#Política

Chile no cambió tanto

8 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hoy les hablo sobre todo a Giorgio y a los muchachos de RD, a todo ese 58% que votó su apoyo a Bachelet, un apoyo que les haría evitar crear “enemigos innecesarios”. Les aconsejo que si no tienen la decencia de defender la revolución en sus filas, con los sacrificios que eso conlleva, por lo menos tengan la decencia de elegir mejor sus banderas.

Según la Real Academia Española, en su segunda acepción, “revolución” significa en un cambio político y violento, además de ser rápido y profundo en el cambio que pretende provocar.

Teniendo esto en cuenta, lo que Giorgio Jackson y el movimiento que lo respalda “Revolución” Democrática han hecho es, a lo menos, paradojal.

La generación 2011, esa generación que en las calles marchó, gritó y le devolvió a Chile las esperanzas, demostró que con lucha organizada también se hacía política, se influía en la agenda nacional y a veces de mejor manera que con un voto cada vez en vez, esa generación que llegó incluso al parlamento a exponer a congresistas, dando cátedra de discurso argumentativo, y en algunos casos siendo víctima de la risa de senadores (designados).

Todos hablamos del cambio, de que por fin Chile se politizaba, tuvimos el apoyo de más del 80% del país y en ocasiones salían a las calles más de medio millón de personas. Estábamos listos para cambiar.

Luego el paso lógico, los dirigentes se catapultaron a puestos de poder institucionalizados, claro, estábamos más maduros, habíamos comprendido que Chile cambió y que no sólo valía el voto, que no solo valía la calle, si no que la pelea se daba en todos los frentes. Después de debatirlo, no tuvimos ningún problema en entender eso, era táctico.

A algunos les tocó más fácil, ya pertenecían a instituciones políticas, a partidos más y menos consolidados. Pero no importa, “Chile ha cambiado” decíamos, esta vez no importaba la historia, como ellos mismos nos hacían ver “nosotros nos mandamos solos, el partido no nos dice que hacer”. A otros les tocó más duro, como a Jackson y el NAU, quienes tuvieron que crear, improvisar, proyectar lo que sólo era una buena idea, proyectar un movimiento universitario, un colectivo, en una organización más grande. Incluso para mantener cierta coherencia con las críticas al institucionalismo, se decide no crear un partido político, sino una organización más flexible con sus militantes.

Chile cambio y la nueva generación de políticos ya no sólo se exigía, si no que proponían, mostraban alternativas distintas para actuar, ya no sólo evaluábamos y exigíamos, si no que nos hacíamos cargo de los problemas.

Hablamos de tomar el Estado, de renovarnos, cambiar el sistema, sacar del poder a los que tienen a Chile aletargado, de hacernos cargos de nuestros destinos, ser protagonistas de nuestras propias vidas

Pero ahora con espanto me doy cuenta que Chile no ha cambiado tanto, seguimos con los mismos acuerdos, los miedos y los mismos arreglos, incluso los nuevos rostros se cuelgan de los viejos rostros para crear una continuidad disfrazada de cambio. Hoy les hablo sobre todo a Giorgio y a los muchachos de RD, a todo ese 58% que votó su apoyo a Bachelet, un apoyo que les haría evitar crear “enemigos innecesarios”. Les aconsejo que si no tienen la decencia de defender la revolución en sus filas, con los sacrificios que eso conlleva, por lo menos tengan la decencia de elegir mejor sus banderas. Los cambios cuestan, son difíciles, y si no lo fueran cualquiera los haría. Hoy están demostrando ser parte de más de lo mismo, cediendo ante la presión, perdiendo la inercia.

No esperen resultados distintos si hacen las mismas acciones una y otra vez, no esperen que les creamos si, por conveniencia y coyuntura, son victimas de las mismas criticas hechas en el pasado.

Mejor les quedaría el nombre de “Reformismo Democrático”.

————–

Foto: Wikimedia Commons

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
alex ibarra.

21 de noviembre

Porque no dejan tranquilos a estos jovenes, ellos nos devolvieron la esperanza , a ustedes les gustaría que estuvieran tirando molotovs y quemando micros, porque ahí tendrían noticia. tal vez , si mataran a uno sería mejor, así la violencia sería el arma de lucha. No muchas gracias, dejen que ellos luchen en el parlamento , quizas lo hagan bien o mal, pero son nuestra esperanza.

Marcelo.

21 de noviembre

¿Espereanza? Bastante mesiánica tu visión, Alex. Esto es política, no religión. Y así queda demostrado con los acuerdos que los líderes del 2011 lograron con los partidos políticos para llegar (blindados) al Congreso. Salvo Boric, el resto perdió la virginidad y transó.

21 de noviembre

Me parece una jugada super sucia lo que han hecho, ahora me pregunto si Giorgio hubiese sacado tamaño apoyo en santiago si hubiese manifestado ANTES de las elecciones su apoyo a bachelet.

22 de noviembre

Es lamentable, quedó demostrado que la actitud de los partidos de “izquierda” jamás entendieron el partido que iban a jugar, las tácticas (programas) eran buenas ideas con pequeños matices de diferencia, pero divididos, atomizados, no representaban nada más que grupos con personalismo increíble, jamás entendieron que el juego debía ser entre dos, entendiendo que el duopolio era un equipo pesado.
La juventud del 2012 otro lamento, UNIDOS eran una gran esperanza, desconozco que diablo les paso por encima, fueron desbarrancados al mismo hoyo que tanto criticaron “las malas prácticas de los viejos políticos” tal vez fueron traicionados por las leyes de la herencia, los mismos genes políticos del pasado, como jóvenes demostraron que saben marchar.
Los únicos que han demostrado saber de política son aquellos del duopolio.
Realmente el sietepolio no demostró nada, sólo una gran frustración.
¿Nadie entre los jugadores recordó la “POLÍTICA DE LOS ACUERDOS, acaso creen que el duopolio va a perder el juego y la tremenda cancha que es nuestro País?

Luis

23 de noviembre

trata de buscar el significado de revolución en algún libro de sociología, yo se que es complicado de entender pero trata por lo menos.

Arturo Godoy

24 de noviembre

A toda tu queja Carlos Jimenez, le das respuesta con tus propias palabras : “Los cambios cuestan, son difíciles, y si no lo fueran cualquiera los haría.”
Así que “hagalo usted mismo”. En vez de puro pelar.

24 de noviembre

Los cambios esta en progreso, si escuchas un poco a Salazar podrás encontrar los cambios sociales que vienen trabajándose “por debajo”, este lolito (y su colectivo) parecían ser parte del cambio, se disfrazaron de él, pero con estas actitudes no lo es, como dice la columna, y mientras la historia no demuestre lo contrario, es mas de lo mismo

servallas

18 de diciembre

¿Que desea Ud.? ¿una revolución?,¿reventarlo todo?, ¿es democráta?, si así fuera, tomaría en cuenta el caso Marcel, su discurso fue simplemente reventarlo todo y Chile le dijo en su cara, ¡no señor!. Aprenda, este pueblo no es tonto, quizás algo lento para entender, pero no es tonto, esos jóvenes que Ud. denosta estan tratando de construir una sociedad mejor, al menos ¡respetelos!.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

Expresarse de esa manera es inaceptable y haberlo hecho en el pasado no prescribe fácilmente. Vivimos en una era en que todos tienen la oportunidad de sentirse superiores moralmente, especialmente cuando o ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Así que fuiste linchado por las Redes Sociales?