Chile ¿Estado Laico? - El Quinto Poder
#Política

Chile ¿Estado Laico?

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Chile, desde 1925, es una república laica, pero aún hoy muchas de las leyes o bien demoran en ser promulgadas o son rechazadas en base a argumentos religiosos.

Que quede claro: no estoy en contra de que cada uno tenga su propia creencia religiosa, pero nuestros legisladores, que se supone representan no solo a quienes votaron por ellos sino a un distrito o circunscripción con una gran cantidad de personas, y por ello con un amplio espectro de creencias y valores, decidan aprobar o rechazar proyectos de ley que van en desmedro de otros.

La ley de divorcio demoró años y años en ser promulgada por el simple hecho de que diputados y senadores fueron influenciados por sus creencias religiosas y, hay que decirlo, alentados por el lobby realizado por las iglesias evangélicas y católica. Solo en el año 2004 y luego de un debate incendiario, Chile se convirtió en uno de los últimos países en el mundo en legalizar el divorcio.

Hoy son otros los temas en los que las creencias personales de nuestros legisladores, personas que supuestamente nos representan ante el Congreso, han hecho olvidar a estos que Chile es una república laica: el aborto (en cualquiera de sus formas), la unión civil o AVP (y eventualmente el matrimonio igualitario) y la ley antidiscriminación.

A modo de recordatorio, el aborto terapéutico fue permitido por el código sanitario chileno desde 1931 hasta 1989.

Desglosemos:

Chile, Nicaragua, El Salvador, República Dominicana, El Vaticano y Malta*, se cuentan entre los pocos países donde el aborto es ilegal en todas sus formas. En gran parte del mundo el Aborto es legal en caso de riesgo de salud física, mental o si el embarazo en producto de una violación. En casi todos los países del llamado Primer Mundo, el aborto es legal si se realiza antes de un plazo de gestación establecido, sin importar si hay problemas de salud física, mental o si el embarazo es producto de una violación. Argentina, país confesional según el Artículo 2 de su Constitución, permite el aborto terapéutico, Chile, país cuyo Estado es Laico lo prohíbe basándose en motivos religiosos.

El AVP o también conocida como Unión Civil, es un proyecto en el que las parejas, heterosexuales u homosexuales contarán con ciertos derechos que otorga el matrimonio al firmar un contrato en una notaría que luego tendrá que ser oficializado en el Registro Civil. Este proyecto de ley ha sido ampliamente rechazado por todas las iglesias cristianas, que incluso enviaron una carta conjunta al Presidente, pidiéndole que rechace esta ley. Muchos legisladores, principalmente de Renovación Nacional y de la Unión Demócrata Independiente, se oponen a este proyecto por considerarlo antinatural, por considerar que los homosexuales no merecemos los mismos derechos que los heterosexuales, porque “dios hizo a Adán y Eva, no a Adán y Esteban”, como leí en un cartel en la protesta por la familia, organizada por las iglesias evangélicas.

Para qué hablar de la posibilidad de lograr una ley de matrimonio igualitario (no encuentro correcto llamarlo “matrimonio gay”, después de todo no pago “impuestos gay”, ni “pasaje gay” al subir al bus o al metro, ni compro “pan gay” cada vez que voy a una panadería), ¿por qué? Básicamente por las mismas razones que los grupos religiosos y los legisladores que nos condenan por ser contrarios a la ley de su dios. Ponen el grito en el cielo porque una ley de este tipo daría derecho a que toda pareja, heterosexual u homosexual, pudiera optar a la adopción. Permítanme detenerme un momento en esto: sinceramente, después de haber visto programas como “Mamá a los 15” que terminó su primera temporada hace no mucho en un canal nacional o “Teen Mom” que es emitido en una famosa cadena internacional, donde chicas quedan embarazadas por desconocer métodos de anticoncepción o por querer “formar una familia” con su pololo de un par de meses o simplemente porque a ella se le olvidó tomar la pastilla o a él se le rompió el condón, me pregunto seriamente serán realmente buenos padres. Es posible que algunos de ellos logren serlo, pero otros, si no cuentan con el apoyo de sus padres, terminarán ofreciéndole un pésimo estándar de vida a esos niños que no tienen culpa alguna de haber nacido en las condiciones en las que lo hicieron.

Sinceramente creo que una pareja homosexual, comprometida por años, cuyo único deseo es formar una familia como cualquier otra, es una mejor razón para convertirse en padres que un condón roto o una noche de borrachera. No hay estudio alguno que pruebe que los niños que han sido criados por parejas homosexuales en otros países, como Estados Unidos, España o los Países Bajos, por nombrar algunos, crezcan y se “transformen” en homosexuales. Muchos de ellos, por no decir todos, resultan ser jóvenes heterosexuales que no ven con vergüenza a sus padres o madres, sino que con orgullo por haber luchado por ellos y haberles dado la mejor vida que por sus medios económicos pudieron otorgarles. (Basta con buscar un par de documentales on-line).

El proyecto de la ley antidiscriminación, que por presiones de grupos religiosos ahora no incluye la identidad de género, y que aun cuando la incluyera es un proyecto lleno de fallas. El castigo en el caso de discriminar, o en el peor de los casos golpear y hasta matar a alguien por el sólo hecho de ser gay, bisexual, lesbiana o transgénero es realmente para la risa. Por supuesto, esta ley no sólo incluye a estas personas, pero es contra ellas con quienes más se utilizan este tipo de argumentos.

No podemos aceptar que en un país cuyo Estado es laico desde hace ya casi un siglo, grupos religiosos influencien las leyes que nos afectan a todos. Si estás en contra del AVP, del aborto, del matrimonio igualitario, de que una persona sea gay, bisexual, lesbiana o transgénero porque tu religión así te lo indica, bien por ti, pero no olvides que hay muchos que no comparten tus creencias.

¿Estás en contra del aborto? No te realices uno, aun cuando tu salud o el de tu feto estén en peligro, pero no le quites ese derecho a personas que no piensan o sienten lo mismo que tú. ¿Estás en contra del AVP o del matrimonio igualitario? No te cases con alguien de tu mismo sexo y problema solucionado. El lugar de la religión, en un Estado laico, está en las iglesias, en tu hogar, en tu cabeza, no en el Congreso, no en nuestras leyes.

——–

Foto: Vicenta Licencia

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

18 de octubre

Este es el aspecto más duro de toda esta situación. Pero lo más lamentable de ello es que ninguna ley está impulsando el diálogo y la capacidad de establecer un espacio apropiado para ello, en igualdad de condiciones. Eso es lo peor de todo.
Podemos disentir y no estar de acuerdo con como se lleva acabo cualquier proyecto de ley, pero no podemos seguir aguantando que el diálogo se detenga. Ahí es donde los creyentes en general no deben ceder su posición; cualquiera debe ser capaz de dialogar y conversar.

Emmanuel

15 de mayo

En este mismo sitio web (el quinto poder.cl) otro columnista públicó lo siguiente: Chile no es un Estado laico.

Me pregunto, hay comunicaciones entre ustedes para entregar una información acertada hacia el público? Claro, las opiniones que emiten es de responsabilidad de quien lo dice, pero, aún así creo que se debería considerar un debate entre ustedes para que así no se logre una confusión.

Link de la columna que mencione:
http://www.elquintopoder.cl/politica/chile-no-es-un-estado-laico/

Esperando vuestra respuesta.

Fraternalmente.

15 de mayo

Emmanuel, para que entiendas el problema:

– ¿Es formalmente Chile un Estado laico?

La respuesta es “No”.

No lo es porque en nuestra Constitucion (y me refiero por “nuestra” a la de Chile, no a que uno este de acuerdo o no), se define el Estado asi: “Chile es una república democrática”. No es que sea laico, o para el caso cualquier otra cosa. Es solo “una república democrática”.

– Pero ¿es entonces Chile un Estado confesional o catolico?

La respuesta es “No”.

En realidad, Chile, visto desde la Constitucion de 1980, sería un Estado “aconfesional”. Porque no se compromete con ninguna religion o similar, pero acepta la libertad de conciencia, la manifestación de todas las creencias y el ejercicio libre de todos los cultos que no se opongan a la moral, a las buenas costumbres o al orden público.

Siempre considera que estamos hablando desde la Constitucion de 1980, ¿si?

– ¿Historicamente Chile nunca ha sido laico?

Ahi esta el problema.

Tienes que pensar en que hacia 1883 se promulgan leyes laicas, las primeras, y en 1925 se promulga la primera Constitucion de Chile que formalmente no considera a Chile un Estado catolico. La de 1833 señalaba “CAPÍTULO III. De la Religión. Artículo 5. La religión de la República de Chile es la Católica, Apostólica, Romana; con exclusión del ejercicio público de cualquiera otra.”, articulo que fue suprimido en 1884.

Ahora bien, la de 1925 NO DICE que Chile sea un Estado laico. Lo que hizo fue incluir una garantia constitucional:

“CAPÍTULO III. Garantías Constitucionales. Artículo 10. La Constitución asegura a todos los habitantes de la República:

2º. La manifestación de todas las creencias, la libertad de conciencia y el ejercicio libre de todos los cultos que no se opongan a la moral, a las buenas costumbres o al orden público, pudiendo, por tanto, las respectivas confesiones religiosas erigir y conservar templos y sus dependencias con las condiciones de seguridad e higiene fijadas por las leyes y ordenanzas.

Las iglesias, las confesiones e instituciones religiosas de cualquier culto, tendrán los derechos que otorgan y reconocen, con respecto a los bienes, las leyes actualmente en vigor; pero quedarán sometidas, dentro de las garantías de esta Constitución, al derecho común para el ejercicio del dominio de sus bienes futuros.

Los templos y sus dependencias, destinados al servicio de un culto, estarán exentos de contribuciones”.

Esa garantia se corresponde con lo que es un Estado laico.

¿Por que comentar esto?

Porque el texto de 1980 reproduce este texto casi exacto en el artículo 19:

“Capítulo III DE LOS DERECHOS Y DEBERES CONSTITUCIONALES. Artículo 19. La Constitución asegura a todas las personas:

6º.- La libertad de conciencia, la manifestación de todas las creencias y el ejercicio libre de todos los cultos que no se opongan a la moral, a las buenas costumbres o al orden público. Las confesiones religiosas podrán erigir y conservar templos y sus dependencias bajo las condiciones de seguridad e higiene fijadas por las leyes y ordenanzas.

Las iglesias, las confesiones e instituciones religiosas de cualquier culto tendrán los derechos que otorgan y reconocen, con respecto a los bienes, las leyes actualmente en vigor. Los templos y sus dependencias, destinados exclusivamente al servicio de un culto, estarán exentos de toda clase de contribuciones”

– ¿Que significa un Estado laico?

Pues que habria esferas separadas, en que lo publico (referido a todo lo que se relaciona con la vida social de un Estado) sería un tema del Estado, mientras que la religion quedaria en la zona de lo privado, entendiendo ambito privado que lo que tu creas es asunto tuyo, pero no puedes imponer tu punto de vista religioso en temas que competen a todos los ciudadanos o habitantes de la nacion. Y ello no significa andar quemando iglesias, sino que el Estado vela (o deberia velar) por los derechos de todos, sin privilegiar a ninguna organización religiosa y sin imponer un punto de vista religioso a temas publicos. Ojo, religiosos, no morales. Ahi que aprender la diferencia entre moral y religion (para que nos entendamos, “moral” es que se hable en la Constitucion de la probidad y honestidad que deben tener los funcionarios publicos; religioso es que se abra sesion en el Congreso “en nombre de Dios”, pensando en el Dios catolico)

“creo que se debería considerar un debate entre ustedes para que así no se logre una confusión.” ¿Ves que el tema es que hay confusion? Por eso hay debate. Porque resulta que, aun cuando queramos exigir que Chile actue como un Estado laico, acorde a su historia, constitucionalmente Chile no es laico. Ni es confesional. Ni es aconfesional. Ni es ateo. Ni es ni chicha ni limonada. Entonces, legalmente, a la hora de exigir que un funcionario actue como un funcionario de un Estado laico, no podemos hacerlo, porque legalmente Chile no es ni chicha ni limonada. Es, para los efectos “una república democrática”.

Y mas confusion hay en considerar lo que significa “laico”. Porque hay gente que cree que “laico” es ir quemando iglesias, o prohibir el velo musulman en la calle. Y no es eso. Tampoco es que los lideres de las iglesias no puedan dialogar con los representantes del Estado sobre temas sociales, o que los funcionarios publicos no tengan derecho a tener su religion. Un Estado laico es aquel que, a la hora de tomar decisiones publicas, mira en beneficio de toda la sociedad, sin imponer un punto de vista religioso a temas publicos.

Por ejemplo: si, como Estado, no tengo pena de muerte, la razon para que no exista debe ser argumentada en base a los derechos humanos, no en base a “No puedo creer que para defender la vida y castigar al que mata, el Estado deba a su vez matar. La pena de muerte es tan inhumana como el crimen que la motiva. Sólo Dios da la vida, sólo Dios puede quitarla”, como paso con Frei y el caso de Cupertino Andaur. Bien que Frei tenga conciencia, o diga tenerla, pero el no era presidente de las personas que creian en esa idea religiosa, era presidente de todos los chilenos, incluyendo a los que no creen en ese dios o que creen en un dios distinto. Ese indulto debio tener razones mas fundadas, que “yo creo en dios”.

Asi que acertadamente al publico se esta señalando que en un tema tan relevante como “¿es o no Chile un Estado laico?” no hay claridad, no hay una respuesta única, porque deliberadamente la Constitucion de 1980 no se comprometio con dar el paso definitivo de decir “Chile es un Estado laico”. Solo reprodujo el texto de la Constitucion de 1925, que fue revolucionario en 1925, pero que ahora resulta insuficiente a la hora de exigir que los temas religiosos queden fuera de la esfera publica, asi como ya se aplica que el Estado no puede entrometerse en temas religiosos.

Asi que si esperabas una respuesta definitiva, lo siento, no la hay. Lo que hay es debate para que de una vez tengamos una respuesta definitiva, o sea, que Chile sí es un Estado laico, y que ello este constitucionalmente establecido.

Lamento la extension de la respuesta, pero el tema es muy complejo para reducirlo a dos parrafos .)

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La protección de los derechos humanos y la protección del planeta son dos caras de la misma lucha. El cambio climático exacerbará las desigualdades existentes.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los países ricos no pueden seguir fingiendo que el Cambio Climático no los afecta

Con lo poco que poseen y con lo mucho que se desarrollan, “no importa la sala de clases, lo que importa es el libro que lees”, me dijeron.
+VER MÁS
#Sociedad

Alamar, descripción de una comuna Cubana.

Contar con una mayoría electoral y parlamentaria es condición necesaria, pero en ningún caso suficiente para emprender un programa de reformas que aspirasen a alterar las bases sobre las cuales se susten ...
+VER MÁS
#Internacional

Recordando el ocaso de la Primavera de Praga

La idea de un Museo de la Democracia, donde los ciudadanos podamos ver como han evolucionado los primeros postulados en Atenas sería interesante
+VER MÁS
#Política

Izquierda y democracia

Popular

Los productos que curan al paciente matan el mercado cuando se trata de mantener y aumentar las ventas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Negocio farmacéutico: La enfermedad es la salud del capital

Que el dolor que hoy Chiguayante tiene, sea para Chile el punto de partida para comenzar a construir una sociedad más justa y agradecida con aquellos que dieron toda una vida para hacer realidad el present ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Chiguayante tiene una pena y Chile una deuda

Intentar enseñar, sin saber como funciona el cerebro, será algo así como diseñar un guante, sin nunca antes haber visto una mano
+VER MÁS
#Educación

Las neurociencias y la epigenética: Claves para entender el aprendizaje

El mundo civil carece de normas para controlar los montos y procedimientos que se siguen en la compra de armas, es decir, la industria de la muerte sigue un principio del Neoliberalismo que es la “desregu ...
+VER MÁS
#Política

¿Le sirve a Chile mantener un gran ejército?