#Educación

¿Qué clase de escuela queremos para la sociedad en la que vivimos?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La mayoría de nosotros hemos estudiado simplemente para tener un buen estatus social y económico, pero esa no es esa la función de la educación. No queremos enseñar a nuestros niños para que el día de mañana sean máquinas de hacer dinero.

Hace unos días me llamo la atención ver que algunos de los sinónimos de la palabra enseñar son tales como lavar el cerebro, comer el coco, entrenar, adoctrinar o adiestrar, y yo me pregunto, ¿de verdad queremos una sociedad en la que las escuelas laven el cerebro a nuestros niños? ¿Qué clase de escuela queremos para la sociedad en la que vivimos?

Todos sabemos que el sistema educativo está cambiando, pero la finalidad de ese cambio no es aprender, no, es que nuestros niños ocupen un lugar en la economía del siglo XXI en una escuela como modelo de reproducción, perpetuando esquemas de clases sociales. Y es que la educación actual intenta enfrentarse al futuro a base de hacer lo mismo que en el pasado.

Hoy en día nos encontramos con profesores que utilizan la amenaza como recurso o que llegan a ridiculizar incluso a humillar a sus alumnos, exclusión, sumisión, el dominio, profesores con actitud derrotista sobre éstos, indiferentes a la hora de tratarlos. Profesores que le dan un significado negativo a la disciplina.

El concepto popular de disciplina ‘es sinónimo de castigo’. Según este concepto, la disciplina se usa sólo cuando el niño viola las reglas y los reglamentos establecidos por los padres, maestros o adultos a cargo de los asuntos de la comunidad en que vive el niño.

La disciplina se puede denominar ‘positiva y negativa’. Según el concepto negativo, disciplina significa control mediante la autoridad extrema.

El concepto positivo de la disciplina es sinónimo de educación y asesoramiento puesto que hace hincapié en el crecimiento interno, a su vez, esto conduce a una motivación nacida en el interior. Por eso la educación debería ser centralizada en este tipo de disciplina.

Un buen método para la escuela sería la disciplina escolar democrática.

Los métodos disciplinarios democráticos utilizan explicaciones, debates y racionamientos para ayudar al estudiante a comprender la razón por la que se espera que se comporten de un modo u otro, hacen hincapié en el aspecto educativo de la disciplina más que en el punitivo.

Se puede afirmar entonces, que la disciplina democrática es aquella que se fundamenta en los valores del respeto mutuo, de los derechos y de los deberes, y en la capacidad de sacrificio es decir, como objetivo de recuperar el esfuerzo como valor. 

Desde el punto de vista de los procedimientos, el modelo de disciplina democrática se basa en el diálogo, en el razonamiento, en la negociación y en la persuasión.

Por todo esto una escuela que se base en la disciplina democrática persigue la cohesión y la integración, la confianza, la autoestima, la autonomía y emancipación, la empatía y la cooperación.

Además de estas reglas, la disciplina democrática se basa en la discusión y negociación de las normas de convivencia tanto en el plano escolar, como en el social. Estas normas deben ser aprobadas por todos a quienes afecten, después de una discusión exhaustiva y libre.

Con todo esto no quiero decir que la disciplina democrática sea la solución al problema, pero sí sería un gran cambio, principalmente en las primeras etapas de escolarización.

Este modelo sería muy beneficioso ya que los niños no sólo estudiarían, si no que también formarían parte de su educación y tendrían presente que ellos son el elemento fundamental en ese proceso, tendrían constancia de su ‘yo’ y daría lugar a la participación del alumno en el proceso de aprendizaje.

La mayoría de nosotros hemos estudiado simplemente para tener un buen estatus social y económico, pero esa no es esa la función de la educación. No  queremos enseñar a nuestros niños para que el día de mañana sean máquinas de hacer dinero.

Hemos crecido prácticamente dentro de la escuela, no somos conscientes de nuestro paso por ella. Simplemente pasan los días, los temas, los exámenes y los años. Valoramos nuestra etapa de estudiante dependiendo de la nota final, pero, ¿Realmente aprendemos?

Creo que el error, es un error de mentalidad en este caso y no sólo de la mentalidad de los dicentes, si no también la de los docentes y la institución en sí.

Las escuelas deben poner énfasis en el éxito y ser lugares donde los alumnos sean felices, se sientan a gusto y seguros, lugares donde todos los estudiantes se sientan queridos y valiosos” (Curwin y Mendler, 1983).

Un lugar donde el éxito no se defina por el rendimiento, ni por los resultados académicos. Un lugar al que quieras ir de verdad y no solo por ver a tus amigos. Una institución que proporcione un entorno en el que los niños puedan definir lo que son y lo que quieren ser.

Una escuela que se acomode al niño, y no al revés.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=AZ3JmuaUrxs
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Este importante cambio que estamos transitando, nos lleva a repensar la forma en que habitamos y en el que, como seres humanos, somos uno con el entorno que nos rodea
+VER MÁS
#Ciudad

Regeneración territorial y comunitaria

¿Por qué se actúa contrariamente a las peticiones de la ciudadanía organizada? (...) la masificación al acceso de la información ha dejado fuera de juego al Gobierno frente a la ciudadanía, además d ...
+VER MÁS
#Política

Veinte meses más. Entre plebiscitos, elecciones y asambleas

Pensar que el criminal, mientras comete el delito, está realizando un balance mental acerca de “cuánto será la pena”, consiste en un razonamiento economicista del delito que únicamente se tiene en c ...
+VER MÁS
#Política

Populismo punitivo Versus Política criminal

Con el nivel de conocimiento que ya se tenía de la forma de difusión del virus y del manejo de las personas infectadas en Asia y Europa, había condiciones para haber aplicado medidas preventivas del cont ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

No somos rebaño, somos un pueblo...

Nuevos

Este importante cambio que estamos transitando, nos lleva a repensar la forma en que habitamos y en el que, como seres humanos, somos uno con el entorno que nos rodea
+VER MÁS
#Ciudad

Regeneración territorial y comunitaria

¿Por qué se actúa contrariamente a las peticiones de la ciudadanía organizada? (...) la masificación al acceso de la información ha dejado fuera de juego al Gobierno frente a la ciudadanía, además d ...
+VER MÁS
#Política

Veinte meses más. Entre plebiscitos, elecciones y asambleas

Pensar que el criminal, mientras comete el delito, está realizando un balance mental acerca de “cuánto será la pena”, consiste en un razonamiento economicista del delito que únicamente se tiene en c ...
+VER MÁS
#Política

Populismo punitivo Versus Política criminal

Con el nivel de conocimiento que ya se tenía de la forma de difusión del virus y del manejo de las personas infectadas en Asia y Europa, había condiciones para haber aplicado medidas preventivas del cont ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

No somos rebaño, somos un pueblo...

Popular

Nuestra élite ha diseñado una estrategia de cierre social a través del poder que le otorga el capital económico, negando la posibilidad de competir en igualdad de condiciones a los demás
+VER MÁS
#Política

La codicia de la élite

Para cumplir con el deber internacional de sanción, no basta la condena de los responsables. Se exige, además, que la pena sea proporcional a la gravedad de los hechos y que su cumplimiento sea efectivo
+VER MÁS
#Justicia

¿Indultos humanitarios? Un retroceso inaceptable en la lucha contra la impunidad

El problema surge, como se advertirá, cuando la sociedad a la cual pretende imponerse un ordenamiento es de naturaleza multicultural y no todas las culturas han participado en la creación de las normas.
+VER MÁS
#Justicia

El Estado de Derecho como dominación cultural: nuevas estrategias para la Araucanía y los Pueblos Originarios

El miedo es el virus más grave que puede afectar a los seres humanos. Hace que entremos en pánico y tomemos actitudes irracionales como discriminar a los demás, desarrollar una ansiedad grave y en alguno ...
+VER MÁS
#Educación

El miedo a volver a las escuelas