder político-económico, como sucede bajo el neo ...
+VER MÁS
#Economía

Chile y Suecia, neoliberalismo en dos tiempos: algunas enseñanzas

Para esto, es necesario, entre otras cosas, reforzar a los equipos que llevan adelante investigaciones de derechos humanos, mejorar los instructivos y robustecer las capacitaciones referentes a las obligaci ...
+VER MÁS
#Justicia

Fiscal Nacional y su rol en los derechos humanos

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

El descontrolado crecimiento de la población es una de las principales causas de: sobreexplotación de los recursos naturales, destrucción del medioambiente, pérdida de biodiversidad y de la gran generac ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

COP27: Y somos 8.000 millones, sobrepoblación un tema impopular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática