##UnPaísQueOpina

El Barrio Suárez Mujica y la participación ciudadana como centro de las decisiones vecinales

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Nos encontramos nuevamente frente a un fin de semana noticioso, pero esta vez con aires de esperanza en la fuerza de las comunidades y la participación ciudadana. En efecto, junto con festejar la abrumadora mayoría de vecinos de La Reina, Providencia y Las Condes que, con un 72,5% de los votos, privilegió la recuperación de las áreas verdes y el acceso democrático al Parque Intercomunal, tenemos la satisfacción de comunicar que, con fecha 17 de octubre de 2018, el decreto N° 35, que declara al Barrio Suárez Mujica como Zona Típica, ingresó finalmente a la División Jurídica de la Contraloría de Valparaíso.


La participación ciudadana ya es un hecho en el país, por mucho que algunas autoridades se nieguen a asumirlo como una nueva realidad en nuestro devenir democrático

Esta acción, tan largamente esperada por los vecinos del barrio, nos acerca a la declaratoria oficial y, con ello, a los nuevos desafíos en pos de seguir construyendo comunidad a través de la participación y el compromiso de los propios vecinos en las decisiones que involucran los espacios que habitan.

La participación ciudadana ya es un hecho en el país, por mucho que algunas autoridades se nieguen a asumirlo como una nueva realidad en nuestro devenir democrático. Ya lo mencionaba el sábado pasado Pía Montealegre en su columna en VD de El Mercurio, a propósito de la participación de las comunidades en los proyectos que las involucran: “el aprendizaje es simbiótico: la política aprende a leer las necesidades del espacio usando los ojos ciudadanos, y las comunidades aprenden a pensar su entorno con un sentido colectivo, que apunta a objetivos comunes”.

Como ejemplo de este movimiento ciudadano que llegó para quedarse, el proyecto de Zona Típica para el Barrio Suárez Mujica surgió de la inquietud de sus propios vecinos los que, frente a la devastación que ya afectaba a otros sectores de la comuna, se organizaron y buscaron una forma de proteger su entorno, su historia, su memoria y su cultura. Cada uno aportó, con voluntad y generosidad, sus conocimientos, sus capacidades y su tiempo para lograr concretar este proyecto. El trabajo realizado hasta el momento ha permitido, entre otras cosas, que los habitantes del barrio se reconozcan como protagonistas de las decisiones que competen al espacio que habitan, y, tal como menciona Montealegre, ha servido para repensar el propio entorno con un sentido colectivo que apuesta por el bien común.

En este punto, resulta necesario destacar que la declaratoria del Barrio Suárez Mujica como Zona Típica no significa el congelamiento ad aeternum de un sector de la ciudad, sino, por el contrario, busca la proyección de un desarrollo planificado y sustentable, que contemple las necesidades de densificación en armonía con las necesidades de sus habitantes y los valores patrimoniales por los que el barrio ha sido protegido. Esta visión nos acerca, como comunidad, a los estándares internacionales en relación con la conservación patrimonial, tan necesaria tanto para el mantenimiento de la cohesión social a través de la memoria común como para la formación de las generaciones futuras.

En términos prácticos, la inminente declaratoria significa que el barrio contará con una normativa de edificación estudiada y acorde al patrimonio arquitectónico, urbano y paisajístico que este sector posee. La declaratoria de Zona Típica, además, nos abre las puertas, como comunidad organizada, a la participación en diversos fondos destinados al patrimonio que está legalmente reconocido como tal, los cuales se pueden utilizar para el mejoramiento de espacios comunes, la restauración de inmuebles, entre otros aspectos relevantes para la conservación del barrio. Así, aunando el trabajo vecinal colectivo, la iniciativa privada y las posibilidades gubernamentales de financiamiento, es posible reducir el esfuerzo personal y particular de cada propietario para la mantención sus viviendas y pensar en trabajos conjuntos que mejoren la calidad de vida de los vecinos y de la población flotante del barrio.

Una vez que la declaratoria sea publicada en el Diario Oficial, el siguiente desafío para la comunidad es el trabajo en los “Lineamientos de intervención”, documento legal que regulará el diseño y forma de las intervenciones y nuevas edificaciones en el sector. Estos lineamientos deben ser elaborados por el Consejo de Monumentos Nacionales, en conjunto con la Municipalidad y los vecinos del Barrio Suárez Mujica. Del interés y la participación de toda la comunidad dependerá que estos lineamientos reflejen los valores que los propios habitantes del barrio deseamos preservar y destacar.

TAGS: #Inmobiliarias Ñuñoa Patrimonio patrimonio urbano

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Algún día tendremos que expresar palabras propias. Alguna vez, en nuestra historia particular, deberemos decir una palabra que nos pertenezca a nosotros y esa será nuestra libertad
+VER MÁS
#Ciudadanía

Si en las alturas se ve una ave volar, en algunos corazones nacen alas

Esta simple y al mismo poderosa fotografía, dio una perspectiva nunca antes vista de nuestro planeta/hogar, mostró por primera vez su belleza dentro de la vastedad y soledad del espacio, revelando nuestra ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El viaje a la Luna y su importante legado al movimiento medioambiental

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación