#Política

El negocio de la política

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Así como existe el mercado de la carne, también existe el “mercado político”, donde coexisten relaciones de intercambio de bienes y servicios entre electores -potenciales “vendedores de votos”- y candidatos. Este mercado es por demás, imperfecto; y es que presenta un conjunto de barreras de acceso para nuevos actores o competidores.


Así como existe el mercado de la carne, también existe el "mercado político", donde coexisten relaciones de intercambio de bienes y servicios entre electores -potenciales "vendedores de votos"- y candidatos.

Países como Chile no son la excepción a esta regla, y es que si bien presenta una democracia con cierta alternancia, plena separación de poderes, elecciones libres y transparentes, partidos políticos (fuertes pero cuestionados); al preguntarse cómo solucionar el problema del financiamiento de las campañas -con casos como el “Pentagate”- simplemente se piensa si aumentar el número de “outsiders” o simplemente seguir con una política de élite que autores como Wohlgemuth (1), catalogan de esclerótica.

Las opciones, guardando las diferencias, serían algo así como: o los Walker, los Monckeberg y los Allende -familias de políticos con varias generaciones en el poder – v/s “outsiders desestabilizadores del sistema”, al estilo Chávez y Correa.

Las barreras en política son variadas, y van desde acceso a capital para fundar y mantener una organización; contar con recursos e influencias para lograr algún tipo de visibilidad en medios de comunicación; financiamiento para desarrollar investigación y desarrollo en encuestas.

Por citar un ejemplo: solamente el gasto total en publicidad de la Presidenta Michelle Bachelet, es  equivalente a 2/3 del total de su patrimonio declarado; el aviso de prensa más barato de Evelyn Matthei es equivalente a 14 sueldos mínimos actuales. Se necesitarían 11.885 personas -2 veces la población electoral de la Comuna María Pinta- dando íntegramente su sueldo mínimo bruto para poder reunir lo que se gastaron Bachelet y Matthei en campaña.

¿Cuál es la solución para este problema de acceso? Principalmente, asumir sin complejos que la política es un mercado y es un negocio, y que como tal, requiere transparencia y competitividad, donde es imprescindible derribar los cercos de información y acceder a la información de los aportes a las campañas, hacer obligatorias y minuciosas las declaraciones de intereses de nuestras autoridades, dar cuenta a la ciudadanía de lo gastado, entre otras acciones,

Que los candidatos se hagan responsables de los financiamientos que reciben en sus campañas, y que no se escuden en la útil figura del chivo expiatorio de los pecados cometidos por otros.

(1) Wohlgemuth (1999)  “Entry Barriers in Politics, or: Why Politics, Like Natural Monopoly, Is Not Organised as an Ongoing Market-Process” Review of Austrian Economics, 12: 175–200.

TAGS: Financiamiento de Campañas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

28 de Octubre

En mi opinión lo bueno sería que cerráramos ese boliche, con un financiamiento de campaña exclusivamente de fondos públicos y un mayor acceso al debate, en los medios de comunicación

Veronica Gil

28 de Octubre

buen articulo!

Ver todos
Ocultar