#Cultura

El lenguaje crea realidades

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

¿Han pensado alguna vez, cuántas lenguas han sido habladas en el mundo? Definitivamente una inconmensurable cantidad. ¿No es increíble pensar en que una lengua se extinga? Es decir, me imagino el futuro y me detengo a pensar ¿Y si dejésemos de hablar español? Pareciera algo impensado, imposible, incluso raro de pensar. ¿A qué se debe que nuestra lengua sea una tan infinita? ¿Por qué es tan extensa pero a la vez tan poco universal? La lengua que nosotros, los hispanoparlantes, difundimos, es una lengua autoritaria y poderosa. A saber, una lengua déspota, aunque esto solo puede evidenciarse de tal manera  en adversidad a lenguas pequeñas, a identidades comunitarias, en la opresión al que está en desigualdad de posibilidad de enfrentamiento.


Sin lengua no existe la identidad propia. Sea cual sea el lenguaje que hablemos, las construcciones culturales alrededor de los símbolos que son las palabras nos dan en el plano semiótico un análisis cabal y preciso del contexto lingüístico, que en el fondo es casi hermano del contexto sociocultural.

Han pasado casi 525 años desde que La Niña, La Pinta y La Santa María encallaron en las costas de República Dominicana, o más bien las Indias según Colón decía. 525 años van desde la primera vez que se habló español en las tierras latinas, una primera vez que jamás cesaría y terminaría arrasando con las lenguas nativas y aniquilando identidades propias. Culturas “incivilizadas” lograron después de todo civilizarse gracias al gran español, a la lengua real que los construyó como seres que aunque inferiores, al menos pensantes. Sí, surgir y entender la realidad para transformarse luego en la clase baja en tiempos de la colonia y posteriormente, en la actualidad, en la clase oprimida, la clase a la que no le queda más que la historia para existir y no desaparecer por completo.

La lengua impuesta trajo consigo masas de indeseadas personas, exploradores se hacían llamar, que venían desde el viejo mundo a empoderarse de lo ajeno sin permiso de sus dueños, sin siquiera informarle a éstos de los actos que procederían más que mediante la declaración de un veredicto tramposo, incomunicativo, en una lengua desconocida aún por los nativos de las tierras. La opresión constante se vivió desde ese primer doce de octubre y siguió por siempre, pues la lengua quedó, el recuerdo está, y el dolor del oprimido queda. Quien español habló obligado quizás solo quería seguir en su liberad de conciencia, tal vez no quería guerra sino paz, comunicación y no imposición, pero cuando el contendiente tiene el instinto de brutalidad intrínseco se hace difícil intentar dialogar ¿no? Cómo diría Neruda años después en su poema Walking Around, cansa ver tu realidad cambiada.

“Sólo quiero un descanso de piedras o de lana, sólo quiero no ver establecimientos ni jardines, ni mercaderías, ni anteojos, ni ascensores. Sucede que me canso de mis pies y mis uñas y mi pelo y mi sombra.” (Pablo Neruda)

A pesar de que en lo que a los aborígenes respecta, el español vino con ingente desgracia, es una verdad indubitable cómo años más tarde el español muta su actitud imponente y se convierte en la lengua predominante, creando una nueva identidad cultural mestiza en un lugar en donde antes predominaba la diferencia total respecto de la lengua.

“Por eso, el español es una lengua universal y moderna y eso hace de todos los que tenemos el privilegio de tenerla como lengua materna, potencialmente al menos, hombres y mujeres universales y modernos.” (Mario Vargas Llosa).

El español es el primer acicate para la conexión con el mundo, quizás fue incluso el elemento que nos permitió ser un continente adherido a la globalización medio milenio más tarde. No todo lo que podemos ver al rededor del español es negativo, mas lo positivo es de cierta forma subjetivo.

Al ser el español una lengua tan masiva, hablada en tantos países alrededor del globo, es imposible evitar la creación de “dialectos”. Más de una vez me he encontrado en la situación de ver a un extranjero que me diga que no hablo español, sino “chileno”. “Cachai”, “po”, “altiro” son solo algunas de las expresiones con las que se convoca al español chileno, dejando ver que definitivamente somos mundialmente reconocidos por nuestra propia versión del español, nuestra propia lengua casi. No hay nada malo en eso, la cultura chilena toma forma a partir de su hablar, como la ontología del lenguaje nos enseña, el leguaje crea realidades por ser un generador activo. Por esto es que es tan grave la imposición de lengua acometida en la conquista, porque más allá de la transformación geodemográfica acaecida, se generó también una metamorfosis social a través del instrumento de la lengua. Las cuecas, los adjetivos y su sinonimia con los animales, el uso de extrañas pronominalizaciones como “gallo” o “mina” y el clásico chileno que incluso es reconocido por la R.A.E: “huevón” son ejemplos que quizás hacen una referencia demasiado sucinta en relación a la cantidad de chilenismos existentes, son como un puñado de arena en una playa infinita. ¿Sería coherente negar que la lengua da identidad cultural? La verdad si, pues no la da, la crea. Sin lengua no existe la identidad propia. Sea cual sea el lenguaje que hablemos, las construcciones culturales alrededor de los símbolos que son las palabras nos dan en el plano semiótico un análisis cabal y preciso del contexto lingüístico, que en el fondo es casi hermano del contexto sociocultural.

En este juego del lenguaje, en este duelo sin final de los beneficios y perjuicios de la identidad cultural y su forma de crear y destruir tradiciones se establece un nuevo vínculo con la personalidad independiente de cada forma de hablar cuando tocamos el tema de los intereses particulares. La lengua es amoldada por las masas, los hablantes y el tiempo según como cambian los intereses, según como desaparecen ciertos tabúes y cómo evoluciona la forma de hablar. En el mundo moderno, cada grupo humano posee diferentes acepciones según sus intereses particulares. Verbigracia, existen muchos términos propios de grupos LGBT como lo son las mismas siglas de esta agrupación, existe a su vez la jerga deportiva, el lenguaje técnico usado en los deportes y así con un sinfín de otros ejemplos. Lo antes mencionado demuestra cómo no solo en lo que a la cultura respecta sino también en la cotidianeidad de los intereses, la lengua se establece cómo la piedra angular de cualquier identidad personal. Limitar estas significaciones sería circunscribir a las personas a una determinada forma de realizarse como seres humanos y sería acto autócrata, la posibilidad de decidir cómo hablar es un derecho, quizás el emjor ejemplo existente en la literatura al respecto es el clásico de Orwell, pues e neolenguaje limita a las personas y las adoctrina. “(…) las palabras del neolenguaje debían decir justo lo que querían decir sin dejar ningún campo significativo abierto. En neolengua, por ejemplo, existe la palabra “libre” pero está despojada de cualquier sentido político.” (George Orwell – 1984)

En suma, se podría definir a la lengua cómo la base única y fundamental para la existencia de la opinión, el pensamiento y la comunicación intersectados entre ellos en el concepto de identidad cultural. A pesar de que la lengua hispana ha sido utilizada cómo forma de opresión, se puede establecer que es una lengua importante, al igual que todas, dado que hoy conforma una nueva identidad cultural colectiva, tras haber arrasado con miles de otras identidades culturales independientes más pequeñas.

TAGS: #Español #Lenguaje #Lenguas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

07 de Agosto

Cada vez que desprecias o miras en menos a España o el español como idioma, o como cultura, estás mirando en menos los millones de González, Pérez, Astudillo, Andrade, Saavedra, etc, que habitan el país. El racismo y clasismo de la gente con apellidos europeos no españoles (España también es un país europeo) aplica contra los Soto, los Carrasco, los Sepúlveda, etc. Y siempre va a haber una mirada superior, de clase, de los que descienden de franceses, ingleses o alemanes, sobre los que descienden de españoles. Porque para decirlo claro, dentro de Europa, existe el racismo también entre los paises del norte y los del sur. A la gente del norte le parece mal, entre otras cosas, que los españoles hayan tenido hijos con los nativos americanos. Ellos nunca practicaron ese mestizaje porque consideraban a los “indios” como interdictos, o inferiores. Por lo mismo los recluian en reservas, o simplemente los mataban. Tambien los paises del norte instalaron la idea de que es malo o vulgar colgar la ropa a secar en las ventanas, los paises del mediterraneo, españoles o italianos lo hacen. Así que cada vez que un chileno habla mal de España, como cultura, o se discrimina solo o discrmina a otros. Y tenemos ese racismo y clasismo super adentro de nuestra cultura, y probablemente no viene de los españoles. Porque discriminar a la gente por colgar la ropa a secar no es español.

10 de Agosto

Agradezco tu comentario Gio, nunca mire el tema desde esa perspectiva. Cabe destacar que el tema España lo usé más que nada como un ejemplo/anécdota para hablar del lenguaje español (que es bello por cierto) y su poder para crear identidad.

Javi-Al

11 de Agosto

Estimado Franco, hay en tu discurso un mestizaje, a ratos se recuerda el indigenismo romántico de Galeano, ese invento intelectual e idealizador de culturas que nunca conocimos y ni siquiera imaginamos, las reconstruimos a nuestra pinta. Si sabemos que eran muy violentos y algunos estaban en escenarios muy atrasados, en una etapa de recolectores y cazadores; España es y será nuestra cultura, con sus luces y sombras, el resto es música. Por otro lado tenemos el discurso sociológico e ideológico que sabemos hacia a donde apunta, a crear división entre nosotros, todos chilenos. Sobre la identidad, no es algo formado, esta en construcción y siempre es así por estos lados, y así como nos han influenciado españoles, mapuches, aymarás y otros, tambien lo han hecho alemanes, franceses, italianos, judios, arábes y un largo etc. Finalmente, España fue invadida por los Romanos y la única muestra que quedo de sus lenguas vernáculas es el Euskera, asi es la historia, ningún español esta llorando eso, no leyeron a Galeano.

Norma Rodríguez

01 de Enero

Muy interesante el tema, y creo que también muy bien analizado, pero el autor (a quien se ve muy joven) debería ver que un buen corrector revise su trabajo, pues adolece de problemas de morfosintaxis.
Con un pulido corrector, quedará excelente.
Lo exhorto a que siga escribiendo. La perfección en la tarea de la escritura es un valioso tesoro difícil de encontrar; es cuestión de práctica y constancia.
¡Felicitaciones!

Norma

Max Bolatti

10 de Diciembre

Eso de “las palabras construyen realidades” es una falacia progre, hija de la insufrible ideología del marxismo dialéctico. Son los HECHOS los que constituyen evidencia y permiten dimensionar una realidad. Ningún tribunal de un país medianamente estructurado aceptará un mero discurso como hecho probatorio para reconocer un derecho o sentenciar una responsabilidad si no va acompañando como simple referencia a la constatación de un HECHO.

Por otro lado, la invasión del continente americano por pueblos y fuerzas provenientes de Europa no es más que el resultado de un proceso de natural exploración y conquista (un antropólogo no contaminado de ideología esto sabe como las tablas de multiplicar) que todas las civilizaciones con algún grado de desarrollo tecnológico se ven en la oportunidad de emprender. Esto ha sido así desde los albores de la humanidad, y lo seguirá siendo hasta el fin de sus días.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

El espacio de la Convención Constituyente es una gran oportunidad para la Unidad en la Unicidad, para el encuentro con los principios universales: “todo es uno y uno es todo”, para que las distancias i ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Convención Constituyente como una oportunidad

Nuevos

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

La celebración de la independencia patria se ha establecido como un recurso populista y debe ser objeto de una profunda revisión
+VER MÁS
#Sociedad

El cuento de la Independencia

"No consideraba al amor como un mal genético, sino como una estupidez de la edad fomentada por tanta televisión y novelas de auto-superación. Una reacción normal a las calenturas de la edad."
+VER MÁS
#Cultura

El peso del amor

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

¿Cree usted que ha sido acertado poner en tensión sus futuros ingresos, se siente que ha sido juicioso, que no se arrepentirá cuando tenga 70, 80 años o más?
+VER MÁS
#Chile 2030

Bien el presente ¿y en el futuro?

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021