#Política

Por un cuarto voto en las elecciones del 2013

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El Pueblo tiene siempre el derecho de rever y reformar su constitución, una generación no puede sujetar irrevocablemente sus leyes a generaciones futuras”

(Fray Camilo Henriquez en 1812)

Hoy he pensado en mi padre, Omar. Hace 67 años que vive en Chile, y nunca nadie le consultó sobre cómo quería que fuera la constitución que regiría su vida, a pesar de ser un hombre público, militante y siempre informado. Nunca ha podido ejercer su poder constituyente. Todos somos dueños de un poder constituyente; probablemente todos nuestros padres y nuestras madres el suyo en alguna parte. El día en que todos lo usemos, este país tendra realmente una democracia.

Esto no es solo una crítica a la constitución de 1980. Ninguna ha sido elaborada por las mayorías. En 1833, la oligarquía conservadora, luego de ganar una guerra civil, impone su constitución, obviamente, conservadora, que se mantiene hasta que en 1925. Luego de un fallido regimen parlamentario, que fue impuesto luego de otra Guerra Civil, el presidente Arturo Alessandri encargó una nueva constitución. En principio, él quería hacer una Asamblea Constituyente, pero finalmente una elite terminó redáctandola. La última constitución que dura hasta ahora, es la que fue impuesta durante una de las dictaduras más sanguinarias y autoritarias del Mundo, encargada por Pinochet, en 1980.

La constitución de 1980 es un problema para los ciudadanos democráticos, partiendo por su origen. Fue establecida durante una dictadura, en donde no había registro electoral y no era legal ser de oposición al gobierno. Es más, los opositores eran exiliados, torturados y asesinados. Hay registro de personas aliadas a la dictadura que fueron a votar dos veces, y el conteo de los votos lo hacía el alcalde de cada comuna (que era designado por la dictadura). Además de todo esto, la papeleta con la que se votaba tenía simbolos que se insinuaban para el sí. Eesta constitución ya tiene un origen ilegitimo y, peor, su contenido es netamente anti-democrático: le dio poder de veto a los pinochetistas durante todos los gobiernos de la Concertación, no ha permitido que Chile tenga una democracia plena, no se permiten los plebiscitos nacionales vinculantes para que la ciudadanía decida sobre temas importantes, no permite que se proteja el medio ambiente, defiende mucho más a las empresas que a las personas naturales (permitiendo colusiones y lucro indiscriminado), convierte en un negocio temas esenciales para nuestra vida, como la salud y la educación, no protege nuestros recursos naturales, y permite que los saqueen las transnacionales extranjeras. Además, no reconoce a los pueblos originarios, ayuda a que se exacerbe el centralismo, instaura un sistema político anti democrático con un sistema de elección parlamentaria binominal y, a la vez, exige mayorías casi absolutas para reformar nuestra constitución. Es decir, secuestra nuestro poder constituyente.

Esta constitución no da respuestas a las demandas de las grandes mayorías de los ciudadanos y las ciudadanas y en estos últimos años ha quedado claro que no da para más. Las demandas sociales están pasando la cuenta a estos gobiernos de minorías, las ciudadanas y los ciudadanos estan aburridos. Hace un año salieron todos a la calle en Magallanes, hoy sucede en Aysen, los portuarios paralizan, los estudiantes nos movilizamos. Lo más justo y lógico sería pasar de la calle, a la Asamblea Constituyente, y está claro que esto no se hace de un día para otro.

Hace un año conocí la experiencia de Colombia. El año era 1989, Colombia tenía una constición anacrónica (1886), y mantenía un bipartidismo que dejaba fuera a las mayorías (Igual que Chile en 2012), y por esto, los ciudadanos (principalmente los estudiantes) exigieron que se plebiscitara la idea de hacer una Asamblea Constituyente. Más del 80% de los electores apoyó la idea, y todos los sectores de la sociedad colombiana redactaron una nueva constitución. Los ciudadanos democráticos de este país, debemos exigirle a la clase política que en las elecciones presidenciales y parlamentarias de 2013, se consulte a la gente si quiere que se haga una asamblea constituyente. Ello sería recién el inicio de la democratización en Chile. Propongo que empecemos a presionar a los gobernantes, para que nos den el simple derecho de consultarle a la gente si quieren hacer una Asamblea Constituyente.

——

Foto: Tomasoski / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Los migrantes contribuyen día a día al desarrollo de nuestro país. Y a pesar de esta exclusión, no han estado ajenos a la actualidad política chilena.
+VER MÁS
#Ciudadanía

En este Proceso Constituyente faltan los y las inmigrantes

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad

Lo que soñamos, tiende a confundirse con el socialismo comunitario, la economía circular, el cooperativismo, y puede ser todo esto y más, pues no se trata de defender un dogma o un marco teórico en abst ...
+VER MÁS
#Política

Todo lo solido se desvanece en el aire

Hacer de este proceso constituyente una experiencia exitosa, es responsabilidad de todos. Es un buen momento para abrir nuestras mentes y corazones para ejercer como ciudadanos, para contribuir libre y resp ...
+VER MÁS
#Política

El desafío de nuestra élite política

Nuevos

Los migrantes contribuyen día a día al desarrollo de nuestro país. Y a pesar de esta exclusión, no han estado ajenos a la actualidad política chilena.
+VER MÁS
#Ciudadanía

En este Proceso Constituyente faltan los y las inmigrantes

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad

Lo que soñamos, tiende a confundirse con el socialismo comunitario, la economía circular, el cooperativismo, y puede ser todo esto y más, pues no se trata de defender un dogma o un marco teórico en abst ...
+VER MÁS
#Política

Todo lo solido se desvanece en el aire

Hacer de este proceso constituyente una experiencia exitosa, es responsabilidad de todos. Es un buen momento para abrir nuestras mentes y corazones para ejercer como ciudadanos, para contribuir libre y resp ...
+VER MÁS
#Política

El desafío de nuestra élite política

Popular

Así como los médicos de la época de Freud desmentían a las pacientes histéricas clasificándolas de “simuladoras”, la clase política y la elite chilena rechazan constantemente las demandas del pue ...
+VER MÁS
#Sociedad

Psicoanálisis y estallido social: La pregunta por la dignidad

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Es evidente que el país enfrenta una situación muy difícil, en diversas dimensiones. Sin embargo, la nueva institucionalidad debió haber defendido con más convicción un presupuesto, de por sí bajo, p ...
+VER MÁS
#Ciencia

Becas Chile, la oficina al fondo del pasillo y la pérdida de confianza

¿Existe un aparato judicial a la altura de las circunstancias?, ¿existe voluntad política para reformar las fuerzas de orden y seguridad?, ¿o están simplemente blindándose unos a otros?
+VER MÁS
#Justicia

Lo que remueve en nosotros el cuerpo de un niño flotando en el Mapocho