#Trabajo

Teletrabajo: el siguiente paso

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Una de las características centrales de los tiempos que vivimos tiene que ver con el incesante desarrollo tecnológico. Los avances en las telecomunicaciones y la informática nos permiten enfrentar situaciones que hace solo 50 años pertenecían a las novelas de ciencia ficción, tales como las llamadas telefónicas con video, el envío de información al otro lado del planeta en segundos y la posibilidad de tener reuniones en tiempo real con voz e imagen entre cinco personas ubicadas en los cinco continentes.

También la vida en nuestros tiempos, en las grandes ciudades, presenta grandes problemas de congestión vehicular y contaminación. En nuestro Santiago este problema adquiere ribetes de gravedad toda vez que se dispara año a año la venta de vehículos. El transporte público parece no repuntar en la calidad de su servicio y vivimos frecuentes episodios de alertas y emergencias ambientales en invierno. Asimismo, los tiempos de desplazamientos son enormes, lo cual resta un valioso espacio a la vida familiar, la crianza de los hijos y la vida en pareja. Un habitante de nuestra ciudad permanece nueve horas en el trabajo y a eso fácilmente se le pueden sumar dos horas de traslados.


Se puede impulsar una vida laboral que gracias a las tecnologías de la información se puede realizar desde el hogar, disminuyendo notoriamente la congestión vehicular, los episodios críticos de contaminación, llevando a cero los tiempos de desplazamiento y la posibilidad de contar con ese invaluable tiempo en familia.

Para muchos es posible viajar en el metro para reducir algunos minutos ese traslado, pero ya sabemos las condiciones de hacinamiento que se deben soportar durante esos minutos. Estamos hablando de 11 horas fuera del hogar, y si se duermen ocho horas solo quedan cinco horas para la familia, los intereses personales, el deporte, entre otros. Como siempre deseamos más tiempo para esos importante espacios de esparcimiento y para la familia. Lo que ocurre es que entonces se quita tiempo al descanso y se duermen cinco ó seis horas con el consiguiente daño psicológico y corporal que ese mal hábito genera con el tiempo. Debemos preguntarnos entonces: ¿es productiva la manera en que abordamos el trabajo? ¿Este enorme sacrificio en calidad de vida implica una mayor productividad laboral?

Como se puede observar, la combinación de las ideas recién expuestas nos llevan inevitablemente a pensar en la necesidad concreta de explorar el teletrabajo como una vía que nos ayude a solucionar los problemas de nuestros tiempos, aprovechando al mismo tiempo las ventajas que nos brinda la modernidad. De esta manera se puede impulsar una vida laboral que gracias a las tecnologías de la información se puede realizar desde el hogar, disminuyendo notoriamente la congestión vehicular, los episodios críticos de contaminación, llevando a cero los tiempos de desplazamiento y la posibilidad de contar con ese invaluable tiempo en familia.

En Chile desde el 1 de abril de 2017 es posible legalmente de acuerdo al código del trabajo optar por el teletrabajo. Este acuerdo entre empleador y trabajador debe estar señalado en un anexo de contrato en donde se fija la nueva dirección del desempeño (hogar u otro que se determine), la forma de controlar la gestión y la productividad. Esta opción puede también ser rechazada por el empleador en la medida que las funciones requieran de una importante presencia física en el lugar de trabajo. En el Estado aún no se cuenta con instrumentos claros que permitan a los funcionarios públicos esta modalidad aunque existen servicios públicos que están explorando esta posibilidad tales como el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi), que ya mantiene un sistema de teletrabajo para algunas de sus funciones, lo mismo que el Consejo para la Transparencia.

Hacer un levantamiento de las funciones posibles de hacer desde un lugar diferente a los edificios corporativos es esencial para avanzar en este tema. Es curioso ver cómo desde las oficinas de los edificios empresariales o institucionales están enviándose correos electrónicos a metros de distancia, para hablar se usa el teléfono IP y muchos comen en sus propias estaciones de trabajo. Cuando deseamos enviar un informe o incluso comentar alguna idea se usa el e-mail o algún sistema de chat, a metros de distancia.

¿Es necesario estar toda la semana en esa oficina para producir lo mismo y tener la misma comunicación con los pares y jefaturas? Sin duda hablamos de un cambio en la forma de entender el trabajo, que no solo involucra a los trabajadores, sino que quizá principalmente a las jefaturas que deben avanzar desde una conceptualización concreta y física del trabajo, a una forma de producir en la virtualidad y a distancia.

Este paso debe darse ahora, y de manera urgente pues permitiría mejorar hoy la calidad de vida de los ciudadanos en variados aspectos como los ya vistos. Debe ser ahora, pues ese cambio se instaurará inevitablemente con las nuevas generaciones. ¿Para qué esperar 20 ó 30 años para usar la tecnología que ya tenemos hoy?

Columna escrita por Pedro Palominos y Juan Barrientos

TAGS: #Teletrabajo #TIC #Usach

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

¿Cuál es el destino de un pueblo que aparentemente desea las imágenes borrosas que proyectan sus líderes, quienes simultáneamente esconden las llaves de la puerta de salida de la caverna donde estamos ...
+VER MÁS
#Sociedad

Vivir en la caverna

El descontrol es demostrativo de que la autorregulación no funciona.
+VER MÁS
#Sociedad

Con la ética por los suelos

Sí podemos sentir el sol como el calor en la piel –pero eso ocurre sin tenerlo a la vista. Sabemos que ese calor es sol, pero indirectamente.
+VER MÁS
#Cultura

El sol conversa con René Descartes

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?