#Género

Doble violación: Falta de derechos hacia la mujer en el poder judicial

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Cuando pensamos que estamos avanzando en una sociedad más igualitaria y justa en derechos humanos y, por sobre todo, en derechos de las mujeres, nos encontramos con noticias como la sucedida en España, donde se sentencia a los cinco integrantes de “La Manada” como autores del delito de “abuso sexual” cometido a una joven de 18 años, y no por lo que realmente fue: un acto indiscriminado de violación, desestimando así, las declaraciones de la víctima.

En simple, el veredicto de los magistrados determinó que no hubo ningún grado de violación, ya que la salvaje acción de estos hombres estuvo “libre de coacción”. Pero aún más repulsivo, fue que en ese preciso momento, aquella mujer estaba siendo doblemente violentada: en primera instancia, violada por un grupo inhumano de hombres y en un segundo momento, violada en sus derechos por el sistema judicial.

La violencia de género presente dentro de instituciones dominadas ancestralmente por hombres, como es el sistema jurídico, no solo daña el derecho efectivo de la mujer a ser tratada sobre una base de igualdad, sino además imposibilita la acción de juicios justos y eficaces para otorgar una protección efectiva a todas formas de discriminación, tal como lo propone la CEDAW en su artículo 2 letra C y en su artículo 15.


La violencia de género presente dentro de instituciones dominadas ancestralmente por hombres, como es el sistema jurídico, no solo daña el derecho efectivo de la mujer a ser tratada sobre una base de igualdad, sino además imposibilita la acción de juicios justos y eficaces para otorgar una protección efectiva a todas formas de discriminación.

En este sentido, la hegemonía masculina en un sistema cultural en donde la distribución del poder conlleva a relaciones asimétricas entre hombres y mujeres, perpetua la violencia de género en diferentes ámbitos de la sociedad, como lo es en el caso del sistema penal. Frente a esta subordinación de la mujer, existen además formas de discriminación las cuales se encuentran presentes en estas prácticas jurídicas, calando no solo en la práctica sino también en el discurso, actos simbólicos que se ejemplifican en frases como: “está claro que dolor usted no sintió” o tal como mencionó uno de los magistrados: “en ninguna de las imágenes percibo en su expresión, ni en sus movimientos, atisbo alguno de oposición, rechazo, disgusto, asco, repugnancia, negativa, incomodidad, sufrimiento, dolor, miedo, descontento, desconcierto o cualquier otro sentimiento similar”.

Pareciera ser que cuando te penetran cinco hombres y no reaccionas, es porque nos gusta, pero en el caso contrario, si reaccionamos y nos defendemos para no ser transgredidas nos matan, entonces, ahí sí, se encuentra justificado el delito de violación. Yo me pregunto ¿Está el sistema penal garantizando juicios justos hacia las mujeres contra actos que violenten sus derechos? ¿hasta qué punto las prácticas jurídicas se encuentran permeadas por un discurso machista? ¿podemos seguir justificándolo? ¿podemos seguir permitiendo que no crean en nuestras palabras?

Lo que se vive en España, no está lejos de lo que sucede hoy en día en Chile, cuando por ejemplo el Tribunal Constitucional amarra a la Ley de interrupción de embarazo por tres causales una objeción de conciencia institucional, obstaculizando claramente una ley que permite más y mejores derechos a las mujeres en términos sexuales y reproductivos.

Pero más aún, ¿no fue la tercera causal por delito de violación la más discutida en el parlamento, la que más dificultades tuvo de ser aprobada por frases como: “Una menor de 14 años que tenga una relación consensuada, se entiende violada y, por lo tanto, ¿podrá abortar libremente”? Basta de abusos, basta de violación a nuestros derechos, basta de tener que estar justificando todas nuestras acciones.

Si las personas que están a cargo de garantizar justicia no nos creen, no nos queda más remedio que unirnos y no cuestionar entre nosotras nuestras palabras, no cuestionar aquella joven cuando decía: “No sabía cómo reaccionar y no reaccioné; reaccioné sometiéndome”, porque al final del día somos nosotras contra este sistema patriarcal injusto, estamos nosotras unidas para decirte hermana #yosítecreo.

TAGS: #ViolenciaALaMujer #ViolenciaDeGenero Machismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Un porcentaje mayoritario de mujeres buscan decidir libremente sobre su cuerpo y tener la opción de abortar. Aquí es donde la iglesia falla, ya que al estar basada en ideas intolerantes, arcaicas y propi ...
+VER MÁS
#Religión

¿La iglesia está preparada para los desafíos de nuestra sociedad?

¿Qué vínculo directo puede existir entre las múltiples exigencias a las mujeres y la violencia machista? La relación es mucho más estrecha de lo que parece; los machos que abusan viven en una cultura, ...
+VER MÁS
#Género

Chile alerta. Violencia machista

El Gobierno ha perdido el control de la Agenda y extrañamente su demora en retomarlo le está golpeando bajo su línea de flotación
+VER MÁS
#Política

Gobierno de Piñera y oposición imaginaria

Chile no cuenta con una política ambiental que haya sido debatida en regiones, de manera participativa, donde se plasmen diversas opiniones que definan la orientación definitiva que el país debe tener no ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Algunas cuestiones ambientales y la política ambiental que nos falta

Popular

La prueba de papel y lápiz, y el dispositivo de control social que usa sus puntajes, se está comiendo la formación integral y genera un efecto de empobrecimiento curricular.
+VER MÁS
#Educación

Los resultados #SIMCE2018 que la Agencia de Calidad no te dice

En total, muchos talagantinos destinan hasta 4 horas diarias arriba de la locomoción colectiva. Intolerable.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Cuántos pasajeros caben dentro de una micro rural?

El llamado es a las autoridades, y en especial al gobierno, a crear mecanismos que validen y aseguren el ejercicio de la maternidad, independiente de la funcionalidad y/o condición de cada uno.
+VER MÁS
#Género

Por una maternidad digna

Pedimos que el Parque Intercomunal Padre Hurtado sea administrado por el Parque Metropolitano, ingresando a la red de Parques bajo su protección
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Parque Intercomunal en riesgo de perder importantes áreas verdes