#Política

Bachelet, la omnipresente

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Este país es mamón, porque este país necesita una teta grande, que luzca capaz de saciar a todos, que alimente bien, que nos deje llenitos y contentos. Esa teta son los bonos y cambios menores pero anunciados con bombos y platillos.

Aún no se ha realizado ni la primera convocatoria para la elecciones presidenciales y Michelle Bachelet tiene la carrera prácticamente ganada. O, por lo menos, ella así lo siente. Por eso puede darse el gusto que quiera: faltar a un debate, ser la única candidata presidencial que no asiste a Tolerancia Cero, no responder preguntas, decir «paso», no presentar un programa completo de su eventual próximo gobierno, sino un plan de compromisos básico, repetido, sin muestra de cambios reales, aunque ella de esa manera lo comunique.

Bachelet puede llenarse de contradicciones respecto a su anterior período. Puede decir webadas como si se hubiese pegado en la cabeza y olvidado de sus anteriores «convicciones». Puede decir sandeces del tipo» en España conocí a un homosexual que me hizo ver que también necesitan garantías», para explicar el porqué ahora sí está de acuerdo con el matrimonio igualitario. Bachelet puede viajar y hablar con extranjeros para que le cuenten las necesidades reales de la ciudadanía. Bachelet puede cerrar la boca con facilidad y abrirla para mostrarse como una dicotomía viviente, como un ser dual sin ninguna moral. Bachelet puede ser buena para la talla, puede ser gorda, puede ser lo que quiera, Bachelet puede, puede, puede. Puede levantarse en la mañana sin sentir nada de arrepentimiento por su error al informar que no venía ningún tsunami. Puede llamarse socialista. Puede haber sido exiliada y volver a gobernar con una Constitución que se creó en esa dictadura maldita que ella rechazó.Puede volver a ser candidata con ideas totalmente distintas a las que impulsó entre 2006 y 2009. Puede decir que apoya a los gays y los defiende cuando durante sus cuatro años de presidencia estuvo durmiendo en el Congreso la Ley Antidiscriminación que Ricardo Lagos había presentado y que nunca se le puso urgencia ni importancia ni nada. Pues resulta que ahora es una concientizada representante que busca la igualdad de todos los chilenas y chilenos.

Resulta que ahora también, como si fuera poco su «gran» y honesto respaldo a las minorías, apoya el desarrollo sostenible pregonando la meta de lograr que para el año 2030 las energías renovables y la autogeneración representen el 30% de la matriz energética… Eeh, un momento, ¿acaso esta señora pretende gobernar hasta el 2030? Claro que no, pero podría. De hecho, quiere cambiar la Ley Electoral para que se pueda re elegir al Presidente -o Presidenta. Así que no se sorprendan si Bachelet se vuelve nuestro Chávez en términos electorales. De todas maneras, ojalá hubiese fijado esa meta del 30% en su anterior gobierno, porque a esta altura nos quedarían sólo 8 años y no el doble para lograr concretarla, es decir, en los dos nuevos períodos que podría ser Presidenta, llegaría fácilmente a ese tremendo porcentaje… Pero no, prefirió aprobar sin problemas 42 termoeléctricas e inauguró 41. Y ahora nos viene a hablar de metas de sustentabilidad. ¿Puede ser más verde nuestra Michelle? Resulta que ahora también, como si fueran poco esos dos lineamientos de cambios, está a favor de la gratuidad universal de la educación y cuenta con el apoyo de dos líderes universitarios que buscan lo que ella en su periodo ignoró para presentarles a los pingüinos en aquellos años una Ley de Educación indecente. Ahora Bachelet puede realizar reformas sustanciales, claro.

Bachelet puede decir o no decir lo que quiera. Hacer o no hacer. Ser o no ser. Da igual. Puede trabajar con dos polos al mismo tiempo y estos cínicos pueden fingir detrás de la mami una unidad fuerte cuando hay temas de fondo que saben no comparten en absoluto (DC v/s PC). Pero saben también que la única manera de volver al poder es apoyándola, porque tienen claro que la gente va a confiar otra vez en la hija del general socialista, va a confiar en su símpatismo, en su sonrisa, en su modo poco confrontacional, en su alocución de amiga, de mamá, como si estuviera sentada contigo en el living aconsejándote cosas. Debería fundar su propio PS, pero no PS de Partido Socialista, sino de Partido Simpatiquísimo. Es tan simpática que reconozco que si hablara con ella me reiría y no sólo de su carerrajismo, sino por lo buena onda que parece ser. Incluso la Jacqueline Da Risaverte ha dicho públicamente que Bachelet tiene como una «magia». Aunque de esa afirmación sólo comparto la «m» de Michelle, de Marketing.

Michelle sabe que su magia se explica así: en este país aún significa «grito y plata» una gordita en delantal blanco con título de pediatra y una sonrisa de mamá, porque este país es mamón, porque este país necesita una teta grande, que luzca capaz de saciar a todos, que alimente bien, que nos deje llenitos y contentos. Esa teta son los bonos y cambios menores pero anunciados con bombos y platillos. Es como una teta grande pero no en periodo de lactancia.Bachelet no te creo mucho. No creo mucho en las reformas que dices podrás concretar o avanzar. Podría decir que no te creo absolutamente nada, ¿pero cómo voy a decir eso si aún no has presentado tu plan de gobierno completo? No te creo mucho. Y si ganas, que es lo más probable que suceda, créeme que la gente te seguirá queriendo, aunque no hagas nada y te excuses con alguna lógica ocurrencia tuya o de tus asesores, porque eres de esos caudillos que aparecen cada 100 años, que sólo con su sello tienen todo ganado, que representan las necesidades del pueblo, que tienen apariencia de ser quiénes podrán salvar al pueblo, pero como bien grafica Roxana Miranda, a través de la adaptación de Mouseland de Thomas Douglas, quien introdujo el sistema de salud pública universal en Canadá, nuestra nueva mandataria es un gato blanco en un país de ratones.  Bachelet, si puedes, si realmente hubo un cambio en ti estos años que estuviste como Directora de ONU Mujeres, haz. No basta con poder sin hacer.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

20 de octubre

Que post más pre-juicioso e interesado. No aporta nada nuevo y utiliza conceptos mañosamente manejados para denostar a Michelle Bachelet. :'(

franciscofuentesfigueroa

09 de diciembre

Es desde el estómago. Muchos compartirán mi sentir hacia ella.
Saludos.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

No queremos decir que no debes tener una relación sino, que si bien una buena relación protege nuestra salud mental; el mantener una mala relación nos puede enfermar y dificultarnos el mejorar
+VER MÁS
#Salud

Y vivieron felices... por un tiempo

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

En días de crisis climática, con sus efectos en materia de incertidumbre de todo tipo, es un buen llamado volver al origen.  No a todo evento ni en toda circunstancia, pero sí como una de las variables ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La revancha de la mermelada

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?