#Trabajo

Empaquetadores: ¿tienen derechos laborales?

24
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Miles de jóvenes se movilizan en todo Chile por la educación. Muchos de ellos deben trabajar para pagar estudios y gastos asociados. Es así que han surgido cientos de empleos que de una u otra manera sirven de apoyo al “endeudado estudiante chileno”. Uno de esos trabajos es el de empaquetador de supermercado, al que sólo pueden acceder estudiantes. Es precisamente su deplorable condición laboral lo que me mueve a escribir estas líneas.

Hace unos días, escuché a la Ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, anunciando  reformas laborales para fines de este año. Con cierto asombro trato de comprender que sea la derecha (coalición asociada a los grupos empresariales) quien se interese por legislar y mejorar la situación laboral de los y las jóvenes que empaquetan las ventas de los supermercados

Se trata de jóvenes que trabajan pero que no tienen derechos laborales básicos: no se les paga un sueldo (reciben la propina), se les cobra por estar ahí, reciben órdenes bajo dependencia y subordinación, tienen estrictas reglas de conducta, se les cobra el uniforme, no tienen seguro contra accidentes, además. Sin embargo, la opinión pública y sobre todo las autoridades, han hecho la vista gorda ante esta situación indigna para un país que se jacta de pertenecer a la OCDE.

Sigo oyendo y pongo atención a los dichos de la ministra refiriéndose a la paupérrima realidad de los empaquetadores “esa situación es intolerable y la vamos a acabar”. Anuncia y promete: “1) Esos jóvenes no van a tener que pagar nada por tener turnos; 2) el uniforme se les dará gratis; 3) no pueden realizar absolutamente ninguna otra labor dentro del supermercado, sólo empaquetar; 4) tendrán seguro de accidente de trabajo, de trayecto y derecho a entrar a los baños o un lugar donde descansar; 5)  no van a ser contratados por el supermercado. Lo que hemos visto es que si obligamos a los supermercados a que los contraten lo más probable es que lo reemplacen y se mate esta fuente de ingresos.”

Destacó que le ha dado urgencia a uno de los tres proyectos de ley que existen al respecto. Se trata del presentado por el senador de derecha Carlos Bianchi,  que plantea no otorgarle el carácter de contrato a la relación entre empaquetadores y supermercados. Significa que no tendrán los mismos derechos que otro trabajador, como tampoco una remuneración.

Todo esto basado en el supuesto de que los empaquetadores perderían todo beneficio social o becas sólo por el hecho de poseer empleo. 

Así las cosas hay cuestiones que no calzan. ¿Cómo se cumplirán los dichos de la Ministra con este proyecto? ¿Por qué se opone el legislador a que los empaquetadores sean remunerados como cualquier trabajador? Imposible no pensar que hay más voluntad de  proteger los intereses de los supermercados que los derechos de los jóvenes trabajadores.

¿Por qué no se puede establecer que se remunere al empaquetador en proporción al sueldo mínimo mensual, según las horas trabajadas al mes, sin que ello signifique una pérdida o detrimento de sus beneficios sociales, ya que así lo contemplaría el mismo código del trabajo?

En sus fundamentos este proyecto también plantea que si los empaquetadores son contratados por los supermercados éstos preferirían reemplazarlos por algún sistema de empaque automático,  matando esa fuente de ingresos.  Pero ello no ocurriría si se deroga como causal de despido la ultra manoseada “necesidad de la empresa”, que en definitiva se presta para abusos empresariales, causal que ha sido utilizada de manera arbitraria por los empleadores cuando desean echar a sus trabajadores.  Al derogar ésta norma simplemente los supermercados no tendrían la facultad de despedir a los 25.000 empaquetadores existentes en Chile.

Sin duda alguna, se debe avanzar hacia la regularización del trabajo de los empaquetadores de supermercado, pero se debe tener cuidado en cómo se realizan tales reformas, si otorgando su derecho como trabajadores y protegiéndolos o simplemente acomodando un sistema que vele por la mantención de los privilegios del retail.

Los y las jóvenes empaquetadores también son estudiantes y están siendo perjudicados por el mismo sistema económico, ese que convierte los derechos sociales en una mercancía con la cual lucrar. Ese sistema que hace que tengan que pagar por trabajar y  endeudarse por 30 años para pagar una carrera, de mala calidad y en la cual luego no tienen trabajo.

Por todo esto, es que espero que las promesas de la Ministra tengan respaldo real y puedan concretarse y también que muchos y muchas despierten del largo letargo que hagan efectivo que los/as jóvenes empaquetadores sean sujetos de derechos laborales. Hoy sabemos que las cosas pueden cambiar con organización y participación ciudadana, con empoderamiento en las decisiones públicas. Finalmente de eso se trata la verdadera democracia.

——–

Foto: Tresparrafos.com

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

29 de septiembre

Increíble la propuesta de que se elimine la causal de “necesidades de la empresa”. Lo que propone el autor es que se entregue, a forma de patrimonio, un puesto laboral como empaquetador. O sea, que reciba un sueldo y protección social por parte del supermercado; obviamente que tengan toda la flexibilidad para ir o no ir a trabajar, etc,etc.
Los empaques partieron como un oficio circunstancial, en que los niños y jóvenes ganaban un ingreso esporádico con eso; las circunstancias del tiempo y lo lucrativo (ojo, de las propinas) hace que se transforme en un apetecido oficio, que ahora lo quieren, mas que estandarizar, convertirlo en un derecho adquirido. Seguramente lo querrán acompañado de una ley que prohiba a los supermercados generar soluciones autómatas de empaque.
Eso es pasarse para el otro lado; de evitar algunos abusos a convertirlo en un bien patrimonial de los trabajadores.

29 de septiembre

Malo el artículo, sesgadísimo. Concuerdo con Arturo, la eliminación de necesidades de la empresa puede tener consecuencias gravísimas, sería imposible despedir a alguien aún teniendo motivos.
Pero no sólo eso, me parece estupenda la idea de la Mathei de otorgarle ciertos derechos sin tener contrato, con eso se les protege, pero se les da una fuente laboral. Esta es una buena fuente de ingresos para muchos estudiantes, y si se ponen miles de trabas, probablemente se acabarán los empaquetadores igual como en todos los países más desarrollados. Y los únicos perjudicados con eso son los estudiantes. Si seguimos ultraregulando el mercado laboral cada vez será más difícil encontrar trabajo a mujeres y jóvenes, me extraña que no se den cuenta de eso. Hay tremenda ingenuidad en creer que medidas reguladoras no terminan al corto plazo perjudicando a los mismos que intentan proteger.

30 de septiembre

Fernanda, una consulta, ¿Porqué se usa las necesidades de la empresa para despedir a alguien teniendo motivos para hacerlo? ah? Precisamente porque no hay necesidad de probar nada. Cinismo puro. O tienes motivos o no los tienes. Y si tienes motivos hazlo como corresponde…

Entrando al tema de los empaquetadores, existiendo subordinación o dependencia, obligaciones, horarios a cumplir, está más que probada la relación laboral.
¿Pero como se determinaría la remuneración?

mario caceres

06 de mayo

La esta, si en definitiva se deben contratar y por ende adquieren todos los beneficios del resto delos trabajadores,decir que losempresarios son solode la derecha tu vives aun en la antiguedad, entonces debes actualizarte . .. tanto la derecha como todos los sectores de chile tienen empresas y todos tratan de robar ya sean impuestosg o a los trabajadores

J

leo

09 de marzo

Esta página ofrece un sistema de toma de turnos gratuita. Es como una organización que apoya a grupos de empaques independientes, es buena alternativa para que no les cobren por una pagina para trabajar. Saludos

http://www.proyectonero.cl/

29 de septiembre

Leo los comentarios anteriores y no lo creo. No puedo creer que una vez más, nos estemos tragando el cuento de que cualquier derecho laboral es un desincentivo al trabajo, el emprendimiento, el desarrollo y, en suma, el progreso. Me asombra que el imperio de las libertades omnipotentes de las empresas del retail frente a un puñado de cabros que cuentan las chauchas pa ayudarse como pueden (¿¿Un oficio apetecido??) puedan más que la dignidad que cualquier trabajador merece de, por lo menos, arrimarse a una caja a empaquetar en bolsas sin que se les cobre una suerte de “impuesto” a cambio de nada. Es de chiste: empaquete, paque por su delantal, pórtese así, pague por su derecho a ser menoscabado y no sea subido por el chorro. O sea que es razonable, decente y de sentido común que esa plata salga del bolsillo del Estado? No. Del de los trabajadores? No. Desde luego que quienes prestan servicios a una empresa deber ser pagados y contratados por esa empresa.

Cualquier otro arreglo es producto de la esquizofrenia a la que nos confronta cotidianamente el libremercado.

Sebastián, suerte con la pelea. Está visto que la van a tener difícil, con esta ministra y estos ciudadanos solidarios. Fuerza.

30 de septiembre

Ok, lo paga el supermercado, pero ¿estaríamos todos de acuerdo con eliminar la propina?..

29 de septiembre

Con respecto a los primeros comentarios; Si el trabajador no va a trabajar, este será despedido por falta al contrato y no por necesidad de la empresa. Hablas de un “apetecido oficio” ; puede ser, pero no es un regalo ni una limosna el joven está ejerciendo un trabajo y como tal debe estar regulado igual a otro trabajo. Lo que se logra con “otorgar ciertos derechos” sin contrato, es flexibilizar mas el mercado laboral y esto va en directo desmedro del trabajador. Porque un trabajador tiene “cierto derechos” y no “todos los derechos”? además de fijar una lógica de flexibilización absoluta se cae en una discriminación total al establecer trabajadores de primer y segundo nivel.

30 de septiembre

Estimado
¿Saben cuanto puede ganar un empaquetador de supermercado? MUCHO mas que sueldo mínimo, en épocas navideñas, en supermercados de barrio alto pueden llegar a los 30.000 diarios, o mas aún…que no tributan a la renta, ojo. Por lo tanto, SI, es apetecido. Y mas, aún, si, como dice el autor, se elimina la posibilidad de sacarlos. Entonces, con sueldo base, si por ejemplo hace mal su trabajo, se quiere sacar ¿cual sería la indeminización? ¿el promedio de sus ultimas rentas, incluidas las propinas?
Si todo se piensa con el fin de que ganen plata todos los oficios, entonces podríamos proponer un sueldo para los artistas de las esquinas que hacen malabares frente a los automovilistas, u otros oficios esporádicos.
Estoy de acuerdo con mejorar sus condiciones, y regularizar su situación laboral, pero de ahí a entregarles estatutos de inamovilidad y otras, es una gran diferencia.

30 de septiembre

Arturo,

Tu visión es absolutamente sesgada, primero que nada, hay varios trabajos bajo contrato en que se reciben propinas por ejemplo moso de restaurant u operador en bomba de bencina, si deben pagar impuestos o no por recibir la propina puede quedar a discusión. Lo que creo que se debe tener en cuenta es que ellos prestan un servicio no al cliente del supermercado, si no que le prestan un servicio AL supermercado, y ese servicio es imagen y orden, bajo ese concepto y bajo el concepto de que ellos reciben órdenes bajo dependencia y subordinación, es que pasan a ser empleados.

A mi parecer acá existe un abuso de las empresas, no solo trabajan sin contratos y sin beneficios, si no que además deben pagar por trabajar, cosa que es completamente ilegal (recordar caso de las fondas hace unos años) pero que nadie quiere castigar.

Por otra parte la comparación que haces entre estos chicos y los artistas callejeros me parece absurda, estos chicos trabajan para una empresa donde se deben regir por un sin fin de regulaciones que esta les da, pero donde no se les entrega ningún beneficio legal, en cambio el artista callejero, está ahí por desición propia, trabaja cuando quiere y se va cuando quiere, nadie le dice que hacer y mucho menos su trabajo beneficia a otros!!!!, solo se beneficia a si mismo, cosa que no ocurre con los empaquetadores.

SI estos chicos fueran a los supermercados por desición propia, a la hora que quieren, vestidos como quieren, tomando descansos y actuando como quieren y trabajaran bajo ese concepto, entonces estaríamos hablando de un oficio que no tiene relación de dependencia, pero como no es así el supermercado se beneficia gratuitamente de estos chicos y el beneficio que ganan es IMAGEN!!!! para los clientes del supermercado los empaquetadores son parte del supermercado, no independientes de el, por lo que estos chicos pasan a ser un “servicio” que el supermercado ofrece a sus clientes, se entiende?, es decir el supermercado ofrece a sus clientes el servicio de empaque (te recuerdo que si bien ganan mucho muchas veces no les dan nada, porque muchos deben asumir que reciben sueldo, eso te lo firmo acá y ahora), servicio que como cualquier otro trabajo debe ser remunerado y regulado.

Bueno eso, me parece muy comodo decir que hay oficios y trabajos como separandolos, es como decir que hay ciudadanos de primera, segunda y tercera linea.

Saludos
JMS

30 de septiembre

Estimado, estoy de acuerdo.
Hay que regular el tema. Pero el centro de mi crítica es que el autor promueve eliminar la capacidad de removerlos. O sea, obligar a contratarlos y no poder sacarlos, que es, en suma, entregarles como patrimonio un trabajo QUE NO ES MAL REMUNERADO dada la nula necesidad de capacitación que se requiere.
Otra cosa son los abusos, el que les cobren, etc. Eso debe corregirse, sin duda.
Y, aceptando el hecho de que el supermercado los contratase, dada la subordinación y dependencia, este podría prohibir las propinas, exigir asistencia y presentación, y si hay mal desempeño, sacarlos. O sea, se cambia por completo el modelo laboral, pero hay que entender que hay cosas que los empaquetadores ganarían, y otras que perderían….lo que se impulsa es que ganen en todo, a través de inamovilidad, etc, lo que me parece totalmente injusto y mañoso.

30 de septiembre

Arturo,

Cuando hay incumplimiento de contrato, tienes todo el derecho a terminar la relación laboral, el eliminar la “necesidades de la empresa” no es para perpetuar a los chicos, es para eviatr que se les eche sin justificación, con este pequeño truco las empresas son libres de echar a quien quieran y cuando quieran, ese es el problema, si los chicos hacen mal su trabajo, o hay exceso de ellos, bueno se tendrá que despedir gente, pero eso está permitido.

Hay que entender que eliminar este punto no quiere decir que no se pueda despedir gente, eso es extremista, antes de que existiera esto, igual se podía despedir gente, lo que pasa es que era más engorroso, porque lo tenías que justificar y hacer todo el tema con la inspección del trabajo y bla bla bla, siempre que haya causal se puede despedir.

Lo que no es correcto (y a lo que se va en el fondo) es que el supermercado diga, como ahora les tengo que pagar ya no me sirven y corto los empaquetadores, porque es un abuso empresarial.

Respecto a las propinas es una tontera detenerse en ese punto, no es lo sustancial, si el supermercado corta o no la propina es otra cosa, ahora bien, es muy dificil de controlar y no afecta en nada al supermercado y como te he dicho antes, hay trabajos que trabajan con sueldo base y propinas.

Saludos

30 de septiembre

A juzgar por los dichos del autor, la Ministra debe tener intereses en el retail y tiene que estar pagando favores a cambio de algo… Sesgo… El asunto es simple: si uno encarece una actividad laboral asociándole costos al que la hace posible, en este caso el supermercado, se corre el riesgo de que el supermercado prescinda de ésta. Eso debe ser medido pues de otro modo podemos estar hablando de pocos casos sin saber. Yo me imagino que las promotoras deben tener los mismo problemas y tal vez ya han resuelto la manera de trabajar. En algunos países hay carteles donde dice: se necesita ayuda. Uno entra y dice: yo ayudo. Negocia, trabaja y al final del día, es remunerado de acuerdo al trato que hizo. Eso está en la base del trabajo. esa dinámica no debe destruirse porque haya personas que crean que los supermercados o el retail o los privados son maquinarias del mal. Personalmente, me gustaría que me preguntaran en el supermercado si quiero ayuda al empaquetar o no al igual que me preguntan si acumulo puntos o quiero donar parte del vuelto. Uno no debería pagarle al empaquetador necesariamente. Debería ser el supermercado. Cuánto ganen, ojalá sea mucho, total igual van a pagar impuestos cuando gasten los estipendios.

30 de septiembre

Se me pasó algo. Los que tenemos que resolver este asunto somos los usuarios de los supermercados. Resolvimos la desaparición de las monedas de a peso negándonos a regalarlas sin que nos pregunten. Podemos provocar que los supermercado deban formalizar el trabajo de empaquetador negándonos a darles plata por empaquetar. Distinto es si le llevan las bolsas al auto. Pero por empaquetar, ese es un servicio que uno supone que es prestado por el supermercado. Si alguien paga por trabajar, si eso es verdad, es porque le conviene sumando y restando. O sea, debe haber demanda por realizar esa tarea. Es muy raro…

30 de septiembre

INCREIBLE CIERTOS COMENTARIOS EN APOYO AL RETAIL!!!. CON EXPRESIONES COMO “UN APETECIDO OFICIO” o categorizando a los empaquetadores como trabajadores de segunda clase. Como si no fueran trabajadores. Existe relacion de subordinacion y dependencia, cunplen horarios, utilizan unoforme (estrictamente normado por la empresa), siguen instrucciones del retail, cumplen horarios, trabajn en dependencias de los supermercados, a todas luces hay relacion laboral, y sin embargo de manera ilegal y arbitraria, y violando ttoda la normativa legal nacional e internacional no les pagan remuneracion alguna. Chile perfectamente puede ser condenado por organismos internacionales por violación del articulo octavo del pacto internacional de derechos politicos, economicos y sociales que condena la esclavitud y la sanciona expresamente. Además por violacion de los pactos que chile tiene ratificados con la OIT. Por otro lado, se hace urgente legislar a favor de los empaquetadores (TRABAJADORES), para que estos gocen de todos los derechos que las leyes y las normas internacionales le reconocen.

De lo que logro entender en este articulo es que los supermercados (unidos a sus amigos de derecha) tienen AMENAZADOS a los empaquetadores (TRABAJADORES) de que si exijen contrato de trabajo, los reemplazarán por un sistema automatico de empaque, cosa que me parece absurda , ya que el empaque es un servicio al cliente, valorado por la empresa como un activo en la captación de clientela, toda vez que su función forma parte de la cadena productiva, agregándole un valor agregado al servicio prestado. por la organización del proceso de producción, el empaque, en la venta directa al consumidor final, es la etapa final del referido proceso, dado que el hecho de empacar es percibido por el cliente como un servicio más prestado por la empresa y por ende produce beneficio a ésta. El empaque, es un servicio de un trabajo que cierra el proceso productivo de la venta. Lo anterior, se sustenta en el artículo 3 inciso 1, letra a.- de nuestro Código del Trabajo el cual define al empleador como “la persona natural o jurídica que utiliza los servicios intelectuales o materiales de una o más personas en virtud de un contrato de trabajo”. En efecto, el legislador considera empleador a quien “utiliza” los servicios de uno o más trabajadores, por lo que , claramente nos encontramos en dicha situación, ya que las empresas de empaque han utilizado los servicios de dichos trabajadores y aprovechado sus beneficios, lo cual se puede traducir en una ganancia económica cuantificable y medible. en ese sentido los empaques generan una rapidez en el proceso de ventas. Sacarlos y reemplazarlos significa un retardante en el proceso productivo,por lo tanto una disminución cuantificable de las ventas y una relentarizacion de las mismas, siendo subvarlorado por los clientes que ya están acostumbrados a éste servicio.

Segun lo anterior las AMENAZAS de la derecha y el retail (son lo mismo) solo buscan desmoralizar a los trabajadores- empaquetadores para que no se movilicen por sus derechos laborales. Ellos buscan seguir con propinas, y tambien tener un sueldo base, y tambien exigen no perder su fuente laboral, exigen que no se les aplique (solamente a ellos), la causal de despido (arbitraria) de “necesidades de la empresa”. Buscan que se les reconnozcan los derechos historicos que se han conseguido con sudor por las cientos de luchas que han dado los trabajadores. La sangre derramada no es en vano. Que se le reconnozcan a estos jovenes todos sus derechos laborales y PUNTO.

30 de septiembre

Como autor del articulo me considero un buen receptor de criticas y alabanzas. La autocritica y la capacidad de reconocer mis propios errores son valores que me acompañan al leer los distintos comentarios.

Como primer punto, debo corregir una situación, al final del articulo dice que soy vocero de la grupación de empaquetadores, situación que desmiento categóricamente , si bien pertenezco a tal agrupación (red de empaquetadores), ésta aun no cuenta con vocería pública, lo que significa que no puedo arrogarme un cargo politico que no corresponde.

Segundo, ante las criticas al articulo, y en lo personal declaro lo siguiente:

A) La situación laboral de los empaquetadores es deplorable, siendo objeto ellos de una vulneración gravísima al derecho nacional e internacional de los trabajadores. Como se sabe sus condiciones son pauperrimas y peor aún existe un proyeto de ley que busca dejarlos en la mas completa indefensión laboral, en cuanto no le reconoce un contrato de trabajo ,desde ya existente por le solo hecho de existir relación laboral, pues se dan las condiciones objetivas para ello según la normativa legal vigente. (El contrato es consensual, no requiere escrituración),

B) Como trabajadores, son sujetos de todos los derechos que contempla la normativa legal vigente nacional e internacional.

C) Es un trabajo como cualquier otro, ya que satisface necesidades comunes y corrientes, lo que significa que no se debe categorizar como un empleo “apetecido” que se preste para vulneraciones en sus garantias.

D) Los empaques buscan no perder su fuente laboral, ante lo cual se debe garantizar la mantención de ellos en sus puestos de trabajo. Para lo cual el poder legislativo debe asegurarnos nuestra mantención allí.La causal legal de despido de “necesidades de la empresa” es una arbitrariedad en la cual cabe el capricho del empleador cuando busca desvincular a un trabajador y en el caso de los empaques no debe aplicarse, ya que significaría el despido de mas de 20 mil trabajadores. Si desean despedir a un trabajador, que utilicen las demás causales del codigo del trabajo. El retail tiene dinero suficiente para garantizar un sueldo base, sumado a las propinas.

E) La flexibilización laboral constituye un retroceso en las conquistas historicas de los trabajadores, como consecuencia dejar sin contrato a los empaquetadores significaria disminuir sus garantias basicas irrenunciables como trabajadores, y la violacion de normas internacionales.

Por un trabajo digno.

Mikaella

20 de junio

Soy propinera desde los 15 con mi permiso notarial quecorresponde ahor tengo 18 años el problemas es que me hecharon por estar embaraza tengo 6 meses y quiero saber si es posible hacer algo para que no me hechen o bien hacer una demanda por descriminacion

Juan "EL PROBLEMATIK" edition

05 de noviembre

terrible maraca

JUan

05 de noviembre

yo encuentro q l valdes se como e

ignacio acevedo

05 de noviembre

yo opino también que el valdez es maraco

ORLANDO MORALES ZAMBRANO

28 de marzo

Los que reúnen jóvenes para realizar esta labor son unos “SIMBERGUENZAS” APROBECHADORES JENTES SIN ESCRUPOLOS que se lucran con el trabajo de estudiantes, cobrándoles una cantidad de dinero mensual, por querer ser algo en la vida , lo mas humillante es que los que los tienen a cargo son burros parados en dos patas perdonen lo que digo pero fui testigo de esta situación en donde un estudiante fue humillado y despachado, por un pelafustán que con suerte sabe como se llama.
Y así Chile se jacta estar considerado como un país desarrollado con este tipo de patanes jamás.
Si alguien me puede orientar en este tema, es muy molesto vivirlo y verlo.
Bueno que mas se espera si en los gobiernos y políticos son de la misma calaña.

simon

14 de diciembre

siempre se abusa contra el empaque tanto de los encargados como de los jefes del supermercado, lamentable. Hay una organización que esta haciendo buen trabajo con el tema de empaques, se llama http://www.proyectonero.cl es una plataforma para tomar turnos, en mi super no cobran nada, hay que tedener el abuso contra este tipo de trabajo :/

leo

09 de marzo

Esta página ofrece un sistema de toma de turnos gratuita. Es como una organización que apoya a grupos de empaques independientes, es buena alternativa para que no les cobren por una pagina para trabajar. Su visión es acabar con las empresas que lucran a costa de los empaques!, Saludos Compañeros!.

http://www.proyectonero.cl/

Andrea

06 de abril

La solución para terminar con estas irregularidades de una vez por todas, es que se haga la prueba de que todos los empaquetadores hagan una especie de huelga y no trabajen durante una semana ….a lo largo de todo Chile y los mismos días para ver y dimensionar realmente lo que se necesita este servicio. Creo que los supermercados se desesperarían ya que las pérdidas serían muy notorias ya que la demanda por parte de sus clientes disminuiría por la deficiencia de su servicio. No entiendo por qué el cliente como persona natural tiene que ” hacer el sueldo” de estos jóvenes. Todos tenemos gastos, familias , hijos y también, por cierto, somos trabajadores. Los supermercados son grandes conseciones y no creo que realizar las cosas como se deben, contratando a estos jóvenes, dando las necesidades mínimas de seguridad a sus empleados les cause mucho problema y desequilibrio económico.
Lo que me molesta es que Todo recae en el cliente, quienes nos encargamos de hacerlos a ellos mas ricos, que compramos muchas veces sin necesidad. Es un aprovechamiento y debería ser un servicio gratis para el cliente otorgado por el supermercado en cuestión. Hoy mismo tuve una pésima experiencia en Jumbo Peñalolen con una cajera, Claudia Navarrete, quien me dijo que era mi obligación como cliente darle propina al empaquetador, que ellos no trabajan gratis y que por ley estaba estipulado así, que nadie trabaja gratis, que todos trabajamos por plata… En fin esto terminó cuando solicité a la jefa

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Han pasado meses y la estúpida guerra de “dictadura sale con votos” versus “dictadura sale por presión internacional” se consume la mente de los venezolanos, cuyos líderes no hacen nada más sino ...
+VER MÁS
#Internacional

¿Será que no hay otro sueño posible para Venezuela?

Es tiempo de levantar la cabeza y volver a soñar en una sociedad distinta, un modelo donde el trabajo, la educación, la cultura, el amor, el desarrollo integral nuestro, sea parte de un todo
+VER MÁS
#Ciudadanía

Es tiempo de despertar

Somos aún uno de los grupos más vulnerados que está inmerso en una sociedad que cuenta con algunos sectores que niega con violencia nuestra existencia.
+VER MÁS
#Género

TRANSitemos a un mundo mejor

Cómo explicarnos que en el siglo XXI se apliquen prácticas crueles e inhumanas y quiten la vida a personas que hacían una tarea; cómo explicarnos que corten de tajo los sueños y aspiraciones
+VER MÁS
#Internacional

Qué hacemos. Aquí #NoSonTresSomosTodxs

Popular

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores

El santuario de la naturaleza “Dunas y Humedales de Putú” constituye un complejo ecosistema que pertenece a la eco región mediterránea nacional, la cual ha sido considerada a través de una serie de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Dunas y Humedales de Putú: Un desafío para la conservación de los bienes comunes de identidad territorial