#Medios

Cierre de medios de comunicación: Pantalla fría, páginas en blanco

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En los últimos meses, hemos sido testigos de cómo importantes medios de comunicación han extremado medidas para asegurar su continuidad operacional, o cómo han puesto fin a su historia para maximizar las utilidades del grupo al que pertenecen.

La inminente externalización de los servicios de producción de Canal 13 a la empresa española Secuoya,  la fusión del diario Pulso con La Tercera, de Paula con la revista Mujer y el paso a un formato digital,  poniendo fin a su edición impresa de la revista Qué Pasa por parte de COPESA son prueba de que las más altas autoridades de esos medios, lisa y llanamente, no han dado el ancho en el último tiempo para hacerse cargo de todo lo que significa un medio de comunicación. O que, simplemente, se han desentendido de su misión, para dar curso únicamente a criterios de eficiencia contable, desentendiéndose de la labor social que un medio de comunicación debería encarnar.


La solución para el escenario de crisis que enfrentan los medios tradicionales pasa por fortalecer y por creer en los equipos que convierten las ideas en contenidos

Culpar de esto a los lectores, a los televidentes, a quienes buscamos en los medios de comunicación un espacio de información, de entretención y de compañía es escamotear la responsabilidad empresarial de quienes se han confiado sólo en las suscripciones, en los avisadores y en la reducción de costos para administrar un medio.

Porque en estos casos, no se trata sólo de mantener la máquina andando, de vender los cada vez menos rentables y  escasos avisos comerciales, ni de producir contenidos a un costo que haga viable para el dueño mantener el negocio. No basta con descansar en la preclara frase de Don Patricio Aylwin, y decir sin más que «el mercado es cruel». Porque de los líderes empresariales exitosos se espera, precisamente, que sobrevivan a la crueldad del mercado.

Al parecer, eso no ha sido internalizado completamente. Las decisiones tomadas sobre los medios de comunicación en el último tiempo, aparentemente sólo han considerado su viabilidad económica, obviando su relevancia social e importancia histórica, y soslayando no sólo la responsabilidad social de los empresarios, sino que también la que le corresponde quienes inciden en el debate público.

Un medio de comunicación no puede administrarse igual que un banco, un supermercado o una viña, mucho menos en un mercado audiovisual tan pequeño como el chileno. Precarizar la creatividad y la credibilidad no es una buena idea. Abandonar su gestión, mucho menos.

Un medio entrega a sus dueños – y a quienes ejercen posiciones de liderazgo en su organización – el privilegio de entregar un mensaje con alcance público. Y como tal, exige de su liderazgo empresarial, y de sus dueños, un nivel mayor de esfuerzo y un mayor grado de cuidado.

Cuando se pierde o se debilita el funcionamiento de un medio de comunicación, pierden, en primer lugar, los trabajadores de esos medios y sus familias (punto aparte merece la duda sobre cuánto se cree en un proyecto empresarial, si la solución a una crisis siempre pasa por despedir a sus trabajadores) y pierde, sin duda, el dueño. Pero más importante, pierde el país al ver reducido el espacio para que las voces, las ideas y las creaciones literarias y audiovisuales vean la luz.

Porque la desaparición de un medio significa perder, para la discusión pública, un canal de expresión social y un espacio que retrate y represente a nuestra sociedad. Así por ejemplo, el espacio de reflexión y conversación que entregaba la Revista Paula, difícilmente será llenado por otra revista femenina. A todas luces, un grosero error editorial, precisamente cuando son las mujeres de nuestro país, y en particular las más jóvenes, quienes marcan hoy la pauta noticiosa y la agenda política.

Es evidente que la digitalización de la creación y distribución de contenidos ha significado una mayor exigencia para los medios de comunicación tradicionales. Pero eso es un desafío, de aquellos que, de afrontarse exitosamente, se convierten en ejemplos de administración en las escuelas de negocios, y que enorgullecen a sus dueños y gestores.

Entonces, lo mínimo que como sociedad podemos exigir a los empresarios que han decidido invertir en medios de comunicación, y a quienes los administran – es decir, a quienes gestionan una voz en el espacio público – no es más que los atributos que aportan a cada proyecto los creadores de contenidos: valentía, innovación y persistencia. Porque el cierre o la precarización de un medio de comunicación nos afecta como país.

Por lo mismo, la solución para el escenario de crisis que enfrentan los medios tradicionales pasa por fortalecer y por creer en los equipos que convierten las ideas en contenidos, los que convierten las ideas en texto e imágenes, y los que sin firmar artículos ni salir en pantalla, permiten dar vida a los medios de comunicación.

Chile es un país en el que la creación audiovisual ha sabido transmitir emociones al público, y en el que el periodismo ha demostrado estar a la altura de los grandes temas que nos afectan como sociedad.

Al parecer, quienes han decidido precarizar los medios de comunicación no lo han entendido. Y las consecuencias de ello sobrepasan largamente a quienes han tomado esas decisiones.

TAGS: #CierreDeMedios #LibreMercado #MediosDeComunicación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

17 de mayo

crees que algo como esto pueda salir en tv???

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo s ...
+VER MÁS
#Política

Estado Social Democrático de Derecho o Salmón Tipo Jurel

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo sentido al hegemónico hasta el 18-O de 2018

Nuevos

El petitorio expresado por los dirigentes de la zona norte, apuntan básicamente hacia obtener mayores recursos para congelar el precio del petróleo por más tiempo
+VER MÁS
#Economía

Respeto al diálogo

El Estado y el mercado deben tener una importancia relevante equitativa en el sistema democrático; ninguno de estas dos esferas, debe hacerse con todo el poder político-económico, como sucede bajo el neo ...
+VER MÁS
#Economía

Chile y Suecia, neoliberalismo en dos tiempos: algunas enseñanzas

Para esto, es necesario, entre otras cosas, reforzar a los equipos que llevan adelante investigaciones de derechos humanos, mejorar los instructivos y robustecer las capacitaciones referentes a las obligaci ...
+VER MÁS
#Justicia

Fiscal Nacional y su rol en los derechos humanos

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

El descontrolado crecimiento de la población es una de las principales causas de: sobreexplotación de los recursos naturales, destrucción del medioambiente, pérdida de biodiversidad y de la gran generac ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

COP27: Y somos 8.000 millones, sobrepoblación un tema impopular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática