#Política

Por un cuarto voto en las elecciones del 2013

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El Pueblo tiene siempre el derecho de rever y reformar su constitución, una generación no puede sujetar irrevocablemente sus leyes a generaciones futuras”

(Fray Camilo Henriquez en 1812)

Hoy he pensado en mi padre, Omar. Hace 67 años que vive en Chile, y nunca nadie le consultó sobre cómo quería que fuera la constitución que regiría su vida, a pesar de ser un hombre público, militante y siempre informado. Nunca ha podido ejercer su poder constituyente. Todos somos dueños de un poder constituyente; probablemente todos nuestros padres y nuestras madres el suyo en alguna parte. El día en que todos lo usemos, este país tendra realmente una democracia.

Esto no es solo una crítica a la constitución de 1980. Ninguna ha sido elaborada por las mayorías. En 1833, la oligarquía conservadora, luego de ganar una guerra civil, impone su constitución, obviamente, conservadora, que se mantiene hasta que en 1925. Luego de un fallido regimen parlamentario, que fue impuesto luego de otra Guerra Civil, el presidente Arturo Alessandri encargó una nueva constitución. En principio, él quería hacer una Asamblea Constituyente, pero finalmente una elite terminó redáctandola. La última constitución que dura hasta ahora, es la que fue impuesta durante una de las dictaduras más sanguinarias y autoritarias del Mundo, encargada por Pinochet, en 1980.

La constitución de 1980 es un problema para los ciudadanos democráticos, partiendo por su origen. Fue establecida durante una dictadura, en donde no había registro electoral y no era legal ser de oposición al gobierno. Es más, los opositores eran exiliados, torturados y asesinados. Hay registro de personas aliadas a la dictadura que fueron a votar dos veces, y el conteo de los votos lo hacía el alcalde de cada comuna (que era designado por la dictadura). Además de todo esto, la papeleta con la que se votaba tenía simbolos que se insinuaban para el sí. Eesta constitución ya tiene un origen ilegitimo y, peor, su contenido es netamente anti-democrático: le dio poder de veto a los pinochetistas durante todos los gobiernos de la Concertación, no ha permitido que Chile tenga una democracia plena, no se permiten los plebiscitos nacionales vinculantes para que la ciudadanía decida sobre temas importantes, no permite que se proteja el medio ambiente, defiende mucho más a las empresas que a las personas naturales (permitiendo colusiones y lucro indiscriminado), convierte en un negocio temas esenciales para nuestra vida, como la salud y la educación, no protege nuestros recursos naturales, y permite que los saqueen las transnacionales extranjeras. Además, no reconoce a los pueblos originarios, ayuda a que se exacerbe el centralismo, instaura un sistema político anti democrático con un sistema de elección parlamentaria binominal y, a la vez, exige mayorías casi absolutas para reformar nuestra constitución. Es decir, secuestra nuestro poder constituyente.

Esta constitución no da respuestas a las demandas de las grandes mayorías de los ciudadanos y las ciudadanas y en estos últimos años ha quedado claro que no da para más. Las demandas sociales están pasando la cuenta a estos gobiernos de minorías, las ciudadanas y los ciudadanos estan aburridos. Hace un año salieron todos a la calle en Magallanes, hoy sucede en Aysen, los portuarios paralizan, los estudiantes nos movilizamos. Lo más justo y lógico sería pasar de la calle, a la Asamblea Constituyente, y está claro que esto no se hace de un día para otro.

Hace un año conocí la experiencia de Colombia. El año era 1989, Colombia tenía una constición anacrónica (1886), y mantenía un bipartidismo que dejaba fuera a las mayorías (Igual que Chile en 2012), y por esto, los ciudadanos (principalmente los estudiantes) exigieron que se plebiscitara la idea de hacer una Asamblea Constituyente. Más del 80% de los electores apoyó la idea, y todos los sectores de la sociedad colombiana redactaron una nueva constitución. Los ciudadanos democráticos de este país, debemos exigirle a la clase política que en las elecciones presidenciales y parlamentarias de 2013, se consulte a la gente si quiere que se haga una asamblea constituyente. Ello sería recién el inicio de la democratización en Chile. Propongo que empecemos a presionar a los gobernantes, para que nos den el simple derecho de consultarle a la gente si quieren hacer una Asamblea Constituyente.

——

Foto: Tomasoski / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Evidentemente la Central Hidroeléctrica San Pedro implicaría una enorme degradación de la biodiversidad y calidad de las aguas, ya que, interrumpiría el corredor biológico que conecta a 11 lagos ubicad ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ríos Libres: San Pedro sin Represas

Estamos ante un momento crucial de la historia del país donde actuar con suma cautela y responsabilidad se vuelve una tarea fundamental.
+VER MÁS
#Política

A dos años de la revuelta popular de octubre: ¿avanzamos o retrocedemos?

Que Chile escribiera una nueva Constitución era una crónica de muerte anunciada; Jaime Guzmán sabía que su constitución no sería del agrado de las mayorías.
+VER MÁS
#Política

Octubre y la esperanza de un país mejor para todos

Tenemos el deber de participar y convertir las Asambleas y cabildos en Instituciones, en mecanismos de Gestión Territorial a través de las cuales abramos el camino a una nueva democracia
+VER MÁS
#Política

Cuando me acuerdo del 18 de octubre

Popular

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más