#Política

Liderazgo v/s Popularidad. La definición de los chilenos

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La situación económica en nuestro país, influirá sin duda, en el resultado de las próximas elecciones presidenciales. La desaceleración presiona a un mayor desempleo y a la precariedad del trabajo, lo que se traducirá en aumento del descontento social y malestar ciudadano. El ciudadano de a pie no se detendrá a ver las causas del deterioro económico, ya sea de origen externo o interno. Esa discusión quedará para los economistas y los políticos que acostumbran a observar astillas en el ojo ajeno, y será un escenario propicio para la oferta de soluciones fáciles.
Algunos tienden a pensar que la próxima lucha electoral no será ideológica, sino del sentido común. Principalmente se basan en antecedentes que viene del exterior: las recientes derrotas de Hilary, del pacto de Paz en Colombia, del PSOE y de Podemos en España, de Sarkozi en Francia o el triunfo del Brexit en Gran Bretaña. En todos estos casos fueron derrotados los pactos políticos, los grandes acuerdos, los artistas y la prensa, es decir lo que huele a “máquina de poder”. Es curioso, pero lo que ha salido vencedor es la visión simple, sencilla y genérica de que lo que propone la máquina política “no está bien”. Lo mismo, quizás, pensaron los electores de Valparaíso para no apoyar a DJ Méndez.


En ocasiones el sentido común se equivoca y su encuentro no es garantía de buen gobierno, pero lo que ha quedado claro a lo largo de la historia es que la suerte favorece a los preparados. Y que para estar preparados es necesario un buen programa.

El asunto reviste mayor dramatismo porque no ha sido posible advertirlo mediante las encuestas. Todos los estudios de opinión también resultaron derrotados en los eventos señalados.
En Chile, los actores políticos deben considerar hechos objetivos, que han modificado el comportamiento de los votantes. El nuevo elector cada vez lee poco, ve menos noticias en TV y se interesa marginalmente en lo que se refiere a participación gremial o política. Recientes estudios señalan que la mayor participación en redes sociales de internet, se relacionan a artículos o imágenes que representan denuncias respecto del abuso de políticos y empresarios por hechos pasados, muy por sobre lo que son propuestas o ideas programáticas de futuro. Para las próximas presidenciales ya se observa la tentación, de que la búsqueda del votante común, desideologizado y cada vez más desprejuiciado, irá de la mano de propuestas simples y frases breves que intenten respuestas emocionales por sobre las racionales, con el propósito de capturar sus preferencias. Es evidente, que los candidatos presidenciales que se han desplegado están simplificando el discurso, con el propósito de satisfacer la urgencia e inmediatez que, supuestamente, exigen los nuevos tiempos. Pareciera ser que, para representar el preciado “sentido común”, los candidatos están en una búsqueda frenética por situarse como “populares”, con pensamientos (no ideas), llenos de vaguedades o silencios que buscan interpretar a muchos e incomodar a pocos.
Sin embargo, la carencia que hoy se observa en el debate público (más que en el ámbito político) es en las medidas que Chile deberá implementar, para enfrentar las consecuencias del deterioro económico y en las bases en que se sustentará el desarrollo de Chile.
Los chilenos están preocupados y expresan desesperanza de que la situación del próximo año sea mejor que el actual. Es lógico pensar que esto pone a prueba a los actuales candidatos, que han llevado un debate pobre e inconsistente y explica el hecho que, a diferencia del fenómeno que fue Bachelet (y en su momento Lavín), hoy ningún aspirante presidencial está corriendo desbocado. Si los electores estuvieran confiados, pues darían mayores adhesiones a los actuales candidatos.
A veces se olvida que en situaciones de crisis, el ciudadano espera la llegada de un liderazgo virtuoso, valiente, que se demuestre suficientemente honrado y que necesariamente lo invite a soñar con sus ideas.
Es interesante la persistencia con que la presidenta de la DC, Carolina Goic, ha defendido su cronograma al mando de su partido: “primero el programa, luego elegiremos el candidato que lo encabece”. Es posible que no estuviera tan equivocada, porque muchos anticiparon que otros candidatos ganarían largo terreno, pero las cifras de las encuestas no son concluyentes. Hasta el momento ni Lagos, Piñera o Guillier son identificados por la gente, por alguna idea claramente reconocible que movilice a los chilenos. Es necesario recordar que un año antes de la elección pasada ya sabíamos que el énfasis de Bachelet estaría en enfrentar temas de educación, abusos y desigualdad, lo que le significó una ventaja electoral apabullante.
No es exagerado expresar que, hasta el momento, la lucha presidencial parece un concurso de popularidad y no de liderazgo, como siempre debió ser.
En ocasiones el sentido común se equivoca y su encuentro no es garantía de buen gobierno, pero lo que ha quedado claro a lo largo de la historia es que la suerte favorece a los preparados. Y que para estar preparados es necesario un buen programa.

El guión no termina de escribirse y todo indica que “esta historia continuará”.

TAGS: #Elecciones2017

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

30 de Noviembre

Interesante articulo. Comparto la visión de actual ambigüedad en las propuestas de los aspirantes a la moneda. Pero es comprensible: hay una tremenda masa de votantes que se abstienen representando una incógnita que no se sabe bien como hacerlos votar a favor, o al menos hacer que no voten en contra.

Las reformas lograron un respaldo ciudadano abrumador, el gobierno, las dos cámaras, las alcaldías principales, prácticamente no habría excusa para que no funcionaran…. Pero alguien apostaría ganar la moneda ahora con una campaña “profundizadora” de las reformas ahora? O acaso con una campaña de “retroexcavadora a las reformas”?. Estamos acercandonos al sector sin viento.

Mi opinion personal: creo que todavía no hay suficiente desilusión en la ciudadanía con las reformas como para lograr una convocatoria con la fuerza necesaria para corregir el rumbo, lo lamento, deberán pasarlo mucho peór para que eso ocurra, creo que faltan varios años.

Pero en el largo plazo el futuro siempre brilla.

Saludos

Servallas

30 de Noviembre

Ciertamente faltan liderazgos verdaderos, tenemos una carencia brutal de estadistas, mi opción fue Lagos, creo que el hombre tiene la capacidad de mirar en perspectiva, pero hoy esa visión ha sido demolida, su propio sector lo apabulla, y es por una razón sencilla, Lagos esta en un mar de gente marxista, es decir, no hay socialdemócratas allí, está rodeado de personas que piensan que la solución a nuestros problemas pasan por la dictadura del estado, del proletariado, un escenario que en su fuero interno Lagos no comparte, pero que sin duda deberá compartir en el hipotético caso que llegara al gobierno, sino su situación sería insostenible. En el caso de Guillier y Piñera, no creo que tengan ese atributo, esa capacidad de mirar en perspectiva este Chile que a ratos parece despeñarse y caer a lo que siempre fue, y volver a su más de lo mismo.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

La música tiene importancia como fuente de educación. Marca tiempos y educa generaciones. Influye en la manera en la cual las personas hablan sobre sus ideas.
+VER MÁS
#Cultura

El reguetón como expresión cloacal de una cultura decadente

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad