#Educación

De oposiciones a la proposición de un nuevo Chile

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Oposición según la RAE  significa de manera simple: “Acción y efecto de oponer u oponerse”. Sin embargo, en el espacio político tiene la siguiente connotación: “Conjunto de grupos o partidos que en un país se oponen a la política del Gobierno” o “Cada uno de los cuerpos deliberantes, o de los sectores de la opinión pública adversos al poder establecido”

Durante los últimos meses es cada vez más evidente la constitución de una oposición al actual gobierno de Sebastián Piñera. Sin embargo esta oposición tiene particularidades. Por un lado se encuentran los restos de una alicaída ex coalición oficialista, que aun no logra salir del trauma de la perdida del poder estatal, junto con su hegemónico control político de 20 años. Junto a esta, un Partido Comunista que con su tradicional estrategia de posicionar cuadros en espacios tradicionalmente asociados a la izquierda logra poner en el debate público su agenda de demandas, pero que sin embargo es fuertemente criticado desde el interior de las asociaciones por manipular los movimientos.

Por otro lado, poco a poco se ha constituido una oposición llamada por muchos “social”.  Esta oposición está compuesta por una serie de organizaciones sociales -vinculadas causas postmateriales como medioambiente, genero, derechos civiles, entre otros- que han dado respuestas políticas a problemáticas resultado de la implementación de una agenda gubernamental privatizadora y poco amable con el medio ambiente. Junto a estas organizaciones, ciudadanos de a pie, mayoritariamente jóvenes, los mismos que en las encuestas de opinión publica no se identifican con ninguna opción política, pero que sin embargo les interesan los temas de interés publico.

Entre ambas oposiciones no existe dialogo alguno. Mientras la elite política de la concertación intenta entender las nuevas dinámicas de acción política, la oposición social critica a los partidos políticos y su rol durante estos años de democracia.

En este escenario la constitución de una gran oposición social y política se ve muy difícil. No obstante, en nuestro país se produjo un proceso con esas características en los 80’. Una gran mayoría democratizadora compuesta por diferentes organizaciones sociales, partidos políticos, ciudadanos de a pie,  lograron derrumbar una cruel dictadura. ¿Cual fue una de las claves de ese movimiento?

Pasar de ser oposición a ser proposición. La negación de un sistema político no constituye necesariamente en la proposición de uno nuevo. El gran movimiento social que derrumba la dictadura de Pinochet logra generar ideas transformadoras que traspasaban el solo hecho de realizar elecciones, a pesar que este era el hilo conductor del movimiento. Se constituyó un gran movimiento social donde el pragmatismo de una elite política era acompañado de un relato transformador, de energías utópicas que empapaban cada acto público, movilización, y discurso de sus adherentes.  

Lamentablemente hoy la elite que logró realizar esa gran transformación democrática fue perdiendo poco a poco aquellas energías transformadoras, generando un pragmatismo conformista, que no logró construir aquel Chile soñado. Se desvinculo se las organizaciones sociales que eran la fuente de renovación de las energías utópicas. El relato transformador se quedo en la tecnocratización de las propuestas públicas y en el avanzar en la medida de lo posible.

Si hoy no se consigue generar una gran fuerza transformadora que en vez de negar un sistema político, logre proponerle a una mayoría ciudadana un nuevo Chile, será muy difícil avanzar en aquellas reformas de las que tanto se ha hablado estos últimos meses. Por un lado, la elite política de centro-izquierda debe –con humildad- nutrirse de las energías utópicas de las nuevas formas de acción política. Sin embargo, el nutrirse no significa manipular y conducir, más bien integrar, dialogando de igual a igual. Por otro lado, la oposición social debe lograr una articulación mayor que le permita constituirse en actor con capacidad, no solo de oponerse a las políticas gubernamentales, si no que también proponga políticas transformadoras. La articulación de un movimiento que integre a todos los que están en contra para proponer algo nuevo podría ser la clave para la fundación de un nuevo ciclo político en nuestro país.

———————–

Foto / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

04 de julio

Estoy de acuerdo con varios puntos que tocas. En opinión personal, para que oposición social se constituya en un movimiento social transformador es necesario que siga teniendo su carácter social. Ajeno a todo partido político, que sea una organización que dé cuenta de los problemas reales de la gente, que no vaya en beneficio alguno de unos pocos (sobretodo de sus bolsillos), sino que a lo medular de toda sociedad: la gente, el pueblo, etc.

Y ojo que desde el mismo gobierno están dando luces, a pesar de su ceguera crónica, que la principal articulación de oposición y más férrea que existe hoy en su contra, es la propia sociedad que ya no transa, y sale a las calles a manifestar sus derechos. Por eso que el propio Lavín reclama la politización del conflicto estudiantil, al ver a Camila Vallejos acompañada por gente del PC.

El descontento social que existe en estos momentos es tan grande en nuestro país, que díficilmente este movimiento cesará hasta no ver el logro de sus objetivos. Y no sólo será implacable con el gobierno ciego, sordo y menospreciador, sino que también lo será contra aquellos adeptos que intente generar ideas de un partido político dentro del mismo movimiento. Y ya se está viendo.

PD: cuando dices “pero que sin embargo”, estás siendo redundante. Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Hagan lo que hagan los seguiré respetando, esto es política y todo puede cambiar en dos segundos, pero si queremos dejar de lado las políticas del terror, pensar que no hay ningún punto de acuerdo entre ...
+VER MÁS
#Política

Pacto RD-RN-Evopoli

Ética, Consecuencia, Compromiso y Dignidad, ideas que no se pueden perder en la vida que seguramente en este escenario reivindicarían nuestros colegas, pues, los dolores que nos queda son los compañeros ...
+VER MÁS
#Sociedad

Trabajo Social: Pasados Inquietos

Ahora Piñera contará con el 100%% de los votos de Kast y hará laboriosos esfuerzos, utilizando el vocablo humanistas cristianos, para que los escasos votantes de Goic se plieguen a su candidatura.
+VER MÁS
#Política

Guillier versus Piñera : ¿quién será presidente?

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno