Contactar usuario

Usuario desde el 13 d Julio, 2020

Javier Osorio

Librepensador y estudiante de Derecho

Contenidos Publicados

3 Columnas

Enraizando el subdesarrollo

Estamos ad-portas de un posible cambio constitucional que, si bien, puede tener lados positivos, también ha sacado lo peor de nuestra sociedad. Dejamos de mirar al otro como amigo, vecino, compañero de universidad o el tan apreciado “Caserito”, a quien le compramos por años cier ...

Covid-19: Utópica mejoría

El informe de la Comisión Lancet Covid-19, expuesto ante la 75ª Asamblea General de Naciones Unidas, dió a conocer varios datos interesantes que son necesarios poner en la palestra: Durante agosto, nuestro país presentó una tasa de incidencia de 95,1 casos diarios y 3,1 muertes al ...

Dignidad salarial constitucionalizada

Mucho se ha hablado de crear una nueva Constitución de la República, sin comentar mayormente de las cosas concretas que deberían ser agregadas. Asimismo, se ha dialogado sobre el tener una carta fundamental flexible, por sobre otra rígida. Ante ello, y considerando el daño que se ...

Nuevo

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

Hoy en día, tenemos al alcance otros artefactos, distintos canales y una generación de ciudadanos impetuosos y concientes de colaborar con su trabajo comunicacional e informativo
+VER MÁS
#Medios

´El otro disparo` y su justificación social

¿Quién podría tenerle miedo a que la gente participe en la creación del Estado que ellos mismos quieren?, cualquier éxito en el país debe, sobre todo, ir acompañado de una profundización de la democ ...
+VER MÁS
#Política

Las mentiras que nos ha dejado la Constitución de 1980