#Política

La necesidad de la ética en las compras públicas

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El sostenimiento de la democracia no depende exclusivamente de los procedimientos, sino de que la ciudadanía, además, valore la democracia en la que vive (PNUD, 2014). Para esto se requiere una relación de confianza entre la ciudadanía y las instituciones públicas (PNUD, 2016).

El principal problema por el que atraviesan los servicios públicos es una crisis de ética pública (Orellana, 2007), lo que se traduce en una desconfianza de la ciudadanía en las instituciones públicas (Latinobarómetro, 2017), y esto es causado por los grandes casos de corrupción COPEVA, Inverlink, Caso Coimas, Chile Deportes y los más recientes PENTA, Caval, SQM y otros emblemáticos referidos a instituciones castrenses milicogate y fraude de Carabineros (Nash, 2018; Orellana, 2018).


Debe existir un liderazgo ético desde los directores de los servicios públicos que debe ser transmitido a cada funcionario dentro de las estructuras jerárquicas de los servicios públicos

La confianza pública se construye desde la ética (Diego, 2001; Uvalle, 2014) y mediante el correcto funcionamiento de las instituciones (Uvalle, 2012), es por esto que los funcionarios que se desempeñan en el sector público deben realizar sus actuaciones en conformidad a la Ética Pública y con observancia del principio de probidad (Villoria e Izquierdo, 2018).

Para esto el funcionario debe estar internalizado con la misión de su organización pública e identificar los usuarios a los que se debe el organismo, además conocer los derechos y  responsabilidades que deben ser provistas a la ciudadanía.

Los valores democráticos no se encuentran vacíos, pues la ética es un saber racional que permite orientar las acciones y tomar decisiones pensando en el largo plazo, más allá de los fines particulares, permite mirar el interés público o interés general por sobre las ambiciones individuales (Cortina, 1994; Diego, 2009; Villoria e Izquierdo, 2018).

Los organismos públicos se deben a la ciudadanía, dentro de ellos existen diversos tipos que se enfocan en las múltiples necesidades de la sociedad. Para realizar un buen desempeño de sus tareas cada organismo, entre otras cosas, debe adquirir bienes y servicios; y para esto utiliza de manera transversal el sistema de compras públicas, que se encuentra Regulado por la Ley 19.886 y su reglamento (Decreto 250/ 2004).

El sistema de compras públicas es coordinado a nivel nacional por una Dirección de compras y contratación públicas, el cual se encarga de desarrollar aplicativos y directivas mediante la cual instruye a las unidades de abastecimiento de los servicios públicos, para un desempeño eficiente, transparente y por sobre todo un desempeño que se ajuste al principio de probidad; que se encuentra además prescrito en el Articulo 52 de la Ley de Bases 18.575, la cual señala que: “El principio de la probidad administrativa consiste en observar una conducta funcionaría intachable y un desempeño honesto, y leal de la función o cargo; con preeminencia del interés general sobre el particular”.

En concordancia con lo anterior, el derecho administrativo chileno establece una serie de mecanismos para regular el cumplimiento del principio de probidad, la cual se reconoce además en el estatuto administrativo como la “Responsabilidad Administrativa”, ante la cual si un funcionario quebranta el principio de probidad será expuesto a sanciones que incluso pueden costarle la destitución de su puesto de trabajo y la inhabilidad de ejercer cargos públicos por un periodo de cinco años.

Más aún, existe una institución pública de carácter constitucional y con autonomía, que se llama Contraloría General de la República, la cual se alza, cual Leviatán, para fiscalizar las acciones y procedimientos de los funcionarios públicos, especialmente en materias de compras, pues su eslogan señala “por el cuidado y buen uso de los recursos públicos”.

Por otra parte, y en relación al funcionario público, cabe preguntarnos ¿en dónde encontramos las motivaciones de aquellos funcionarios que incumplen el principio de probidad? ¿Qué gatilla un acto de corrupción? ¿Se es consciente de las consecuencias de los actos? ¿Se está dispuesto a asumir las responsabilidades?

Si bien existen múltiples respuestas como motivantes para actuar con corrupción, aquella motivación, que es la más evidente, tiene que ver con la codicia, es decir, amar el dinero a tal nivel que se está dispuesto a sacrificar todas las libertades y más aún la propia dignidad con el propósito de obtenerlo por todos los medios posibles.

¿Pero para qué se requiere el dinero? Desde un punto de vista de la ética de la comprensión (Morín, 1999) debería analizarse más profundamente las causas de la avaricia, ambición o codicia, pues en ciertos casos actuar con corrupción conlleva a satisfacer necesidades íntimas de la egolatría, con el afán de poder adquirir aquello que traerá a la persona mayor estatus o reconocimiento de sus pares.

Aunque, por otra parte, las causas de la corrupción se encuentran en la incapacidad de mejorar las condiciones laborales, los bajos ingresos, o el sobre endeudamiento.

Algunas ideas para prevenir la corrupción son: Actuar racionalmente aplicando el principio de Justicia, tomar decisiones más allá de lo mínimo que se exige en el derecho positivo.  Aconsejar a los funcionarios a que eviten perder la dignidad y libertad al sentirse seducido por el dinero “fácil” aprovechando la información privilegiada o dirigiendo licitaciones a empresas determinadas para recibir coimas como pago.

En conclusión, debe existir un liderazgo ético desde los directores de los servicios públicos que debe ser transmitido a cada funcionario dentro de las estructuras jerárquicas de los servicios públicos.

En el área de compras, cada funcionario que sea tomador de decisiones debe tener claridad de la necesidad ética de sus decisiones, del significado de sus actos y de la importancia de pertenecer a una institución que sea confiable, toda vez que el organismo en que se desempeñe transmita probidad, transparencia y apertura a la participación ciudadana.

TAGS: #Corrupción #FuncionariosPúblicos Etica

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Javi-Al

29 de Septiembre

Concuerdo con esta preocupación, por otra parte, a diario vemos como la vieja probidad del antiguo funcionario público se cae a pedazos, en realidad, muchos de los valores tradicionales que como sociedad sedimentamos en tiempos de carencia y precariedad se caen a pedazos. Quizás como solución habría que agregar el fortalecimiento del rol de contraloría, el aumento de penas, y el mejoramiento de los sistemas de control interno. La situación puede empeorar porque al fin todo se esta relajando, relativizando, no hay sanción social, excepto la que impulsan algunos grupos interesados, una paradoja, porque se trata de los mismos grupos ideologizados que operan para destruir logros que con tanto drama y conflicto hemos alcanzado.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

#EstoPasaEnChile

VER TODO
Una cultura de lo colectivo y lo comunitario, como antítesis del individualismo exacerbado que subyace al modelo neoliberal de nuestro sistema económico y político de los últimos cuarenta y cinco años
+VER MÁS
#Sociedad

¿Cuál es la Piedra Angular para mayor equidad social y bienestar?

Los años de aspirinas neoliberales tienen a la ciudadanía con rabia y sin esperanzas. Este es el levantamiento de la voz de los sin futuro. Los que temen más a sus jubilaciones que a las balas del Estado
+VER MÁS
#Sociedad

Carta ciudadana a nuestra elite

Las nuevas generaciones, las que comienzan a levantar la voz en 2011, el 2016 y ahora el 2019 no tienen miedo. Han aprendido tan bien del modelo que el que no llora no mama, que lo extrapolaron
+VER MÁS
#Ciudadanía

La otra desigualdad

Si proyectamos las cifras, cada día que pase tendremos al menos 9 víctimas más de este flagelo, la mayoría jóvenes, pero también niños. Es decir, para navidad habremos acumulado 405 nuevas víctimas ...
+VER MÁS
#Salud

Emergencia sanitaria y estallido social

Popular

Una cultura de lo colectivo y lo comunitario, como antítesis del individualismo exacerbado que subyace al modelo neoliberal de nuestro sistema económico y político de los últimos cuarenta y cinco años
+VER MÁS
#Sociedad

¿Cuál es la Piedra Angular para mayor equidad social y bienestar?

Los años de aspirinas neoliberales tienen a la ciudadanía con rabia y sin esperanzas. Este es el levantamiento de la voz de los sin futuro. Los que temen más a sus jubilaciones que a las balas del Estado
+VER MÁS
#Sociedad

Carta ciudadana a nuestra elite

Las nuevas generaciones, las que comienzan a levantar la voz en 2011, el 2016 y ahora el 2019 no tienen miedo. Han aprendido tan bien del modelo que el que no llora no mama, que lo extrapolaron
+VER MÁS
#Ciudadanía

La otra desigualdad

Si proyectamos las cifras, cada día que pase tendremos al menos 9 víctimas más de este flagelo, la mayoría jóvenes, pero también niños. Es decir, para navidad habremos acumulado 405 nuevas víctimas ...
+VER MÁS
#Salud

Emergencia sanitaria y estallido social

Popular

Usan el clasismo para calificar de rotos, lumpen, delincuentes o terroristas a la mayoría que lucha por un Chile digno
+VER MÁS
#Política

Los herederos de Pinochet

El tiempo corto de este estallido social no sólo pone en cuestión a la Historia de forma dramática. El pasado es desdeñado por quienes son conscientes de estar viviendo un transe histórico, en el que y ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un país sin estatuas

La televisión y la prensa, pero sobre todo la televisión, funcionó los primeros días como una verdadera prótesis del poder, negando con ello la narrativa del “cuarto poder”
+VER MÁS
#Medios

Disparen contra el periodista

Chile tiene una deuda muy grande con sus nacionales del exterior. Es hora de comenzar a pagarla construyendo un país más democrático, igualitario, inclusivo, solidario y abierto a todos sus ciudadanos, i ...
+VER MÁS
#Sociedad

Los chilenos del exterior también tienen demandas