#Trabajo

Productividad y Demandas Ciudadanas

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Es de vital importancia, si se quiere llegar a ser un país desarrollado, que desea entregar mayor bienestar económico a su población, ser eficiente; es decir, tener un alto índice de productividad laboral.

Los economistas hablan de la baja productividad de Chile y quiero reflexionar como ésta se une a las actuales demandas de la ciudadanía.

De acuerdo a estimaciones de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), durante 2012 la economía chilena habría registrado, por primera vez desde 2007, un aumento en la productividad total de factores, estimando que el aumento fue del orden de 1%,  favorable considerando el descenso de la productividad del quinquenio 2006-2010 que fue en promedio -0,7%.

La productividad total de los factores (PTF) es afectada por  la productividad del factor trabajo y capital o técnica. Dentro del trabajo, la productividad laboral se mide como productividad por hora trabajada. Es decir es la relación entre la cantidad de productos obtenida por un sistema productivo y los recursos humanos utilizados para obtener dicha producción.

Es de vital importancia, si se quiere llegar a ser un país desarrollado, que desea entregar mayor bienestar económico a su población, ser eficiente; es decir, tener un alto índice de productividad laboral.

La productividad laboral o productividad por hora trabajada, se mide entonces como el total producido por un país dividido por el total de horas trabajadas, por toda su fuerza laboral.

En este contexto frente a los países de la OCDE quedamos muy mal parados, de los 39 países medidos, estamos en el penúltimo lugar, solo superando a México. Chile aparece con 21 US$ de PGB por hora trabajada, cuando el promedio de la OCDE  es 45 US$ y el más productivo, Noruega, tiene 83 US$. Estamos muy lejos de considerarnos un país eficiente.

Entonces, cabe preguntarse: ¿Qué influye en el aumento de la productividad laboral, tan necesaria para mejorar las remuneraciones? Los expertos podrán plantear varias causas, entre ellas: acceso a la tecnología, la relación de stock de capital por trabajador (que el trabajador tenga más y mejores herramientas de trabajo), las regulaciones innecesarias y excesivas, que aumentaban los costos, la motivación de los trabajadores, el acceso a la tecnología, la paz social, la creatividad y sobre todo las capacidades de su fuerza laboral.

Entonces, teniendo presente que el acceso al capital es importante, volvamos al centro de la preocupación nacional por estos días. Necesitamos personas más educadas, más capacitadas, si queremos llegar a ser parte del club de los países desarrollados. Es un imperativo ético y moral, pero también es un requisito económico-social, mejorar la educación y las capacidades de  todos los que vivimos en este país. No es coincidencia que en los demás países de la OCDE se trabaje menos y se gane más. Italia, Canadá y tantos otros, con más de 40 US$ de PGB por hora trabajada, nos doblan en productividad. Entonces el camino a recorrer es largo.

Es necesario entender que la educación no es un gasto sino una inversión, y así como estamos dispuestos a invertir en puentes y caminos, deberíamos estar dispuestos a invertir en la educación de nuestros hijos, o nunca podrán vivir en un país realmente desarrollado. La educación y capacitación no podemos dejarla a la buena voluntad de cada persona, debería ser una prioridad de país, porque sin ella, no alcanzáremos nunca a  los países más ricos. Educación que debe ser para todos, no basta con unos pocos, como muy bien lo entienden en los países más ricos de la OCDE.

Carmen Gloria López,
Directora Ejecutiva Fundación Emplea

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Para Arendt, Eichmann no era el «monstruo», los actos no eran disculpables, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócr ...
+VER MÁS
#Justicia

Osvaldo Romo Mena: la banalidad del pasado en el presente

Se dice de Oyarzún que fue tan ingenuo como filósofo. Tan niño como angustiado. Tan poeta como burócrata
+VER MÁS
#Cultura

Poesía y filosofía en un olvidado Luis Oyarzún

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Popular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Con la predictibilidad lo propio de lo humano, la creatividad, el asombro, la resiliencia, se dañan o atrofian, o son subyugadas al autodeterminismo de  las profecías autocumplidas
+VER MÁS
#Educación

El exceso de predictibilidad está 'matando' a nuestros estudiantes