Contactar usuario

Usuario desde el 31 d julio, 2014

Carlos Felipe Montero

Un feliz esposo y orgulloso padre de seis hijos y abuelo de tres nietas. Empresario por necesidad material y dramaturgo, actor y director por necesidad del alma. Algo mal genio, un poco cascarrabias....así y todo, hay muchos que me quieren.

Contenidos Publicados

1 Columnas

Los 600.024 casinos de Chile: la vergüenza de los tragamonedas

Todos con los ojos vendados. Alcaldes, inspectores, jueces, parlamentarios, ministros y transeúntes. En Chile se permite que en cada esquina, en cada pequeño negocio, especialmente los ubicados en barrios populares, se pueda jugar dinero a vista y paciencia de todos los nombrados ...

Nuevo

Popular

Existen en Chile experiencias concretas respecto a la participación de trabajadores y trabajadoras en los directorios de empresas de las que se puede aprender y ampliar
+VER MÁS
#Política

Cóbrenos la palabra

Existen en Chile experiencias concretas respecto a la participación de trabajadores y trabajadoras en los directorios de empresas de las que se puede aprender y ampliar

Lo que necesitamos como sociedad, es que gobierno y oposición, actúen con responsabilidad. El flagelo de la delincuencia, afecta todos los aspectos de nuestra vida, y era que no, produce severos efectos e ...
+VER MÁS
#Internacional

El legado de Cúcuta

Lo que necesitamos como sociedad, es que gobierno y oposición, actúen con responsabilidad. El flagelo de la delincuencia, afecta todos los aspectos de nuestra vida, y era que no, produce severos efectos económicos

Se diría entonces que los humanos somos en sí mismos, como especie ajedrecística, en este caso, el medio, y cada jugada, un misterio hacia adelante o hacia atrás que nos contesta a ratos; con un poco de ...
+VER MÁS
#Deporte

Sonja Graf: Un retrato a lo Peaky Blinders del ajedrez

Se diría entonces que los humanos somos en sí mismos, como especie ajedrecística, en este caso, el medio, y cada jugada, un misterio hacia adelante o hacia atrás que nos contesta a ratos; con un poco de verdad (existencial) más que de "vivencias"