#Trabajo

¿Un millón de empleos de calidad?: La alegría que no llega

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Dentro de los caballitos de batalla de la campaña presidencial de Sebastián Piñera, se prometió crear 1 millón de empleos de calidad bajo los 4 años que dura su administración. A la fecha, la variación acumulada entre los trimestres enero-marzo 2010 y marzo-mayo 2011 equivale a 518 mil ocupados. Vale decir, se habría cumplido un poco más de la mitad de la meta en sólo 14 meses.

Por primera vez, Chile cuenta con una herramienta que permite caracterizar la calidad de los empleos. A diferencia de la encuesta antigua, con la Nueva Encuesta de Empleo (NENE) se puede indagar sobre el tipo de empleos que se están creando y por ello resulta frustrante que el Gobierno no esté incorporando estos elementos en su análisis y en la información que entrega a la ciudadanía.

La tasa de desempleo que se comunicó la semana pasada llegó a 7,2%. Algunos se atreven a hablar de que estamos cerca del pleno empleo y otros transmiten una señal de conformidad en base a una economía que crece y genera cientos de empleos. No obstante detrás de esta cifra se esconde un serio problema, que podría explicar el malestar de los trabajadores y la caída en las expectativas de encontrar un empleo, de acuerdo a datos de Libertad y Desarrollo.

Al revisar en detalle los 518 mil empleos (lo cual también podía hacer el Gobierno o cualquier persona que pida la base de datos al INE, con cuya información construimos el gráfico que encabeza esta entrada), nos encontramos que el 60% corresponde a trabajo por cuenta propia, familiar no remunerado, personal del servicio doméstico o empleador de menos de empresas de menos de 5 trabajadores, es decir, que no están vinculados necesariamente a políticas o planes de empleo del gobierno y que no están cubiertos por los sistemas de protección clásicos del trabajo. 

Y los cuenta propia no son precisamente emprendimientos robustos ni trabajadores independientes de alta calificación, como nos quieren hacer creer, sino que el 80% corresponde a jornada parcial de 1 hora, 5, 10 o 20 horas y oficios de muy baja calificación, el típico empleo informal para parar la olla.

Bueno, al menos nos queda un 40% de empleos asalariados, podría decir el lector, donde debería observarse mayores niveles de protección y estabilidad. Lamentablemente aquí también hay malas noticias: el 100% de los 209 mil empleos asalariados acumulados en el período son tercerizados, vale decir, subcontratación, suministro de trabajadores o enganche.

Aún más, el fenómeno del subempleo (personas que trabajan tiempo parcial, desean trabajar tiempo completo, pero no encuentran este tipo de empleo) ha alcanzado los valores más altos desde que es posible medirlo, llegando a 712 mil personas subempleadas, principalmente mujeres y zonas afectadas por el terremoto. ¿Este el país que queremos reconstruir?

Chile arrastra un problema severo en el mundo del trabajo, que puede estallar en cualquier momento si no se toman los resguardos que posibiliten avanzar en la creación de empleos de calidad, en donde se respeten los derechos de los trabajadores. No podemos seguir ocultando información a la ciudadanía, es urgente instalar un debate nacional sobre el tipo de empleos que se están creando.

Hace unos meses se nos prometió que la tendencia iría cambiando y se reemplazarían los trabajos precarios por otros con mayor protección; algo así como la teoría del chorreo laboral. Sin embargo, pasan y pasan los meses y en vez de mejorar, la situación empeora y nadie dice nada porque la tasa de desempleo es de 7,2%. Hemos sido especialistas en diseñar bonitas fachadas para Chile, con buenos datos macroeconómicos, pero con graves deficiencias a nivel micro.

Ya ha sido suficiente con el caso de La Polar y con la crisis en el sistema educacional; la población ya no está en condiciones de aceptar más publicidad engañosa, se había prometido que el millón de empleos sería de calidad…¨

* Por Gonzalo Durán y Marco Kremerman, Investigadores Fundación SOL

@lafundacionsol

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

26 de Julio

Si estamos relativamente claros que queremos convertirnos en un país del primer mundo es urgente empezar a definir qué realidad laboral creemos que se corresponde con ese Chile desarrollado. A veces da la impresión que queremos vivir como europeos con la gente trabajando en condiciones más parecidas a los del sudeste asiático.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad