#Sociedad

HidroAysén, el proyecto símbolo de un modelo que hace agua

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En lo que se equivoca Fernández es en señalar que este modelo de desarrollo es el que el país quiere. Sí es el que se mantiene sin transformaciones de fondo desde hace ya 30 años, incluyendo su férrea defensa por sucesivas administraciones de la Concertación. Sin embargo las movilizaciones por una educación pública, gratuita y de calidad, en contra de las represas enla Patagonia y, hoy por hoy, en pos de una nueva Constitución mediante una asamblea constituyente, demuestran que el grueso de la ciudadanía no es necesariamente feligrés del camino recorrido.

Uno de los recurrentes argumentos de Daniel Fernández, vicepresidente ejecutivo de HidroAysén, para defender las represas en la Patagonia es que se insertan plenamente en el modelo de desarrollo vigente en Chile: el de economía de mercado con un Estado subsidiario. Donde el sector público tiene una limitada capacidad de maniobra para definir el rumbo estratégico del país en las más esenciales áreas: educación, salud, previsión social y vivienda, suministro de energía, agua potable, etc.

Su principal argumento ha sido este modelo que han validado los chilenos a través de las diversas elecciones presidenciales.  Y que quienes plantean una opción distinta (además de calificarlas de minoritarias) serían idealistas y, más aún, fundamentalistas. “Hay gente que opina eso (que las políticas económicas no han contribuido a una mayor equidad y que desconfían ante los proyectos empresariales) pero yo no veo a una mayoría en esa actitudreiteró hace pocas semanas.

Sus palabras, por lo menos la primera parte, son certeras.  HidroAysén sí es el proyecto símbolo del modelo de desarrollo actual de Chile.  Y con ello, de lo que no queremos como país. Que no se repita en la Patagonia lo sucedido en Alto del Carmen con Pascua Lama, Caimanes con el tranque de relaves El Mauro, Valdivia con Celco.  Es el mejor ejemplo del saqueo ambiental al que los chilenos estamos diciendo basta, con proyectos que benefician y enriquecen a unos pocos, a costa de la calidad de vida, y la estabilidad social y ambiental de las mayorías.  Sinónimo de la intervención empresarial en el Ejecutivo y el Legislativo para favorecer a proyectos específicos.  Todo eso representa HidroAysén.

Y es tan así, que la propia encuesta CEP de agosto de 2011 lo ungió como un tema de política pública.  En la pregunta “Cómo lo ha hecho el gobierno en…” incluyó múltiples ámbitos genéricos: economía, empleo, reconstrucción, transporte público, salud, inflación, medio ambiente, delincuencia, educación, pobreza y…. manejo del conflicto HidroAysén.  Todos tópicos generales, con excepción del proyecto específico que aún pretende intervenir los ecosistemas y comunidades australes.

En lo que se equivoca Fernández es en señalar que este modelo de desarrollo es el que el país quiere.   Sí es el que se mantiene sin transformaciones de fondo desde hace ya 30 años, incluyendo su férrea defensa por sucesivas administraciones de la Concertación.  Sin embargo las movilizaciones por una educación pública, gratuita y de calidad, en contra de las represas enla Patagonia y, hoy por hoy, en pos de una nueva Constitución mediante una asamblea constituyente, demuestran que el grueso de la ciudadanía no es necesariamente feligrés del camino recorrido.

Y de ello están dando cuenta diversos actores políticos que -algunos por convencimiento de la responsabilidad del mandato cívico, otros por conveniencia u oportunismo-se han subido a la ola de la marea ciudadana de indignación que recorre Chile.

Por ello, sintomática fue la entrevista de Michelle Bachelet en The Clinic la semana de su aterrizaje en Chile.  En ella la precandidata y hasta hoy más probable continuadora de Sebastián Piñera en La Moneda, dijo exactamente lo contrario a lo que Fernández nos quiere hacer creer.  Ante la pregunta sobre el origen de las movilizaciones por la educación e HidroAysén respondió que “eran por un conjunto de cosas. Por una sociedad con un desarrollo sustentable y más democrática, diría yo. Lo comparto plenamente… Era por un conjunto de necesidades insatisfechas y por plantear un modelo de desarrollo distinto“.

Bachelet, al igual que Marcel Claude, Marco Enríquez-Ominami, Gustavo Ruz, Roxana Miranda y José Antonio Gómez, entre otros, ha deslizado la necesidad de cambiar las bases de la institucionalidad que ha derivado en que hoy seamos una sociedad de mercado.  Una en la cual la economía se ve como esencial para toda la toma de decisiones.  Proyectos de compensación económica para vulnerar derechos, conceptos como “el que contamina paga”, capitalización individual en la previsión social y mercantilización de bienes sociales y comunes esenciales (el lucro en la educación es sólo un ejemplo), son algunos de los síntomas de la enfermedad de la cual nos queremos sanar.  Estos precandidatos, junto a otros que han aparecido, representan, en alguna medida, a millones de chilenos que quieren cambios de fondo.  Aunque tengo mis prevenciones con respecto a Michelle Bachelet, estoy seguro que una base importante de esa ciudadanía que la quiere reinstalada en la Presidencia aspira a transformaciones estructurales del modelo.

Eso sí, no hay tiempo para la autocomplacencia. Aún hay varios precandidatos que se sienten verdaderos escuderos del sistema socioeconómico vigente. El independiente  pro Concertación (en su ala más neoliberal y tecnocrática) Andrés Velasco, el casi difunto Laurence Golborne (cuando escribo estas líneas la UDI se debatía entre echarle una mano o echarle tierra a su candidatura) y el tanque liberal Andrés Allamand.

Y, comprensiblemente, son a quienes con mayor fuerza están ligados a la faraónica y denostada iniciativa hidroeléctrica.  Velasco tiene entre sus consejeros más cercanos al abogado Gonzalo Cubillos Prieto, quien representa a HidroAysén en diversos recursos ante el Sistema de Evaluación de ImpactoAmbiental.  Uno de los principales asesores de energía de Allamand es Pablo Barañao, exsubgerente de Medio Ambiente de Colbún durante la evaluación del proyecto.  Y en el caso de Golborne, además de casi haber sido fichado por HidroAysén para el cargo de hoy ocupa Fernández, su jefe programático José Ramón Valente es un férreo partidario de las represas en la Patagonia.

Ellos son de los que creen que el modelo funciona de maravillas. Un modelo en el cual, HidroAysén y todo lo que representa, es un eje fundamental.

_____________________________

Foto: Rodrigo Balladares / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

30 de abril

Don Patricio:
Por un lado es notable como trata de defender lo indefendible, por eso lo aprecio.

Pero por otra parte no hay que se ciego para ver la realidad energética actual,

1.- Primero estamos hasta el cogote con la producción eléctrica contaminante de las centrales a carbón, por muy modernas que sean, sobre esto es mas grave que lo de la hidroeléctrica en digamos estudio.

2.- En un comentario que hice sobre que era preferible una hidroeléctrica a llenarnos de humo con las actuales hidroeléctricas, tuve una muy amables y serias rectificaciones. en relación que yo comentaba que las represas en Chile siempre han sido factor comprobado de ser un medio que permitía salvar la fauna silvestre del sector (echo comprobado, en Ralco, Pangal y Rapel) junto con un fomento del turismo en esas regiones (comprobado)
Sin embargo uno de mis amables contradictores, me señaló textualmente que ellos no querían este tipo de turismo porque se llenaría de turista y no permitiría que llegara el tipo de personas pudientes que ellos prefieren (clasismo a todo dar).
Lo que me quisieron decir que ellos prefieren turista de alto nivel económico y no los torrantes de Chile,

Estos me hace pensar que más allá de digamos impedir las represas en el Río Backer y sus afluentes es un negocio de unos pocos y como lo veo hay intereses personales en su posición (no suya) que significan un perjuicio para la nación como un todo.

Se también que el financiamiento de esta cruzada viene de otros personajes muy conocidos en la zona que la han tomado la región como un país aparte.

Lo lógico es que negocien bien con los interesados en construir esta represa como lo hicieron los nativos de Ralco que después de tanta oposición, hoy día además de lo que ganaron en bienes se dedican al turismo gracias al embalse.

Con un agravante muy serio que seguiremos pagando la energía más cara del mundo, por el solo echo que Ud no quiere ver los perjuicios a toda la población del país, por la tozudez en sus planteamiento no olvide que que los países para poder desarrollarse necesitan energía barata.
Y aquí la única fuente de energía barata es la producida por las hidroeléctricas a prueba de desmentidos.

Actualmente si no lo sabe el mundo industrial del país ha tenido que endeudarse para mantener sus empresas en marcha (salvo la minería hasta ahora) por causa de mayor precio de la energía que ocupan.

Note además que soy persona que creo que debemos cuidar el medio ambiente, pero una nación debe desarrollarse con los medios que tiene y lamentablemente el mal menor para obtener energía de menor precio son las hidroeléctrica. y no tenemos otra.

Las otras fuente de producción en este caso eléctrica, eólica, paneles solares, es demasiado cara y note poluen el medio ambiente como diantre, en el caso de las aspas eólica con su ruido ahuyentan la fauna del sector, ni no cree y es serio vea cuanta fauna ha huido de estos sectores.

La contaminación visual de los paneles en el desierto es a prueba de desmentido y también alteran la zona donde se instalan.

Por lo que veo en estos delicados problemas aparentemente ecológico debemos medir bien los echos.

Muchos saludos.

02 de mayo

Concuerdo con el autor, respecto a que el problema de fondo es el modelo de desarrollo, donde lo que molesta a los grupos de presión es el hecho de que un privado vaya a enriquecerse, dejando una estela de impactos, que aunque sea minimizada, existirá.
HidroAysén se va a hacer, es seguro. Pero no lo harán los privados. Cuando sea el Estado el que diga que se hará, la presión popular bajará mucho; lo que debe pasar entonces es que el proyecto sea estatal, por lo que tendrán que cambiar leyes para que el Estado vuelva a tener activos y en si una empresa operadora en el mundo de la energía. Para eso, hay mucho camino que recorrer.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La fauna que no tenemos en abundancia en la naturaleza, sí la tenemos en la televisión, y a diferencia de la primera, a esta la cuidamos, veneramos... Y seguimos.
+VER MÁS
#Sociedad

Fauna televisiva chilensis

Esperemos que este estándar ético que han fijado los socialistas y que exige la ciudadanía, no se relativice con el transcurrir del tiempo, sino que más bien se consolide y se haga transversal al sistem ...
+VER MÁS
#Política

Más que un acto… ¿Un Estado de corrupción?

La producción de la serie ha debido recurrir a la imaginación sociológica para configurar en la trama el estudio incipiente del comportamiento humano en los albores del FBI por entender lo inentendible: ...
+VER MÁS
#Cultura

David Fincher: Perspectiva e imaginación sociológica en Mindhunter

Aunque un tal Matteo Renzi ha vuelto a instalar la idea, no es más que el caballito de batalla de políticos desesperados en circunstancias difíciles. A veces los puentes se caen… y eso sucede muchas ve ...
+VER MÁS
#Política

Hay puentes que caen antes de la primera piedra

Popular

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial

Para algunos, en lugar de la resignación, la única alternativa podría ser la violencia, lo que supondría un retroceso en el desarrollo de la humanidad y un nuevo golpe contra la paz mundial.
+VER MÁS
#Internacional

España, capital Bagdad