#Justicia

Comuneros mapuche y el submarino de Gadafi

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Especialistas médicos cifran en ochenta los días promedio que puede mantenerse una persona en huelga de hambre, ingiriendo únicamente agua. El ayuno hace perder al organismo, progresivamente, todas sus funciones vitales y la muerte se produce tras un indeterminado período de estado de coma. Paradójicamente, la muerte bien puede no ser la peor parte. A los cinco días, dos órganos claves comienzan a ser dañados: riñones e hígado. A los siete días comienza la degradación del sistema circulatorio y la acidosis (descenso del ph de la sangre) empieza a dificultar las funciones del corazón. A partir del día veinte esta insuficiencia puede producir paros cardíacos y el cerebro empieza a perder parte de sus funciones vitales. Comienzan entonces los mareos, pérdidas de memoria y de visión, y fuertes sensaciones de vértigo. El deterioro completo de las grasas del organismo se puede datar en promedio a los setenta días. 

 
A partir de este tope, señalan los médicos, lo normal es la inmovilidad absoluta y la pérdida del conocimiento. Lo que viene luego es el estado de coma. La muerte por inanición se produce en días (o semanas, dependiendo de la persona, su talla, grasa corporal y peso) y generalmente es por causa del no funcionamiento del cerebro o por algún fallo cardíaco. ¿Qué sucede con quienes abandonan en fecha límite la medida de presión? Si no resultaron dañados gravemente los órganos vitales, la recuperación es posible. Pero nunca será absoluta, advierten los entendidos. Trastornos crónicos en el aparato digestivo acompañarán a los huelguistas el resto de sus días. 
 
Todo lo anterior es lo que están viviendo cuatro comuneros mapuches recluidos en la cárcel de Angol. Son los condenados por el Tribunal de Cañete a pasar 20 y 25 años tras las rejas, ello gracias a un “testigo secreto” que de oídas escucho a otro decir aquello que los fiscales con suma urgencia querían también escuchar. Hoy jueves, mientras usted lee esta columna, Héctor Llaitul, Ramón Llanquileo, Jonathan Huillical y José Huenuche cumplen 30 días en huelga de hambre. Demandan la nulidad del fallo y un nuevo juicio sin testigos encapuchados, torturas a medianoche, declaraciones extrajudiciales, ni leyes antiterroristas indignas de un Estado miembro de la OCDE. Si sumamos los 82 días que Llaitul se mantuvo en huelga el año recién pasado y los 80 que mantuvo la misma medida de protesta a fines del año 2007, en aquella ocasión junto a Patricia Troncoso Robles, más conocida por los medios como “La Chepa”, el líder de la CAM ha pasado –en los últimos tres años- 192 días sin comer. 192 días con sus respectivas noches. Más de 6 meses. Un triste record que de seguro –de no cambiar el gobierno su actual “estrategia del avestruz”- seguirá rompiendo jornada tras jornada, para pesar de su esposa, sus cinco pequeños hijos y sobre todo, de su propio y maltratado organismo. 
 
¿Qué lleva a un “peligroso terrorista”, a un “sobre ideologizado fanático étnico”, a un “talibán entrenado por las FARC”, a torturarse por su propia voluntad y de manera pública? Es lo que se deben estar preguntando y con razón los fiscales del Ministerio Público. ¿No se supone eran sujetos en extremo peligrosos, violentos casi de manera enfermiza?, ¿No buscaban acaso partir Chile en dos y establecer un estado mapuche islámico en la ribera sur del Bíobío?, ¿Dónde están sus camaradas de armas?, ¿Bajando acaso de las montañas de Nahuelbuta? ¿Por qué aun no secuestran a ningún político para demandar por los suyos un “canje humanitario”?, ¿Dónde está el Airbus A-320 de LAN, abordado a punta de garabatos étnicos en el tramo Temuco-Santiago?, ¿Dónde el helicóptero, los fusiles M-16 y los pilotos de Lumaco entrenados por ETA para el rescate?, ¿Dónde los atacantes suicidas?, ¿Dónde diablos el submarino regalado a ellos por Gadafi en los años 90’? ¿No lo sabía? Que haga su ingreso al Tribunal el “testigo protegido” Nº93.
 
* Pedro Cayuqueo es periodista y director del medio Azkintuwe. Esta columna fue publicada originalmente en la edición impresa de The Clinic de hoy 14 de abril.
—————–
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

14 de abril

Esto es irrisorio, el columnista, de tan panfletero cae en contradicciones evidentes. Si en una persona “El deterioro completo de las grasas del organismo se puede datar en promedio a los setenta días”, y que si abandona “la medida de presión” en fecha límite (de 70 a 80 días es largamente sobrepasada la fecha límite), “…la recuperación… nunca será absoluta…” , ¿cómo es que Llaitul ha soportado una huelga de hambre de 82 días, y luego una de 80, y ahora sigue una tercera? Aquí hay algo que no calza.

14 de abril

“A partir de este tope (día 80, día “promedio”), señalan los médicos… la muerte por inanición se produce en días (o semanas, dependiendo de la persona, su talla, grasa corporal y peso)”… en fin, comprensión de lectura, le llaman.

14 de abril

Lo que se espera de una situación así es que se resuelva, lo difícil es la búsqueda de acuerdos que conformen a la mayoría y no a todos, en fin , lo importante es defender la vida de las personas ya que el estado esta para eso y no someter a seres humanos a su propia destrucción, si recordamos por un momento quienes somos nos daremos cuenta que nos invade la ira, el dolor, las mentiras , la ambición desmedida, la desidia, la lujuria, la hipocresía y en fin podría llenar esto de defectos humanos, ahora bien si nosotros creemos en la verdad y la justicia por que no se hace , y si aun mas creemos en el estado de derecho por que no se aplica a todos por igual y cuando digo a todos , a todos sin mirar la persona o su status social .y otra cosa se debe perder el miedo de aquellos que reclaman un derecho y no se debe pretender que no se diga jamas nada y que todos guarden silencio para hacer creer que se vive en un país tranquilo y que el orden publico es lo principal, sin reveldia no hay vida y sin hombres valientes que luchen por lo que creen que es justo no hay sentido NO SIGAMOS TAPANDO EL SOL CON UN DEDO , LIBERTAD Y JUSTICIA PARA TODOS LOS SERES HUMANOS DE ESTA TIERRA

gabmarin

14 de abril

Muy columna, Pedro. El mito sobre el carácter “violento” del pueblo mapuche tiene una doble faz: esa violencia es “aguerrida” cuando se trata ensalzar cómo resistieron al español invasor y, al mismo tiempo, “terrorista” cuando se trata de explicar como resisten al Estado chileno y sus políticas homogenizantes.

14 de abril

Toda la razón Gabriela. Chile desde ser de los pocos (bueno, la verdad es que hay muchos) países donde se practica el “terrorismo sin terror”. Los herores de ayer son los terroristas de hoy. Vieja historia, tan vieja como el hilo negro. Saludos!!!

14 de abril

Lo mas increible es leer comentarios poniendo en duda las consequencias de una jornada de 80 dias de ayuno, como si eso fuera lo mas importante de esta lucha Ingloria de la Nación Mapuche.
Pero como hacer para que los chilenos tomen conciencia de que los invasores somos nosotros?, como hacer que exista un fuero legal que haga los pueblos originarios ininputables de los delitos que los blancos invasores crearon?
La unica manera es reconocer que ellos son los verdaderos dueños de todo eso y reconocerlo atravez de la carta magna, como en Brasil, y mira que aqui tambien ya tentaron y mucho despojarlos de todas sus tierras, pero las cosas no les salen tan faciles alos que quieren despojarlos de sus derechos, y eso se logra con postura politica de sus gobernantes.
Te relatare un hecho, tube la felicidad de preesenciar esta escena, hace unos dos años atras el gobernador de un estado brasileño aprovecho la audiencia con el Presiente Lula para reclamar de un decreto que la Funai (Fundacion Nacional del Indio) estaba por promover para defender unos grupos de indigenas que estaban para ser expulsos de sus tierras, despues que hablo lo que quiso contra el decreto Lula lo acalmo diciendole que estudiarian una salida tranquila, pero que no se olvidase que ellos ya estaban ahi cuando los invasores portugueses llegaron, esa es una postura de quien toma partido dentro de una situacion de desigualdad, logico que el decreto salio.
Ahora en chile donde el razismo es escondido y aparece como chistecito o cuentecito las cosas van a demorar mucho para cambiar a no ser que la sociedad como un todo tome conciencia de la situacion.
Saludos

15 de abril

Estimado Julio, no será facil. Chile esta años luz de lo que acontece en otros paises de la región. El provincianismo de nuestras elites (y en esto la cosa es transversal, de izquierda a derecha) es tal que aun deberán pasar varias generaciones para que el tema se aborde de manera distinta. O cuando menos, dejando de lado la inconducente logica de los calabozos. Creo y estoy convencido, que debemos apostar a las nuevas generaciones, sobre todo a los niños y niñas, indigenas y no indigenas, que a diario son capaces de compartir sin mayores prejuicios. Lo veo en el colegio de mi hija. Todo pasa por la educación. Y en esto no culpemos al sistema o al Estado. Si, ambos tienen responsabilidad en idiotizarnos, pero de tanto culparlos de todos los males que sufrimos ya suena a simple excusa. La educación, la principal, es la que recibimos en casa, de nuestros padres. Alli, en el hogar, es donde debemos dar las batallas más epicas contra el racismo, la intolerancia y el absurdo de negar al otro lo que se le plazca ser. Un saludo.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

Expresarse de esa manera es inaceptable y haberlo hecho en el pasado no prescribe fácilmente. Vivimos en una era en que todos tienen la oportunidad de sentirse superiores moralmente, especialmente cuando o ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Así que fuiste linchado por las Redes Sociales?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero