#Religión

Religión vs Ciencia: un conflicto moderno un tanto innecesario

15 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Un conflicto clásico desde la conformación del mundo contemporáneo tiene relación con dos visiones de mundo aparentemente irreconciliables: religión y ciencia. Ambos campos han sido calificados como dos cosmovisiones sin puntos de encuentros, destinados a confrontarse, cada una con férreas y radicales expresiones históricas, desde el fundamentalismo religioso por un lado, hasta el ateísmo cientificista por el otro. Evidentemente, en la actualidad vivimos bajo un orden social fundamentado bajo la órbita racional, aunque esto fue el resultado de un largo proceso histórico en donde las interpretaciones religiosas –y sus instituciones- de la realidad fueron paulatinamente desplazadas como discurso oficial, esto es lo que se conoce como secularización. Sin embargo, ante este panorama dicotómico cabe preguntarse ¿es realmente correcto concebir la religión y la ciencia como dos fuerzas destinadas al conflicto? El objetivo de esta columna es precisamente cuestionar dicha oposición.


Es por ello que, la perspectiva confrontacional, permeada por esta hegemonía racionalista, indica que existe una visión “errada” y otra “correcta” de entender el Mundo.

Para responder a esta interrogante tomaremos dos nociones fundamentales anidadas en la base del pensar y hacer del Ser Humano y que sirven para la diferenciación entre lo que comúnmente se conoce como religión (es decir, el ámbito de lo sagrado y espiritual) y ciencia (es decir, el desarrollo del pensamiento científico basado en la razón). Nos referimos a las nociones que en el mundo clásico griego denominaban mythos y logos. Para muchas culturas premodernas la coexistencia entre estas dos formas de ser y estar en el mundo era muy distinta a la actual, esto debido a que cada una tenía su propio dominio de acción siendo complementarias como camino para encontrar la verdad. Es así, como el logos se relacionaba con el pensamiento lógico y discursivo, con la búsqueda del dominio pragmático y eficaz de la naturaleza. Asimismo, el mythos se preocupó de los aspectos más existenciales de la vida, se concretaba a través del ritual periódico apelando a lo eterno, más que una posición pasiva, implicaba un conjunto de conocimientos que apelaban a lo más profundo del inconsciente. El objetivo del mythos no es validar objetivamente la veracidad de su relato, sino generar un sentido y significado en los individuos, algo imposible para el logos.

Para una autora como Karen Armstrong la fuente de esta concepción distorsionada que caracteriza nuestros tiempos se encuentra en el posicionamiento hegemónico de la ciencia como máxima expresión de la razón en detrimento del mythos. Es decir, del logos como única vía válida para alcanzar la verdad. Esta tendencia se consolidó sobre todo desde la Ilustración (s. XVIII) y posteriormente con la influencia positivista (s. XIX). En consecuencia, el mythos fue progresivamente desacreditado como un lenguaje válido de interpretación, incluso calificado como sinónimo de superstición e ignorancia.

Es por ello que, la perspectiva confrontacional, permeada por esta hegemonía racionalista, indica que existe una visión “errada” y otra “correcta” de entender el mundo. Este mismo punto de partida falaz se expresa, cuando, por ejemplo, se analiza el relato bíblico desde la perspectiva logocéntrica y surgen interrogantes como: ¿Cómo es posible que en las medidas del Arca hayan cabido dos animales de cada especie? ¿Es lógicamente posible esto? ¿Se puede crear el mundo en 6 días? ¿Cómo se explica la creación primero de la vegetación y luego el del sol? ¿Realmente fue posible la separación del Mar Rojo? Las respuestas pueden dejarnos un tanto desconcertados si solamente ocupamos la mirada del logos, pero la verdad es que esas preguntas nunca fueron lo importante, sino lo que significa para el desarrollo espiritual. Ahí se encuentra el verdadero problema, en intentar cientifizar aquello que no está hecho para eso. De allí que, encontrar el enfoque adecuado es la clave de esta innecesaria oposición. Por ejemplo, esto nos ayuda a entender cómo en una sociedad como la Grecia Clásica se podía compatibilizar individuos sumamente religiosos y a la vez existían las condiciones necesarias para el desarrollo científico y filosófico.

De tal manera que, esta histórica pugna puede ser una actitud mal enfocada desde su raíz, tal como se mencionó, quizás estas dos modalidades de existencia nunca fueron antagónicas, sino sencillamente el problema se presenta cuando uno de los dos dominios invade e intenta colonizar con sus códigos al otro.

TAGS: #Ciencia #Logos #Mythos Religión

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
rolandosaldias@zoho.com

22 de marzo

Cierto, creo yo, pero, además hay otra cosa, otro hilo conductor de incompatibilidad. La ciencia humana se autodenominó ciencia, pero, yo le voy a cambiar la denominación a “investigación y reflexión humana sobre la tierra y el universo”, para separarla de la ciencia que cita la Biblia, viéndola en este caso como un referente para la religiosidad.

¿Qué es la ciencia en la Biblia?. En ninguna parte dice -que yo sepa- “la ciencia es”, para definirla, sino que se refiere a ella. Primero, con dos sinónimos. Entendimiento y conocimiento. Todo parte citando al “árbol de la ciencia del bien y del mal” y en cierto modo ya tenemos una definición que explica a la ciencia bíblica, haciéndola “la ciencia del bien y del mal”.

Del entendimiento se dice que puede estar entenebrecido, que podemos no tenerlo, que lo podemos pedir y se nos puede dar. Que se puede abrir, como se abre una puerta. Entendimiento tiene por sinónimos ciencia, conocimiento, inteligencia, mente y sabiduría.

El conocimiento se refiere al conocimiento del Santísimo, y es una de las definiciones de inteligencia. Otra definición de inteligencia es apartarse del mal.

Y esto es lo que conforma el ámbito general de la ciencia como la usa la Biblia. Tan importante es que la vida eterna se define como conocer a Dios y a Jesús.

Ahora, cuando la ciencia humana invade el territorio primitivamente colonizado por la Biblia y su exposición, tenemos un conflicto más importante que el meramente evolutivo…

22 de marzo

Don Fabián

Aterrizando el tema, partamos con decir que hay una diferencia sustancial entre ambas; la ciencia y podemos poner la teoría de la Evolución como ejemplo, al ser una de las más cuestionadas por los creyentes, se impuso simplemente a base de evidencias, resultados y su uso practico resulta innegable. Sobre esta teoría, los científicos solo discuten sus caminos, pero no su veracidad.
En cambio la religión, por ejemplo la cristiana, dominante en nuestro mundo occidental, ella impuso a sangre y fuego (literalmente) su mensaje de paz y amor y resulta obvio, ya que no tiene otra forma de imponer sus doctrinas al carecer de evidencias empíricas.

En todo caso, no debemos desconocer la importancia que tuvieron para moldear nuestras sociedades

Para bien y para mal la influencia religiosa a todo nivel es innegable

Saludos

23 de marzo

Continuando con mi idea -lo dicho sobre la ciencia del bien y del mal- se puede razonar en diferentes direcciones. Una es la educación que se imparte y aquí la discusión sobre una posible diferencia ligera entre ciencia humana y Biblia, toma un significado no ligero, sino que de la más absoluta importancia.

Hoy, teniendo dos clases de ciencias que impartir, una de conocimiento humano general y otra sobre un Dios único y sus formas de razonar, actuando este mismo Dios como Juez y como quien da el pago al hombre por sus actos, durante su vida y más allá de ella, no tenemos educación sobre esta materia. Lo importante de esto radica en que si hay un Dios único “el Estado debe enseñarnos a razonar con sus razonamientos, para proteger nuestra vida de nuestra ignorancia” ¿Puedo considerar esto como derecho humano?, ¿un derecho humano a una vida más espiritual, que muchos consideramos más importante que una material, que se transmite bajo la educación actual?

Con el sistema educativo que tenemos, no enseñamos a razonar sobre el bien y el mal con la profundidad y dedicación que esto merece. Cada día aparecen nuevos delincuentes, engaños, trucos, evasiones, estafas, mentiras, robos… ¿No saben que esto es el lado oscuro?

La Biblia debiera ser lectura obligada de 1º básico a 4º medio como mecanismo de difusión del conocimiento y entendimiento de la ciencia del bien y del mal, porque con ella se puede razonar para entender por qué se salvan vidas y/o se destruyen pueblos…

23 de marzo

Don Rolando

La Biblia como lectura obligada? eso está bien dentro de una iglesia, pero nunca en la educación escolar, además, porqué enseñar solo la Biblia?, podríamos tener un ramo de religión donde uno compare las diferentes corrientes, desde el cristianismo hasta el budismo y el confucionismo, eso sí sería interesante.

Lo otro, hay que defender el estado laico, algo que beneficia incluso a la religión ya que promueve la libertad de culto y de pensamiento, evitando así el fundamentalismo y la hegemonía de una religión en particular al ponerla por sobre las otras lineas de pensamiento.

Debemos defender el estado laico y la libertad de pensamiento

Saludos

23 de marzo

Fernando, si la Biblia es la mayor fuente de fundamentos de la ciencia del bien y del mal, ¿por qué nunca debiera leerse la Biblia en el sistema educativo?

A un por qué sólo la Biblia, ¿el budismo y el confusionismo tienen suficiente teoría de calidad, escrita y tan divulgada como la Biblia, como para tener su propia versión de la ciencia del bien y del mal?

¿Por qué hay que defender el estado laico? Las personas ya son libres para escoger un culto, o su forma de pensar.

El fundamentalismo y la hegemonía prefiero dejárselas a criterio de una masa mayor que investigue y discuta sobre religiones, para establecer qué línea de pensamiento debe predominar y desde la que se pueda extraer los conocimientos de la ciencia del bien y del mal que nuestra sociedad necesita tener más presente a la hora de tomar decisiones respecto a asuntos de conducta.

Yo sé que esta ciencia está en la Biblia y presumo que otras formas de cultura algo que aportar pueden tener, pero en sí misma la Biblia tiene una teoría completa, pero si alguien quiere añadirle algo, habría que ver cómo se acoplan y que de bueno puede salir de ello.

Lo que en el fondo dice mi planteamiento es que existe una ciencia del bien y del mal que debemos tener presente y que nuestro sistema educativo debe atender esta situación de forma diligente, porque sin una dirección razonable del pensamiento, este puede tomar muchas formas distintas y personales que pueden dañar a las personas y a la sociedad.

25 de marzo

Entonces, … dada la importancia de entender esta ciencia alternativa que se encuentra en la Biblia, que es en realidad la verdadera ciencia, ya que a los estudios humanos que se apropian de la palabra ciencia, la Biblia les llama “la mal llamada ciencia”, pienso que debe haber un plan nacional de lectura de la Biblia.

Se pueden aplicar en escolares y en trabajadores del Estado; en estudiantes universitarios que buscan educación estatal gratuita y de calidad; en los políticos y aspirantes a políticos que están dispuestos a servir con dilegencia a la patria y al pueblo; en los presos que buscan rehabilitación o salir antes de su condena; en quienes reciben dineros del Estado como subsidios.

Todos ellos y quienes tengan un contacto directo con el Estado, porque se les puede colocar esta mochila, ya que su carga es liviana y los convertirá no sólo en mejores personas o servidores públicos, sino que en mejores guerreros espirituales que escuchan el bien y lo siguen y no son vencidos del mal, cuando este los intenta seducir.

La ciencia del bien y del mal es la verdadera ciencia y el conocimiento sobre ella está en la Biblia y si se tiene una noción de Estado que proteja a sus ciudadanos y los quiera educar para que se protejan a si mismos del mal, entonces el camino de partida es leer la Biblia para entender la ciencia que ella propone.

Si queremos una mejor sociedad y un mejor bienestar a la población, la ciencia bíblica debe ser conocida, discutida y entendida.

25 de marzo

Don Rolando:

No se puede confiar en un libro que se impuso asesinando a los que pensaban distinto y destruyendo pueblos y culturas por creer en otros dioses o variantes del mismo dios. No, la lectura de su libro lleva al fundamentalismo religioso y a la peor de las intolerancias.

Si se gobernara bajo los preceptos de una Biblia manchada con la sangre de millones de inocentes, viviríamos bajo una dictadura que haría ver la de Pinochet un simple paseo de niños.

Saludos y por favor levante la vista de su libro y vea la realidad.

25 de marzo

Léase Fernando. He ahí la realidad. Su intolerancia lo supera, estimado. Su prejuicio no lo deja ver más allá de su fundamentalismo ateo trasnochado. Una voz de una minoría, principalmente desinformada y prejuiciosa. El 90% de ellos no sabe de la existencia de la ciencia del bien y del mal. Llamarlos ignorantes les resulta ofensivo. Ignoradores, es más bien un término más decoroso. Sólo ignoran, sólo no saben de la existencia de un concepto alternativo a lo que conocen por ciencia.

Su forma de hablar, Fernando, me resulta ofensiva. Un atentado a la razón. Yo digo que leamos y razonemos. Usted, del lado de mantener la ignorancia, dice: que no lean. Que sigan siendo ignorantes. Que los políticos no conozcan razones de juicio de la ciencia bíblica. Que no los conozcan los jóvenes, que crezcan desinformados. Que no aprendan los niños un camino de bien, leyendo.

La Biblia, Fernando, tiene un compendio maravilloso de conceptos que nos llevan a pensar decorosamente de diversas formas. Desde la piedad a la paciencia. Desde la bondad, hasta la mansedumbre. Y usted, “se opone a leerla”.

Él, “simplemente se opone”. Saca sus versitos ateos que han sido el prejuicio de una humanidad cada vez más ignorante, más ajena a darse a la comprensión del bien y adquirir habilidades para alejarse del mal…

Esto es la ciencia, Fernando, la verdadera ciencia, la que se preocupa del estado y florecimiento del alma, lo único verdaderamente importante, por eso se llama ciencia…

26 de marzo

Lamentablemente para usted don Rolando, la historia y los hechos no respaldan lo que dice.

Saludos.

26 de marzo

Los hechos sí lo respaldan. Nos dicen que los miembros de la sociedad, la mayoría de las veces por ignorancia o falta de entendimiento, cometen errores que luego lamentan.

La política y la dirección es cada vez más corrupta y no le sucede a la población lo que la política le promete. El sentido de justicia lo vemos trastocado otras tantas veces en los tribunales. El abuso por parte de mentes perturbadas y sin buena dirección en el Sename, ya no tiene nombre.

Vea nuestros niveles de estrés en los conductores de la vía pública. Los niveles de depresión. Todas estas cosas nos hablan de una sociedad enferma. A muchos se los traga la apariencia y el consumismo. Muchos no son capaces ni ven por qué es conveniente frenar ciertas pasiones humanas.

Nat

31 de marzo

Partiendo de la base de que “nuestra ciencia atea” se sustenta de un razonamiento que deja espacio a la duda y un posible replanteamiento. Y la “vuestra” es una simple imposición basada en un libro escrito por personas carentes, a priori, de criterio, en mi humilde opinión, en el que creéis a ciegas pese a no tener una prueba irrefutable de que todo lo ahí escrito sea cierto aludiendo a la “fe”. La cual nosotros también tenemos a diferencia, en la propia capacidad de conocimiento y investigación humana. No creo que estéis en la tesitura de imponernos vuestra fantasía a la que llamáis ciencia como la única y verdadera.

Maria

28 de marzo

Ciencia es (Conocimiento) y la biblia es la palabra de Dios que nos enseña quienes somos,para que estamos en este mundo y asía donde nos dirigimos osea estan las respuestas mas importantes.

29 de marzo

Bueno… he leído a lo menos tres publicaciones de este tema con matices similares pero me llama mucho la atención lo dogmática de las respuestas apoyados de una fe ciega e irracional en la Biblia. ¿Qué pasaría si esta gente tuviera poder político y militar?. ¿Que harían con quienes no comparten su cosmovisión de las cosas?

Podrían estudiar a arqueólogos, historiadores; la teoría de la relatividad de Albert Einstein; La ecuación de James Clerk Maxwel inspirada en los escritos, estudios y experimentación de Michael Faraday; Algo del Número Quantum. Leer un poquito sobre Carl Seagan y Richard Dawkins; Tales de Mileto; Anaximandro, Pitágoras, Heráclito de Éfeso, Galileo Galilei, Copérnico. La importancia de Stephen Hawking al unificar dos formulas de termodinámica y razonar o mejor dicho reflexionar por qué la iglesia católica quemo a Giordano Bruno…

Me parece que a muchos les vendría muy bien inferir… y nuevamente reflexionar sobre los conceptos de fe racional y la fe irracional. Comprender el significado de la libertad positiva versus libertad negativa.

¡Estas personas Han pensado!… ¿Por qué razón?… De la iglesia católica han surgido, Luteranos, Calvinistas, Evangélicos. Todos ellos protestantes y la misma Masonería y muchos de los más celebres Científicos. Hasta muchos “Ateos”. Tomando irónicamente como referencia a esta misma iglesia.
“Creo que la fe… va a dar mas incertidumbres que respuestas”

Con respecto a la publicación la encuentro muy buena…

01 de abril

For Nat And Sergio:

Acabo de enterarme de una frase que refleja el conocimiento humano. El análisis. La experiencia. La historia. Dice: “Ningún historiador que se precie de tal, negaría la existencia de Jesús”. Puedo citar la fuente, pero, no tendría sentido si mis contra partes, no han llegado a razonar en lo básico de esta discusión. Primero, la existencia de Jesús como cierta. Segundo, le conocemos como el Hijo de Dios. Tercero, luego Dios existe. Luego, sí es válida la idea del estudio de la teoría de la ciencia del bien y del mal.

Y es la ciencia la que lo confirma. Y ustedes alegan fe irracional en la Biblia. Y una cosa es leerla y reflexionar, e informarse de lo que se aprende, y otra muy distinta es no haber leído la Biblia y ponerse a hablar acerca de ella con total falta de propiedad, además de información de lo que se aprende, o lo que se llega a saber, aplicando metodología de investigación principalmente en Israel. Lo dicen las universidades. Lo dicen sus académicos e investigadores.

Ahora, yo no quiero imponer nada, simplemente digo que debemos conocer la ciencia del bien y del mal, leyendo al menos la Biblia. Se espera de este planteamiento que se entiendan mejor muchas cosas y que se eleve el número de personas que piensan en torno a esta ciencia en la parte del bien y con el debido conocimiento acerca de ello.

El sistema impone lecturas incluso sexuales a los niños. ¿Qué mundo loco es este que no pueden leer la Biblia, en vez de tanta basura?

10 de abril

El Cristianismo, que no hablamos de religión en general, es incompatible con la razón y punto. Existen otras espiritualidades, como por ejemplo el Budismo, que no lo son. Todo el problema, por ejemplo, de la Ley de Identidad de Género, se debe a que el cristianismo cree que es un problema moral y no uno de salud pública, igual que con el aborto. Tenemos una comunidad religiosa que afirma su superioridad moral solo porque cree un absurdo y quiere imponer estilos de vida a otros. No hay nada más tiránico y criminal que el cristianismo en la mayoría de sus formas actuales. Perdón, pero la única iglesia que ilumina es la que arde.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos