#Sociedad

La culpa es de los profesionales

10 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Image

Fue a finales del 1999, ad portas ya de salir del Colegio, cuando mi padre se acerca y me dice: ¿hai pensado que querí estudiar?…sea lo que sea, tiene que ser en Universidad Estatal, porque no hay posibilidad de pagar una Privada.


¿No le parece raro, señor, señora, que la totalidad de los personajes involucrados en estos asuntos, tengan alguna profesión? ¿No les hierve la sangre saber que profesionales que pueden tener acceso a mejores remuneraciones y ya cuentan con un patrimonio económico considerable, quieran tener aún más riqueza?

Eran los tiempos en que nuestra sociedad hacía notar la diferencia entre las casas de estudio, en que tan sólo 3 de cada 10 estudiantes tenían acceso a la educación superior. Actualmente, 7 de cada 10 egresados de enseñanza media tienen acceso a estudios superiores, por lo que se ha podido “entregar” educación superior a una mayor cantidad de jóvenes….pero eso es harina de otro costal.

Desde que salió a la luz el caso Caval, negociado de dudosa transparencia, donde se ha visto involucrada nada menos que la familia presidencial, hemos visto una serie de nuevos (y no tan nuevos) negociados y macuqueos, dignos de ser investigados por el gran Eliot Ness, recordado personaje responsable de llevar tras las rejas a Al Capone, uno de los más célebres hampones que se tenga registro. Hemos visto políticos, empresarios, deportistas, hijos de, yernos de, nueras de, amigos de, abogados de, en fin… ¡Si solo falta que el Chavo del 8 también esté involucrado!

Bueno y cuál es el punto? … para allá vamos.

¿No le parece raro, señor, señora, que la totalidad de los personajes involucrados en estos asuntos, tengan alguna profesión? ¿No les hierve la sangre saber que profesionales que pueden tener acceso a mejores remuneraciones y ya cuentan con un patrimonio económico considerable, quieran tener aún más riqueza? ¿No les revienta el cerebro, la contradicción vital de que aquellas personas más instruidas, no tengan un estándar ético acorde a su instrucción académica? ¿A qué fueron a la Universidad? ¿A aprender a hacer pillerías, acaso? Entonces, se hace necesario aclarar lo siguiente:

1.- Los actos deleznables, sean cuales sean, no son propiedad exclusiva de los profesionales, sino que es una conducta enraizada en la sociedad. Por lo que es la degradación moral en su conjunto la que debe ser restituida.

2.- Muchos de estos, son ejemplo tanto en su conducta profesional, como ética. Son respetados por sus pares y en su entorno. Incluso, muchos jóvenes prestan servicio en algún periodo de su vida, en instituciones de ayuda comunitaria.

3.- Varios también, entienden que un título universitario es mérito personal y colectivo, donde existe un esfuerzo importante del núcleo familiar. Y no tan solo en lo económico, sino también las eternas noches de estudio, pérdidas de actividades familiares, entre otras cosas. Por lo que avergonzar a la familia con trucherías y echar todo ese esfuerzo al tacho de la basura, no está dentro de las posibilidades.

¡Ya poh! ¿Y entonces?

¡Y na´ poh, que entonces la culpa la tenemos los profesionales! Aquellos que sólo nos dedicamos a ganar plata, los que rasgamos vestiduras y enarbolamos banderas del socialismo y la igualdad, mientras hacemos negocios especulativos para hacernos multimillonarios y tenemos el patrimonio en paraísos fiscales.

Los que ensalzamos las banderas del humanismo cristiano, damos lecciones añejas de moralidad, y no somos capaces de reconocer a Cristo en el otro. Aquellos que apenas nos hacemos de un pequeño patrimonio, nos encerramos (otros le llaman vivir) en algún condominio exclusivo, apartado de la chusma, que me garantice una pseudoseguridad ante esos llamados flaites-rotos-delincuentes-vagos-drogadictos-piojentos. Los que vociferamos en contra del centralismo y el colapso de la ciudad, cuando ni siquiera tenemos los cojones de dejar la Capital. Culpables de no liderar Juntas de Vecinos, Clubes Deportivos, fomentar emprendimientos en zonas alejadas, postular proyectos sociales a fondos concursables; de no construir comunidad, porque no es lucrativo, y no se está dispuesto a trabajar gratis…. Culpable, a fin de cuentas, de no retribuir a nuestro país, todo lo que nos entregó, para que fuéramos los profesionales que somos, y no luchar contra la maldita dictadura del dinero.

Usted señor, señora, que leyó estas líneas, y se siente tan enrabiado como yo, si tiene algún profesional en la familia, o entorno, no tenga miedo, no dude y ¡Exija!… Pídale que le explique las refomas que se han impulsado este último tiempo, exíjale asesoría para generar proyectos en beneficio de su organización; exíjale que se vaya a comunas con déficit de profesionales; e incluso, atrévase sin miedo alguno a pedirle plata…En definitiva, queridos lectores, bájelo del Olimpo, y recuérdele día a día a ese profesional, que “Entró para aprender y salió para servir”.

TAGS: Capitalismo crisis de confianza Profesionales

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Alvaro Arriagada

01 de abril

Se agradece la reflexión y la comparto casi en su totalidad. Sin embargo del texto, se intuye una conexión intrínseca entre lo ético con lo religioso, o al menos una relación. La argumentación apunta en todo momento a la contradicción en la supuesta correlación entre formación ética y la formación profesional / universitaria, hasta ahí todo bien, pero remata en el penúltimo párrafo con el “humanismo cristiano” y ” ver Cristo en el otro”. Dos reflexiones al respecto: Un alto estándar ético -como dice el texto- no es patrimonio exclusivo o no tiene directa correlación con el “humanismo cristiano” o cualquier otra inclinación religiosa, por lo que o el texto apunta a la contradicción ético/profesional o a la ética/religiosa. Al final se mezclan ambas. Y lo segundo, es que quizás el texto también también apunta a cuestionar lo segundo, la formación religiosa, además de la profesional por supuesto, sea de la corriente que sea, garantiza un comportamiento ético en el futuro? Hay varios artículos escritos al respecto, sobre todo uno bien cuestionado de Mayol en donde muestra que la gran mayoría de los ejecutivos formalizados en los casos, Penta, Soquimich y otros fraudes son egresados de la Pontifica Universidad Católica de Chile… En fin, compartimos la rabia, saludos y esperamos la siguiente columna!

01 de abril

Muchas gracias por la reflexión estimado. No fue intención mía dirigir a lo religioso, solamente apuntar a la relación etica profesionales/política, donde el humanismo cristiano se encuentra dentro de nuestro espectro político. Comparto absolutamente tu aclaracion que el estándar ético no es exclusivo de las corrientes religiosas. Abrazo

Paula Carvajal

01 de abril

en mi opinion es una cuestion de cultura y valores , esto no te lo enzeñan en la universidad , sino, tu familia ;desgraciadamente en su gran mayoria de los del alto poder no tuvo muchas oportunidades de recibir una cultura rica en armonia a su edas , en si gran mayoria fueton criafos con nanas que siempre se les recarcaban que estaban para servirlos y no eran parte de su familia , aunque fueran ellas las que alimentaban, vestian , bsñsban , cuidaban , jugabsn ,etc, en muy pocos casos se valorizo la entrega de estas personas que si tenisn muchos valores que entregar , pero que fueron desechados por esos padres que sus hijos/ as eran las grandes empresas y patrimonios familiales que debian perduran y agrandar a cualquier presio …….y eso es lo que marco la retina de esos actuales empresarios

03 de abril

Justamente cuando estás encerrado en el condominio exclusivo apartado de la chusma, abres la puerta de tu casa a los medios de comunicación, que fomentan el consumo, la individualidad y esa romántica idea de que en tu casita con tu familia estarás mejor…..y así nos vamos olvidado al resto.

05 de abril

Me parece equivocado. Los profesionales no son santos ni todos actúan correctamente, pero sin duda la mayor diferencia entre un profesional universitario y una persona sin estudios universitarios es el sentido de la ética. Lo que pasa es que lo que hace el profesional es mas notorio y nada mas. Nadie hace asunto si alguien se pela algo chico, si a alguien que camina delante suyo se le cae un billete, si usted no es profesional hay un 10% de posibilidades que lo devuelva, pero si es profesional hay como un 70% de posibilidades que lo devuelva. El fin de semana estuve con un amigo profesional que paga por la música que baja de internet, la mayoría no lo hace, pero no conozco ningún no-profesional que lo haga.

O sea si los del caso PENTA con el poder contactos y respaldo financiero que tienen no hubiesen sido profesionales, probablemente no darían boletas ideológicamente falsas, sino que sencillamente se hubiesen coludido con el banco Central para manejar la imprenta de los billetes y tener todas las lucas que que se les antoje y hecharian manos a las reservas de dólares del pais, etc… etc.. No siempre pero en general el no-profesional tiene un sentido de la ética totalmente distinto, se fija y apunta con el dedo de poca ética al gerente miserable, aprovechador o abusador pero si se puede chorear un desde lápiz de la oficina lo encuentra perfectamente ético. Conozco muy bien los dos lados y pongo mis manos al fuego que es así.

Saludos

05 de abril

Sobre las profesiones, hay una que se destaca y es la de Abogado, profesión que mi madre de pequeño me prohibió, no quería que fuera ladrón.
Aquí un dato adicional:

Gobiernos corruptos producen ciudadanos deshonestos

Saludos

06 de abril

Yo soy profesional con posgrado en el extranjero… Y estoy cesante http://www.breviariodeladerecha.blogspot.com

Servallas

06 de abril

Mi impresión es que un profesional, cualquiera que este sea, – a pesar que pienso que hay algunos que entran a la universidad a aprender a hacer trampas y otros a aprender a odiar a sus conciudadanos – en realidad modifica muy poco el ethos profundo de lo que es un individuo, si es un pillo, seguirá siendo un pillo, si es una persona honesta, lo seguirá siendo, lo mismo si es creativo, depresivo, o mitómano. Parece que la materia prima se forma en casa, con la mama, el papa, los tíos, abuelos y sus hermanos. Respecto a los condominios que muchos critican, lo mismo que movilizarse en auto, estos no son más que cápsulas de seguridad para cuidarte tú y cuidar tus hijos en un ambiente urbano cada vez más violento.

07 de abril

Si Sergio, pero el sentido de la ética es distinto en un profesional. Por decirlo de una forma: aunque venga de una cuna donde papas, tíos y abuelos le inculquen que hay que ser ladrón porque todos son ladrones, y que es la forma de vivir, si se hace profesional universitario probablemente será un ladrón igual porque la materia prima ya está hecha, pero la diferencia es que estará bastante mas consciente que lo es.

Y por eso tanto articulo para demostrar “que todos son ladrones”, creo que lo hacen los de materia prima de mala calidad porque solo sirven para validar la materia prima de mala calidad.

Saludos

07 de abril

Me sentí tan representada en lo que dices! siento cada día que soy extraña y que nado contra la corriente por sentir lo que describes, y te lo cuento para que sepas que no estás solo, habemos otros raros tratando de “evangelizar” en la necesidad de perder privilegios para el beneficio de todos. Más visión colectiva y menos individual. Un abrazo!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Lo que debe hacer la Cámara Chilena de la Construcción, en lugar de pedirle a El Mercurio que sea su vocero, es exigirle a sus asociados que respeten siempre las normas urbanísticas en sus proyectos inmo ...
+VER MÁS
#Ciudad

Inversiones inmobiliarias: La prensa del establishment envía mensajes al gobierno

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)

Kast y la derecha están preparando al futuro ciudadano, carente de aquellos modelos, y buscan asemejar identidades sin dimensiones políticas, ciudadanos no interesados en las transformaciones sociales
+VER MÁS
#Política

El triunfo de la inmediatez en la guerra de José Antonio Kast

Siempre hay un “tú” que recibe el mensaje y siempre la voz de la poeta se reconoce única y rebelde, siempre fiel a sí misma.
+VER MÁS
#Cultura

Sobre ´Mujer Púrpura`, un libro aún no publicado

Popular

En Chile el apellido tiene un poder predictivo relevante en los ingresos. La estratificación social es persistente. En otras palabras, hay una cierta movilidad social, pero con techo.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Meritocracia chilena ABC1: Perpetuidad de privilegios

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Queridos amigos, les ofrezco un capítulo de mi novela Esclavitud;el costo de la heterosexualidad que se encuentra en este momento en campaña de crowdfunding por la editorial española Pentian
+VER MÁS
#Cultura

Esclavitud; el costo de la heterosexualidad: Descalabros (una novela en crowdfunding)

Siempre hay un “tú” que recibe el mensaje y siempre la voz de la poeta se reconoce única y rebelde, siempre fiel a sí misma.
+VER MÁS
#Cultura

Sobre ´Mujer Púrpura`, un libro aún no publicado