#Sociedad

Neoliberalismo, libertad, egoísmo y violencia

16 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La implantación del capitalismo neoliberal va vinculada a la idea que la “libertad” y el “Yo” individual son los pilares básicos de la sociedad. Imponiendo así la glorificación del individuo y de todo lo individual y mi libertad pasa a ser absoluta sin espacio para el “nosotros” y menos para la solidaridad, consagrando el egoísmo como estilo de vida y cada uno es dueño de hacer lo que quiere. En este proceso, las ideas neoliberales se adueñan de casi todo, incluso de los valores, de la cultura y sus significados.

En este tipo de sociedad el “yo pienso que…” pasa a ser una verdad por si misma, y el “yo he decidido que…” se vuelve la mejor decisión. Esta exaltación del individuo y de todo lo individual permea todos los planos de la vida, tanto personal como social, llegando incluso, a las relaciones entre países, culturas y pueblos.


El otro efecto perverso de este tipo de sociedad es que no hay espacio para el “nosotros”, para la solidaridad, para el diálogo y la negociación, para la búsqueda de acuerdos que permitan solucionar las diferencias.

Como ejemplos de esta filosofía y comprensión individualista de la libertad podemos mencionar la publicidad de AFP Hábitat con su mensaje «Tus ahorros son tus ahorros», donde se repite hasta el cansancio las palabras “tú” y “yo” una y otra vez. También nos sirven las razones que vemos en las redes sociales para exigir los retiros de las AFP, “son mis fondos”, “quiero mi plata”, “Es nuestro dinero y tenemos derecho de hacer o invertirlo como y donde queramos”, etc. O sea, “cada uno mata su chancho”, es la expresión del egoísmo como forma de vida.

El otro efecto perverso de este tipo de sociedad es que no hay espacio para el “nosotros”, para la solidaridad, para el diálogo y la negociación, para la búsqueda de acuerdos que permitan solucionar las diferencias. Así, los conflictos que surgen naturalmente en cualquier sociedad se resuelven por la fuerza, buscando imponer las ideas de uno por sobre las del otro, imperando la ley del más fuerte. Y así, cualquier disputa o diferencia que aparece se resuelve de forma violenta, sea verbal o física.

Quizás, es una de las causas básicas de los actos de extremada violencia que tristemente nos estamos acostumbrando a ver y que ocurren en todos los estratos de nuestra sociedad y en infinidad de actividades, sea una marcha por derechos sociales, un taco, una discusión entre escolares, alguna diferencia que surge en reunión de apoderados. Entre un chofer del Transantiago con un ciclista o un automovilista o un taxista, en un consultorio esperando atención médica, en una fila para comprar algo, un acto delictivo, etc.

El tipo de libertad impuesta por el egoísmo que nace de ella, hace olvidar que los seres humanos fuimos equipados por la evolución con el instinto de asociación que nos impulsa a auto organizarnos. Y la razón es básica, somos animales vulnerables individualmente. Existen otras especies de mamíferos que de adultos llevan vidas solitarias y son perfectamente autónomos, salvo para reproducirse y tienen una vida solitaria e independiente. Pero, este estilo de vida no funciona en nosotros los homínidos.

Justificando algo más la idea, debo explicar que hace uno 10.000 años cambiamos nuestra forma de vida y pasamos de ser cazador/recolector a agricultor/ganadero y dejamos la vida nómada para asentarnos, en poco tiempo inventamos las ciudades y con ellas nacen las clases sociales. Al vivir en ciudades se facilitó el intercambio, no solo comercial con otras culturas y pueblos, también de ideas, creencias, conceptos, formas de solucionar problemas, etc. Es decir, la capacidad de trabajar en sociedad es una característica que nos otorga una clara ventaja adaptativa y es clave para nuestro gran desarrollo. Algunos de sus importantes logros fueron: la escritura, las matemáticas y la economía. Sin embargo, es un arma de doble filo también motiva muchos de nuestros errores y horrores, como son la guerra, la pobreza, la contaminación ambiental, la pérdida de biodiversidad y el calentamiento global.

En resumen, la capacidad de sociabilizar fue el motor que nos llevó, en pocos miles de años, al desarrollo científico/tecnológico que tenemos hoy con sus defectos y virtudes.

Lo relatado hasta ahora nos dice lo acertado del pensamiento de Aristóteles sobre el ser humano: “el hombre es por naturaleza un animal social” y que quien no participa en la sociedad es “o una bestia o un dios”. Pero, hay que entender que la verdadera libertad debe implicar reflexión y un acto de responsabilidad previa a su ejercicio, para orientar nuestras acciones en base a principios y valores. Debemos convertir la actual libertad individualista, impuesta por el capitalismo neoliberal que privilegia el “Yo”, en una libertad solidaria que ponga énfasis y privilegie el “nosotros”.

El filósofo Jean-Paul Sartre decía «Mi libertad se termina dónde empieza la de los demás», dados los acontecimientos y desafíos actuales a nivel global y local y si pretendemos hacerles frente, es una idea que debiera ser cambiada por: “mi libertad sólo comienza cuando también empieza la del otro”, ya que nunca seremos libres solos, sólo seremos libres en la medida que los otros también lo son. Es decir, mi libertad crece en la medida que crece también la de los demás, y solo así estaremos en camino de construir una sociedad de ciudadanos libres y solidarios.

TAGS: #Egoismo #Libertad Neoliberalismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Humberto Tomás Cortes Monroy Asesio

01 de abril

Realmente es algo muy cierto, esta es la inhumanidad creada por el Capitalismo Neoliberal, traído en Gloria y Majestad a Chile, por los Chicago Boys, antes de que ellos y la Dictadura Militar en Chile destruyeran todo lo bello que tenía la Sociedad Chilena, convirtiendo a sus ciudadanos en competidores, y una mala copia, de Competencia entre unos y otros, acá se ha practicado durante años cómo le pongo el pue encima y saco mejores créditos, con el menor Costo, la mejor muestra es lo que han hecho los retail con la Profesionalización de los vendedores, eliminando los Vendedores Comisionistas, por meros cajeros entregadores de Mercadería, eliminando todo tipo de Ganancia para sus vendedores y creando un gran pozo de Ganancias avarientas para sus dueños.

03 de abril

Don Humberto, la razón básica de lo ocurrido es que el capitalismo neoliberal cambio el orden de los actores y puso el capital por sobre el trabajo, por eso es mucho más importante dar beneficios al que invierte y el trabajador es visto como un gasto.

Saludos y se agradece la opinión

02 de abril

Don Fernando, solo dos observaciones…
Primera, que en general estas opiniones encubren que lo que se quiere es que los medios económicos, que son resultado de esfuerzos individuales, sean parte de algo comunitario porque suena a bondad. Pero el método de ser comunitario para producir no ha funcionado porque es un incentivo exacto a «irse a la cochiguagua», es decir, entregar un mínimo esfuerzo pero Aprovechar el beneficio del esfuerzo común. Siempre que escucho este punto de vista, mi interlocutor no logra explicar porque alguien va a dar un máximo esfuerzo cuando el beneficio de ello será común… Excepto que el argumento es que los individuos se convertirán en seres luminosos que estarán felices de dar lo máximo y recibir lo necesario.
Y, lo. segundo,

02 de abril

Lo segundo, la. Otra realidad que dista del supuesto utópico es que el famoso «bien común» Se le entrega a otros supuestos seres luminosos: los políticos. Que distan mucho de serlo, porque tienen sus propias agendas de poder, y al pasarles las decisiones económicas las usan para provecho propio.
Por lo tanto, como siempre, se contrasta una realidad probada: las personas buscan su interés, contra un supuesto NO comprobado, que es que las personas actuaran por el bien común.. ¿Libremente?… Porque, y ahí está el truco, finalmente las personas puede que lo hagan porque tienen un tremendo reglamento de que hacer o no hacer y por lo tanto también un sistema de coerción para que así actúen. Si usted asegura que, por alguna razón, dejando libres a las personas estas actuaran por el bien común sin más, creo definitivamente que también cree en el viejo pascuero

03 de abril

Don Arturo, parto con el siguiente pensamiento de Adam Smith: No hay una sociedad que pueda “ser floreciente y feliz si la mayor parte de sus miembros es pobre y miserable”.

Sobre el esfuerzo individual, no es tan cierto, hay una variable que no consideramos y somos inconscientes de su gran influencia y es la suerte. Tenemos que reconocer la fortuna que tenemos por haber nacido en un lugar y con determinados estándares económicos y sociales.

Los hechos demuestran que libertad e igualdad no van de la mano. Si se quiere igualdad, el gobierno debe legislar para quitar libertad, ya que debe regular y fiscalizar. Tener leyes que controlen a los «luminosos» e impidan los abusos, como las colusiones, las tasas de interés usureras, cobros indebidos, etc.

El Estado debe cumplir su papel, el mercado por sí solo y de forma automática no resuelve los problemas sociales, simplemente por carecer de sensibilidad y humanidad frente a la justicia social, el cuidado del medio ambiente, protección de los recursos naturales, la cultura, etc. Todas estas preocupaciones no son de interés para los «luminosos» que administran y controlan el mercado, ya que su único objetivo es entregar utilidades económicas cada vez mayores a los «luminosos» accionistas.

Para terminar, es posible demostrar a partir de las simulaciones numéricas de Chakraborti que el capitalismo neoliberal conduce inevitablemente a la concentración de la riqueza en cada vez menos manos y a una oligarquía.

Saludos y gracias

11 de abril

Esta vez le quiero responder a Don Arturo. Por los comentarios que le he leido, entiendo claramente su posicion. No la comparto, pero la respeto. Pero Don Arturo se dedica solo a la opinologia del trabajo ajeno. Segun he podido observar su perfil, tiene 0 articulo producido. Por que no se da la lata de articular un planteo. Exponga su pensamiento Don Arturo, en este espacio nadie le va a caer encima como Ud habitualmente lo hace con el resto.

14 de abril

Don Carlos, a raíz de su comentario, hice una pequeña columna que traté de publicar, pero los editores me la rechazaron por ser una respuesta a su emplazamiento. ¿Por qué no hago columnas? Porque mi posición es de libertad, y no tengo el bicho interno de tratar de conducir a los otros a una idea personal; no tengo ansiedad por publicar mis ideas.
Hace muchos años fui invitado a opinar en esta web de un tema en particular, y obviamente quedé asombrado por los intentos de, mas que influir, tratar de modelar a los ciudadanos de tal o cual forma. Entonces, en general, opino en esas circunstancias, pero como ya dije, no tengo el interés en modelarlos yo.
Saludos

any

03 de abril

No me agrado lo que indico de para mayor igualdad hay que perder libertad, porque hay que fiscalizar? Mala excusa.

03 de abril

El ejemplo perfecto es el mismo neoliberalismo, a los ideólogos del modelo les desagrada la regulación y creen que la “Mano Invisible”, una especie de fuerza mística, impulsaría idílicamente al individuo a buscar su propio bien. Al confiar, erróneamente, que existe una íntima relación entre el interés individual y el bienestar social, el resultado sería que toda la comunidad se vería beneficiada.

La evidencia demuestra que no es así, si bien la pobreza suele disminuir. Al concentrar la riqueza en cada vez menos manos, la desigualdad no hace más que aumentar y uno de los motivos es que el modelo usa la libertad en nuestra contra, simplemente por impedir las regulaciones y se suma que entra la variable «avaricia» en el juego y los más ricos se hacen cada vez más ricos a consta de abusar de los trabajadores (esclavitud infantil) y de sobreexplotar y destruir el medio ambiente.

Y la solución es con más leyes que permitan regular y fiscalizar, es decir, limitando la libertad para que los más fuertes no abusen de los más débiles.

Saludos Any y gracias

04 de abril

Las palabras de Don Fernando en el sentido del trade-off entre libertad e igualdad son ciertas: si se quiere más igualdad, se debe restringir la libertad. Y la libertad se restringe con fuerza: leyes (para que parezca resultado de una deliberacion «justa») y un aparato ejecutor que asegure que las leyes de ese tipo se realicen. O sea, castigo al que no cumple.
Y ahí es donde entramos siempre en la duda de si la » Virtud» es hija de la decisión libre de las personas o es resultado de la obligación por parte de un grupo iluminado que sabe lo que es bueno: el magnífico Estado.

05 de abril

Don Arturo, leyó y pensó su comentario antes de publicarlo? Me da la idea y por sus muchos comentarios, que para usted el Estado es un estorbo y no debiera existir y con este nuevo comentario, me da la idea que tampoco son buenas las leyes ni un sistema de justicia. O sea, cada uno «mata su chanco» y se «rasca con sus propias uñas» y la mejor ley es la del más fuerte.

Saludos

06 de abril

Don Fernando, en ningún comentario he expresado que el Estado no debiera existir. Lo que siempre he argumentado es que darle el rol de rector moral y de paternalismo bienintencionado es una idealización nefasta, porque no por ponerle una chapita de «empleado estatal» Hace que las personas se hagan buenas, inteligentes y con el «bien común» como norte. Por lo tanto el Estado es tomado por grupos de poder para sus intereses, que disfrazan de «bien común», y con ese argumento se sienten con un mandato para controlar, estructurar y cambiar a la sociedad hacia sus convicciones.
Yo al Estado le doy el rol de ser árbitro entre partes, y a ser provisor de bienes públicos necesarios; y, si, es el rol que ha tenido durante los últimos 40 años. No espero del Estado un cambio de ser proveedor para la ciudadanía a ser un ente rector y controlador. Todos mis argumentos van siempre en esa línea.
Y ahí si creo que hay espacios para mejora, donde el. Estado puede hacer mucho mejor la pega, y se le pueden dar atribuciones especiales para que ayude a la sociedad en su conjunto a lograr objetivos específicos que esta manifieste. Pero, nuevamente, no que sea el Estado el que le diga a la Sociedad como debe ser
Saludos

06 de abril

Don Arturo debe ser la primera o no recuerdo si alguna vez lo hizo, que le da algún rol al Estado: “Yo al Estado le doy el rol de ser árbitro entre partes”.

Pienso que Estado o grupos de grandes empresarios, ambos y la evidencia lo demuestra, crean ‘grupos de poder para sus intereses, que disfrazan de “bien común”’. Y si esto ocurre, no es un defecto de la institución es un defecto del ser humano, que se suma a que al de culpar a las instituciones o agrupaciones, sean estos gobiernos, empresas, bancos, políticos, científicos, FF.AA., iglesias, AFP, etc. cuando estas los perjudican, se equivocan o comenten abusos o injusticias y cuando esto ocurre, buscamos formas de cambiarlas.

Olvidando y no teniendo en cuenta que ellas nacieron por necesidad y son administradas por seres humanos, por personas con nombres y apellidos, es decir, si son buenas o malas es sencillamente responsabilidad de sus integrantes, sean administradores, controladores, dueños, generales o gobernantes y no culpa de la institución en sí misma.

Para que me entienda, usted está culpando al martillo por golpearse el dedo, por lo tanto, su solución es cambiar el martillo.

Saludos.

Francisco Castrovillari

07 de abril

Partimos de un absurdo. El Neoliberalismo es malo, y por ende, el ser humano se transforma en un ser avaro, egoísta, individual. Cosa, que seguramente , en los albores del nacimiento del hombre como especie no ocurrió. O ya es naturalmente así ?. Un sistema , fuera del neoliberalismo tendrá las mismas taras, ya que son propias de nuestro gen. Reemplazamos una elite que se apropia de la riqueza de manera desigual, por otra élite que se apropia de la riqueza de manera desigual. La alta sociedad capitalista, vive de la misma forma que el politburó o la élite china. Estimado amigo, seguramente ud. deseo en un momento de su vida pertenecer a ese mundo neoliberal, y el ingreso le fue negado. Entiendo claramente el deseo de ingresar y ser parte de la historia en otro modelo. Pero le diria, los rencores, las frustraciones son situaciones personales que uno debe solucionarlas, si así lo desea, de manera individual. El resto de los humanos, no tenemos porque sufrir sus consecuencias. Agradecido por su deferencia, le deseo, una muy buena noche, que tenga dulces sueños y mejor despertar.

08 de abril

Don Francisco, veo que tiene la falsa creencia que lo mío es por envidia, frustración o enojo, no es así, es simplemente por estudiar, analizar y estar preocupado por la destrucción que estamos causando y que nos está llevando al suicidio como especie.

Ahora respondiendo a la parte más sería de su comentario, le puedo informar que el Neoliberalismo por si mismo no es malo, es malo el uso que se hace de el, tanto que el FMI está alarmado por la desigualdad y concentración de riqueza que crea. Por ejemplo: Rahim Kanani, el editor de Finance and Development (FMI), explica que una de las razones del aumento desmedido de la desigualdad es «la confianza excesiva en la autonomía de los mercados. La competencia, por su misma naturaleza, lleva a la concentración. Es el fundamento del llamado efecto Mateo. En el evangelio se lee: “… a todo el que tiene se le dará y tendrá de sobra; pero al que no tiene, aun aquello que tiene se le quitará”. Y si pretendemos evitar que estos individuos y empresas se apoderen de todo, es indispensable regular los mercados.»

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Saludos y gracias por comentar

08 de abril

Don Francisco, para terminar, no podemos tener un sistema económico que facilite y tenga entre sus pilares la esclavitud infantil

Sobre el dogma ´minimizar costos para maximizar ganancias`

Saludos

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

Las cifras estimadas por las autoridades apuntan que anualmente se practican entre 30 mil y 150 mil abortos inseguros en Chile (...) De acuerdo con la OMS, el aborto inseguro es considerado como una de las ...
+VER MÁS
#Salud

El aborto en Chile, un asunto de salud pública

Hasta ahora se ha postergado la legislación buscando proteger y mantener a las AFP y no con el propósito de beneficiar a los pensionados actuales y futuros
+VER MÁS
#Política

Las AFP hacen sentir su influencia

El claro resultado en Inglaterra, donde el partido laborista derrota con solidez al sector conservador, el triunfo del PSOE en España, y el notable resultado del Nuevo Frente Popular en Francia, implican u ...
+VER MÁS
#Internacional

Un fantasma recorre Europa

Ignorancia y oscurantismo que de vez en cuando asoman individuos que los desafían con una tímida, pero porfiada luz que nos permiten ver el horrendo rostro del poder sin contrapeso
+VER MÁS
#Internacional

Assange y Galilei

Popular

Hasta ahora se ha postergado la legislación buscando proteger y mantener a las AFP y no con el propósito de beneficiar a los pensionados actuales y futuros
+VER MÁS
#Política

Las AFP hacen sentir su influencia

Reconocemos la relevancia de este instrumento que marcará nuestra hoja de ruta hasta el año 2030, pero sabemos que todo lo proyectado no será posible de materializar sin la anuencia y participación de o ...
+VER MÁS
#Educación

Las universidades regionales nos potenciaremos como agentes de calidad

Eliminando los procesos de selección, que tanto se criticaban, podían continuar con sus procesos escolares con la misma calidad que la que los había distinguido en la historia chilena. Dicho proceso no f ...
+VER MÁS
#Educación

Los modelos inclusivos y el fin de la calidad educativa

Un buen diseño de los impuestos verdes permitiría a las economías del mundo alinear objetivos ambientales y económicos. En el caso de Chile, luego de casi 10 años de su promulgación, estos impuestos d ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Impuestos para la justicia ambiental