#Internacional

Brasil: el triunfo del gobierno de Dilma a mitad de mandato

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

De las nueve ciudades capitales que eligieron su prefecto (alcalde), en primera ronda, sólo dos quedaron en manos de la oposición. Todo el resto fue a dar a partidos oficialistas.

Más de 130 millones de brasileños acudieron a las urnas el domingo 7 de octubre, en la primera vuelta de las elecciones municipales de ese país, que se constituyeron en un verdadero “test de esfuerzo” para el gobierno de Dilma Rousseff, casi en el medio término de su mandato, a 21 meses de iniciado. Los resultados, en un primer análisis hecho a vuelapluma, son satisfactorios, a nivel general, para los ocupantes actuales del Planalto, si se consideran dos factores de mucho peso: primero, el impacto mediático, en términos de imagen pública, del caso del mensãlao (o “gran mesada”), que tiene a importantes dirigentes del Partido de los Trabajadores (PT), sentados en el banquillo de los acusados. Y segundo, la desaceleración de la economía que, tras haber vivido un ciclo virtuoso durante el gobierno de Lula, en el que el crecimiento promedio fue de un 4,3% anual en el quinquenio 2005-2009, y alcanzó un peak de 7,5% en 2010, experimentó un brusco frenazo para caer a un 2,7 % en2011, con proyecciones que se conformarían con repetir ese modesta performance este año.

Aun así, y para sorpresa de muchos analistas que preveían un castigo particularmente duro para el “lulismo” –ya que fue en 2005, en mitad del primer gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, cuando estalló la denuncia que hablaba de una “caja dos” que, al amparo presuntamente de las autoridades, contribuía a financiar a partidos de la base aliada del PT-, en estas elecciones. Y, sin embargo, ello no ocurrió, dándole la razón al ex dirigente metalúrgico, que ha dicho en reiteradas ocasiones que el mensãlao no inquieta demasiado al pueblo brasileño.

Vayamos a los números y a la justificación empírica del porqué de la victoria oficialista.

Dato 1: de los 5.564 municipios en disputa en todo el país, el sistema electoral prevé que sólo hay segunda vuelta para definir al ganador de entre las dos primeras mayorías, si es que ninguna supera el 50% de los votos, en las ciudades de más de 200 mil habitantes. Es decir, en la mayoría de las capitales más importantes de los 27 estados brasileños y en algunas urbes, que sin ser capitales, están densamente pobladas.

Pues bien: de las nueve ciudades capitales que eligieron su prefecto (alcalde), en primera ronda, sólo dos quedaron en manos de la oposición: Maceió (Rui Palmeira, PSDB) y Aracajú (João Alves Filho, DEM).

Todo el resto fue a dar a partidos oficialistas (en algunos casos, enfrentados entre ellos, como ocurrió en Belo Horizonte, donde Marcio Lacerda, PSB, venció a Patrus Ananias, del PT). Para completar el cuadro, conviene saber que del conjunto de 83 ciudades en las que era factible que se produjera un segundo turno, 50 deberán afrontar un ballotage el próximo día 28 de octubre.

Dato 2: Una de estas ciudades será São Paulo, la que, con razón, ha sido y será el escenario de la denominada “madre de todas las batallas”, puesto que este mega-distrito reúne a un universo de potenciales votantes que alcanza a los nueve millones de personas.

Como ya se dijo antes, en nueve capitales la contienda ya quedó dirimida, pero sigue abierta en otras 18, y de ellas la que más acapara la atención es ésta, que es el corazón de un estado con un PIB superior al de Argentina y 40 millones de almas.

La elección aquí fue marcada por dramáticos cambios en las preferencias y los sondeos. En una encuesta del 20 de septiembre, Celso Russomanno, del PRB, y con el apoyo de importantes iglesias evangélicas, punteaba con el 35% de la intención de voto, seguido por José Serra (PSDB), con 21, y Fernando Haddad (PT), con 17. Escoltados, a su vez, por ocho candidatos menores.

El 2 de octubre, a cinco días del comicio, Russomanno cayó a 27%, mientras Serra y Haddad, estaban en empate técnico, según Ibope, con 19 y 18%. 

Resultado final, en la única encuesta que vale, la de los votos escrutados: Serra, 30,7;Haddad, 28,9; y Russomanno, 21,6. Conclusión: el candidato de la Iglesia Universal del Reino de Dios se desinfló cuando el elector percibió que, salvo la crítica acerba al binomio PT-PSDB, su difuso programa populista no parecía tener mayor sustento.  Y también cuando Lula apareció con toda su peso en la campaña electoral, pidiendo el voto para Haddad, quien fue su ministro de Educación. 

Con todo, Russomanno, con su nada despreciable caudal de votos, va a ser factor decisivo para inclinar la balanza en la segunda vuelta. Aunque todo hace prever que anunciaría finalmente su apoyo a Haddad, tras las negociaciones correspondientes, si se toma en cuenta que el PRB, a nivel nacional, está aliado al gobierno y no a la oposición encabezada por el Partido Social Demócrata Brasileño, de Serra y Fernando Henrique Cardoso.

Dato 3: Los que suben y los que bajan. Aquí el análisis muestra realineamientos interesantes, que necesariamente tendrán proyecciones con vistas a las próximas presidenciales de fines del 2014.

El partido que más creció es el Partido Socialista Brasileño, liderado por Eduardo Campos, gobernador de Pernambuco (nordeste), quien no oculta sus intenciones de ser el compañero de fórmula delo la candidata del PT en los comicios que tendrán lugar en dos años más. ElPSB eligió 120 alcaldes más que en 2008 y tuvo el mayor avance entre todos los partidos.

El PT, por su parte, obtuvo 621 prefecturas contra 550que ganó en 2008.  A su vez, disputará 21 ballotages contra los 15 de hace cuatro años. El PSDB también fue al alza: 787 prefectos contra 683, de la confrontación anterior.  Y tendrá candidatos en 16 segundos turnos contra 10del choque previo.

Otro partido que salió con los músculos fortalecidos de la pulseada es el PSD, fundado por el saliente prefecto de San Pablo, Gilberto Kassab (ex DEM, derecha liberal), que salió de la pugna con 500 prefecturas, y se transformó así en el cuarto mayor partido del país, a la zaga del PMDB, el PSDB y el PT, en el plano de los gobiernos locales.

La sigla que fue a la baja, en tanto, fue el PMDB, un sucedáneo del Movimiento Democrático Brasileño (la oposición legal tolerada en la época de la dictadura militar, 1964-1985), que se caracteriza por su fuerte implantación territorial. El PMDB, sigla a la que pertenece el vicepresidente de Brasil, Michel Temer, bajó de 1093 prefecturas a 1005. Como sea, en los grandes estados, su revancha la tuvo en Rio de Janeiro, donde Eduardo Paes fue reelecto para un segundo mandato con un 64,6%, imponiéndose ante Marcelo Freixo, del PSOL (una escisión de izquierda del PT, el cual optó por no presentar candidato propio en la cidade maravilhosa).

Dato 4.Los partidos nanicos (enanos, en portugués) crecieron en forma general, lo que muestra una saludable dispersión del voto, que favorece a una pluralidad de expresiones que no quedan de este modo prisioneras de un binominalismo estrecho.

Eso no impide, claro, que en la segunda vuelta se produzca un efecto de polarización importante, en el que nuevamente el paradigma PT versus PSDB se transformará en el clivaje ordenador de la política brasileña, en su sentido más amplio.

Por su parte, si se amplía el foco a las 83 ciudades, de más de 200 mil habitantes, el que obtuvo la mejor cosecha fue el PT, que se quedó con ocho prefecturas, consolidando así su estrategia de apuntar a la crema de la torta. Vale decir, a los grandes distritos que pueden asegurar en el futuro una ampliación de su bancada parlamentaria. Y con ello, la reducción de su dependencia del PMDB, que suele cobrar caros sus favores en este ámbito.

El conteo final de vencedores y vencidos tendrá que esperar hasta el 28de este mes, cuando el electorado vuelva a ser citado para definir los 50 distritos que aún siguen sin ganadores. Y en esa ocasión se verá un nuevo choque de los dos grandes campeones, el PT y el PSDB, en una cerrada lucha que tendrá como escenarios principales a São Paulo, João Pessoa (PB), Rio Branco(AC), Pelotas (RS), Guarulhos (SP) y Taubaté (SP).

Una batalla que, a no dudarlo, dará señales ciertas delo que ocurrirá de aquí a dos años, cuando Dilma Rousseff intente revalidar su mandato de cuatro años, tal como lo hizo Lula en 2006. Lo único claro, por ahora, en todo caso, es que no se cumplieron las predicciones agoreras que hablaban de un eventual desastre del PT, que le pondría las cosas muy cuesta arriba tanto a Dilma como a Lula.

Sin ir más lejos, en La Nación de Buenos Aires del23/9/12, un artículo de su corresponsal, Alberto Armendáriz, reflejaba ya en su título esta percepción apocalíptica: “La debacle del PT en Brasil, una pesadilla para Dilma y Lula”, refiriéndose, por cierto, a estos comicios. A la luz de las cifras ya conocidas, uno podría decir –como afirmaba Mark Twain, con su sardónico humor- que los rumores sobre su muerte habían sido un tanto prematuros y exagerados…

*Esta columna fue publicada originalmente en América Economía, el 8 de octubre de 2012. Versión completa disponible allí.

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si en el primer gobierno de la Presidenta, tapó de termoeléctricas Chile, en el segundo se alzó con un sello ecológico, ¿Porque es la única con posibilidad de aprender del pasado?
+VER MÁS
#Política

Vergüenza ajena

Cabe destacar que el tema de los derechos humanos y los ex soldados conscriptos, es una deuda pendiente y una responsabilidad que el Estado de Chile ha evadido, con un sector de la sociedad de más 7.000 ex ...
+VER MÁS
#Justicia

Segundo gobierno de Presidenta Bachelet no reparará a ex soldados víctimas de abuso

No hago encuestas por teléfono a personas que quieren cortar pronto la llamada, no relleno cuadernillos con estadísticas ni leo los diarios para copiar lo que otros dicen.
+VER MÁS
#Política

Segunda vuelta: no es lugar para débiles

En el papel se ve esperanzador pero seremos nosotros: el quinto poder (la ciudadanía) quienes debemos velar porque este realice su trabajo y lo realice bien.
+VER MÁS
#Justicia

El defensor del niño

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco