#Política

El triunfo del NO y el riesgo de seguir con las viejas glorias

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Estamos a 5 de octubre. Hace 22 años, una palabra tan simple como NO fue capaz de sacar, por la fuerza de la democracia, a un tirano como Pinochet. ¡Aplausos, aplausos! Ya, suficiente. Fue hace 22 años, y si seguimos aplaudiendo nos vamos a quedar mancos.

Tengo 20 años y nací en democracia, poco después de que Aylwin iniciara su mandato presidencial. No viví el plebiscito, ni mucho menos viví el miedo de la dictadura. Todo lo que sé de ese período son historias de mis viejos, de tíos y tías, de mis abuelos y de amigos de la familia. Durante estos últimos dos años he sabido de esas historias que se cuentan en los pasillos de los Partidos de la Concertación, de algunos con más suerte y otros que definitivamente carecieron de ella.

He escuchado hablar de odio y de muerte, de corriente eléctrica en los testículos y de balas en la sien; de desesperanza, de historias crueles que el cine jamás se atreverá a retratar, de hombres y mujeres con el pecho abierto y las tripas colgando mientras los peces los miran pasar. He escuchado tantas historias, de la dictadura de Pinochet y de otras, que sé muy bien lo que significó para este país que un 5 de Octubre se le dijera que NO a ese tirano y se comenzara a construir la democracia.

Tengo en mi retina grabada una imagen (o, mejor, un videotape de antología) donde el ya asumido Presidente Aylwin, en un Estadio Nacional repleto, dice que este país se debe construir con todos, sin distinción, con civiles y militares, mientras la pifiadera de fondo sólo lo hace reforzar la frase “sí compatriotas, civiles y militares”. La Concertación había dado un paso fundamental para la reconstrucción de la Democracia Chilena; había pasado de decir que NO a Pinochet y su dictadura, a decir que SÍ a las transformaciones políticas, económicas y sociales necesarias para un mejor país. La Concertación ya no era la negación; ahora era propuesta.

Pero la Concertación hoy es un tanto distinta. Pareciera que se le acabaron las ideas. Durante la última campaña presidencial, el candidato fue electo bajo la premisa de que él era el “único que le puede ganar a la derecha”; la Concertación pasó de ser una propuesta país a una opción para los opositores. Volvió a ser la negación. Y perdió. Y perdió porque dejó de ser lo más importante que era; una propuesta a futuro y no una remembranza del pasado.

Hoy, 5 de Octubre, veo la cantidad de celebraciones y actos refundacionales y sólo me queda preguntarme si estoy bien militando donde milito.

Veo la cantidad de viejos vinagres que aún viven con el odio yugular a la derecha y me pregunto si ese es el país que quiero; veo la cantidad de políticos del pasado recordando sus propias glorias durante la dictadura y me pregunto si debo yo también ensimismarme con historias que no viví, con cosas que no me ocurrieron.

Como guinda de la torta, veo a esas juventudes políticas de todos los partidos de la Concertación, cantando victoriosos un “vamos a decir que no”, cuando lo que necesita primero la Concertación y luego el país es un proyecto creíble.

Basta de decir que no; ahora es el momento de decir que sí a las cosas que creemos.

Y los viejos vinagres… que sigan odiando a sus enemigos, pero solitos.

——————————————–

Foto: Álvaro Hoppe
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

En un contexto en que los discursos de odio van en aumento y continúan marcando aún más las desigualdades de nuestra sociedad, es de suma urgencia que Chile avance en esta materia, de lo contrario las co ...
+VER MÁS
#Justicia

Aprobar la reforma a la Ley Antidiscriminación puede salvar vidas

Estamos hablando de candidatos vencedores cuya cuna de independencia está enquistada racional y afectivamente a colectividades partidarias tradicionales (...) que decidieron dejar el carné de lado del partido
+VER MÁS
#Política

Primarias partidarias e independientes

La finalidad reeducativa y reintegradora de la pena debe ocupar un lugar central en la recuperación del recluso para la sociedad, que favorezca las condiciones para consolidar en este el respeto por las re ...
+VER MÁS
#Justicia

Rescate y reinserción social

Las influyentes asociaciones gremiales empresariales argumentan que el cuello de botella se produce exclusivamente en los distintos servicios públicos que deben dar sus aprobaciones a los mismos
+VER MÁS
#Ciudad

Utilizan el vocablo "permisología" para presionar al gobierno

Popular

Un Estado laico tiene la obligación de separar las creencias religiosas de las leyes, en el entendido que, las creencias son asuntos personales y de ciertos grupos que no representan a toda la sociedad, en ...
+VER MÁS
#Política

En un Estado laico legalizar el aborto y eutanasia es obligación

La labor de los comités de vivienda en Renca y en otras comunas del país es un ejemplo de cómo la participación ciudadana puede impulsar políticas efectivas y adaptadas a las necesidades locales
+VER MÁS
#Sociedad

Renca en la búsqueda de una vida digna: el rol vital de los comités de vivienda

Las demandas por las que la gente salió a las calles siguen vigentes y las víctimas de las violaciones de derechos humanos que se cometieron en ese periodo siguen sin ser reparadas. ¿De esto se hará car ...
+VER MÁS
#Política

Cuenta pública: ahora o nunca

Se requiere, entonces, hoy más que nunca, la prudencia y sensatez del liderazgo político. No el griterío o altisonancia, de una minoría incondicional, sino la voz tranquila y con peso, de las grandes ma ...
+VER MÁS
#Sociedad

Ecos de la cuenta